Estos son los 5 viruses más peligrosos en el planeta

A estas “nuevas enfermedades”, conocidas mejor como enfermedades emergentes, se les estudia desde sus padecimientos relacionados con los agentes, factores causales y su condición epidémica.

Imagen: http://www.nbcnews.com/

El concepto de enfermedad ha variado con el paso de los tiempos. Y pese a que un cuerpo ha padecido desde siempre síntomas como dolor, tos, disnea, fiebre, náuseas, vómito, diarrea, sangrado, el agente causal y los factores que condicionan a la enfermedad pueden ser numerosos y diversos. Principalmente desde que hay enfermedades con una aparición reciente –no conocidas anteriormente–, por lo que implica que están en pleno proceso de identificación y conocimiento tanto de extensión como gravedad. 

A estas “nuevas enfermedades”, conocidas mejor como enfermedades emergentes, se les estudia desde sus padecimientos relacionados con los agentes, factores causales y su condición epidémica. Por ejemplo, como lo plantea la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México –UNAM–, la enfermedad ulcerosa péptica:

Primero se consideró que la situación anatómica de la lesión o cráter ulceroso era el resultado de la acción mecánica de los alimentos y que por ello bastaba con la remoción quirúrgica del cráter ulceroso para curar la enfermedad, el tratamiento entonces consistía en la piloroplastía con o sin vagotomía o la gastrectomía. Después se asocio la enfermedad ulcerosa a la hiperacidez relacionada al stress y a distintos tipos de personalidad, manejándose con dieta, lácteos, antiácidos y psicoterapia. Mas tarde se identificaron los receptores de histamina y se bloquearon con medicamentos como la cimetidina. Finalmente, se identifico la posibilidad de que sea debido a un agente infeccioso Helicobacter Pylori, transformándose su tratamiento en el de una enfermedad infecciosa.

 

Los virus infecciosos que han tomado mayor popularidad en los últimos meses, han sido el Ébola y el Zika. No obstante existen otras enfermedades emergentes que pueden convertirse en poderosos enemigos de la vida y salud. A continuación te compartimos nueve patógenos que podrían causar una epidemia catastrófica en un futuro cercano:

Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. 

La primera vez que emergió la epidemia de la fiebre hemorrágica del Congo fue en 1944. Sin embargo se reconoció sólo hasta en 1969, según los datos el Centro de Control y Prevención de Enfermedades –CDC, por sus siglas en inglés–. En caso de epidemia, se estima que su nivel de fatalidad puede alcanzar hasta un 40 por ciento. Los síntomas asociados con este virus son dolor de cabeza, fiebre, vómitos, dolor de estómago y articulaciones; hemorragias por la nariz, rostro, garganta, boca, y moretones serios. Este virus puede ser transmitido a través de la sangre o fluidos corporales.

fiebre hemorragica de crimera congo

Virus de Ebola. 

Se descubrió en 1976, cuando afectó a numerosas tribus de África Central, cerca de las selvas tropicales. Ahora, en los últimos meses, esta enfermedad severa se ha transmitido de animales a las personas. El promedio de fatalidad es de 50 por ciento –hasta un 90 por ciento–. Lo síntomas son: fiebre, vómitos, sangrado y debilidad. La recuperación depende en cuidados, descanso y atención al sistema inmunológico. 

ebola

Fiebre hemorrágica Marburg. 

Existieron dos epidemias misteriosas que ocurrieron en Europa, en la década de los 60, y en un laboratorio con animales en Uganda. Se trata de una alteración del virus de Ébola. Se cree que el virus reside en los murciélagos de frutos, de la familia Pteropodidae. El virus se transmite de murciélagos a personas, y de ahí de humanos a humanos. Los síntomas son: fiebre, dolor de cabeza y músculos, problemas estomacales, letargo extremo y hemorragias. En casos fatales –un 88 por ciento de la población infectada–, la muerte es el final de unos diez días de sufrimiento. No hay tratamiento ni vacuna disponible. 

fiebre hemorragica Marburg

Virus de Lassa. 

Alrededor del 80 por ciento de las personas con este virus, nunca tienen síntomas –lo cual hace difícil de detectar el virus–. Se trata de una enfermedad de origen animal que se transmite a las personas vía el contacto de la comida con heces u orina de las ratas. Puede expandirse de persona a persona vía sangre infectada o fluidos corporales. Si hay síntomas, éstos incluyen fiebre ligera y debilidad, enrojecimiento en los ojos, inflamación facial, vómitos, problemas para respirar y dolor severo. Un por ciento de la población infectada puede resultar en muerte.  

virus de lassa

Chikungunya. 

Este virus se origina por un mosquito tigre de Asia, conocido como Aedes aegypti. Estos mosquitos también provocaron la epidemia de la dengue; desencadenando problemas de fiebre severa, debilitamiento y dolor de cabeza y músculos, fatiga, náuseas, fatiga y urticaria. Si bien algunos pacientes pueden recuperarse, en la mayoría de las ocasiones el dolor persiste a lo largo de meses y años. No hay vacuna ni tratamiento disponible. 

 



Estas fotos te darán una idea de cómo se ven tus alimentos a la hora de cosecharlos

Muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores.

Parece fácil: estar en la mesa del comedor con un bocado de una jugosa piña en la boca, esa frescura acidulce del desayuno que nos brinda una cantidad desbordante de nutrientes y un placer inexpresable a los primeros momentos del hambre matutino. Es realmente un instante sencillo que tan sólo requirió ir al mercado a comprarla, cortarla con cuidado y servirla fresca y amarilla. Sin embargo, ¿cuál fue el proceso que pasó una piña para llegar a nuestra mesa?

Muchas veces pasamos por una verdulería o las estanterías del supermercado, vemos las frutas y verduras, las tanteamos para sospechar su frescura y las llevamos a casa. Pero muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores. 

En caso que surja un poco de curiosidad, te compartimos algunas fotografías de cómo se ven los alimentos a la hora de cosecharse: 

 

 


Mexicali Resiste: movimiento civil contra cervecera Constellation Brands

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa.

Desde hace dos años, la tercera empresa cervecera más grande en EE.UU., Constellation Brands, anunció que invertiría alrededor de 1 500 millones de dólares en una nueva planta en Mexicali, al norte de México. Esto con el objetivo de incrementar de 10 a 25 millones de hectolitros anuales de la capacidad de su actual planta en Nava, Coahuila –también en México–, y así abastecer la creciente demanda de EE.UU.

Con marcas como Corona Extra, Corona Light y Modelo Especial, Constellation Brands pretende concluir en 2017 la ampliación, expandiendo hasta un 14 por ciento su participación de mercado en el territorio estadounidense –en donde la demanda de cerveza premium y artesanal van en aumento–. En palabras de Edgar Guillaumin, vicepresidente de Relaciones Externas, “Será la planta cervecera más grande América, pues por ahora ninguna tiene 25 millones de hectolitros de capacidad al año.

¿O no? 

Pese a que Guillaumin indicó que “Ahora somos productores de la cerveza en México, importadores en EE.UU. y toda la cadena que sigue en el proceso de venta de las marcas de Modelo”, activistas, productores agrícolas y comisarios ejidales se unieron para bloquear los accesos a los trabajos de construcción de la planta. Con pancartas y autodenominándose el movimiento “Mexicali Resiste“, los manifestantes comenzaron a argumentar que la operación de esta compañía estadounidense sobreexplotará el agua del manto acuífero de la zona agrícola de Mexicali, impactando negativamente tanto a la actividad, economía como biodiversidad de la región. 

 

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa. De modo que con un plantón en las oficinas gubernamentales del Centro de Gobierno de Mexicali, los integrantes de la resistencia civil describieron cómo Constellation Brands documentaron los terrenos de manera irregular; aunque apenas se dará a conocer la documentación en que, según los activistas, “los predios fueron enajenados por el gobierno del Estado para dárselo a la empresa de una manera onerosa”. 

El rechazo de la población hacia Constellation Brands se ha convertido en uno de los once puntos de pliego petitorio en que el movimiento Mexicali Resiste se enfrenta desde principios del año 2017. Se pretende que esta misma resistencia civil se presente en zonas como Obregón, Sonora, y Zaragoza, Coahuila, en donde se planean las instalaciones de otras dos plantas con una inversión de 2 000 millones de dólares cada una. 

 

 


Monsanto, el verdadero responsable de las microcefalias asociadas con el virus de Zika

Este químico se introdujo en las aguas de los pueblos agricultores hace dos años, con el fin de desarrollar malformaciones en los mosquitos y así frenar el crecimiento de larvas en los tanques de agua bebible.

Pese a que el virus del zika apareció hace aproximadamente seis décadas, actualmente este virus azota a América Latina y se ha convertido en una preocupación latente para millones de personas. Asociado a este escenario, en Brasil se ha reportado un alto índice de microcefalia en bebés recién nacidos: una condición congenital que provoca que los bebés nazcan con cabezas pequeñas, de lo cual se ha culpado al virus del zika; sin embargo, de acuerdo con investigaciones recientes de un grupo de físicos argentinos, la verdadera causa de esta condición parece ser un larvicida tóxico que abunda en el agua brasileña. Este químico se introdujo en las aguas de los pueblos agricultores hace dos años, con el fin de desarrollar malformaciones en los mosquitos y así frenar el crecimiento de larvas en los tanques de agua potable.

El químico se le conoce comercialmente como Pyriproxifeno, y es usado regularmente en un programa gubernamental para controlar la población de mosquitos en Brasil. El Pyriproxifeno es un producto de Sumitomo Chemical, una compañía subsidiada por Monsanto.

¡ALERTA-El-virus-zika-puede-llegar-a-Venezuela.-NoticiasSOS

Los investigadores detectaron que los bebés que nacieron con malformaciones se encontraban en zonas en donde el estado de Brasil añadió pyriproxifeno en el agua pura; como por ejemplo, en los reçervoirs de Pernambuco, lugar que fue el primer estado en reportar el problema microcefálico, con el 35 por ciento de los casos en el país.

Ante esto, la Asociación Brasileña de Salud Colectiva emitió una carta abierta al público, advirtiendo que el aumento de microcefalia podría deberse al uso de insecticidas y larvicidas que se colocan en el agua potable. La misiva provocó, entre otras medidas, que el Secretario de Salud de Rio Grande do Sul, João Gabbardo dos Reís, decretara la suspensión inmediata del uso de pyriproxifeno en la región.  

Inclusive se puntualizó que en epidemias de Zika en el pasado ni en las de otros países, como en Colombia, nunca se reportó la relación entre la microcefalia y el virus. Y de acuerdo con los datos de The Washington Post, de 732 casos de 4 180, más de la mitad no había una asociación entre el Zika y la causa de la microcefalia: sólo 270 casos fueron confirmados.

En la página de Sumitomo Chemical se advierte que el pyroproxifeno presenta un riesgo mínimo en aves, peces y mamíferos.

Más información sobre la aparente relación entre Monsanto, larvicidas y zika (en inglés): 

Zika virus: Brazil dismisses link between larvicide and microcephaly (Telegraph)

Larvicide Manufactured By Sumitomo, Not Zika Virus, True Cause Of Brazil’s Microcephaly Outbreak: Doctors (Tech Times)

Y aquí la otra cara de la moneda, un artículo del Huffington Post en el que se argumenta para desmentir esta relación:

A Viral Story Links The Zika Crisis To Monsanto. Don’t Believe It

 


El fascinante microbioma humano (qué es y por qué es importante que lo sepas)

La medicina moderna ha promovido el terror a los virus y las bacterias, pero la verdad es que nuestra vida depende completamente de ellas

La medicina moderna, sobre todo en la era del SIDA, el ántrax, el Ébola y demás, ha promovido el terror a los virus y las bacterias, pero la verdad es que nuestra vida depende completamente de ellas. Tenemos 10 veces más microbios en nuestro organismo que células. Se trata de billones de seres vivos que han convivido con nuestro cuerpo a lo largo de la evolución y que son fundamentales para la vida y la salud humana. De hecho, no hay modo de que los humanos podamos vivir saludablemente si no es en simbiosis con las bacterias benéficas. Dicho equilibrio recibe el nombre de eubiótica. 

A pesar de ser tantos, estos huéspedes no ocupan mucho espacio pues son mucho más pequeños que nuestras células. Los encontramos alojados en la piel, en todas la mucosas y sobre todo en el tubo intestinal humano, con una clara preponderancia en el intestino grueso.  

Adquirimos las bacterias a partir del nacimiento: durante el parto, en particular durante el proceso de la lactancia gracias al contacto con la piel y la leche maternas, y  a lo largo de la vida millones de bacterias entran a nuestro tubo digestivo por contacto con los alimentos, el agua y otras personas. 

Se considera que nos habitan más de 40 mil especies diferentes de bacterias, agrupadas principalmente en dos géneros: Firmicutes y Bacteroidetes.  Hoy sabemos que cada individuo cuenta con un microbioma característico. 

BREVE RESEÑA HISTÓRICA 

Diversos sistemas médicos tradicionales y alternativos han señalado milenariamente la importancia de la salud intestinal para  la longevidad y la salud humanas. La comprensión más detallada de la complejidad y la importancia del microbioma humano, especialmente de los microorganismos que habitan en nuestros intestinos, ha permitido enriquecer dicha concepción tradicional.  

En 1908 el profesor Elie Metchnikoff recibió el premio Nobel de Medicina por sus investigaciones sobre la inmunidad. También dirigió su atención al tema de la longevidad y el proceso de envejecimiento. Metchnikoff acuñó el término “ortobiosis” para referirse a la higiene vital. Dentro de sus investigaciones prestó especial importancia a lo que entonces denominó “flora intestinal”. Metchnikoff estaba convencido de que la extrema longevidad de algunos pobladores tradicionales de Europa central se debía al consumo regular de lactofermentos , que ayudan a mantener un microbioma  intestinal saludable. Fue el pionero de la investigación científica sobre las bacterias ácidas. Sin embargo esta área de sus investigaciones cayó en el olvido, y sólo recientemente las ciencias biomédicas han redescubierto en la investigación del microbioma humano un vastísimo campo de interés y han comenzado a comprender la estrecha colaboración entre nuestro sistema inmune y nuestras bacterias intestinales. 

LA IMPORTANCIA DE NUESTRAS BACTERIAS 

El término microbioma se refiere al número total de microorganismos y su material genético y se usa en contraposición al término microbiota, que es la población microbiana presente en los diferentes ecosistemas del cuerpo.  

Son numerosas las funciones del microbioma, y cada vez más sorprendentes los avances de la investigación científica en este campo. Veamos algunos datos interesantes al respecto.  

DIGESTIÓN Y METABOLISMO

  • Regulan los procesos digestivos y metabólicos pues generan vitaminas del complejo B como la B3 (niacina), B6 (piridoxina), el ácido fólico, la vitamina K y la biotina; también producen enzimas digestivas: lactasa, enzima que digiere el azúcar de la leche, proteasas que digieren proteínas, amilasas que digieren almidones y lipasas, que digieren grasas. La presencia en el tubo intestinal del ácido láctico generado por las bacterias benéficas mejora la absorción y utilización de minerales como el calcio, el hierro y el fósforo. 
  • Ayudan a generar azúcares y grasas, digiriendo azucares complejos aportados por la dieta (que nosotros no podemos digerir), lo cual contribuye con un 10% del total de nuestros requerimientos energéticos. 

FUNCIONES DEFENSIVAS 

  • Constituyen una barrera defensiva de primer orden que posee capacidades bacteriostáticas, antitóxicas y anticancerígenas. Producen sustancias bacteriostáticas como acidolina, acidolfina, lactocidina y bacteriocina, que son activas contra una amplia gama de bacterias patógenas como las Salmonella, el Estafilococo aureus o el cólera y muchas más; también combaten virus y levaduras invasoras y además fortalecen a nuestro sistema inmunológico. Sintetizan proteínas bacteriostáticas con un rango de acción más estrecho que los antibióticos, pero son más letales y no tienen efectos secundarios nocivos. Son la primera barrera defensiva contra las infecciones. Resulta esencial un tratamiento de reconstrucción de la flora intestinal en casos de infecciones de vías respiratorias, gastrointestinales, vaginales y de vías urinarias. 
  • Compiten con los microorganismos patógenos por los nutrientes y así los mantienen bajo control. Ocupan los lugares donde pudieran fijarse los patógenos. 
  • Alteran los niveles de pH y de oxígeno haciéndolos desfavorables a los patógenos. 
  • Producen peróxido de hidrógeno, un potente desinfectante (para lo cual requieren de un buen aporte de ácido fólico y riboflavina). 
  • Producen antibióticos naturales.
  • Disminuyen el colesterol alto.
  • Desactivan contaminantes y sustancias tóxicas y generan sustancias anticancerígenas. 
  • Modulan el envejecimiento. 
  • Promueven el movimiento intestinal al producir ácido láctico y, una vez muertas, conforman un porcentaje importante del peso de las heces fecales (hasta el 30%). Optimizan las funciones del tubo digestivo. 
  • Ayudan a reabsorber estrógeno de la bilis, por lo cual pueden ser útiles en casos de  menopausia y osteoporosis.  
  • Son útiles para pacientes que llevan tratamientos con antibióticos (durante y después de su ingesta), para evitar infecciones de repetición y destrucción de la flora intestinal.   
  • Generan el ácido láctico (L+) que mantiene en balance el pH del tubo intestinal y del aparato reproductor femenino.  

La interacción de nuestras bacterias con el sistema inmunológico genera varios procesos de los cuales depende la correcta actividad de nuestra defensa inmune a lo largo de las mucosas intestinales. Recordemos que ahí tiene lugar 80% de la actividad de nuestro sistema inmunológico. La alteración de esta actividad de defensa a lo largo del tubo intestinal se asocia con diversas patologías, sobre todo con algunas enfermedades autoinmunes. 

Diversos factores comunes de la vida moderna contribuyen a desequilibrar a nuestras bacterias intestinales: 

  • Estrés. 
  • Lactancia artificial. 
  • Uso recurrente de antibióticos.
  • Consumo regular de azúcar refinado. 
  • Falta de consumo de frutas y de verduras,. 
  • Diversos fármacos: esteroides, antiinflamatorios, anticonceptivos, laxantes, etcétera. 
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas. 
  • Cloro presente en el agua potable.
  • Alto consumo de grasa en la dieta. 

¿ CÓMO PODEMOS FORTALECER A LAS BACTERIAS INTESTINALES? 

Por un lado consumiendo alimentos prebióticos, así llamados porque proporcionan azúcares complejos que contribuyen a la nutrición de las bacterias intestinales (consumo regular de frutas y de verduras), y por el otro lado ingiriendo los famosos alimentos probióticos, que son aquellos que aportan bacterias benéficas vivas que colonizan nuestros intestinos, como por ejemplo los productos lácteos fermentados como el yogurt o la leche de búlgaros, también los famosos tibicos, el kombucha y el mexicanísimo pulque (con moderación). 

La alteración del microbioma intestinal se asocia con múltiples enfermedades y cada día se relaciona con otras más. Como ya dije las infecciones más frecuentes pueden tener ahí su causa, así como también algunos tipos de alergias y diversas enfermedades autoinmunes, diversas alteraciones del tubo digestivo y del metabolismo como la obesidad, la diabetes, la elevación del colesterol y algunas alteraciones del hígado, problemas de la piel, algunos tipos de cáncer e inclusive procesos degenerativos del sistema nervioso (recientemente se ha asociado el Parkinson y el Alzheimer con alteraciones de las bacterias intestinales). Por su importancia en la síntesis y absorción de diversos nutrientes un desequilibrio de nuestro microbioma puede intervenir en patologías relacionadas con falta de los mismos, como por ejemplo la osteoporosis. El desequilibrio de la población bacteriana intestinal genera endotoxinas y conlleva elevados niveles de oxidación, contribuye a la acumulación de grasa abdominal (mayor riesgo de obesidad, diabetes y enfermedad cardiovascular) y promueve la inflamación crónica, verdadero asesino de la modernidad. 

 

Como puede apreciarlo el lector con esta breve aproximación al tema, la investigación reciente sobre la interacción bioquímica (lo cual incluye el intercambio de información genética) entre nuestras bacterias y nuestras células es algo que está revolucionando la comprensión de numerosas patologías y de nuestra salud. Una evidencia contundente de  esto la aporta el hecho (imposible en la naturaleza) de que mamíferos criados en un medio estéril se desarrollan atrofiados: su pared intestinal es anómala y su movimiento intestinal también, el corazón, el hígado y los pulmones presentan bajo peso, el metabolismo se muestra reducido, el sistema inmunológico permanece inmaduro, la temperatura corporal es baja y el trabajo del corazón también.   

Hoy podemos, sin temor a equivocarnos, afirmar que SON IMPOSIBLES LA VIDA Y LA SALUD HUMANAS SIN LA SIMBIOSIS EQUILIBRADA CON LAS BACTERIAS.



Panodravirus salinus: el preocupante gran virus que abre la caja de Pandora

Genóma de uno de los virus más grandes que se han descubierto sugiere un “cuarto dominio” de vida.

philippe3hr1

Dentro de la mitología griega, Pandora fue la primera mujer sobre la Tierra, después de que Zeus le ordenó a Hefesto que la creara. Atenea la vistió, Afrodita la hizo bella y Hermes le dio el don de la palabra. Cuando Prometeo se robó el fuego del cielo, Zeus se vengó al presentar a Pandora con Epimeteo, su hermano, y así Pandora recibió un lindo recipiente, con las instrucciones de no abrirlo bajo ninguna circunstancia. Rebasada por la curiosidad lo abrió, y todos los males que contenía se propagaron sobre la Tierra. Cuando lo cerró todo había salido, salvo el espíritu de la esperanza llamado Elpis. Zeus no la castigó porque sabía que eso iba a suceder.

Los científicos franceses Jean-Michel Claverie y Chantal Abergel, biólogos evolucionistas de la Universidad Aix-Marseille, en Francia, descubrieron un virus gigante que ha conmocionado a la comunidad científica. Originalmente lo llamaron NLF (new life form), y fue encontrado en las costas de Chile, en donde infectaba y mataba amebas. Al verse bajo el microscopio aparece como una mancha grande y oscura del tamaño de una célula de bacteria. Cuando descubrieron un organismo similar en Australia, se dieron cuenta de que no son parte de células conocidas, sino que son un género distinto de vida. El solo hecho de que algo así exista es como abrir una caja de Pandora para la ciencia, de ahí su nombre técnico: Panodravirus salinus.

Otros científicos los han confundido con parásitos o bacterias simbióticas, sin saber que en realidad eran virus, pues antes de este descubrimiento parecía increíble que algo de ese tamaño fuera un virus. Cada uno mide 1 micrómetro de largo y 0.5 micrómetros de ancho, y tienen 1.9 y 2.5 millones de genomas cada uno. Pero lo que es impresionante es que solo el 7% de estos genes concuerdan con lo que se tiene en las bases de datos. El resto es desconocido por el conocimiento humano: es ahí en donde se abre la caja de Pandora.

Tienen un ciclo viral. Observados bajo un microscopio, los investigadores vieron cómo el virus es tomado por una ameba: vacían sus proteínas y su DNA dentro del huésped, toman control del núcleo y producen cientos de nuevas partículas virales, para después partir y abrir las células del huésped.

Lo que sigue es determinar sus orígenes a partir de ese 93% de genes desconocidos y de las proteínas que contienen. Se sospecha que los virus evolucionaron de células, lo cual querría decir que los ancestros de los virus-Pandora tienen un origen distinto al de las bacterias, las arqueas y los eucariontes. Es posible que lo que antes se tomaba como verdad, que la vida en la Tierra viene de esos tres dominios, esté equivocado, y que haya mucho más que eso.

El espíritu de la esperanza que queda en la caja de Pandora vive a través del conocimiento, capaz de guardar la llave para erradicar tantos otros males.

[Nature]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca