El axolote, última esperanza para salvar Xochimilco

El axolote mexicano es tan raro que es capaz de reproducirse sin llevar a cabo la metamorfosis, como lo hacen todos los anfibios.

En los últimos años, la comunidad científica se ha alarmado ante la acelerada pérdida de anfibios en todo el mundo. Más de un tercio del total de especies están en riesgo de extinción. Las causas principales son la pérdida de hábitat, el cambio climático, enfermedades y contaminación. Por supuesto, en México la situación es igualmente preocupante, sobre todo si consideramos que somos el quinto lugar en riqueza de anfibios a nivel mundial.

Una de las especies de anfibios más emblemáticas y con mayor vulnerabilidad es el axolote mexicano (Ambystoma mexicanum), una peculiar salamandra que tiene características únicas y que fue una pieza fundamental en la cultura precolombina. El axolote mexicano es tan raro que es capaz de reproducirse sin llevar a cabo la metamorfosis, como lo hacen todos los anfibios. Además, es capaz de regenerar prácticamente cualquier parte de su cuerpo. Es por esto que es altamente valorado por la comunidad científica en todo el mundo.

Este animal solía ser muy abundante en el Valle de México, pero actualmente el último relicto en el que puede sobrevivir en la naturaleza es Xochimilco. Lamentablemente, la urbanización de este lugar tan especial ha sido despiadada en los últimos dos siglos, particularmente en los últimos años, empujando al axolote al borde de la extinción, pues los últimos datos muestran que quedan menos de 50 organismos por km2 en comparación con los 6 mil por km2 que se registraron hace 20 años.

canales

La situación actual de Xochimilco es muy compleja pero basta con mencionar algunos de los problemas más importantes. La sustitución de las técnicas tradicionales de agricultura por prácticas tecnificadas altamente tóxicas, la severa contaminación del agua por descargas urbanas y la presencia de peces invasores han devastado gravemente el ecosistema que ahí se desarrolla, incluido por supuesto, el axolote. Ante esta alarmante realidad, en los últimos años se han impulsado importantes esfuerzos con el objetivo de recuperar al axolote. Sin embargo, se ha visto que las estrategias de conservación que han sido impuestas desde las cúpulas de poder (estrategias top-down) han sido ineficaces en términos de restauración del ecosistema.

No es coincidencia que los sitios en los que aún existen ejemplares de axolote se caractericen por estar dentro de las zonas en las que se lleva a cabo la chinampería tradicional. Por ello, desde 2009 se ha impulsado un modelo para la conservación del axolote que consiste en recuperar la vocación chinampera de Xochimilco al mismo tiempo que se restaura el ecosistema para generar refugios naturales para las especies nativas como el axolote (1). El objetivo de este modelo es que la conservación biológica se realice a través de la comunidad de agricultores chinamperos (estrategias bottom-up) por medio de la implementación de un sistema de mercado sin intermediarios y de comercio justo compatible con la protección y preservación del hábitat del axolote.

crop

El valor cultural y biológico que posee Xochimilco fue reconocido por la UNESCO en 1987 cuando fue nombrado Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, ha sido tan mala la gestión de Xochimilco que actualmente, la declaratoria de patrimonio está en riesgo (2). Si esta presión no ha sido suficiente para detener el deterioro de Xochimilco, quizá sea el axolote la última esperanza que tiene Xochimilco para sobrevivir. “El reto es muy grande, pero el axolote también lo es” (3).

– Fernando Córdova Tapia (@FerCordovaTapia) y Karen Levy son miembros del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (@LRE_IBUNAM).

 



Remedios naturales para aliviar la irritación de las picaduras de mosquito

“La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse.”

Durante el verano, con la humedad y el calor, es muy probable que surjan poblaciones de mosquitos y zancudos, los cuales puedan succionar nuestra sangre como medio de alimentación y supervivencia. Como consecuencia, las picaduras de estos insectos suelen ser molestas, irritables y dolorosas. 

Para reducir las molestias de estas picaduras, existe una serie de remedios naturales ideales para este malestar: 

– Agua abundante

En cuanto las picaduras aparezcan, es importante limpiarla para prevenir una picazón grave. Puede limpiarse con alcohol isopropílico, toallitas húmedas con alcohol o agua pura. 

– Aloe vera

La sábila es una opción excelente para los cuidados de la piel. Alivia la comezón producida por la saliva del insecto, la hinchazón y la infección de la herida al recibir tanta fricción al rascarse. Basta con abrir una penca o tallo de aloe vera, extraer la sabia, colocarla sobre la picadura y taparla con una gasa. 

– Cebolla

Ese fruto de la naturaleza posee propiedades para los problemas en la piel, tanto como quemaduras como heridas. Por lo que es útil para aliviar la pizacón de una picadura de mosquito. Con una rebanada de cebolla, la más fina posible, colocar encima de la picadura durante unos minutos y después lavarla con agua abundante y jabón neutro. 

– Jabón neutro

Es perfecto para reducir la picazón y la hinchazón de manera temporal. Esto ayudará a evitar el rascarse demasiado. 

– Limón o lima

Es un remedio casero que puede arder un poco, pero es sumamente efectivo. Se puede exprimir medio limón en un algodón, el cual se aplicará en la picadura; o bien, frotar el limón de manera directa sobre la herida. 

– Aceites esenciales 

Dan alivio temporal, eliminando la tentación de rascarse. Los aceites esenciales útiles para la ocasión son los de romero, lavanda, árbol de té, hamamelis y cedro. 

– Miel 

Es un elemento poderoso de la naturaleza con propiedades antisépticas. Basta con aplicar una pequeña cantidad en donde se tiene la roncha y dejar que se seque. Una vez seca, se enjuaga bien con agua tibia. 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 



¿Por qué los canales de Xochimilco se están quedando sin agua?

se registró una filtración importante en las aguas de Xochimilco, principalmente en los embarcaderos de Zacapa, Nativitas y Nuevo Nativitas.

El miércoles 25 de enero del 2017, la ciudad de México amaneció con una noticia que afectaría tanto su biodiversidad como su patrimonio: se registró una filtración importante en las aguas de Xochimilco, lo cual provocó el desnivel en los canales de la zona y, a su vez, afectó a los embarcaderos de Zacapa, Nativitas y Nuevo Nativitas. Si bien no es novedad, este evento se encuentra ahora relacionado con los socavones y fracturas realizados en Xochimilco e Iztapalapa para extraer agua del subsuelo de la zona.  

La sobreexplotación del agua subterránea en la zona lacustre de la CDMX implica una alta actividad sísmica que puede llegar a ser altamente peligrosa, así como una serie de grietas y fracturas capaces de implicar un manejo insostenible del agua y el territorio de la ciudad. 

De acuerdo con Greenpeace México, este es un tema derivado del cambio climático, el crecimiento inmobiliario y comercial, el incremento de demanda de servicios urbanos y la ineficiencia en la planeación gubernamental local para proveer las facilidades necesarias a favor del desarrollo de la zona. Por ello se han buscado maneras de asegurar la viabilidad, seguridad y desarrollo en función de los principios de la ecosustentabilidad en la misma zona; de lo contrario, pregunta Paola Neumann en el sitio web de Greenpeace, “¿O hasta que nivel se tiene que hundir la ciudad, escasear el agua, fracturarse casas y escuelas para que se tomen medidas de fondo?”

Frente a la situación de urgencia, los geólogos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México –Sacmex– han comenzado a realizar los estudios pertinentes para la reparación de la filtración. Por esta razón se solicitó al Sacmex un mayor flujo de agua tratada para remediar la afectación así como al Centro Nacional de Prevención de Desastres y al Instituto de Geofísica que se realice un plan preventivo en las zonas de riesgo. 



10 especies mexicanas en peligro de extinción

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región de México.

México posee una superficie total 1 964 375 km², en la cual habita una desbordante biodiversidad. De hecho, actualmente es uno de los 12 países megadiversos del mundo, contando con alrededor de 200 000 especies diferentes –un total del 10 al 12 por ciento de la biodiversidad mundial–; el segundo en ecosistemas y el cuarto en total de especies. Actualmente, 2 500 especies están protegidas por la legislación mexicana; sin embargo, hay especies importantes para México que continúan desapareciendo. 

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región del país. A continuación te compartimos la lista gracias a la investigación de Elias Camhaji y Alejandro Dabdoub:

–Ajolote. Del náhuatl, axolotl, que quiere decir “monstruo de agua”, es un animal que se ha convertido en un símbolo de México. Si bien ha ganado fama por su apariencia de renacuajo y 126 dientes pequeños, lo característico del ajolote es que es capaz de regenerarse por su cuenta. En nuestros días quedan muy pocos ejemplares del ajolote en su estado natural, viviendo en los canales de Xochimilco –la ciudad de México–. 

ajolote

– Guacamaya roja. Es una representación del dios maya Vucub-Caquix, la cual se ha cotizado tanto por la belleza de sus colores. Es una de las dos especies de guacamayas que se encuentran en México, principalmente en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche. Su principal población habita en las selvas húmedas de Chiapas. Sólo hay entre 20 000 y 50 000 ejemplares. 

guacamaya-roja

– Lobo gris mexicano. Nace ciego y sordo hasta sus 65 días, y es tan chico que tiene el tamaño de un perro mediano. Este animal era considerado mágico en México prehispánico, pues simbolizaba valentía y fuerza, vinculándose con la diosa mexica del fuego, Chantico, y la deidad canina, Xólotl. Sólo quedan 300 ejemplares. 

lobo-gris-mexicano

– Ocelote. Aunque numerosos organismos internacionales se han unido para detener la caza ilegal de estos animales así como la destrucción de su hábitat. Este felino, de orígenes prehispánicos, se encuentra en el menor nivel de peligro de extinción. Habita principalmente en ambientes húmedos con la diversidad vegetal densa de Chiapas. Hay entre 800.000 y 1,5 millones de ejemplares. 

ocelote

– Jaguar. Siendo uno de los principales símbolos de la cultura prehispánica de México, el jaguar es el protector espiritual de los indígenas más importantes –como gobernantes, sacerdotes y hechiceros–. Es el felino más grande de América, y suele tener una fuerte presencia en regiones con mucha agua, como selvas y zonas pantanosas. Aunque el jaguar aún no está en peligro de extinción, los científicos advierten que existen pocos ejemplares y su población está disminuyendo. Hay alrededor de 15.000 ejemplares.

jaguar

– Tortugas caguama. Consideradas como parte esencial de la cosmología de algunas culturas indígenas, como la maya, estas tortugas no se encuentran sólo en México, también, por ejemplo, en Japón. Suelen anidar en playas arenosas de regiones templadas y subtropicales, siendo víctimas de depredadores desde que están en el nido y se dirigen por primera vez al mar. Uno de los principales focos rojos es la caza furtiva de huevos de tortuga. Hay poco más de 60 000 hembras con capacidad de anidar.  

tortuga_caguama

– Manatí del Caribe. Se dice que los mayas atribuyeron a este animal el poder de predecir sequías si nadaban a contracorriente. Fue visto como un animal muy ágil y sociable, excelente nadador y con la capacidad de abrazar a otros manatíes. Su población se extiende desde Florida, en EE.UU., hasta Brasil; sin embargo ha disminuida desde que su carne comenzó a venderse como alimento. Aunque sigue siendo una especie vulnerable, en México ha comenzado a recuperarse poco a poco. Hay entre 1 000 y 2 000 ejemplares. 

manati

– Perrito llanero mexicano. Más parecido a una ardilla que a un perro, este animal habita principalmente en Saltillo, Coahuila. Su población ha caído y continúa disminuyendo pues se ha considerado una plaga para el ganado; sin embargo, su presencia en el ecosistema es importante ya que regula los recursos naturalmente disponibles. No se conoce el número de ejemplares de esta especie. 

perrito-de-la-pradera

– Tapir centroamericano. Es considerado un “todoterreno”, y puede encontrarse principalmente en el sureste de México –aunque su tamaño no le impide desplazarse con agilidad en la selva, nadar y bucear–. Se cree que ha sobrevivido desde hace unos dos millones de años, no obstante su población ha recaído debido a la deforestación, transmisión de enfermedades de ganado y caza. En caso que esta especie desaparezca, muchas otras especies vegetales podrían hacerlo también. Se estima una población de 1 500 ejemplares. 

tapir-centroamericano

– Vaquita marina. Sólo existe en México y no tiene parientes cercanos; es la especie más pequeña de la familia de cetáceos, y suele nadar a solas en aguas poco profundas. Se trata de uno de los animales más amenazados del país, pues sólo quedan alrededor de 60 ejemplares. La pesca industrial y comunitaria es su principal amenaza. 

vaquita-marina

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca