Estos son los elementos claves para comprender el rol de México en el Acuerdo de París (INFOGRÁFICO)

Este es el primer acuerdo en el que tanto naciones desarrolladas como países en desarrollo se comprometen a gestionar la transición hacia una economía baja en carbono.

Imagen: ecoticias.com

En la última conferencia de París sobre el cambio climático se reunieron a 195 países para aprobar un acuerdo final acerca de la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Este es el primer acuerdo en el que tanto naciones desarrolladas como países en desarrollo se comprometen a gestionar la transición hacia una economía baja en carbono. 

 El objetivo es lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga por debajo de los dos grados centígrados, a través del compromiso de los firmantes para realizar esfuerzos que limiten el aumento de las temperaturas a 1.5 grados en comparación con la era preindustrial. Este compromiso se le llamó Acuerdo de París.

México fue uno de los países invitados a este acuerdo, sin embargo se conoce muy poco al respecto. Por ello hemos compartido este infográfico que realizó la Organización de las Naciones Unidas México con los puntos principales del Acuerdo de París, y la importancia de México en él: 

COP21

 



Mientras EE.UU. se retira del Acuerdo de París, Asia aumenta presupuesto en energías verdes

Para Mark Malloch-Brown, un antiguo diputado de las Naciones Unidas y ahora presidente de la BSDC, considera que si las ciudades asiáticas se enfocan en esta transición verán beneficios tanto económicos como de salud.

Ante la salida de EE.UU. del Acuerdo de París, países de diferentes regiones del mundo decidieron enfrentar el cambio climático desde sus posibilidades. Por ejemplo, los líderes tanto de Francia como de Alemania realizaron una invitación global a cada especialista en el medio ambiente para continuar sus investigaciones y trabajos en sus territorios. Ahora, numerosas ciudades asiáticas han decidido en aumentar la inversión en energías limpias y verdes.

De acuerdo con un reporte realizado por Business and Sustainable Development Commission –BDSC–, ciudades asiáticas han decidido cumplir con los objetivos de desarrollo sustentable establecidos en el Acuerdo de París, previendo una ganancia de 1.5 billones de dólares para el año 2030, con millones de nuevos empleos así como una mejor calidad tanto de vida como de salud. De modo que la inversión del gobierno y del sector privado deberán enfocarse hacia el crecimiento verde y la reducción de la infraestructura de carbón, y así resultar entre los mayores beneficiarios de esta transición hacia energías ecológicas. 

Para Mark Malloch-Brown, un antiguo diputado de las Naciones Unidas y ahora presidente de la BSDC, considera que si las ciudades asiáticas se enfocan en esta transición verán beneficios tanto económicos como de salud. Inclusive Malloch-Brown explica que “Sospecho que [Presidente Trump] estará sorprendido sobre el impacto negativo que tendrá esta decisión en los negocios. Esta retirada no sólo será disrruptivo para los negocios, también será potencialmente peligroso para los ciudadanos. Por tanto él estará cada vez más sorprendido al encontrar que pocos le seguirán con esta decisión.”

En China se ha considerado que esta situación promete ser una oportunidad económica única e irrepetible; pues la transición a energías limpias reducirá el consumo de carbón, beneficiará a la salud, reducirá los gases de efecto invertadero y disminuirán las consecuencias del cambio climático. En especial en áreas como construcción de inmuebles, pues “Mejorar el diseño y las construcciones de los hogares reducirá los costos de operación y brindará una nueva visión al consumo energético del mundo así como a las condiciones ambientales en los próximos años.” Así como en el desarrollo de vehículos eléctricos que ayudarán a transformar las ciudades y a reducir la contaminación del aire. 

La idea es convertir las ciudades de Asia en espacios con “características activas de una economía robusta y oportunidades de una buena vida para los ciudadanos; un ambiente hermoso con comunidades inclusivas y cohesivas; y un sitio limpio, con aire fresco y libre de polución, aguas limpias, y medidas que combatan al cambio climático.” Para ello, los comisionados de la BSDC explican que tanto gobiernos como empresas privadas deberán invertir alrededor de 1.7tn al año para potencializar los beneficios de las energías verdes y alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. 



Esta es la reacción mundial ante el retiro de Donald Trump en el Acuerdo de París

¿Qué efectos podría representar este abandono al plan mundial para cuidar al medio ambiente?

Hace aproximadamente un año, los líderes de 195 países firmaron el Acuerdo de París, el cual busca la reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y así promover el cuidado del medio ambiente del planeta. México fue uno de los países invitados a este acuerdo, por lo que nuestro país se comprometía a mantener el aumento de la temperatura del planeta debajo de los 2ºC hacia finales del siglo, a revisar y fortalecer sus contribuciones nacionales –INDC–, a rendir cuentas para asegurar el cumplimiento de las metas y adaptar el factor central para ayudar a los países más vulnerables. Este acuerdo, en otras palabras, comprometía a los países implicados –incluído a EE.UU.– a cuidar el planeta en el que habitan. 

Sin embargo, el día de ayer el presidente de EE.UU., Donald Trump decidió retirar a su país de este acuerdo con el fin de facilitar la inversión de empresas multinacionales en su territorio. En su lugar, Trump desea “renegociar” un acuerdo más justo y aventajoso para sus trabajadores y empresarios. Incluso, durante su anuncio enfatizó que pondría en prioridad a los trabajadores estadounidenses, y “si se puede llegar a un acuerdo, está perfecto; si no, está bien.”

Esto ha implicado una ruptura contundente con “la transición hacia un mundo bajo en carbono, más seguro y saludable.” Frente a esta situación, naciones como Francia, Alemania e Italia han dejado en claro que el Acuerdo de París “no era regenociable”; y tanto la canciller alemana Angela Merkel como el presidente francés Emmanuel Macron han invitado a los demás países a “continuar trabajando duro para salvar al planeta.”

Pues además, Macron no sólo ha invitado tanto a científicos como a trabajadores a favor del medio medio ambiente a considerar su país como un segundo hogar, también ha finalizado su discurso con una frase fundamental: “We all share the same responsibility: make our planet great again” –”Todos compartimos la misma responsabilidad: hagamos nuestro planeta increíble de nuevo”–.

 

No sólo líderes de otras naciones se han encontrado en contra de esta decisión, también personajes tanto políticos como públicos. Un ejemplo de ello es el actor y antiguo gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien publicó un video sobre su rotundo rechazo a esta decisión invitando al presidente de los EE.UU. a recapacitar sobre las energías limpias: 

 

La transición hacia energías limpias y verdes es uno de los objetivos principales de cada una de las naciones invitadas al Acuerdo de París; inicialmente porque, y en palabras de Macron, “no hay un plan B, porque no hay un planeta B en el cual habitar.”  

¿Qué efectos podría representar este abandono al plan mundial para cuidar al medio ambiente? Esta respuesta depende de cada lector que decida, a su vez, enfrentar el cambio climático desde su cotidianidad: reduciendo el consumo de productos como bolsas de plástico, envolturas, botellas de agua, entre otras; reciclando y reusando en la medida de lo posible; realizando y promoviendo actividades que faciliten el cuidado del medio ambiente, como en el consumo de productos locales, la plantación de árboles y plantas, etcétera. 

Más en Ecoosfera

Estos son los elementos claves para comprender el rol de México en el Acuerdo de París (INFOGRÁFICO)



¿Qué son las manos que surgen del mar y sostienen un edificio veneciano?

El calentamiento global, causado por el desequilibrio ecológico en numerosas regiones del mundo, ha provocado varias consecuencias: desastres naturales, sequías, inundaciones, descongelamiento de los polos, renacimiento de bacterias prehistóricas, guerras, entre otras más.  Frente a esta situación, numerosos activistas y estudiosos en la materia han tratado de frentar el calentamiento global. Para lograrlo han procurado […]

El calentamiento global, causado por el desequilibrio ecológico en numerosas regiones del mundo, ha provocado varias consecuencias: desastres naturales, sequías, inundaciones, descongelamiento de los polos, renacimiento de bacterias prehistóricas, guerras, entre otras más. 

Frente a esta situación, numerosos activistas y estudiosos en la materia han tratado de frentar el calentamiento global. Para lograrlo han procurado generar consciencia en la población mediante la reeducación, promulgación de experimentos ambientales, búsqueda de derechos humanos y de la biodiversidad o arte.  

Un ejemplo de ello son las manos que aparecieron en Venecia. Se trata de un proyecto artístico de Lorenzo Quinn, en donde dos manos, que surgen del fondo del mar, detienen un edificio italiano a punto de hundirse. Esta escultura se llama ApoyoSupport, en inglés– y tiene el objetivo de transmitir empoderamiento. En palabras de Quinn, “Las manos sostienen mucho poder –el poder de amar, odiar, crear o destruir.”, y el poder que un individuo tiene para salvar al planeta –y reducir los efectos del calentamiento global. Compartimos sus imágenes: 

 



Estos son los 5 lugares más afectados por el cambio climático

“Los desastres naturales asociados con el devastador cambio climático tienen un potencial disyuntivo que parece jugar un rol importante en sociedades étnicamente fraccionadas, en una manera particularmente trágica.”

Con una capa cada vez más gruesa de dióxido de carbono y otros gases invernadero atrapando calor en el interior de la atmósfera, el planeta ha sido testigo de una serie de consecuencias que este fenómeno generó un aumento de la temperatura mundial de 17ºC, sequías, huracanes, destrucción, deshielos de los polos, pobreza, hambre, incendios forestales e inundaciones en zonas costeras. La realidad es esta: el calentamiento global está impactando en cada rincón del planeta.

Las regiones más afectadas por el calentamiento global son aquellas en las que actividades industriales han provocado cantidades significativas de contaminación; así como los desastres naturales y calamidades climáticas continúan desencadenando guerras en países divididos por etnias. En su investigación Potsdam Institute for Climate Impact Research, Dr. Carl Schleussner concluye: “Los desastres naturales asociados con el devastador cambio climático tienen un potencial disyuntivo que parece jugar un rol importante en sociedades étnicamente fraccionadas, en una manera particularmente trágica.” 

Conoce 5 regiones más afectadas por el cambio climático

Círculo Polar Ártico

Los glaciares están desapareciendo; los pueblos, mudándose y los renos, se marchan. Desde septiembre del 2016, la capa de hielo en el océano Ártico ha disminuido su nivel al más bajo de todo el año: ahora está dividida en numerosas partes pasando de 14,5 millones a 4,1 millones de km2. Las repercusiones de este fenómeno se evidencian en todo el mundo: ha incrementado el nivel de todos los mares hasta 19 cm, entre 1901 y 2001; así como alterado las corrientes marinas y aéreas que solían beneficiar a los climas de América del Norte y Asia; y finalmente la marcha de los Inuits en Alaska. El frente de los hielos actualmente se percibe como una ventaja para algunos, quienes utilizan la desaparición de los hielos como un camino para explotar los recursos de la región, principalmente petróleo y minerales.  

Siberia

El permafrost de Siberia, en la península de Yamal, está liberando una bacteria mortal, esporas de antrax. Parece ser que los restos de un animal portador de la bacteria que habían estado congelados en el suelo, entraron en contacto con un animal o humano una vez que se descongeló el hielo debido al cambio climático. Desde entonces, julio del 2016, una epidemia de antrax ha afectado la región noreste de Moscú. Así mismo, unas burbujas de metano y dióxido de carbono se esconden debajo de la tierra rusa, liberándose paulatina y constantemente. 

Los litorales 

Existen más de 450 zonas muertas en el mundo, desde el Mar Báltico hasta el Golfo de México. Son zonas en que el mar contiene poco o nada de oxígeno, provocando el estado de hipoxia en donde la fauna y flora marina huyen o perecen. Esta es la razón por la cual hay sobrepoblación animal en zonas próximas a las costas –y en donde se encuentra la mayor concentración de fertilizantes agrícolas y químicos generados por la actividad humana–. Este año, la zona muerta se expandió en el Golfo de México hasta 15 000 km2, lo que corresponde a la mitad de Bélgica. 

Amazonia

La selva no está resistiendo el cambio climático: 6 millones de km2, principalmente en Brasil y la Guyana francesa, han sido afectados. Este ecosistema tropical constituye la reserva mundial más grande de especies animales y vegetales que se encuentran actualmente en peligro de extinción. Se estima que la selva amazónica sobreviva el siglo XXI si las emisiones de CO2 se reduzcan y la temperatura planetaria se estabilice entre 1.1 y 2.6ºC para el 2100. 

Bangladesh

ENVGALLERY

Este es el lugar con mayor población en el mundo: 160 millones de habitantes que viven en un territorio que ocupa un tercio de la Francia metropolitana; de los cuales, dos tercios de las tierras culminan al menos a cinco metros por arriba del nivel del mar. Y no sólo eso, aquí los ciclones surgen cada dos o tres años; las inundaciones, cada vez son más frecuentes y poderosas. Esto provoca que los habitantes deban comenzar desde cero, sin tierra ni casa ni cosecha; además, la salinidad del suelo ha agravado la inseguridad alimenticia. 

Oceanía

Más de una decena de archipiélagos se inundaron en este año, provocando la evacuación de las islas Carteret en el Pacífico Sur. Amenazados por la sequía e inundaciones, estas islas vieron sus cultivos amenazados, lo cual hizo que sus habitantes no sólo se reubicaran en la isla de Bougainville, región autónoma de Papouasía-Nueva Guinea, también que se alimentaran únicamente de mariscos causando, a su vez, una serie de enfermedades. Este es sólo un ejemplo, pero Kiribati, las islas Maldivas, Tuvalu, Marshall, Fidji, Samoa, Tonga, Salomon, Vanautu, son sólo otras islas y archipiélagos que están en situaciones de extrema vulnerabilidad. 

 

 

 



Estas son las escalofriantes imágenes del calentamiento global en la Antártida

El hielo se está derritiendo en todo el mundo, principalmente el de las zonas del oeste de la Antártida, Groenlandia y el mar Ártico, debido al calentamiento global.

En el último siglo, una capa cada vez más gruesa de contaminación –compuesta de dióxido de carbono y otros gases invernadero–, ha atrapado el calor en el interior de la atmósfera. Esto provocó el aumento de la temperatura mundial de un 1ºF, y esto, a su vez, ha tenido un impacto importante en diferentes partes del planeta: sequías, huracanes, destrucción, deshielo de los polos, pobreza y hambre. De modo que si las ondas de calor aumentan en intensidad, las sequías, incendios forestales y deshielo de los polos –el cual aumenta el nivel del mal, inundando las áreas costeras–, ocurrirán más seguido y empujarán a especies al borde de la extinción. Este fenómeno se le llamó calentamiento global

Frente a esto, numerosos líderes del mundo han propuesto medidas de prevención y contención para reducir significativamente las consecuencias sociales, ambientales y económicas relacionadas con el calentamiento global; por ejemplo, la reeducación ambiental brindando consejos que reduzcan la contaminación desde el hogar. Es decir que al informarse adecuadamente sobre los efectos del calentamiento global, es mucho más fácil encontrar alternativas ecológicas que cuiden el equilibrio en cada uno de los ecosistemas coexistentes en la Tierra. Por esta razón es importante saber cuáles son las verdaderas consecuencias del deshielo de la Antártida. ¿Alguna vez te has preguntado qué pasaría con el planeta si los polos se deshielaran por completo? 

El hielo se está derritiendo en todo el mundo, principalmente el de las zonas del oeste de la Antártida, Groenlandia y el mar Ártico. Esto ha generado una serie de consecuencias, tales como:

– La reducción en la población de pingüinos Adélie en la Antártida. Su número ha descendido de 32 000 parejas reproductoras a 11 000 en los últimos 30 años. 

– La migración de mariposas, zorros y algunas plantas alpinas hacia zonas más frías y elevadas. 

– El aumento de inundaciones y sequías en todo el mundo. 

– La expansión de los escarabajos de abeto en Alaska, los cuales han devorado alrededor de 4 millones de acres de abetos. 

– La intensificación de huracanes y otras tormentas en diferentes partes del mundo. 

– La extinción de la biodiversidad vegetal y animal en las regiones polares. 

– La desincronización de las especies, provocando que las plantas florezcan antes de que los insectos que las polinizan estén activos. 

– Cada vez hay una menor disponibilidad de agua dulce. 

– El cambio de ecosistemas, de modo que las especies que no puedan trasladarse podrían extinguirse; como es el caso de los osos polares y los pingüinos. 

– La expansión de enfermedades como la malaria transmitida por los mosquitos. 

Mientras que así se ve el efecto del cambio climático en la Antártida. Las fotografías fueron tomadas por Mario Tama (Getty Images) como parte del proyecto Operación IceBridge de la NASA: 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca