Close

Receta de fresas cristalizadas, un postre delicioso y saludable

Imagen: Mariya Prokopyuk

Las fresas cristalizadas son un postre típico de México, que implica una preparación similar al nixtamal del maíz. La peculiaridad de este postre es que para conseguir su cristalización –un proceso de secado y endurecimiento–, las frutas se sumergen durante un día en una solución de cal y agua, y otro, en almíbar de azúcar o pilloncillo para que se conserven en un buen estado. 

Además de ser deliciosas, las fresas cristalizadas poseen los beneficios de la fruta; por lo que son ricas en vitamina C y otros antioxidantes como vitamina E y flavonoides que retrasan el envejecimiento y combaten los radicales libres, infecciones, etcétera; en polifenoles que protegen de enfermedades cardiovasculares; en potasio que favorece a la eliminación de líquidos; en ácido fólico, el cual es muy recomendado durante el embarazo para evitar malformaciones. 

Te compartimos esta receta receta tradicional

Broas-de-Alfarroba-com-Amêndoa-e-Fruta-Cristalizada

Ingredientes: 1 Kg de fresas,  1 1/2 litros de agua hervida o clorada,  4 1/2 tazas de azúcar morena (1 kg),  1/4 taza de azúcar refinada (60g)

Utensilios: Cacerola con capacidad de 3.5 L y tapa, cuchillo filoso, tabla de picar, taza medidora, cuchara de cocina, escurridor de plástico (como el que se usa para las pastas), molde de vidrio refractario. 

Rendimiento: 1.35 kg • Tiempo de preparación: 4 días • Caducidad: 1 año

Instrucciones: Lava y desinfecta las fresas. Con ayuda del cuchillo corta el rabillo. Vierte el agua en la cacerola (reserve 1/2 taza) y 3 tazas de azúcar morena. Pon la mezcla al fuego y agita hasta disolverla por completo. Cuando el jarabe suelte el hervor, baja la flama al mínimo, añade las fresas moviendo suavemente y deja que hiervan por 10 minutos. Retira la cacerola del fuego y déjala enfriar. Tápala y déjala reposar por el resto del día en refrigeración.

Al día siguiente, retira las fresas del jarabe y añádele media taza de azúcar más, pónlo a fuego medio y mueve con cuidado hasta disolver. Agrega las fresas nuevamente y deja que hiervan por 10 minutos. Transcurrido este tiempo, retira de la estufa, deja enfriar y nuevamente deja reposar en refrigeración el resto del día. Repita este paso dos veces más, dejando reposar la última vez dos días. Escurre las fresas y enjuágalas con agua potable para retirar el exceso de jarabe. Colócalas en el bastidor (ver recomendaciones), procurando no encimarlas, para facilitar el secado y exponlas al sol hasta que se sequen.

Pon a calentar la 1/2 taza de agua que se reservó y agrega el azúcar refinado. Pon a fuego medio y agita ocasionalmente. Cuando se comiencen a observar las burbujas grandes y la superficie del caramelo se note opaca, agrega de inmediato las fresas y agita constantemente. Mantenlas por medio minuto y retíralas. Deja que se enfríen para que se cristalice el azúcar que quedó en la superficie. Conservación: Las fresas cristalizadas se pueden almacenar en la alacena.

Ver Más
Close