Caminar y andar en bici en las ciudades es mejor incluso en las más contaminadas; estudio

Aunque a nadie beneficia una ciudad contaminada, no dudes en usar otros medios antes que el coche.

En esta década son cada vez más recurrentes las contingencias ambientales. En lugares como China pero también en ciudades como la Ciudad de México o París.

Cuando los niveles de contaminación son alarmantes pareciera que la mejor alternativa para la salud es simplemente exponerse lo menos a los exteriores. Y lo más lógico sería evitar los trayectos en la ciudad al aire libre como caminar o ir en bicicleta; respecto a ello ¿Qué dicen los expertos?

El investigador Marko Tainio de la Universidad de Cambridge en mancuerna con investigadores del Medical Research Council y la Universidad Anglia Oriental buscaron responder precisamente a esta pregunta y lo que encontraron es reconfortante.

Hicieron primero un análisis de la cantidad de contaminantes que enfrentan las personas en distintas ciudades del mundo al atravesar su ciudad a la intemperie. Encontraron que aunque vivir con contingencias ambientales es naturalmente fatal, los efectos físicos de caminar y de andar en bicicleta son mayores que el riesgo que implica el realizar estas actividades en circunstancias contaminadas.

Por ejemplo, los riesgos contraproducentes para una persona que realiza estas actividades llegarían cuando el ambiente se encontrara tan contaminado como 100 µg/m3 y luego de que hubiese montado su bicicleta sin parar durante hora y media, o bien, luego de 10 horas consecutivas de caminata. Lo anterior es prácticamente imposible, en el mundo el promedio en las grandes ciudades es de  (22 µg/m3).

Nuestro modelo indica que en Londres los beneficios de un trayecto al aire libre sobrepasan los malos efectos de la contaminación. Incluso en Nueva Delhi, una de las ciudades más contaminadas del mundo, con niveles diez veces más altos que en Londres, las personas habrían de andar en bici hasta 5 horas por semana para que los riesgos de la contaminación sobrepasen los beneficios.

Puedes checar los datos sobre tu ciudad acá.

 

 



¿Por qué el gobierno de Nepal quemó pieles de animales?

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva.

Como gesto simbólico de compromiso contra la caza furtiva y el comercio de vida silvestre, Nepal decidió quemar 4 012 pieles de diferentes animales, cientos de cuernos de rinocerontes y restos de escamas de pangolín después de ser requisadas a los traficantes y cazadores. La hoguera tuvo lugar en el parque nacional de Chitwan el pasado Día Internacional de la Diversidad Biológica.

Este proyecto fue implementado por las autoridades nepalíes y diplomáticos extranjeros, como un mensaje de que “estas partes del cuerpo de los animales en peligro de extinción no están destinados para el comercio”. Incluso Maheswor Dhakal, del Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre, estableció que “en total son 4 012 pieles de 48 especies de animales diferentes, entre ellas 67 de tigre en peligro de extinción y 48 de leopardo; 357 cuernos de rinoceronte y 352 pangolines; también están pelo de cola de elefante, glándulas de ciervos, caparazones de tortugas y caballitos de mar.” Cada pieza lleva incluso casi 20 años almacenada. 

Dhakal agrega que la hoguera no sólo fue un símbolo de compromiso hacia la biodiversidad; también de liberación al país de una carga económica que suponía el almacenamiento de los restos de estos animales. Sin embargo se han resguardado para investigación unas cuantas piezas; como por ejemplo, diez cuernos de rinoceronte y cinco pieles de tigre. 

Históricamente, la última vez que Nepal quemó los trofeos de cazadores furtivos fue en 1998; y ahora se vuelto a realizar como medio de reafirmación de compromiso con la naturaleza y de combate a la caza furtiva. 



Sobre la Narcodeforestación o cómo la cocaína está acabando con la biodiversidad

La narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales.

La producción y venta de drogas, como la cocaína, ha generado numerosas tensiones políticas entre países. Se ha tratado de una actividad ilegal que no sólo ocasiona una serie de consecuencias tanto económicas como sociales, también ambientales a gran escala. De acuerdo con un estudio publicado en Environmental Letters, la “cocaína está acabando con las selvas y los bosques de América Latina”. 

Los investigadores usaron estadísticas para calcular la correlación entre la pérdida de biodiversidad y el tráfico de drogas en el camino de la cocaína hacia su venta. ¿Acaso es posible que entre el 30 por ciento de la deforestación anual de los bosques guatemaltecos, nicaragüenses y hondureños en los últimos años se deba al narcotráfico? 

Si bien cada país ha tratado de proteger sus bosques y selvas, el equipo descubrió que entre el 30 y 50 por ciento de la pérdida de la biodiversidad tuvo lugar en áreas que protegidas por leyes nacionales o internacionales; y la cual presenta un mayor riesgo a los esfuerzos locales para proteger y restaurar la selva, a su diversidad, sus derechos y sus recursos naturales. A este fenómeno se le denominó “narcodeforestación”. 

La narcodeforestación se ha relacionado principalmente con la producción de cocaína en Colombia, con el aumento de granjas de coca y almacenes económicos. De acuerdo con los investigadores, “la deforestación sucede no por la presencia de las granjas, sino por la necesidad de los traficantes de usar el dinero generado por la venta de las drogas.” De alguna manera, los narcotraficantes usan el espacio –antes plena de un bosque– para lavar dinero: “Parece ser que la mejor manera de lavar dinero ilegal por drogas es destruir la cerca de la naturaleza: cortar los árboles y construir un rancho con ganado.”

La guerra que EE.UU. declaró en contra de las drogas, expandió la deforestación hacia regiones de México y el Caribe. En otras palabras, la narcodeforestación se ha encargado de convertir los bosques y las selvas en granjas, en tierras de especulación, en espacios para operaciones ilegales; lo cual ha provocado que “mientras más y más bosques se usan, se requieren cada vez más y más caminos y ciudades –y eso reduce el espacio del bosque aún más.” Frente a la pérdida de áreas verdes, los impactos sociales están afectando también a las comunidades indígenas y su supervivencia.

La solución inmediata es disminuir el consumo de estas drogas; sin embargo, ¿el mundo, especialmente EE.UU., será capaz de reducir su demanda de cocaína para reducir el daño causado en los bosques latinoamericanos? 



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Si usas la bici, disminuirán también tus ganas de consumir alcohol y tabaco

Un informe señala que el uso de la bici es adictivo y contagioso, y que, además, disminuye los hábitos insanos.

Es curioso como muchos fenómenos atraen a sus pares similares. Así como la vida es una cadena unida al todo, en la vida cotidiana los hábitos (probablemente la herramienta al alcance más poderosa para impulsar una buena o mala calidad de vida), producen también una cadena de efectos similares.

Si adoptamos hábitos insanos, lo más probable es que estos crezcan en esta dirección (incluso aunque no te hagan sentir bien); en su contraparte, cuando adoptamos hábitos más saludables, van sumándose a esta cadena nuevos hábitos más sanos. 

En el caso de la bicicleta, que está siendo adoptada como medio de transporte por millones de personas en el mundo– de alguna manera orillados por la inviabilidad del tráfico en las ciudades, esta provoca que las personas que la usan se vuelvan más saludables. 

Un nuevo informe realizado por Cyclescheme sobre la población del Reino Unido ha comprobado cómo el uso de la bicicleta es contagioso y adictivo. Pero además, la mayoría de los encuestados que han adoptado su uso declararon haber disminuido sus hábitos de consumo de tabaco y de alcohol. 

Un 53% de los encuestados respondieron que el uso de la bicicleta se ha convertido en un hábito del que ya no desean prescindir: una saludable adicción. En el estudio fueron analizados 10.000 ciudadanos, y la mayoría coincide en que han reducido significativamente el consumo de alcohol y tabaco desde que decidieron usar la bicicleta como medio de transporte.



Un estudio comprueba que andar en bici también te mantiene joven

Además de los beneficios a la salud, ahora se comprobó que también es un remedio antivejez

Cada vez que veo a un adulto sobre una bicicleta no pierdo la esperanza para el futuro de la humanidad.

H. G. Wells

Hay algo de sano en mantener una cierta fantasía infantil en la mente adulta. Lo anterior está estrechamente ligado a cómo percibimos el mundo y cómo lo vivimos. Luego de que el auto, sobre todo desde mediados del siglo pasado se convirtiera en un sinónimos de estatus y calidad de vida, fue perdiéndose el uso de la bicicleta como un sistema lúdico, que conlleva un dejo fantasioso.

En el uso de la bicicleta hay algo divertido, inexorablemente unido a nuestras percepciones. En una bicicleta uno se siente más alerta del entorno, de los sonidos, olores, y sensaciones. Así, andar en bicicleta activa tu imaginación, pero además hace que tu cuerpo se mantenga más joven.

Aunque lo anterior de alguna forma ya se conocía, pues sabemos que andar en bici es muy saludable, ahora se ha comprobado directamente, mediante un estudio, que las personas que usan más este medio de transporte mantienen las cualidades psicológicas de personas más jóvenes. El estudio fue publicado por el Journal of Physiology y fue realizado por el King’s College de Londres  y la Universidad de Birmingham.

Según los resultados, los ciclistas mayores a 55 años tienen una función psicológica que los sitúa en una edad más joven que el resto de sus coetáneos. Cabe anotar que el análisis se hizo en base a personas que suelen usar la bici de una manera más profunda, pues son capaces de recorrer unos 100km en menos de 6 horas y media. Sin embargo, los resultados apuntan a que el empleo de la bicicleta es la razón de su juventud perenne.

Aunque cualquier ejercicio es recomendable, andar en bici implica un esfuerzo muscular, nervioso, cardiovascular y respiratorio, además de que conlleva tintes lúdicos, quizá un elemento que también influye en que las personas que usan la bicicleta como medio de transporte se mantengan más jóvenes.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca