¿Utilizarías un incinerador de heces caninas como alternativa ecológica?

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud.

MediaTrends

En los últimos años, 50 toneladas de excrementos caninos han diariamente flotado en el aire de la ciudad. Estos deshechos, al combinarse con otros contaminantes, tienen el potencial de inocular parásitos y hongos tanto al ser humano como a otros perros; tales como parvovirus, parasitosis, neumonías y problemas alérgicos.

Luis Eduardo Carrillo, especialista ambiental, explica que “permitir que exista [este tipo] de basura en la vía pública, siempre será un daño contra la ecología y la salud. […] Se convierten en focos de riesgo en la transmisión de la rabia, sarna, fecalismo, agresiones físicas y contaminación de mercados o basureros.”

Para Carrillo, entre las alternativas de solución se encuentran:

Implementar en la materia de ecología de primaria y secundaria, aspectos sobre la polución por desechos animales y su eliminación. En tal sentido diversas instancias gubernamentales deben realizar campañas educativas. […] El ciudadano debe tirar los materiales orgánicos de sus mascotas por medio de vías rutinarias, como son el camión de la basura o el drenaje.

Para reducir la infestación de bacterias en el aire, Israel Oded Shoseyoy, de la Universidad Hebrea de Israel, y Paulee Cleantec, desarrollaron un dispositivo capaz de aspirar los excrementos de la mascota y convertirlos en ceniza. Lo llamaron AshPoopie.

 

Este dispositivo pretende no sólo ayudar a acabar con la contaminación por desechos fecales, también a reducir el consumo de bolsas de plástico. En palabras de Shoseyoy, “las bolsas de plástico son mucho más perjudiciales para el medio ambiente que las heces convertidas en cenizas, por lo que sería una buena opción para contribuir en el cuidado de nuestro entorno.”

El funcionamiento es aparentemente sencillo: AshPoopie recoge los excrementos del perro como si fuera una aspiradora y los devuelve convertidos en polvo. Esto funciona gracias a un cartucho, que contiene una especie de cápsula, que desintegra el desecho a 95ºC. El resultado es sólo ceniza.

El objetivo de este dispositivo es hacer consciencia ambiental, reduciendo así el riesgo de expandir infecciones tanto en humanos como en animales. ¿Utilizarías tú AshPoopie?

Gadget Feast
Gadget Feast


6 consejos efectivos para curar a los bonsáis de plagas y enfermedades

Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes.

Los bonsáis son una especie de pequeños árboles cuyos métodos de cuidado provienen de tiempos inmemoriales. Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes; pueden sufrir de anomalías por exceso o defecto de riego, falta de luz o humedad ambiental. En especial si se trata de una plaga o enfermedades. 

Para cuidar a un bonsái es importante considerar, desde un principio, sus características; por ejemplo, en el caso que sea del exterior, necesitas saber si requiere protección de las heladas, realizar las podas en las fechas señaladas, etcétera. De modo que si empiezas a notar que hay una plaga afectando al bonsái, es importante tomar en consideración la siguiente información: 

– El pulgón, los ácaros, la mosca blanca o cochinillas, son las plagas más comunes en los bonsáis. 

– Cuando el bonsái se enferma por hongos, la base del tronco posee podredumbre, las hojas se vuelven amarillas y no hay síntomas de ningún otra plaga. Hay hongos que atacan la base del tronco, el cuello y las raíces de las plantas y árboles produciendo podredumbre en sus tejidos. 

– Los fungicidas sistémicos ayudan a controlar este tipo de enfermedades; sin embargo, cuando los hongos se encuentran bajo el suelo, es indispensable hacer uso de sustratos sanos y aireados. En el caso de que la enfermedad sea por un exceso de riego, su sanación se realiza con fungicidas a base de oxicloruro de cobre, pues además funge como tratamiento preventivo a principios de primavera y a mediados de otoño. El fosfito potásico también es un buen inhibidor y fertilizante, el cual puede usarse como parte del riego para el bonsái. 

– El bonsái necesita un tiempo para adaptarse y desarrollar su belleza como parte del reflejo de su sabiduría.  

– El riego de los bonsáis es ideal cuando la tierra se encuentra ligeramente seca. Para controlar el grado de humedad de la superficie –y del interior– de la tierra se puede usar los dedos. No es recomendable regarlos con una rutina diaria. 

– Encuentra la mezcla del suelo adecuada. La mayor parte de los bonsáis requiere una mezcla de akadama, pomice y roca volcánica en una proporción de 1/2 – 1/4 y 1/4. También se puede usar una mezcla que retenga más agua, usando una mayor proporción de akadama. 

 



¿Qué pasará si las orugas empiezan a comer restos de plástico?

Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.

De acuerdo con el sitio web de Phys.org, los científicos descubrieron que una de las orugas más comunes, la Galleria mellonella, se ha estado alimentado de polietileno, un tipo de plástico que es usado principalmente en las bolsas desechables. Sin embargo, ¿qué implica este evento para la conservación del medio ambiente? 

Las orugas de cera son consideradas una peste para la población de las abejas y algunas plantas. Por esta razón, hay quienes usan bolsas de plástico para prevenir su proliferación en jardines y cercanías. Fue así que Bertocchini, la líder de la investigación, se dio cuenta que las bolsas de plástico que había dejado para prevenir a las orugas comenzaban a tener pequeños hoyos; y después de una inspección más cercana, notó que las bolsas estaban siendo consumidas por las orugas para tratar de alcanzar su libertad. 

Al realizar la investigación, Bertocchini y sus colegas, encontraron que las bolsas de plástico se estaban degradando más rápido de lo normal, y esto se debe a que las orugas producen una especie de enzimas que rompe el plástico hasta su desaparición. Gracias a ello, los científicos han considerado un método biodegradable para limpiar al medio ambiente de la contaminación de plástico. 

 

En palabras del primer autor del estudio, Paolo Bombelli, “Si una sola enzima es responsable de este proceso químico, su reproducción a larga escala con métodos biotecnológicos podrá ser viable. Este descubrimiento podría ayudar a eliminar el plástico en sitios como el océano y otras áreas terrenales.” Además, “la oruga produce algo que rompe el vínculo químico, quizá en sus glándulas salibales o una bacteria simbiótica en su estómago. El próximo paso es tratar de identificar el proceso molecular en su reacción e insolar la enxima responsable.”

Dicen que la Naturaleza es sabia, y encuentra siempre la manera de surgir resiliente y victoriosa. Las personas alrededor del mundo desperdician alrededor de miles de millones de bolsas de plástico cada año, las cuales tienden a degradarse en un periodo de un siglo o más y tienen importantes consecuencias en el medio ambiente. 

 



Construye tu propio generador eléctrico con una bicicleta (VIDEO)

En tan solo seis minutos el artista Chris Hackett te enseña cómo construir un generador de energía para emergencias.

Chris Hackett es un artista de Brooklyn, Estados Unidos que dedica su vida al eco-arte y reutiliza la basura para crear objetos útiles. Cuando el Huracán Sandy azotó Estados Unidos, dejo a más de 7 millones de personas sin electricidad, evento que lo inspiró a crear una fuente de electricidad utilizando objetos caseros.

Materiales para el generador:

  • Una batería de ciclo profundo
  • Un convertidor
  • Un motor magnético permanente
  • Una bicicleta
  • Un eje de metal
  • Un marco de metal
  • Circuito de carga de corriente

Hackett menciona (1.40) que la pieza central del cargador casero es el motor magnético permanente y recomienda buscar uno de los que se usa para sillas de ruedas eléctricas (unos 250 watts). El eje de metal se conecta al motor y la rueda de la bicicleta se coloca sobre el eje: la hace girar y alimenta el motor. Hackett utiliza el marco de metal para fijar la bicicleta (3.06), explica que para evitar desperdiciar energía el eje y la rueda de la bicicleta deben estar montados de manera inmóvil y ajustada. El circuito de carga de corriente se conecta a la batería, y ayuda a determinar la cantidad de volts del sistema, según Hackett, rebasar los 13-14 volts creará un corto circuito.

Aunque el sentido del humor del artista es un tanto oscuro, refiriéndose a un apocalipsis sin fuentes eléctricas, su sistema es útil y sencillo de construir.



SafeSIPP: un contenedor que al rodar purifica el agua

Ante la inminente crisis mundial del agua, este novedoso invento transforma un barril en un purificador de agua al alcance de cualquiera.

Todos hemos visto cientos de imágenes y videos que nos muestran a personas de bajos recursos y sin acceso a agua potable caminando por kilómetros y kilómetros para llegar a algún pozo remoto. Por esta razón, tres graduados de la Universidad del Estado de Arizona crearon el SafeSIPP, un aparato que ayuda a transportar el agua, haciendo que esta ruede y además la purifica al mismo tiempo.

Su idea fue relativamente sencilla, utilizaron contenedores de 20 litros y les pusieron un asa, y además incluyeron un sistema de purificación adentro que remueve la tierra, bacteria y parásitos. El aparato ha sido puesto a prueba dentro de un ambiente controlado y funciona, sin embargo aún no ha sido utilizado afuera del laboratorio.

3016062-slide-bergneksafesippoct2012-019

Para llevar el proyecto a la próxima etapa, la incubadora Mac 6 lo ha adoptado para darle al trío de Arizona acceso a fondos. Estiman que el proyecto estará listo a principios del 2014. Planean re-utilizar contenedores ya existentes para reducir los costos de producción, de manera que puedan vender el producto final a organizaciones sin fines de lucro a un precio mínimo.

Uno de los inventores, Jared Schoepf explica la sencillez del producto “Las personas van a la fuente. Llenarán el barril, y mientras el barril rueda hacia el pueblo, se purifica el agua. Una vez que lleguen a su casa, las personas tendrán agua potable”.

Cabe hacer notar que no se han dado a conocer detalles sobre el funcionamiento del SafeSIPP porque su patente se encuentra en trámite.

[FastCo.Exist]



Investigadores construyen chip que se disuelve en agua (VIDEO)

El software tiene una vida útil limitada, ¿por qué el hardware debería quedarse atrás? Si esta tecnología llegara a implementarse, podríamos reducir a cero nuestra basura electrónica.

La obsolescencia programada hace que nuestros dispositivos electrónicos dejen de ser útiles después de un tiempo; si los sistemas operativos terminan su vida útil, ¿por qué seguir guardando los contenedores físicos de la información? Investigadores de la universidad de Illinois imaginan que el futuro de la tecnología, además de seguir siendo rentable para las marcas de software, verá una generación de hardware que puede disolverse y no convertirse en basura.

El objetivo es desarrollar tecnología “que pueda disolverse al final de su vida útil, salvando así espacio en basureros y reduciendo la basura.” Y aunque aún no hayan conseguido deshacer una tablet completa, al menos ya existe un chip hecho de fibras de seda que se disuelve al ser mojado con agua.

John Rogers, profesor en ciencia e ingeniería de materiales, afirmó que “uno no necesita que su celular dure 25 o 50 años. Nadie quiere conservarlo tanto tiempo después de todo.” Aunque no se tiene un panorama de salida al mercado, esta tecnología abre interesantes líneas de investigación, además de planear un futuro sin desechos de procedencia electrónica.

[Tree Hugger]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca