¿Sabías que mejorar el medio ambiente es combatir la violencia?

Con sede en Miami, este grupo voluntario trabaja con comunidades marginadas del sur de Florida para recuperar sus ecosistemas.

Foto: rbangreenworks.org

Está demostrado que los lugares marginados, aquellos que carecen de servicios básicos, están generalmente asociados a la pobreza, criminalidad y degradación del medio ambiente. Lo anterior convierte a estas zonas en círculos viciosos de exclusión sostenida, y una de las principales herramientas para combatir este fenómeno es el empoderamiento de sus habitantes.

De acuerdo con lo anterior, la organización Urban Green Works, con sede en Miami, atiende mediante programas eco amigables a comunidades marginadas al sur del estado.

Opciones como seguridad alimentaria, que involucra a granjeros locales, jardines y huertos en escuelas y cárceles, recuperación de espacios ecológicamente deteriorados para convertirlos en zonas de esparcimiento, son algunas de las estrategias empleadas en esta iniciativa .
La agrupación intenta promover entre la población con problemas económicos, una visión integral de su entorno, en donde puedan ejercer mecanismos rentables y de sustentabilidad, lo cual resulta en el empoderamiento de la comunidad y la dota de una conciencia medioambiental.

Generalmente, cuando el entorno visual es decadente, tendemos a descuidarlo. El mejoramiento ambiental y visual de los espacios, sobre todo en zonas de bajos recursos, transforma la manera en que las personas se perciben a sí mismas y a sus hogares.

Urban Green Works promueve una visión de beneficio-compromiso, entre la comunidad y su entorno, que regenera el tejido social, y refuerza un sentimiento de pertenencia ante un espacio que hasta entonces parecía condenado.

 



Remedios naturales para aliviar la irritación de las picaduras de mosquito

“La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse.”

Durante el verano, con la humedad y el calor, es muy probable que surjan poblaciones de mosquitos y zancudos, los cuales puedan succionar nuestra sangre como medio de alimentación y supervivencia. Como consecuencia, las picaduras de estos insectos suelen ser molestas, irritables y dolorosas. 

Para reducir las molestias de estas picaduras, existe una serie de remedios naturales ideales para este malestar: 

– Agua abundante

En cuanto las picaduras aparezcan, es importante limpiarla para prevenir una picazón grave. Puede limpiarse con alcohol isopropílico, toallitas húmedas con alcohol o agua pura. 

– Aloe vera

La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse. Basta con abrir una penca o tallo de aloe vera, extraer la sabia, colocarla sobre la picadura y taparla con una gasa. 

– Cebolla

Ese fruto de la naturaleza posee propiedades para los problemas en la piel, tanto como quemaduras como heridas. Por lo que es útil para aliviar la pizacón de una picadura de mosquito. Con una rebanada de cebolla, la más fina posible, colocar encima de la picadura durante unos minutos y después lavarla con agua abundante y jabón neutro. 

– Jabón neutro

Es perfecto para reducir la picazón y la hinchazón de manera temporal. Esto ayudará a evitar el rascarse demasiado. 

– Limón o lima

Es un remedio casero que puede arder un poco, pero es sumamente efectivo. Se puede exprimir medio limón en un algodón, el cual se aplicará en la picadura; o bien, frotar el limón de manera directa sobre la herida. 

– Aceites esenciales 

Dan alivio temporal, eliminando la tentación de rascarse. Los aceites esenciales útiles para la ocasión son los de romero, lavanda, árbol de té, hamamelis y cedro. 

– Miel 

Es un elemento poderoso de la naturaleza con propiedades antisépticas. Basta con aplicar una pequeña cantidad en donde se tiene la roncha y dejar que se seque. Una vez seca, se enjuaga bien con agua tibia. 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



La pobreza alimentaria aumenta cada vez más en Estados Unidos

Las condiciones del mundo actual hacen que cada vez más gente del llamado “primer mundo” o países desarrollados experimente dificultades para alimentarse a sí mismos y a sus familias.

poverty_hungry

El Pew Research Center (PRC) ha elaborado la siguiente gráfica sobre gente que no puede permitirse en ocasiones comprar su propio alimento:

food

En la gráfica destacan países africanos como Uganda y Senegal, y un país en desarrollo como México, donde millones de personas viven en extrema pobreza. Sin embargo, es de notarse que los Estados Unidos (cuyo ingreso per cápita anual es de alrededor de $55 mil dólares) posea una tasa del 24% de población que en ocasiones es incapaz de alimentarse a sí misma por falta de recursos económicos.

Analistas del PRC afirman que este nivel de escasez en Estados Unidos recuerda más a la experiencia de países como Indonesia o Grecia que a los propios del “primer mundo”, como Inglaterra o Canadá, añadiendo que el porcentaje de estadunidenses que el año pasado no pudieron alimentar correctamente a sus familias es el doble que en Italia y Canadá, y triplica el porcentaje de Alemania. Al hambre se agrega el 31% de la población de EU que no puede pagar por el acceso a la salud y el 27% para el vestido.

La situación de pobreza en EU no deja de ser alarmante, pero sirve sobre todo para contrastar el estado general del mundo con quienes –se supone– son aún una de las mayores potencias económicas del mundo. El acceso medio de 14 países en desarrollo a nivel mundial se mantiene en un nivel medio de 49% para alimentación, 55% de acceso a la salud y 56% de acceso a vestimenta. Uganda sigue siendo el país con el más bajo nivel de acceso a estos servicios básicos.

[Co. Exist]



Proyecto de estufas para gente en pobreza extrema

Los suecos Lucas Belenky y Björn Hammar emprendieron un proyecto para que la gente en pobreza extrema pueda cocinar en estufas adecuadas.

stove

Más de 2.8 billones de africanos aún preparan comida en hoyos, estufas antiguas, con carbón, madera, biomasa o estiércol, todos estos métodos son eficientes pero desperdician energía.

Un nuevo proyecto que recauda fondos en Indiegogo ha creado una alternativa: la Baker Stove que despide tres veces más calor y reduce dos tercios del combustible requerido para cocinar.

Baker Stove podría ayudar a reducir el humo dañino que la gente respira y el tiempo que la gente pasa recolectando leña, particularmente mujeres, que al hacer esto se exponen a agresiones sexuales.

Los dos fundadores del proyecto, Lucas Belenky y Björn Hammar han pensado bien en los detalles de la manufactura y la distribución. Belenky, quien vivie en Nairobi, Kenia, dice que prefirió que el producto se construyera localmente, para mantener un ojo en el proceso, y que no aumentara el precio por tarifas de envío.

Top Third Ventures, la compañía que fabrica la estufa cuenta con una tienda, en Kenia, que

reparte las estufas en un radio de 20 millas.

Baker Stove cuesta entre 25 y 29 dólares (dependiendo de la distancia del traslado), se trata de un precio bajo pero es un producto de alta calidad.

Top Third captura los datos de cada cliente en una app móvil, lo cual es importante porque Belenky necesita comprobar cada venta. Para financiar la estufa, Belenky solicitará créditos a través de Clean Development Mechanism, un programa de carbón dirigido por las Naciones Unidas. Cada tonelada de CO2 que ahorra la estufa equivale a un valor en el mercado internacional de carbón. Actualmente el carbón cuenta 7 dólares la tonelada, tal vez más.

Después de Kenya, Belenki y Hammar quieren expandirse a Tanzania, Uganda y Etiopía.

“Nuestra misión no es necesariamente promover nuestro producto porque hay demasiada gente que necesita una estufa y nosotros no podemos producirla a tan grande escala. Lo que deseamos es asegurar que todo mundo tenga acceso a una aunque no sea nuestro modelo. Podemos lograrlo con nuestro programa de crédito de carbón, la app y experiencia.”  Dijo Belenky.

 [Co. Exist]



¿Podrías vivir con $1.50 dólares al día para alimentar a tu familia? Programa te reta a hacerlo

Millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar y medio al día. Entérate del reality que te reta a hacer conciencia de la pobreza alimentaria.

comida

La estadística de pobreza y desnutrición en el mundo muchas veces nos vuelve insensibles a las situaciones reales. Tal vez esta historia sea uno de los pocos casos donde un reality show puede mostrarnos la desarmante realidad de la pobreza: en Live Below the Line, los participantes tratan de vivir una semana con el dinero destinado a comida en los países más pobres, $1.50 USD.

El objetivo del show es recaudar fondos para el Global Poverty Project, una suma de organizaciones no lucrativas que el año pasado recibió $3 millones de dólares gracias al programa, además de crear conciencia sobre la dificultad que muchas familias en el mundo deben pasar diariamente, y no frente a las cámaras de televisión.

Este año será el primero en que se aplique en tres países distintos, Australia, EU y Gran Bretaña, además de contar con la participación de Jonah Hill, Ben Affleck, y Sophia Bush.

Los participantes suelen sustituir alimentos más caros como el café, azúcar y jugo de fruta por lentejas, frijoles, pastas y comida enlatada, además de diluir la leche de los niños con agua; al terminar el show, muchos de ellos se convertirán en embajadores del proyecto en organizaciones como Opportunity International, CARE y la UNICEF. Pero al apagar la TV no se apagará la situación de millones de personas que aún duermen con hambre.

[Co. Exist]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca