Close

¿Sabes qué tienes que hacer frente a un incendio forestal?

En los pasados días, la zona ecológica de Tepoztlán se vio sumida en un incendio en el que se salió de control por la noche. Durante 40 horas, las brigadas han trabajado para sofocar el incendio originado por una quema agrícola entre los pueblos de Santo Domingo y San Juan Tlacotenco.

El impacto ecológico de este incendio es superior a lo que se ve a simple vista, pues sobrepasa incluso las áreas afectadas. La recuperación de los bosques afectados puede llevar décadas frente a la destrucción de la biodiversidad, el aumento de la desertificación o la disminución de la calidad de las aguas y las consecuencias negativas en la atmósfera. Sin mencionar que los costes económicos de un incendio forestal son considerables desde que la madera y sus productos derivados –como el papel y el combustibles– así como los productos alimenticios de la zona, ya no pueden aprovecharse. Es decir que las labores de regeneración de las zonas afectadas suponen un desembolso económico significativo en el país.

Los bosques fragmentados por los incendios generan problemas de conectividad, en donde los seres vivos peligran su reserva genética viable y su supervivencia a largo plazo. Esto se debe a que la biodiversidad de la zona incendiada sufre cambios en su estructura y composición. Además, los incendios forestales generan contaminación de diversas formas; como por ejemplo, durante los primeros momentos después del fuego, la mineralización de la materia orgánica vegetal provoca una momentánea infertilidad del suelo:

Pero la gran mayoría de estos nutrientes es muy volátil y pasan a la atmósfera o disueltos en corrientes de agua. Y como efecto derivado de la combustión de las masas forestales, diversas partículas y gases, incluidos los de tipo invernadero, como el dióxido de carbono –CO2–, acaban también en la atmósfera.

incendio_0-620x330

Además de las consecuencias ambientales, se detectó un aumento del consumo de medicamentos antiasmáticos y para las vías respiratorias obstruidas, así como de fármacos ansiolíticos e hipnóticos. Principalmente en la vulnerable población de las personas mayores, quienes se sienten más alteradas, débiles y con dificultades para respirar: “Los incendios no solo suponen una pérdida importante de masa forestal y de pérdidas ligadas al ecosistema boscoso, sino un importante problema de salud poblacional.”

Para acabar con los incendios, es importante tomar consciencia que se trata de una tarea de todos. De acuerdo con Greenpeace –WWF–, los planes de gestión posee carencias en la asignación y distribución de presupuestos durante el proceso de restauración y en sus fases posteriores. Sin embargo, no sólo las instituciones son las únicas responsables, la educación y la concientización ciudadana son esenciales para cuidar al patrimonio mundial.

La destrucción de biodiversidad, el aumento de la desertificación o la disminución de la calidad de las aguas y la atmósfera son sólo algunos ejemplos de las consecuencias negativas, las cuales acumulan “una inercia de décadas de abandono del medio rural”. Por esta razón, es imprescindible la colaboración ciudadana para prevenir los incendios forestales.

IMG_3778-850x510

A continuación te compartimos recomendaciones sobre cómo actuar ante un incendio:

– Evita hacer fogatas en épocas de riesgo –entre mayo y septiembre–. Existen lugares acondicionados para hacerlo el resto del año. Recuerda no abandonarlos hasta que no estén totalmente apagados.

– No arrojes colillas ni basuras al suelo.

– En caso que se origine un incendio, llame a los servicios de extinción. A continuación te compartimos la lista de los teléfonos de emergencia.

– No participes en la extinción si no posees el conocimiento para realizarlo; sin embargo, puedes apoyar en las labores de evacuación, abastecimiento y vigilancia de zonas ya extinguidas.

– Si el incendio es incipiente, intenta apagarla con agua, tierra arrojada en la base de las llamas o eliminar la vegetación de alrededor para que no se propague. Procura hacerlo siempre con mucho cuidado.

– Mantén la calma y avisa por cualquier medio de radio, teléfono móvil, mensajes, etcétera. Para alejarte del incendio, es preferible ir pendiente abajo a zonas ya quemadas, contra el viento y sin correr. Evita la vegetación espesa y seca y las vaguadas, cubriendo las vías respiratorias con una tela húmeda en caso de estar rodeado de humo.

 

Ver Más
Close