¿Qué significa que tus plantas se tornen amarillas y cómo solucionarlo?

Te decimos lo que tu planta podría estarte pidiendo y qué hacer al respecto.

Uno de los indicadores más comunes sobre la insanidad de las plantas es cuando sus hojas comienzan a tornarse amarillas. Por sentido común, y es así, ello sugiere que la planta está teniendo una carencia; cuando las plantas van tornándose amarillas presentan un problema llamado clorosis.

Lo anterior significa que presentan un déficit de clorofila, el pigmento usado por las plantas para atrapar la luz y realizar el proceso de fotosíntesis. Sin embargo aunque la pigmentación amarilla de las plantas es un síntoma de malestar, no necesariamente con él podemos saber exactamente qué déficit está sufriendo la planta.

Lo motivos por los que una planta tiene clorosis pueden ser diversos y el siguiente infográfico de mnn presenta algunas de las razones (y más indicadores) por los que la planta podría estar enferma, además las indicaciones que podrán ayudarte a solucionar de raíz el problema.

Lo traducimos para ti:

 

Problemas de plagas

Los signos: insectos viviendo en la planta u hojas mordidas.

Cómo solucionar el problema: rocía la planta con aceite de neem o bien algún insecticida orgánico.

 

Sobre Riego

 Los signos: las hojas lucen amarillas y marchitas.

Cómo solucionar el problema: quizá la falta de arena ha hecho que el agua esté drenándose; agrega arena o tierra, o bien, replanta.

 

Escacez de luz

 Los signos: las hojas lucen desteñidas y caídas.

Cómo solucionar el problema: como tus plantas definitivamente no están recibiendo mucha luz, deberás cambiarlas inevitablemente de sitio.

 

Deshidratación

Los signos: las hojas lucen secas y al tocarlas se sienten crujientes.

Cómo solucionar el problema: según el tipo de planta debe recibir cierta cantidad de agua. Investiga cuánta necesita tu planta y riégala con fidelidad.

 

Deficiencia de Potasio

 Los signos: los bordes y picos se tornan amarillos.

Cómo solucionar el problema: entierra cáscaras de cítricos en la tierra que circunda la base de la planta. Añade composta rica en frutas y vegetales.

 

Falta de Nitrógeno

 Los signos: las puntas y las venas se tornan amarillas.

Cómo solucionar el problema: añade fertilizantes naturales como abono o granos de café a la tierra.

 

Falta de Calcio

Los signos: las hojas están deformes.

Cómo solucionar el problema: investiga si tu tierra es alcalina o ácida. Si es alcalina usa yeso, si es ácida usa lima.

 

Falta de Zinc

Los signos: decoloración entre largas venas.

Cómo solucionar el problema: rocía con extracto de algas marinas.

 

Falta de Hierro

Los signos: las hojas se tornan amarillas y se generan pequeñas venas verdes.

Cómo solucionar el problema: investiga el PH de tus plantas y bájalo hasta que llegue a 7. Después reduce el nivel de fósforo en la tierra.

 

Falta de Magnesio

Los signos: se forman líneas blancos en las venas.

Cómo solucionar el problema: añade composta orgánica rica en magnesio, sales de sulfato de magnesio o lima al suelo.

 yellow-plants-graphic



6 mitos sobre el cuidado de las plantas de interiores

Los cuidados de las plantas requieren más atención que tan sólo regarlas y ponerlas al sol… Y estos son algunos de los mitos que podrán afectar nuestros cuidados.

Mito 1. Las plantas de interiores necesitan la luz directa del sol.

Sólo algunas de las plantas de interiores se benefician de la luz solar. De hecho, la mayoría de las plantas de interiores tienden a tener manchas de quemaduras por recibir directamente los rayos solares. Hay plantas que necesitan mucha luz, eso no significa que necesiten estar bajo los rayos del sol. 

Mito 2. Las hojas amarillas o cafés significa que tienen exceso de agua. 

Estos síntomas pueden tener otras causas; tales como ausencia de agua, luz inadecuada, exceso de fertilizante, agua muy ácida o una tierra de baja calidad. 

Mito 3. Las plantas crecerán más grandes si se transplantan a lugares más grandes. 

Con frecuencia, las plantas que se transplantan ponen mucha de su energía en hacer crecer sus raíces, a expensas de las hojas y flores. Además, las plantas con macetas muy grandes tienden a sufrir de raíces podridas. 

cómo cuidar plantas, remedios para plantas, plantas de interiores

Mito 4. Las plantas enfermas se curarán con fertilizantes. 

Los fertilizantes no son medicina, sólo son nutrientes que facilitan el crecimiento vigoroso. No puedes forzar a las plantas a usar más nutrientes de los que realmente necesita. El exceso de nutrientes acumulados en la tierra tiende a quemar las raíces, causando la descoloración de las hojas. Las plantas enfermas absorben menos nutrientes que las plantas saludables. 

Mito 5. Las plantas de interiores necesitan grandes cantidades de humedad. 

La mayoría de las plantas de interiores tienen la capacidad de adaptarse a un medio ambiente seco. Aunque la mayoría de ellas –salvo las suculentas– provienen de hábitats naturales más húmedos, pueden sobrevivir con niveles bajos de humedad siempre y cuando reciban la humedad necesaria a través de sus raíces. 

Mito 6. Los pesticidas químicos son la única manera efectiva para eliminar pestes. 

No, existen maneras más saludables y efectivas para tratar pestes en las plantas. Dale click aquí para conocer estos remedios. 

 



El infográfico que te desglosa las plantas de media, baja y alta luz para tu casa

Las opciones de plantas para el interior de tu casa son muchísimas y hermosas.

Foto:istockphoto

Puede que no seas un experto de las plantas, o que tampoco te interese serlo, lo cierto es que innegablemente a todos nos gustan; está en nuestra naturaleza que nos vuelvan más felices…

Tenerlas al interior del hogar es una delicia estética, por ello hoy te presentamos un infográfico elaborado por la Universidad de Illinois que sintetiza prácticamente qué plantas son las mejores para los distintos tipos de luz al interior de tu casa:

static1.squarespace



Haz jardines colgantes al interior de tu hogar con peceras vacías (se ven increíbles)

Michael Anastassiades ha propuesto una nueva colección de muebles, accesorios y luces que incluyen una creativa integración de las plantas dentro del hogar citadino.

Cuando se vive en la ciudad, no siempre se cuenta con la posibilidad de tener un jardín extraordinario ni de suficiente espacio en el departamento para disfrutar de amplia diversidad de la naturaleza. Sin embargo, ¿qué pasa si se puede fusionar la presencia de la naturaleza en la cotidianeidad de lo urbano?

Michael Anastassiades ha propuesto una nueva colección de muebles, accesorios y luces que incluyen una creativa integración de las plantas dentro del hogar citadino. Pareciera si, los Jardines colgantes de Babilonia, estas Siete maravillas del mundo antiguo, revivieran en nuestro hogar a las faldas de los muros de concreto. Y es que, ambos jardines requieren de sobresalir para quedarse ensimismado al contemplarlos, y así recordarnos la necesidad básica del humano de vivir en el aquí y en el ahora.

Te compartimos algunas ideas

 



Adecúa las macetas de tus plantas exteriores con estos útiles consejos

Recuerda que sólo se requiere un pequeño espacio para que las plantas se conviertan en un santuario de unidad con la naturaleza

Los jardines son pequeños espacios que representan esa relación afectiva que tenemos con la vida y la naturaleza, de modo que se requerirá un cuidado especial para el desarrollo óptimo de aquellas plantas, flores, frutos y vegetales de cuya perfección podemos disfrutar. Algunos de los cuidados indispensables son la ubicación física, el tamaño, la maceta y su profundidad, entre otros.

En la cuestión de la maceta es importante tener en cuenta varios factores, tales como el color de la pared, el tipo de construcción y el gusto de cada quién. De plástico, arcilla, talavera, cerámica, madera, las macetas permiten que el sustrato transpire y retenga un poco de agua para las raíces de las plantas (en especial si son de compuestos naturales, como granito o tierra cocida).

Para la trasplantación necesitas recordar que la maceta requiere un buen drenaje: realiza unos cuantos hoyos en su fondo para evitar encharcamientos, reduciendo el daño en las raíces de las plantas. Rellena los agujeros con pequeños trozos de ladrillo o teja y, eventualmente, cubre  la maceta con una capa de arena, continuando con tierra y composta.

Cuando se trata de macetas de un tamaño considerable, se requiere un método de drenaje muchísimo más eficaz para el tamaño de la planta. Además de los agujeros anteriormente mencionados, ahora coloca una primera capa de grava combinada con trozos de teja; después, una capa de arena. Rellena el resto con composta y tierra.

Recuerda que sólo se requiere un pequeño espacio para que las plantas se conviertan en un santuario de unidad con la naturaleza. Con un poco de paciencia y dedicación; lo anterior son sólo algunos ejemplos para lograrlo.

Fotografía principal: Guadalupe Cervilla



Plantas que extraen minerales y metales de la tierra: la última tecnología en la industria minera

La llamada “Fitominería” consiste en extraer metales preciosos de la tierra utilizando plantas. Además de sustituir la labor de un minero, estas especies son capaces de limpiar el suelo contaminado alrededor de las minas antiguas y abandonadas.

La minería es una de las actividades económicas que más atentan contra la salud del medio ambiente. Pero, por otro lado, las ganancias que genera son estratosféricas. En los últimos 50 años  los números aumentaron de $23 mil millones de dólares a $671 mil millones de dólares.

Mientras más esfuerzos se imprimen para minimizar los daños de esta actividad, las compañías mineras superan estos esfuerzos y arrasan con grandes extensiones de terreno fértil cada año. Por ello, los científicos están explorando nuevas vías para que este daño se reduzca, una de ellas es la fitominería. Este tipo de fotosíntesis no trata de sustituir a las máquinas de esta industria, sino pretende extraer millones de átomos de níquel, platino, mercurio, y otros átomos valiosos, a través de células vegetales que, a gran escala, permitirán una extracción menos costosa de estos elementos. Además, al mismo tiempo limpiaría los suelos contaminados que ya no son fértiles para cultivar en ellos.

“La capacidad de las plantas para extraer metales los agentes tóxicos del suelo y depositarlos en nonopartículas dentro de las células resulta notable”, dijo Neil Bruce profesora en biotecnología en la Universidad de York. “Este proyecto nos permitirá investigar los mecanismos detrás de este proceso y proporcionar un método eco amigable para la extracción de metales”.

Los científicos están examinando las plantas que llevarían a cabo esta tarea. Entre ellas se encuentran las llamadas hiperacumuladoras, que en conjunto son unas 400 especies de más de 40 familias de plantas como el sauce, el maíz y la mostaza.

Una investigación llevada a cabo en California, ha demostrado que las plantas pueden producir hasta 100 kilogramos de níquel y titanio por hectárea, lo suficiente para devolver generar $1200 dólares por hectárea, el doble de rendimiento de un cultivo de trigo si se cosecha a gran escala.

Hasta ahora la tecnología, en esta materia, ha tenido un desarrollo lento. El proceso de aislar, probar y optimizar las plantas superacumuladoras ha tardado años. Sin embargo, investigadores de China han mostrado que a través de esta tecnología se puede extraer arsénico, cadmio, níquel y zinc.

[FASTCOEXIST]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca