Sobre las áreas naturales protegidas y su normatividad ambiental: El caso de Yum Balam

Entre las ANP se encuentra el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, ubicada en el norte del estado de Quintana Roo (Municipio Lázaro Cárdenas), con una extensión de 154,042 hectáreas.

©Vocero

Uno de los instrumentos para la conservación biológica reconocido a nivel internacional es la protección del hábitat, por lo que numerosos países han adoptado una de las estrategias para este fin, y es a través del establecimiento de Áreas Naturales Protegidas (ANP) que permitan, bajo ciertas leyes y reglamentos, diferentes grados de uso tradicional y/o comercial por las comunidades locales, uso recreativo, investigación científica y preservación de los recursos naturales (Primack et al. 2001).

En México las ANP constituyen la mejor herramienta para conservar la biodiversidad y los servicios ambientales que esta proporciona a la sociedad (Bezaury-Creel et al., 2009). Son reconocidos por la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (1998) y se definen como las zonas terrestres o acuáticas del territorio nacional, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano y están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo.

Para el manejo de estas áreas se requiere de un programa con reglamento administrativo enfocado a mitigar los daños ambientales, la cual es la herramienta jurídica que establece la capacidad de carga de los diferentes usos (Prezas-Hernández, 2011). El éxito de este instrumento depende de que su elaboración se base en el conocimiento técnico y científico de calidad de la zona y en que se involucren en las propuestas a las comunidades que las habitan, garantizando con ello la compatibilidad entre la conservación y el uso adecuado de los recursos naturales (Villalobos, 2000).

Si bien todas las ANP se encuentran decretadas en el Diario Oficial no todas cuentan con programa de manejo (PM), el cual es uno de los factores que ha limitado la conservación y manejo de los recursos naturales en la mayoría de estas (Duran y Ramos, 2010). Esto debido a que al carecer de este instrumento no existe regulación de las actividades y lineamientos básicos para el manejo, dando como consecuencias la práctica y el establecimiento de actividades que van en contra de la conservación. A pesar de que en México se cuenta con un marco jurídico en materia ambiental amplio enfocada a la protección de los ecosistemas, sin este instrumento es difícil cumplir con los objetivos por el cual se decretó el ANP.

Foto de Alamy Stock. Isla Holbox, ubicada dentro de la ANP Yum Balam.
Foto de Alamy Stock. Isla Holbox, ubicada dentro de la ANP Yum Balam.

El objetivo de este ensayo es exponer el papel que representa el programa de manejo dentro de las Áreas Naturales Protegidas y la ineficacia de las normas jurídicas al ausentarse este instrumento, teniendo como caso de estudio en el ANP Yum-Balam, ubicada en Quintana Roo.

El Programa de Manejo (PM) tiene como premisa básica lograr la conservación de los ecosistemas y su biodiversidad en las Áreas Protegidas. En su estructura debe contener componentes de carácter social, económico, ecológico y un marco legal, que permitirá la generación de estrategias para cumplir con su objetivo mediante la protección, manejo incluyendo su uso y aprovechamiento, y restauración de los mismos, además debe incluir el apoyo a actividades productivas, que promuevan el incremento en la calidad de vida o bienestar de la población con énfasis en las comunidades rurales e indígenas asentadas dentro o cerca de las áreas protegidas (CONANP, 2016).

A la fecha, México ha integrado 25, 628, 239 hectáreas en una red de 177 áreas naturales protegidas, de las cuales cerca del 42% carecen de un PM (CONANP, 2016), lo que significa que cerca de la mitad de las ANP se encuentra potencialmente vulnerables.

Entre las ANP se encuentra el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, ubicada en el norte del estado de Quintana Roo (Municipio Lázaro Cárdenas), con una extensión de 154,042 hectáreas. Es un área que presenta ecotonos y ecosistemas con una gran biodiversidad neotropical, con especies endémicas, raras y en peligro de extinción. Sin embargo a más de 20 años de su decreto y aun no se ha establecido su respectivo programa, situación que se ve reflejada en la presencia de diversas problemáticas como la modificación del entorno con asentamientos irregulares, sobrepastoreo por ganado, zonas con fuerte perturbación por quemas no controladas, explotación forestal y pesca sin manejo adecuado, además de presentar un uso de recursos inadecuados (tráfico ilegal de especies, cacería furtiva, saqueo de nidos de tortuga) (Remolina-Suárez y Poot, 2008).

Zona Turística
Fuente: Zona Turística

Recientemente en el área se pretendió realizar un desarrollo hotelero con hasta 3390 habitaciones para una cantidad total estimada de 10,644 turistas, casi el doble de cuartos hoteleros que de habitantes actuales. El establecimiento de este megaproyecto vulneraba distintos acuerdos para la cooperación internacional, así como la protección de especies en riesgo reconocidas en México, tales como la Convención de Ramsar, el Tratado de Cooperación Ambiental de Norteamérica, en el cual se encuentran en México, Estados Unidos y Canadá, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica (Duno de Stefanoet al., 2013). La propuesta era un turismo de bajo impacto, sin embargo de acuerdo a Zambrano et al., (2012) desde todos los ángulos dicho proyecto no era viable pues no cumplía con los objetivos planteados para el Área de Protección de Flora y Fauna “Yum Balam”, pues de realizarse, incidiría directamente en los ecosistemas de manglar y en las poblaciones de las especies enlistadas bajo categorías de riesgo, se descargarían contaminantes a los ecosistemas marinos, provocaría la intrusión salina en el acuífero, crearía un nuevo centro poblacional, entre otras consecuencias. De acuerdo a organizaciones no gubernamentales y asociaciones civiles la ausencia del PM es una forma de favorecer el desarrollo de proyectos como este, que aunque ya fue cancelado temporalmente gracias a la organización de sus habitantes y a organizaciones civiles, mientras la zona siga sin programa de manejo no existe la certeza jurídica de las actividades que puedan o no realizarse en esta región, y por tanto no hay limitantes para cualquier desarrollo que se pretenda construir (Vázquez y Cordero, 2014).

Aunque se ha hecho consulta pública en dos ocasiones, conforme a lo dispuesto en la LGEEPA para la elaboración del PM, el tiempo en que se ha prolongado su publicación refleja el incumplimiento de la ley y fomenta que la normatividad ambiental sea invalidada.

Fuente: Animal Político
Fuente: Animal Político

De acuerdo a lo anterior podemos concluir que es indiscutible el esfuerzo que se ha realizado en México al decretarse un número amplio de Áreas Naturales Protegidas, sin embargo para cumplir con el objetivo de esta estrategia es indispensable de que todos sus complementos incluyendo los programas de manejo se establezcan. Éste garantizará la protección de las ANP al establecer las bases jurídicas de las actividades que pueden realizarse, regulando el uso suelo y aprovechamiento de los recursos naturales, con la finalidad de que dichas actividades se conduzcan hacia el desarrollo sustentable. Por tanto, sí es necesario el decreto de más ANP considerando que somos uno de los países mega-diversos o de alta diversidad biológica, pero es principalmente importante que las áreas existentes tengan el respaldo jurídico y no solo queden registrados en papel. Además de que en su elaboración se cuente con la participación de la comunidad, y no se considere éste como un elemento aislado si no como parte de la planificación del ANP, y por tanto de su manejo, que al final de todo son los que están presentes en el área y hacen uso de los recursos presentes.

Por último, solo queda mencionar que las autoridades o dependencias encargadas deberían cumplir con la responsabilidad encomendada siendo así un paso clave para lograr la protección y conservación de los ecosistemas y su biodiversidad.

 Autor: Centro Latinoamericano de Estudios Ambientales



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia.

“De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive.

Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.”

– Thomas Carlyle.

Todos los días somos testigos de crisis mundiales, nacionales, familiares, individuales. Muchas veces nos cuestionamos ¿cómo es que llegamos a esto? ¿en qué momento dejamos que las cosas se fueran en esta dirección? Todas estas preguntas podrían convertirse en una invitación hacia nosotros mismos de tomar acciones para cambiar esos escenarios; en una invitación a ser agentes de cambio en el mundo, es decir, en nuestras propias vidas.

Dar un paso al frente, estar dispuestos a entregarnos a una causa para realmente influir en la balanza. No hay que perder de vista que todo empieza por uno, querer ser parte de algo más grande. Es ahí donde es más visible el espíritu de los voluntarios quienes cuentan con la intención genuina de hacer algo más por todo lo que les rodea.

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia. Por supuesto, que se debe de pensar de manera estratégica, de modo que las acciones que se realicen sean claras, contundentes y con impacto.

Existe un abanico inmenso de voluntariado. Seleccionar una causa puede ser complicado. Se puede determinar la causa en la que se quiere participar de acuerdo a los talentos que se poseen, de tal modo que se vuelve una experiencia gratificante y de suma relevancia de adquisición de aprendizajes. Teniendo presente que el potencial de cada persona y de cada proyecto con la finalidad de construir una nueva realidad.

Las opciones de voluntariado en el sector forestal son diversas, lo cual nos permite involucrarnos con diferentes causas. Por ejemplo, en Reforestamos México A.C. hay una oferta muy interesante ya que tienen diferentes planes para que personas con diferentes perfiles se puedan unir a la causa.

Sus proyectos están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para contribuir a la estrategia global, especializándose en el aseguramiento de los bosques para su desarrollo. Dependiendo de los perfiles y del avance de los proyectos se hacen las convocatorias, por lo cual las posibilidades de participación son muy altas. El objetivo es encontrar talento para acercar los bosques a las ciudades y viceversa; desde la analogía filosófica, hasta lo más tangible: la experiencia de las personas que viven tanto en los bosques como en las ciudades.

Como organización, trabajan para transformar la realidad económica, social y ambiental de la gente que vive en los bosques. El reto es: demostrar que los bosques son sinónimo de riqueza y bienestar. Razón que ilustra el gran empuje del voluntariado que promueve Reforestamos México, el talento al servicio de los bosques logrará que se transformen para ser competitivos, multiplicando su riqueza y conservando su biodiversidad.

Con esta propuesta podemos replantearnos la primera pregunta: ¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Autora: Mariana Sordo Moro

Coordinación de Personal

Reforestamos México, A.C.



Se incorporan 17 Áreas Naturales Protegidas en México (FOTOS)

El objetivo es incluir al SINAP áreas con una biodiversidad y características ecológicas de una especial relevancia en el país, y así desarrollar una serie de iniciativas a favor de la conservación de la biodiversidad.

De acuerdo con la publicación en el Diario Oficial de la Federación –DOF–, se incorporarán 17 Áreas Naturales Protegidas al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas –SINAP–. Esto se logró hacer gracias a que el Consejo Nacional de Áreas Naturales Protegidas –CONAP– emitiera su opinión favorable “por haberlas considerado de especial relevancia en el país por su biodiversidad y características ecológicas.”

Alejandro del Mazo Maza, el comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, señaló que hasta la fecha se han registrado 78 Áreas Naturales que cubren alrededor de 18 714 002.61 hectáreas –un 73,65 por ciento de la superficie protegida de 25 407 416, 01 hectáreas–. Cada una de estas regiones han cumplido con numerosos atributos, como la riqueza de especies, presencia de endemismos, especies de distribución restringida, especies en riesgo de extinción, entre otras más. 

El objetivo es incluir al SINAP áreas con una biodiversidad y características ecológicas de una especial relevancia en el país, y así desarrollar una serie de iniciativas a favor de la conservación de la biodiversidad. Las características son: 

Riqueza de especies; presencia de endemismos; presencia de especies de distribución restringida; presencia de especies en riesgo; diferencia de especies con respecto a otras áreas protegidas previamente incorporadas al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas; diversidad de ecosistemas presentes; presencia de ecosistemas relictuales; presencia de ecosistemas de distribución restringida; presencia de fenómenos naturales importantes o frágiles; integridad funcional de los ecosistemas; importancia de los servicios ambientales generados, y viabilidad social para su preservación.

Entre las nuevas Áreas Naturales Protegidas se encuentra la Reserva de la Biosfera Volcán Tacaná, en Chiapas, el cual posee una serie un conjunto de ecosistemas frágiles que contienen una biodiversidad silvestre de relevancia biológica, económica, científica y cultural. Además que el Volcán Tacaná es el único representante en México de la Cadena Volcánica del Núcleo Centroamericano, poseyendo una gran cantidad de endemismos y especies representantes de la región Neártica y Neotropical. 

También se encuentra la Reserva de la Biósfera Janos en Chihuahua, la cual contiene un alto grado de endemismos y diversidad de flora y fauna silvestre. Sus impactantes extensiones de pastizales en excelente estado de conservación, no sólo coloca a esta área natural como la primera y más grande de estos ecosistemas en el territorio nacional, también la colocan como el punto de conexión del hábitat en Norteamérica. 

Y el Monumento Natural Río Bravo del Norte, el cual protege un segmento del río Bravo con la frontera entre EE.UU. y el Cañón de paredes elevadas que constituyen un paisaje excepcional. Representa a uno de los ecosistemas acuáticos y ribereños más extensos del desierto chihuahuense. Sirve de barrera contra inundaciones, atenúa los impactos meteorológicos, como huracanes y tormentas tropicales, criadero de numerosas especies de animales y vegetales, sus humedales almacenan y purifican el agua, estabilizan la línea costera y controlan la erosión.

TABLA-ANP-SINAP_-simplificado-2fotos

A continuación te compartimos las fotografías de las nuevas 17 Áreas Naturales Protegidas: 



Estos son los alimentos netamente mexicanos que se consumen en todo el mundo

Alimentos que se consumen en todo el mundo.

A lo largo de la historia el ser humano aprendió a cultivar las diferentes plantas vegetales para obtener sus alimentos, incluso generó los conocimientos necesarios para seleccionar y producir variantes de una misma especie con la finalidad de obtener alimentos más nutritivos, ejemplo de ello son los 59 tipos de maíz que encontramos en México. Este proceso se conoce como: domesticación de especies.

Nuestro país es uno de los principales Centros de Origen y domesticación de plantas cultivadas en el mundo. La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) define a estos centros como regiones donde ocurrió el origen o la diferenciación de una especie o población particular.

En 1935 el agrónomo y genetista ruso Nikolai I. Vavilov identificó ocho Centros de Origen, entre los cuales destacan China por su cultivo de arroz y la región Indo-Malacia por su agricultura del plátano.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), al menos 118 plantas de importancia económica internacional fueron domesticadas en México, entre ellas: chile, calabaza, frijol, maíz y algodón. Asimismo, se estima que aproximadamente el 15% de todos los alimentos que se consumen en el planeta son de origen mexicano.

Existen evidencias arqueológicas y biológicas de la presencia del maíz en tierras mesoamericanas de más de 7,000 años. La domesticación de esta planta inició con la especie teocintle (Zea mays parviglumis) que era muy diferente al maíz que actualmente conocemos, ya que contenía el doble de fibra, pero de una espiga sólo se podían recuperar de 5 a 11 granos.

Hoy en día el maíz es uno de los ocho cereales más consumidos a nivel internacional junto con otras especies como son: trigo, cebada, avena, centeno, arroz, sorgo y mijo. Estos cereales aportan más del 50% de la proteína consumida por todos los habitantes del planeta.

A continuación te presentamos la lista de algunas plantas domesticadas en tierras mexicanas:

Alimentos:

Maíz (Zea mays), aguacate (Persea americana), frijol (Phaseolus vulgari), cacao (Theobroma cacao), calabaza (Cucurbita pepo), jitomate (Lycopersicon esculentum), jícama (Pachyrrhizus erosus) y tomate (Physalis ixocarpa).

w-18-1

Bebidas:

Maguey pulquero (Agave salmiana), maguer mezcalero (Agave potatorum), agave azul (Agave tequilana) y maguey espadín (Agave angustifolia).

L1010477-1024x771

Condimentos y estimulantes:

Vainilla (Vanilla planifolia), achiote (Bixa orellana), chile (Capsicum annuum) y tabaco (Nicotina rustica).

Chile-planta

Fibras:

Algodón (Gossypium hirsutum) y henequén (Agave fourcroydes).

algodon_web

Gomas y ceras:

Chicozapote (Manilkara zapota) y candelilla (Euphorbia antisyphilitica).

chicopazote-0

Flores ornamentales y pigmentos:

Nochebuena (Euphurbia pulcherrima), cempasúchil (Tagetes erecta), dalia (Dahlia sp) y añil (Indigofera suffruticosa).

12366_1

Conocer sobre el origen de nuestros alimentos nos acerca al cuidado de la naturaleza y a la conservación de los conocimientos heredados por los agricultores mexicanos.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Conoces la biodiversidad mexicana y su identidad cultural?

Existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal

Existen diversos ejemplos de la conexión que existe entre la riqueza ambiental y cultural, sin emabargo, existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal o vegetal como un emblema, e incluso como la representación de alguna de sus deidades.

Entre las especies representativas de cada nación están: el panda gigante en China, el tigre en India, el águila calva en Estados Unidos, el elefante asiático en Tailandia, entre otros ejemplos. En algunos casos las especies llegan a convertirse en figuras míticas y religiosa que se representan en tótems.

México, por su parte, cuenta con una amplia biodiversidad, la cual participa en la historia y cultura de la nación. Algunas especies son:

Águila real:

Forma parte del símbolo nacional gracias la leyenda mexica que narra la llegada de esta comunidad al Valle de México. De acuerdo a la leyenda, el dios Huitzilopochtli indicó a los mexicas el lugar ideal para asentarse, que reconocerían al ver un águila devorando una serpiente sobre un notal. Actualmente este lugar corresponde al lago de Texcoco.

thumbnail_16-02-11 especies (2)

Mono araña:

Este primate caracterizado por sus extremidades muy largas ha sido parte de la cultura prehispánica de México.

De acuerdo con una leyenda náhuatl, el dios Quetzalcóatl produjo fuertes vientos huracanados que asustaron a varios hombres, por lo que algunos dioses se apiadaron de ellos convirtiéndolos en monos y así pudieron subir a los árboles a refugiarse. El dios que se encarga de los vientos antes de la llegada de la lluvia se llama Ehecátl-Quetzalcóatl y es representado con un mono.

el-mono-arana-de-cabeza-cafe

Guacamaya roja:

Esta ave de plumaje escarlata es conocida en la cultura maya como Vacup-Caquix y es una deidad que simboliza al sol antes de ser creado. Sin embargo, para los aztecas, es una representación del antiguo dios del fuego y del sol Xiuhtecutli.

81

Lobo mexicano:

El lobo ha sido muy importante en la cosmovisión de algunos pueblos indígenas de México. En la pirámide de la Luna de Teotihuacán y en el Templo Mayor se hanencontrado restos de este animal por considerarse mítico. Incluso, está relacionado a la diosa mexica Chantico y a la deidad canina Xólotl.

lobo mexicano 061

Jaguar:

El jaguar es una de las especies más emblemáticas en la cultura en México especialmente para las comunidades olmeca, maya, azteca, zapoteca y tolteca. Ha sido representado en múltiples estatuillas, pinturas y artesanías. Por sus cualidades de cazador se relaciona con deidades, soldados, poder, fertilidad, destrucción y muerte.

Lamentablemente, esta lista de especies también pertenece al grupo de animales en riesgo de extinción, por lo que se están aplicando distintos programas a favor de su conservación. Sumarse a los esfuerzos para su protección, también es procurar la cultura y tradiciones que nos brindan identidad como pueblo.

Panthera_onca_at_the_Toronto_Zoo_2

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca