Estos son los alimentos que NO debes consumir antes de ir a dormir

La falta de sueño altera los niveles de endocannabinoide en el cerebro, lo cual provoca mayores niveles de antojos y ganas de comer –principalmente aperitivos dulces o salados altos en grasa–.

En algunos estudios se ha demostrado que dormir poco altera la salud global de una persona. Por ejemplo, en la revista Sleep, se publicó una investigación en donde la falta de sueño altera los niveles de endocannabinoide en el cerebro, lo cual provoca mayores niveles de antojos y ganas de comer –principalmente aperitivos dulces o salados altos en grasa–.

Sin embargo, pese a los cuidados que podamos procurar a nuestras horas de sueño, la realidad es que el estilo de vida en una ciudad reduce considerablemente este preciado tiempo de renovación celular y mental. Es decir que si no dormimos las horas suficientes, nuestro cuerpo no será capaz de regenerar células que permitan no sólo quemar calorías, también protegernos de virus y gérmenes que perjudican a nuestra salud. De hecho, de acuerdo con Matt Walker, investigador de la Universidad de Berkley, una de las principales afectaciones del no dormir es un desempeño mediocre en las funciones cognitivas y corporales. 

Si bien existen algunos hacks para dormir mejor, como colocar algunas de estas plantas en la recámara, también hay algunas actividades y alimentos que necesitas evitar antes de dirigirte a los brazos de Morfeo; por ejemplo, dormir con alguna mascota o usar algún gadget electrónico antes de dormir –dale click aquí para leer la lista completa–. A continuación te compartiremos la lista de alimentos que NO debes consumir antes de ir a descansar realmente: 

 

Cafeína. Es un estimulante del sistema nervioso, por lo que reduce la calidad de sueño. El café, té o chocolate son sólo algunos de los alimentos que contienen cafeína. 

cafeina

Alcohol. De acuerdo con John Shneerson, cabeza del centro de sueño en Papworth Hospital en Cambridge, el alcohol no fomenta el movimiento REM de los ojos a la hora de dormir. Por tanto, reduce la capacidad restaurativa del sueño profundo, y por tanto, al despertar, se tiene una mayor sensación de cansancio. 

 

 Michelada

Curry. Los alimentos muy condimentados provocan una serie de procesos digestivos, logrando que el cuerpo se enfoque más en esos procesos que en el del sueño y su restauración. Además que eso hará que te pares a mitad de la noche para ir al baño. 

curry

Comidas altas en grasa. La famosa junk food, hamburguesas, pizzas, tacos, entre otros alimentos, están relacionados con pocas horas de sueño y descanso al provocar reflujo e indigestión. 

Fast food hamburgers



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.

 



Escucha la sinfonía de la vida de un árbol (VIDEO)

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia?

Las artes y la naturaleza son partes indispensables en la vida del ser humano; pues son dos elementos que llegan hasta la profundidad de las dendritas de nuestras neuronas cerebrales. Sin embargo pocas son las ocasiones que al juntarlos, se alcanza un nivel de interconexión que facilita la comprensión de la unidad histórica entre ambos. Un ejemplo de estas contadas ocasiones es la creación del artista Bartholomäus Traubeck, quien desarrolló una pieza que captura el paso del tiempo y lo traslada a un territorio musical: una tornamesa que lee las líneas y texturas de los anillos del os árboles. 

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia? La edad de los árboles se descubre al interior de sus troncos en forma de anillos, las cuales se forman y se acumulan pasando los años de vida: fuerte y hermoso, con surcos y deformaciones que ostenta la resiliencia “de años flacos y años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas” (Hermann Hesse).

El resultado, además de conmovedor, es una sinfonía de la vida, implacable, coherente, hermoso, cuyo compositor es la naturaleza misma. Conócelo: 

 



6 hacks que la ciencia recomienda para dormir más y mejor

Existen hacks para asegurar un buen sueño y reducir las consecuencias de un mal descanso.

Dormir es una de las principales actividades que el cuerpo y la mente requieren a diario. En el caso de que no se poseen las suficientes horas de descanso de calidad, probablemente surjan enfermedades físicas y emocionales hasta alcanzar la muerte. 

De acuerdo con el experto del sueño y profesor asociado en neurología en Harvard Medical School, Patrick Fuller, existen hacks para asegurar un buen sueño y reducir las consecuencias de un mal descanso. Te las compartimos: 

– Despertar siempre a la misma hora. 

Muchas personas no suelen tener un “calendario” de sueño, en el que puedan acostumbrarse a dormir a una hora y a despertar a otra sin importar el día –aún si es fin de semana–. Cuando las personas se despiertan cada vez más tarde, explica Fuller, tienen menos sueño desregularizando sus horarios. 

 

 

– Evitar estimulantes pasando medio día. 

Si bien es tentador beber un latte o un refresco después de la comida para poder trabajar en la tarde, la cafeína es capaz de mantenerse en el cuerpo durante ocho horas después de su consumo. Una alternativa para mantenerse activo a lo largo del día es el té verde. 

– Realizar ejercicio durante 20 o 30 minutos al día. 

Además de ser un tónico que previene enfermedades, como el estrés, enfermedades del corazón, diabetes, demencia y ciertos tipos de cáncer, el ejercicio es un estimulante para el sueño. 

– Reducir el consumo de alcohol en las noches. 

Si bien puede considerarse en ocasiones como un elixir nocturno para calmar músculos, nervios y estrés, las personas que consumen alcohol en la noche no gozan de un buen descanso restaurativo. 

– Establecer una rutina para dormir. 

Se trata de un ritual del sueño, y como tal se requiere poner atención a cada actividad previa al sueño. El objetivo es inducir neurológicamente al sueño mediante actividades relajantes y rutinarias.

– Disminuir la incidencia de pantallas de la televisión, computadoras o teléfonos celulares antes de ir a dormir. 

La iluminación de estas pantallas producen melatonina, impidiendo la posibilidad de fomentar el sueño. Además, explica Fuller, con el tiempo la luz de estas pantallas puede dañar la memoria e incrementa el riesgo de depresión, obesidad y ciertos tipos de cáncer. Es recomendable dejar de ver las pantallas dos horas antes de dormir. 

 

 



¿Ya sabes cuáles son los alimentos que curan el insomnio?

Durante el sueño el cuerpo puede optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, cardiovascular, endócrino, digestivo, sexual, etcétera

Dormir es un proceso vital para todo ser vivo, ya que permite al cuerpo descansar, recuperando energía y regenerando células necesarias para las actividades de la vigilia. De ese modo, el cuerpo puede optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, cardiovascular, endócrino, digestivo, sexual, etc. E inclusive, es uno de los mejores métodos para quemar calorías. 

Con el fin de procurar una buena salud integral es importante desarrollar ciertos hábitos de sueño, como establecer un horario adecuado, realizar algunos estiramientos o practicar meditación antes de acostarse y alejar todo estresante o estimulante 10 minutos antes de dormir, entre otros, incluyendo la alimentación, para descansar mejor. Por ello, te compartimos estos alimentos que fomentan el sueño: 

– Jugo de cereza. De acuerdo con un estudio de la Louisiana State University, al consumir este jugo dos veces al día durante 2 semanas, es posible descansar en la noche durante 84 minutos más.  

– Kiwi. Consumir esta fruta 1 hora antes de dormir puede generar resultados sorprendentes en relación a las horas de sueño (42.4% de mejoría, de acuerdo con Psychology Today). 

– Algas. La Universidad de Oxford encontró una incidencia en el consumo de algas y el aumento de omega-3 DHA en la sangre, lo cual facilita el sueño. 

– Almendras. El Journal of Orthomolecular Medicine encontró que si un cuerpo sufre de bajos niveles de magnesio, normalmente presenta también problemas de sueño, por lo que se recomienda incluir almendras en la dieta. 

– Nueces, las cuales son una fuente increíble de melatonina (hormona del sueño), fomentando la regulación del ciclo cicardiano. 



¿Sufres de insomnio? Un tiempo bajo el sol puede ayudarte

Un estudio reciente demostró que aquellas personas que pasan más tiempo en el sol duermen mejor, son más saludables y tienen una vida más plena.

Muchas personas sufren de insomnio, indudablemente muchos de los lectores de este artículo han tenido problemas conciliando el sueño en algún punto de sus vidas. Para encontrar una solución natural a este problema, el sitio Tree Hugger reporta que científicos en Estados Unidos estudiaron la calidad del sueño de 49 oficinistas, 27 de ellos se sentaban en espacios con ventanas y 22 de ellos en espacios sin ventanas. En promedio las personas con ventanas no sólo recibían 173% más de luz natural que los otros, pero en promedio también dormían 46 minutos más cada noche.

Disfrutar más luz natural también se veía reflejado en los hábitos diurnos de las personas, aquellas que recibían más luz natural durante su día también reportaban estar más sanos en general, hacer más ejercicio y eran más felices. Aquellos que no tenían ventanas se enfermaban más seguido, tenían menos energía y la calidad de su sueño era baja.

El sol y la luz natural afectan nuestros patrones y calidad del sueño porque son elementos esenciales para nuestro ritmo circadiano. El sol es la mejor fuente de vitamina D, fundamental para nuestro sistema inmune y nuestra salud emocional. Pasar tiempo en el sol representa una solución mucho más sana y natural a tomar pastillas para dormir, Forbes reporta que aproximadamente 60 millones de estadounidenses tomaron pastillas para dormir en el 2012, una cifra completamente alarmante tomando en cuenta los riesgos que estas conllevan.

Entonces, para las miles y miles de personas que tienen la desventaja de tener que trabajar en un sitio sin ventanas, sugerimos simplemente salir a caminar en el sol por las mañanas: antes de ir a trabajar o en el camino a la oficina, o durante la hora de la comida –aunque es más eficiente para nuestro cuerpo hacerlo por la mañana. En poco tiempo podrán notar que no sólo duermen mejor, sino también se sienten más felices y sanos, haciendo algo tan sencillo como disfrutar  del medio ambiente que nos rodea.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca