El tráfico ilegal de especies: un problema mundial

Este año, a pocos días de esta conmemoración, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a actuar ante un problema que afecta a la biodiversidad, el tráfico ilegal de especies, una causa de la extinción de animales y plantas.

El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, una fecha que se celebra desde 1972 y en la cual participan más de 100 países. Esta festividad tiene por objetivo reflexionar sobre la situación ambiental y a su vez, motivar la participación de la población en el cuidado de los ecosistemas del planeta.

Este año, a pocos días de esta conmemoración, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a actuar ante un problema que afecta a la biodiversidad, el tráfico ilegal de especies, una causa de la extinción de animales y plantas.

Las personas buscan de manera ilegal acceder a diversas especies, ya sea por su belleza, el deseo de tener un espécimen exótico en su hogar, usos medicinales o para vender pieles, colmillos y plumas. Esto provoca directamente la extinción de fauna silvestre, debido a que al cambiar de hábitat los animales se debilitan o bien, la caza es indiscriminada y se rompe el equilibrio ecológico.

thumbnail_16-05-26 trafico ilegal especies (2)

De acuerdo con la organización mundial World Wildlife Fund (WWF), la segunda causa de la pérdida de biodiversidad en el planeta, es el tráfico de especies. Incluso, después de las drogas y armas, es el tercer crimen organizado a mayor impacto mundial.

La ONU afirma que el tráfico de fauna silvestre está relacionado con la extinción del rinoceronte occidental negro, ya que cerca de tres rinocerontes son asesinados por día en el mundo. Además, 100,000 elefantes fueron asesinados del 2010 al 2012 en África.

Ante esta situación, la organización mundial ha lanzado una campaña que tiene por objetivo sensibilizar a la población sobre este problema. El lema de la iniciativa es #FerozporlaVida y está a cargo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), quienes sumaron a la causa a sus Embajadores de Buena Voluntad.

Es así como 9 celebridades son portavoces internacionales para divulgar entre los habitantes de la Tierra, la necesidad de frenar el tráfico ilegal de especies. Entre los

embajadores se encuentran el deportista Yaya Touré, la modelo Gisele Bündchen y el actor Ian Somerhalder.

Para ayudar a disminuir esta situación que afecta a la vida e integridad de las especies, en México se pueden realizar denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) a través de su página oficial www.profepa.gob.mx. La denuncia evita dejar impunes los crímenes contra la naturaleza.

[ONU y WWF]

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



El hielo del Ártico está más vulnerable de lo que creíamos

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares.

En los últimos años ha surgido la preocupación ante el deshielo de los polos debido al calentamiento global. Poco a poco se ha tratado de investigar a profundidad las causas, consecuencias y medidas de prevención para enfrentar esta crisis global. Un ejemplo de ello es la investigación realizada por The Earth Institute de Columbia University, desde el siglo XX, en la cual se surgiere que la Antártica es más vulnerable ante los próximos aumentos de temperatura de lo que se solía creer. 

Para llegar a esa conclusión, los científicos grabaron los canales de agua deshielada para tratar de encontrar la distancia que recorrían y el tiempo que hacían para llegar a los océanos. Los resultados no fueron gratos. En palabras de Jonathan Kingslake, glaciólogo y miembro de la investigación, “Esto no es el futuro. Se está expandiendo ahora mismo y ha sido así en las últimas décadas.” 

Anteriormente se creía que el agua deshielada se quedaba en la zona; sin embargo la investigación demostró que estas aguas se mueven a lo largo de la superficie de la Antártica recorriendo grandes áreas. En total, hay 700 canales y lagunillas que recorren desde 121 km hasta 604 km a 1 300 metros sobre el nivel del mar. Suponen sitios en donde se pensó que era imposible el flujo acuífero y que, pese a la lógica física, pueden llegar a formar cascadas; como la que se encuentra en Nansen Ice Shelf, con una altura de 122 metros. 

Estas aguas deshieladas usualmente se congela de nuevo en invierno, sin embargo en los últimos años se ha vivido una pérdida considerable de hielo debido al calentamiento global. Esto quiere decir que hay ahora más agua deshielada de la que se vuelve congelar, y conforme las temperaturas aumenten, continuará el mismo curso de deshielo ocasionando numerosas crisis en el planeta. 

 

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares. En otras palabras, estas aguas deshieladas dejan expuestos y en vulnerabilidad a los polos; como muestran las zonas rojas de la imagen a continuación:

 Más en Ecoosfera: 

¿Qué está pasando en el Ártico? Conoce la campaña para proteger esta zona de las voraces petroleas

Un albúm lleno de recuerdos: el mundo Ártico que pronto dejará de ser (FOTOS)

Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente



Correr una hora prolonga la vida siete horas, estudio

Según un nuevo estudio realizado por el profesor de kinesiología en la Iowa State University, Duck-chul Lee, correr durante una hora prolonga la esperanza de vida incluso siete horas.

Salir a correr es una de las actividades físicas con mayor número de beneficios tanto corporales como psicoemocionales: incrementa los niveles de endorfinas y serotonina, brindando mayor estabilidad en cada uno de los sistemas corporales y en la salud psicológica de la persona que lo practica; ayuda a la digestión, y por tanto a absorber con mayor facilidad los nutrientes de los alimentos y a desechar todas las toxinas que se encuentran en el cuerpo; entre otros. Según un nuevo estudio realizado por el profesor de kinesiología en la Iowa State University, Duck-chul Lee, correr durante una hora prolonga la esperanza de vida incluso siete horas y previene tanto enfermedades como muerte prematura. 

Para llegar a esta conclusión tan específica, Dr. Lee realizó un análisis en el que comparaba la esperanza de vida entre no corredores y corredores, encontrando que los últimos tendían a vivir tres años más que los primeros –aún si corren lento o esporádico y fuman, beben o tienen sobrepeso–. Lee retomó un estudio elaborado hace aproximadamente tres años en el que se indicaba que correr diario durante cinco minutos se correlacionaba con la prolongación de vida. De modo que para analizar la relación necesitaba primero que nada establecer los factores de mortalidad y ejercicio, y luego recolectar la información de los voluntarios a una grande escala. 

Conforme se fue realizando el análisis, Lee encontró que una persona corredora –frecuente o no– disminuía el riesgo de una muerte prematura hasta un 40 por ciento, controlando factores como el tabaco, bebidas alcohólicas, problemas de salud como hipertensión u obesidad, de ataques cardíacos en un 25 por ciento y de muertes en un 16 por ciento. Y no sólo eso: los investigadores calcularon que correr regresaba estadísticamente más tiempo en la vida de las personas que la que les hacía consumir. Estimaron que un corredor típico pasa menos de seis meses en correr dos veces a la semana durante 40 años, y poseía un incremento en la esperanza de vida de 3.2 años; es decir que una hora de correr alarga la esperanza de vida siete horas. 

Dr. Lee agrega en su estudio que estas adiciones “no son infinitas”; correr no vuelve inmortal a las personas pero reduce los efectos de la vejez y mejora la calidad de vida. 

 



Guía práctica para desintoxicar la mente

Como medida preventiva, la desintoxicación mental ayuda a liberar la psique dela rumiación de estas creencias irracionales.

En los últimos años se han popularizados los programas y alimentos detox; todo aquello que elimine las toxinas del cuerpo que se han acumulado por estilos de vida, alimentación y sedentarismo. Se volvieron una especie de mainstream conforme las personas buscaban casi desesperadamente un bienestar. Sin embargo, ¿de dónde proviene el bienestar?

Hay especialistas –médicos, psicólogos y psiquiatras– que consideran que la salud en general no es sólo la ausencia de enfermedades orgánicas, sino la experiencia de plenitud tanto física como psicológica en el día a día. Por tanto es importante no sólo realizar programas detox para liberar las toxinas de la sangre, también las que se encuentran en la mente y son capaz de limitar nuestro pensamiento, vida y vínculos afectivos. 

Desintoxicar la mente significa ser realista con las creencias en torno al autoconcepto –cómo eres–, la manera de percibir y de reaccionar al mundo exterior, el cómo se cuentan para uno mismo las vivencias, etcétera. Si los pensamientos que surgen son negativos –limitantes, denigrantes o sencillamente malos–, entonces tanto la narrativa de sí como la forma de vivir tendrá la misma dinámica. Incluso los malestares se vuelven repetitivos: “No soy lo suficiente para…”, “Las personas no me respetan…”, “Siempre tomo las decisiones equivocadas…”. Esta enfermedad psicológica terminará impactando negativamente al cuerpo, hasta intoxicarse y enfermarse. 

Como medida preventiva, la desintoxicación mental ayuda a liberar la psique dela rumiación de estas creencias irracionales. Para lograrlo, es importante seguir los siguientes pasos: 

Tomar consciencia que estamos estancados

La repetición de las mismas creencias, circunstancias, eventos, recuerdos, sentimientos, bloquean la habilidad de evolución. El arrastrar el pasado a nuestro presente sólo provoca la prolongación del sufrimiento, incapacitando vivir nuestras vidas en el aquí y el ahora y dificultando el proceso de aprendizaje de lo que estamos experimentando. Es como si la continua repetición de patrones fuera capaz de robarnos nuevas vivencias y, por tanto, una vida. La solución es, paso a paso, recordar que el pasado está en el pasado, y que en el presente hay una inmensa posibilidad de forjar nuevos recuerdos mediante las vivencias de la cotidianidad. 

Aprender a callar los pensamientos

La dificultad de disfrutar el momento en el aquí y en el ahora se debe a la intoxicación de la naturaleza humana. El aprender a disfrutar del silencio mental mientras se toma el sol de una tarde de primavera, dejando a un lado los pendientes, las preocupaciones, el agobio, las responsabilidades, ayudará a liberar toxinas mentales. Hay que pasar por un proceso de entrenamiento para identificar los pensamientos y que el pensar sobre los pensamientos es pensar; por ello, una vez que se tome consciencia de ello, es importante regresar a enfocar la atención en las sensaciones corporales. 

 

 

Disminuir la velocidad del pensamiento

¿Cuántas veces no ha pasado que del camino de trabajo a casa, vamos inmersos en el pensamiento y no nos damos cuenta de lo que hay alrededor hasta que se llega a la puerta de la recámara? Ser capaces de tomar consciencia de los pensamientos, analizarlos y revalorizarlos puede ayudar a disminuir su velocidad; y por tanto también a reducir el agobio del exceso y la angustia que pueden llegar generar. Esto es posible alternando con la toma de consciencia de las sensaciones y emociones. 

 



Día Mundial del Medio Ambiente: Alza tu voz, no el nivel del mar

Este 2014 el Día Mundial del Medio Ambiente nos recuerda que el cambio climático es una amenaza presente para la vida en la Tierra y nuestro futuro como civilización y especie.

El 5 de junio es una fecha especial para el planeta: desde 1972, la ONU la estableció como el Día Mundial del Medio Ambiente, efeméride que tiene el propósito de recordarnos la relación que sostenemos con nuestro entorno, tanto individual como colectivamente, y la importancia que nuestras acciones tienen sobre este.

Este año, el motivo de concientización se cifró en el lema “Alza tu voz, no el nivel del mar”, con el cual se nos recuerda la amenaza que el cambio climático supone para la vida en la Tierra. Los constantes reportes sobre el aumento de temperatura en las aguas del mundo, de polo a polo y en prácticamente todos los océanos, así como el consecuente derretimiento de enormes glaciares, hacen patente el riesgo que se cierne sobre ecosistemas e incluso poblaciones humanas, pues la afectación al clima está ligada con eventos como tormentas, inundaciones y más.

De ahí que la ONU haya elegido a la isla caribeña de Barbados para celebrar este Día Mundial del Medio Ambiente 2014. Si el nivel de los océanos sube, lugares como este podrían desaparecer del mapa. Al respecto la organización declaró, por medio de un comunicado:

Los pequeños Estados insulares en desarrollo del mundo han de afrontar multitud de riesgos relacionados con el cambio climático, pues el aumento de las temperaturas ha afectado negativamente a la agricultura y la existencia misma de algunos países peligra por el aumento de los niveles del mar.

En suma, se trata de una fecha que nos invita a dar ese primer paso en el que tomamos conciencia de lo que hacemos y lo que nos rodea, y nos damos cuenta de que siempre existirá una forma de mejorar.



¿Preservar la biodiversidad? Pensemos localmente

Vivimos en una planeta en dónde la biodiversidad en la que dependemos para sobrevivir está amenaza por el desarrollo humano, pero muchos de nosotros pensamos en grandes especies que se han extinguido y olvidamos la escena local.

biodiversity-loss-species-extinction-global-change_2512

Es prácticamente imposible no estar constantemente conscientes del cambio climático ya que es evidente en todos los aspectos de la vida moderna, por ejemplo el hecho de que recientemente el dióxido de carbono haya excedido por primera vez los 400 ppm en la atmósfera de la tierra. Sin embargo un estudio demuestra que si tomamos acciones de manera inmediata podríamos evitar que hasta el 60% de las especies desaparezcan.

Una investigación conducida por la Doctora Rachel Warren de la Universidad de East Anglia estudió a 50,000 especies comunes alrededor del mundo. Los resultados fueron impresionantes, según los modelos del estudio para el 2080 casi el 60% de la flora global, y casi el 40% de la fauna habrán perdido el 50% de su hábitat natural a consecuencia del cambio climático.

El estudio asume que al incrementar las temperaturas a nivel local, algunas plantas y animales se mudaran para buscar climas más aceptables, y estima el tiempo que cada especie necesita para hacerlo. Esto no sólo significa que perderán la mitad de su espacio habitable,  sino también que habrá muchas muertes a causa de migraciones fallidas a territorios nuevos e inhabitables. Lo último afectará particularmente a especies que tienen la capacidad de movilizarse extensamente, por ejemplo aves.

image

El estudio sin embargo, no es del todo negativo y ofrece un poco de esperanza, según Warren “de actuar antes del 2016 podemos reducir la pérdida de biodiversidad por un 60%, y de actuar para el 2030 podríamos reducir el número un 40%. Esto reduciría la cantidad de cambio climático y alentar el proceso, así haciendo más fácil la adaptación para especies y humanos”.

La pérdida de biodiversidad sigue un efecto dominó: cuando una especie es incapaz de adaptarse a un cambio climático/ambiental lo suficientemente rápido: muere y al hacerlo afecta a todo lo que lo rodea, los animales que dependían de este para sobrevivir también mueren, etcétera. Otro ejemplo de pérdida de biodiversidad es lo que pasa al derretirse el hielo Ártico: la presión de la acidificación del océano cambia y afecta a muchas especies marinas en el bioma y más allá.

¿Entonces qué podemos hacer para lograr un cambio lo antes posible? Las acciones que podemos tomar como individuos son sencillas; en vez de manejar al trabajo podemos caminar, tomar transporte público, tomar una bicicleta o compartir un coche. En vez de comprar un café en vaso desechable cada mañana podemos llevar nuestro propio termo, podemos tomar baños más cortos para cuidar el agua. La biodiversidad no sólo significa que hermosos animales desaparecen, significa que el balance del planeta se vuelve cada vez más frágil y susceptible. Está en nuestras manos cambiar la situación: nosotros dependemos de la naturaleza al mismo grado que ella de nosotros.

También lee: ¿Cómo liberar el plástico de tu vida diaria? Y ¿Cómo cuidar el agua?

[Treehugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca