La Tierra es hoy más verde gracias al CO2

Josep Pañuelas explicó que se ha podido atribuir el “el enverdecimiento del planeta al aumento de los niveles de CO2 atmosféricos provocado por el consumo de combustibles fósiles.”

Imagen: http://scenerybook.tumblr.com/

Se estima que el 0.04 por ciento del aire que respiramos son los gases de efecto invernadero acumulados en la atmósfera. De acuerdo con un artículo de la revista Nature Climate Change, esta cifra sería mayor si no fuera por la capacidad de las plantas por atraparlos y aprovecharlos para su crecimiento. Según parece, la Tierra ha ganado 36 millones de km2 de superficie verde –es decir, un equivalente de tres veces la extensión de Europa–. 

Este artículo, en el que participó la CREAF, centro adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona –UAB– tomó como referencia los últimos 33 años. Fue así que se descubrió que la biomasa terrestre aumentó un 40 por ciento de la superficie de la Tierra, en contraste con el 4 por ciento de lo que se redujo. Se cree que este fenómeno se encuentra relacionado con las altas concentraciones de CO2 producidas por un “potente fertilizante que se desconocía cómo había afectado a nivel planetario”.

http://photocosma.tumblr.com/
http://photocosma.tumblr.com/

Josep Pañuelas, científico del CREAF, escribió que se ha podido atribuir el “el enverdecimiento del planeta al aumento de los niveles de CO2 atmosféricos provocado por el consumo de combustibles fósiles.” Esto quiere decir que al haber más dióxido de carbono, las plantas han podido generar más hojas capturándolo de la atmósfera a través de la fotosíntesis: “Gracias a ello, el incremento de la concentración de este gas de efecto invernadero se ha visto frenado.” Inclusive, se atribuye al dióxido de carbono un 70 por ciento del enverdecimiento de la Tierra, mientras que el resto, los científicos consideran que el aumento de la biomasa proviene un 8 por ciento del cambio climático, 9 por ciento del nitrógeno atmosférico y un 4 por ciento de los cambios de usos del suelo. 

Desgraciadamente, “no todo lo que es bueno para las plantas lo es para el resto del planeta”. Los efectos CO2 en la atmósfera provocan una serie de alteraciones que impacta en los ecosistemas, la biodiversidad y en los humanos. Por ejemplo, el cambio climático ha producido un aumento en la temperatura global, incrementando a su vez el nivel del mar ante el deshielo de los glaciares o la radicalización de las tormentas tropicales. Estos son algunos de los efectos “que ya estamos sufriendo y que no remitirán si no dejamos de usar combustibles fósiles”, sentenció Pañuelas.

Para el experto, la fórmula es sencilla: “cuanta más biomasa, las plantas necesitarán también más agua y otros nutrientes, sobre todo el fósforo, ambos recursos limitados y vitales en el planeta.” Por lo que el efecto del dióxido de carbono, al cual las plantas están acostumbrándose y aclimatándose, no es suficiente ya para seguir creciendo. 



Empresa mexicana y Coca-Cola evitan 8 655 toneladas de dióxido de carbono mediante reciclaje de PET

En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año.

Imagen: detektor.fm

Las dos plantas de reciclado de PET en México, tanto América Latina Industria Mexicana de Reciclaje –Imer– y PetStar, empresa mexicana Coca-Cola, logran convertirse en las mayores empresas recicladoras de envases PET. En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año. 

Estos son los resultados más relevantes de sus iniciativas en favor del bienestar ambiental a través de tres ejes de acción: agua, empaques y energía; los cuales permitirán mitigar el cambio climático que impacta en numerosas regiones del planeta: “Es una oportunidad para reflexionar acerca de la responsabilidad que tenemos con el cuidado de nuestro planeta y convertirnos además de sus custodios, en agentes de cambio”. 

Actualmente millones de los envases de PET están siendo elaborados con materiales 100 por ciento reciclados, incorporando además 28 por ciento de resina reciclada o proveniente de fuentes renovables; además, de acuerdo con el reporte:

Utilizamos energía proveniente de fuentes renovables como eólica y biomasa e integramos tecnologías de uso eficiente en nuestros equipos de refrigeración, red de distribución y los diferentes procesos que intervienen en nuestra cadena de suministro. Además, fuimos pioneros en el uso de equipos que utilizan CO2 como refrigerante natural, lo que evita en un 99 por ciento las emisiones directas de gases de efecto invernadero.

 De esta manera se pretende contribuir a mitigar el impacto de los efectos del cambio climático, para que así se reduzca un 10 por ciento la huella de carbono en toda la cadena de suministro para el año 2020; y así construir un presente y futuro sustentable para el medio ambiente y la población. De modo que a través del reuso, reducción y reabastecimiento, se pretende asegurar la existencia y renovación de los recursos naturales del planeta. Inclusive, en el reporte, se asegura que desde el 2014, la empresa devuelve a la naturaleza más del 100 por ciento del agua se utilizan en las bebidas de Coca-Cola, mediante la plantación de más de 68 millones de árboles que han contribuido a la absorción del agua en la tierra, “reabasteciendo manantiales, ríos y lagos.”

Más en Ecoosfera

Coca-Cola, la primera empresa del mundo en reabastecer el agua que usa



Sobre el carbono azul o cómo los océanos combaten el cambio climático

Detener la degradación de los sumideros de carbono marinos y frenar la deforestación de los bosques tropicales, podría mitigar hasta un 25% las emisiones de CO2 en toda la Tierra.

Los océanos son expresiones de la naturaleza que albergan una gran belleza y diversidad biológica. Sus profundidades han inspirado a poetas, escritores y aventureros. Además, de acuerdo con especialistas, el cuidado de los ecosistemas también podrían ser clave para mitigar la crisis ambiental.

Se llama carbono azul al dióxido de carbono (CO2) almacenado en diferentes ecosistemas marinos y costeros como arrecifes de coral, bosques de manglar, fitoplancton, fanerógamas, macro algas fotosintéticas y otros humedales.

Esta captura de carbono corresponde a un proceso natural en el cual las plantas de los océanos capturan las emisiones de carbono de la atmósfera y lo almacenan durante milenios en el sedimento.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) afirma que los ecosistemas marinos capturan 5 veces más carbono que los bosques tropicales. Ante ello, el organismo internacional y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) consideran al carbono azul esencial para combatir el cambio climático.

PNUMA asegura que los ecosistemas oceánicos con cubierta vegetal, en particular los manglares y las marismas, cubren menos del 0.5% del fondo del mar. Sin embargo, su eficiencia como sumideros de carbono logra capturar entre el 50% y 70% del total del carbono en el planeta.

Es así que resulta necesaria la protección y conservación de los ecosistemas marinos, debido a que la mayoría de las políticas internacionales asumen el cuidado de los bosques como medida para el equilibrio ambiental, restando importancia a la gran capacidad de los mares y océanos.16-01-27 ecoosfera (1)

El ritmo de pérdida de los ecosistemas marinos es mayor que el de cualquier otro ecosistema. De acuerdo con PNUMA en algunos casos es hasta 4 veces superior al de los bosques pluviales. En promedio se pierde entre el 2% y el 7% de los sumideros de carbono azul por año, es decir siete veces más rápido que hace 50 años.

Detener la degradación de los sumideros de carbono marinos y frenar la deforestación de los bosques tropicales, podría mitigar hasta un 25% las emisiones de CO2 en toda la Tierra.

Promover la conservación de los ecosistemas marinos es la mejor estrategia para apoyar al planeta ya que los océanos son el hogar de especies emblemáticas como las ballenas, corales, tiburones, entre otros. Además, gracias a los mares y zonas costeras, muchas personas obtienen una remuneración económica por actividades sustentables. Sin duda, las profundidades del mar no dejan de sorprendernos.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



5 consejos para que tu jardín ayude a combatir al cambio climático (aún más)

La proliferación de bacterias y microorganismos de la tierra es esencial para que tu jardín absorba más Co2.

Todos sabemos que las plantas limpian el aire absorbiendo el bióxido de carbono, y aunque por las noches expiran este mismo compuesto, es mayor su contribución para regenerar el ambiente. También conocemos los beneficios de crecer el número de espacios verdes, sobre todo en las ciudades, los cual mejora las temperaturas y la calidad del aire circundante. Sin embargo, hay ciertos consejos que pueden hacer que tú jardín o espacio verde contribuyan aún más a limpiar el aire,  y con ello reducir el cambio climático; recordemos que los cambios individuales, en suma, pueden hacer grandes diferencias. 

Sami Grover, experto en jardines, ha desarrollado en un artículo reciente una serie de consejos para que tu jardín pueda absorber mayor cantidad de CO2. Los siguientes tips pueden ser un paso notable en la contribución individual por el medio ambiente (también aumentarán tus conocimientos básicos sobre jardinería). 

1. Aplica siempre composta a tu jardín.

La composta no solo alimenta tus plantas, también crea un magnífico mundo de microorganismos y bacterias que absorben mucho más Co2 que el cultivo mismo.

2. No excaves.

En el mismo sentido que el anterior consejo, al cavar, haces que aquél submundo microscópico quede al descubierto y a expensas del oxígeno y la luz del sol, lo que merma la cantidad de Co2 que absorbería de no haber quedado al descubierto. 

3. Usa cubiertas de abonos naturales.

Si cubres el suelo con abonos naturales, como con una especie de cubierta, harás que los microorganismos y los nutrientes de la tierra se multipliquen. Además, esas capas pueden ser retiradas cuando el crecimiento de la planta lo necesite. 

4. Diversifica tus cultivos

Es muy curioso, pero en la naturaleza los cultivos nunca son homogéneos. Aún así, las personas parecemos empeñarnos en hacer de nuestros jardines un lienzo estético de pocas especies. Mientas más diversidad de alimentos y plantas cultives, mayor será tu aporte al consumo de Co2 y el mejoramiento de la temperatura. 

5. El césped no es tan buena idea

Los jardines de césped perfectamente podado son de hecho una invención criticada por los expertos. No suelen ser muy ecoamigables, por el gran uso de agua que requieren, y su contribución para limpiar el aire no es si quiera cercana a la de un jardín diversificado.



Reducir las emisiones de carbono hasta 70% para 2050 es posible: ONU

Mantener la temperatura del planeta es viable si se promueve un aumento por debajo de los 2°C

Los incrédulos del cambio climático (que cada vez son menos) aseguran que el planeta siempre ha experimentado modificaciones de temperatura y que la vida, finalmente, termina adaptándose. Sin embargo, lo que es una realidad es que desde la era industrial la mitad del dióxido de carbono liberado a la atmósfera fue producido desde 1990 a la fecha. Es decir, hemos acelerado la emisión de gases de efecto invernadero a niveles inéditos. De seguir esta tendencia, la temperatura media mundial podría subir desde 3.7 hasta 4.8°C por encima de los niveles preindustriales para el año 2100.

En su último “informe de síntesis”, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU y los cientos de autores partícipes en el estudio, están más seguros que nunca de que el planeta se está calentando y los seres humanos son la causa. Este reporte se basó en hasta 30 mil documentos científicos estudiados por unos 830 autores y 2 mil colaboradores.

“La transición a una economía baja en carbono es técnicamente viable, pero lo que falta son políticas e instituciones adecuadas. Cuanto más esperemos para tomar medidas, más costará adaptarse y mitigar el cambio climático”, dijo Youba Sokona, copresidenta del Grupo de Trabajo III del IPCC.

Aunque las tendencias son evidentemente desalentadoras, si se promueve el aumento por debajo de los 2°C, las emisiones de gases de efecto invernadero serían disminuidas en un 70% en todo el mundo para el año 2050, y a 0 para el 2100.

“Tenemos esa oportunidad, y la elección está en nuestras manos”, dijo Rajendra K. Pachauri, presidente del grupo.

De esta manera, los gobierno serían los principales responsables de promover programas y leyes que aminoren la emisión de gases, lo que, de hecho, iría inevitablemente en contra de los intereses de poderosas empresas, como las petroleras. Lo cierto es que cada vez son más los grupos internacionales como la ONU los que hacen presión para que los Estados adopten medidas paliativas, aunque todavía sin el éxito deseado.



10,853 de 10,855 científicos están de acuerdo: el calentamiento global está sucediendo, y es culpa de los humanos

Virtualmente todos los artículos científicos pubicados en 2013 aceptan el cambio climático. No existe tal cosa como un debate en torno a esto.

Contrario a lo que los conservadores puedan sugerir, no existe ningún debate en la comunidad científica acerca de si el cambio climático es real. Es real y es causado por el humano. Como el geoquímico James Lawrence Powell continúa probando, las únicas personas que siguen discutiendo acerca de esto son los que no están haciendo las investigaciones.

En un avance de su proyecto actual, Powell revisó cada uno de los estudios científicos publicados en medios académicos durante el calendario del 2013 y encontró 10,855 en total. De ellos, solamente dos rechazaron el calentamiento global antropogénico. El consenso se ve así:

Screen-Shot-2014-03-25-at-6.16.26-PM

De lo anterior, Powell ha desarrollado una teoría propia:

Muy pocos de los negadores públicos del calentamiento global han escrito artículos académicos en los que digan explícitamente que el antropogénico global es falso. ¿Por qué? Porque entonces tendrían que proporcionar la evidencia y, evidentemente, no la tienen.

¿Qué se puede concluir de esto?

1. Hay una montaña de evidencia científica a favor del calentamiento global antropogénico y no hay evidencia convincente en su contra.

2. Aquellos que niegan el calentamiento global antropogénico no tienen una teoría alternativa para explicar el incremento observado en el CO2 atmosférico y la temperatura global.

Estos dos datos juntos significan que el así llamado “debate acerca del calentamiento global” es una ilusión, un engaño conjurado por un puñado de científicos apóstatas y una media desviada y a veces conspiradora, pagada por compañías de combustible fósil y fundaciones de derecha.

El calentamiento global no es un debate, es una realidad.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca