Close

Mitos y verdades de la vitamina C

Existe la creencia popular que la vitamina C es aliada en prevenir enfermedades respiratorias como la gripe común. Sin embargo, esta teoría ha sido puesta en entredicho por algunos estudios científicos. 

La afirmación de que la vitamina C tiene propiedades antigripales nació en la década de 1970 cuando el Premio Nobel de Química y de la Paz, Linus Pauling, publicó una obra titulada La vitamina C y el resfriado común, en la cual postulaba que consumir 3,000 miligramos al día evitaban padecimientos, como bronquitis, alergia, fiebre, neumonía y resfriados. 

No obstante, 29 estudios científicos han demostrado que la vitamina C no elimina el virus que causa la gripe, una vez adquirida la enfermedad no acorta la duración de la misma. A pesar de ello, sus cualidades ayudan a mantener un cuerpo saludable, por lo que fortalece la prevención de enfermedades. 

Por ejemplo, Samuel Campbell, biólogo de la Universidad de Alabama, Estados Unidos, ha comprobado que el consumo de vitamina C tiene un efecto desestresante, ya que reduce los niveles sanguíneos de cortisol, hormona que producida en forma crónica, puede anular las defensas contra enfermedades. 

Otro mito que circula alrededor de la vitamina C, es que la naranja es el fruto más rico de este nutriente. La realidad es que una pieza de este cítrico aporta 69 miligramos de dicha vitamina, mientras que una taza de fresas contiene 84 miligramos y un mango contribuye con 122 miligramos. 

thumbnail_16-04-14 vitamina C

Ahora bien, lo cierto es que la vitamina C es uno de los elementos más nutritivos en el planeta, porque auxilia en muchas funciones del cuerpo humano, especialmente en la reparación y crecimiento de tejidos, por lo que es ideal para la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Además, ayuda a cicatrizar heridas, mantener cartílagos, huesos y dientes. 

También se ha comprobado que la vitamina C auxilia en la lucha contra el cáncer. El oncólogo Chi Dang, de la Universidad Johns Hopkins, demostró que esta vitamina tiene un efecto antioxidante y bloquea la proteína HIF-1, causante del crecimiento de células cancerígenas por falta de oxígeno. 

La vitamina C se encuentra en melones, naranjas, toronjas, kiwis, mangos, papaya, piña, fresas, moras, sandía, brócoli, coles, pimientos, espinacas, nabos verdes, papas y jitomates. 

Esta vitamina en conjunto con los diferentes nutrientes de la Tierra son ejemplos de que la riqueza natural brinda lo necesario para mantener un cuerpo sano. La protección a la biodiversidad es parte de un estilo de vida saludable. 

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Ver Más
Close