Close

¿Madrugar es malo para la salud?

Imagen: http://soscurioso.com/

Despertarse temprano no es para todo el mundo. Hay quienes cuentan con una mayor adaptabilidad a realizar numerosas y afanosas actividades a “altas horas de la mañana”; inclusive llegan a experimentar una sensación de bienestar y placer al gozar de los beneficios de madrugar. Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado en la University of Westminster, en Reino Unido, madrugar no parece ser una actividad positiva para la salud.

Los investigadores concluyeron que madrugar produce no sólo dolor muscular, síntomas de resfriado, dolores de cabeza e inclusive pesimismo, también eleva los niveles de cortisol –neurotransmisor del estrés– en la sangre.

Para llegar a estas conclusiones, un equipo de investigadores reunió a 42 voluntarios para tomar muestras de saliva ocho veces al día durante 48 horas. Al principio se tomó la prueba lo más pronto que el voluntario se despertara –entre las 5h22 y 10h37–. Fue así que la prueba de saliva detectó que las personas que se despiertan antes de las 7h21, tenían niveles de cortisol más elevados que aquellas que despertaban después. Lo sorprendente fue que los niveles de cortisol se mantuvieron elevados a lo largo del día.

El problema de los niveles elevados del cortisol es que suprimen el sistema inmune y facilitan el desarrollo de la depresión.

Pese a que madrugar se asocia con una facilidad en la concentración, un mejor aprovechamiento en tiempos y actividades, e inclusive experimentar un menor cansancio, el Dr. Angela Clow, autora de la investigación, reportó una alta incidencia de fatiga y enojo al final del día. Mientras que del otro lado, aquellas personas que se despiertan más tarde, tienden a tener un ritmo de vida más relajado y flexible.

Dr. Clow explicó este efecto puede ser causado por dos principales factores: la presencia del cortisol y el temperamento de cada individuo, los cuales influyen en la reacción del estado de ánimo y la concentración. Por lo que el impacto del estrés en el cuerpo varía según la persona, su edad, peso e inclusive personalidad.

Ver Más
Close