Close

Baños de vapor vaginales, sabiduría para disminuir dolores menstruales

Los baños vaginales, un remedio casero de origen maya, ha ayudado a mejorar la salud sexual de muchas mujeres con problemas como dolores menstruales, endometriosis, complicaciones post-parto e inclusive infertilidad. Esta herencia maya usa el vapor que desprenden ciertas plantas medicinales, favoreciendo la salud tanto de la vagina como del útero tales como: 

  • Reducir significativamente el dolor, la inflamación y el cansancio asociados a la menstruación,
  • reducir el volumen de sangre menstrual y los periodos pesados con coágulos en exceso,
  • regular los periodos menstruales irregulares,
  • acelerar el tiempo de recuperación y el tono muscular y el funcionamiento del sistema reproductivo después del parto o de un aborto,
  • disminuye síntomas de fibromas, quistes en ovarios, debilidad uterina, prolapso uterino y endometriosis,
  • ayudar a la recuperación del tejido vaginal en caso de rasgado en el nacimiento, episiotomía o con la recuperación de la cicatriz de la cesárea,
  • facilitar la recuperación y prevención de hemorroides,
  • acelerar la recuperación del piso pélvico o periné post-parto,
  • ayudar a combatir infecciones vaginales crónicas y a eliminar el mal olor vaginal,
  • disminuir los síntomas de la menopausia,
  • reducir la resequedad vaginal,
  • regular el flujo vaginal,
  • desintoxicar el útero y remueve toxinas del cuerpo,
  • disminuir el dolor pélvico, reduciendo dolores musculares y calambres uterinos,
  • combatir infecciones del tracto urinario y hongo vaginal,
  • aliviar el estreñimiento y otras condiciones inflamatorias del intestino.

El proceso del baño vaginal es como si se aplicara una vaporización que ayuda a despejar las vías respiratorias, salvo que el vapor de las hierbas llega a la vulva, vaporizando, literalmente, la vagina, de manera que la mujer los recibe sentada con las piernas abiertas y el contenedor debajo de ella. Dado que el tejido vaginal es poroso y absorbente, el vapor ayuda a suavizarlo y abrirlo hacia el torrente sanguíneo y el útero. Este vapor herbal permite acelerar la circulación, adelgazando la mucosidad, limpiando el sistema reproductor, eliminando el exceso de membranas y adherencias. 

diosa

¿Cómo hacer un baño vaginal?

Instrucciones: En un contenedor, pon a hervir lavanda, orégano, pétalos de rosa, romero, caléndula, tomillo, manzanilla y albahaca. Después, coloca debajo de ti de manera que el vapor alcance a la vagina –sin sentir la incomodidad de las quemaduras–. Se sugiere hacerlo sentada en una postura y silla o banco que permita que el vapor suba, se recomienda mantener el cuerpo envuelto en una cobija pesada durante toda la vaporización y dejar actuar el vapor durante 20 y 40 minutos. Para finalizar, acuéstate y permanece bien tapada. Las propiedades medicinales de las hierbas brindarán una profunda sensación de sanación y descanso. 

Antes de intentarlo en casa, consulta con un experto en naturopatía, herbolaria o una partera, pues ellos conocen qué combinación, cuánta cantidad de hierbas necesitas usar, cuán seguido y las contraindicaciones en cada caso. Lo ideal es comprar todas las hierbas en tiendas naturistas, libres de tóxicos químicos como el glifosato. 

El baño de vapor vaginal permite cuidar a todos nuestros órganos sexuales, innovando la fuerza vital creadora y revitalizante. ¿Por qué no brindarle ese abrazo a nuestro cuerpo y bienestar sólo porque lo merecemos?

 

Ver Más
Close