El axolote, última esperanza para salvar Xochimilco

El axolote mexicano es tan raro que es capaz de reproducirse sin llevar a cabo la metamorfosis, como lo hacen todos los anfibios.

En los últimos años, la comunidad científica se ha alarmado ante la acelerada pérdida de anfibios en todo el mundo. Más de un tercio del total de especies están en riesgo de extinción. Las causas principales son la pérdida de hábitat, el cambio climático, enfermedades y contaminación. Por supuesto, en México la situación es igualmente preocupante, sobre todo si consideramos que somos el quinto lugar en riqueza de anfibios a nivel mundial.

Una de las especies de anfibios más emblemáticas y con mayor vulnerabilidad es el axolote mexicano (Ambystoma mexicanum), una peculiar salamandra que tiene características únicas y que fue una pieza fundamental en la cultura precolombina. El axolote mexicano es tan raro que es capaz de reproducirse sin llevar a cabo la metamorfosis, como lo hacen todos los anfibios. Además, es capaz de regenerar prácticamente cualquier parte de su cuerpo. Es por esto que es altamente valorado por la comunidad científica en todo el mundo.

Este animal solía ser muy abundante en el Valle de México, pero actualmente el último relicto en el que puede sobrevivir en la naturaleza es Xochimilco. Lamentablemente, la urbanización de este lugar tan especial ha sido despiadada en los últimos dos siglos, particularmente en los últimos años, empujando al axolote al borde de la extinción, pues los últimos datos muestran que quedan menos de 50 organismos por km2 en comparación con los 6 mil por km2 que se registraron hace 20 años.

canales

La situación actual de Xochimilco es muy compleja pero basta con mencionar algunos de los problemas más importantes. La sustitución de las técnicas tradicionales de agricultura por prácticas tecnificadas altamente tóxicas, la severa contaminación del agua por descargas urbanas y la presencia de peces invasores han devastado gravemente el ecosistema que ahí se desarrolla, incluido por supuesto, el axolote. Ante esta alarmante realidad, en los últimos años se han impulsado importantes esfuerzos con el objetivo de recuperar al axolote. Sin embargo, se ha visto que las estrategias de conservación que han sido impuestas desde las cúpulas de poder (estrategias top-down) han sido ineficaces en términos de restauración del ecosistema.

No es coincidencia que los sitios en los que aún existen ejemplares de axolote se caractericen por estar dentro de las zonas en las que se lleva a cabo la chinampería tradicional. Por ello, desde 2009 se ha impulsado un modelo para la conservación del axolote que consiste en recuperar la vocación chinampera de Xochimilco al mismo tiempo que se restaura el ecosistema para generar refugios naturales para las especies nativas como el axolote (1). El objetivo de este modelo es que la conservación biológica se realice a través de la comunidad de agricultores chinamperos (estrategias bottom-up) por medio de la implementación de un sistema de mercado sin intermediarios y de comercio justo compatible con la protección y preservación del hábitat del axolote.

crop

El valor cultural y biológico que posee Xochimilco fue reconocido por la UNESCO en 1987 cuando fue nombrado Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, ha sido tan mala la gestión de Xochimilco que actualmente, la declaratoria de patrimonio está en riesgo (2). Si esta presión no ha sido suficiente para detener el deterioro de Xochimilco, quizá sea el axolote la última esperanza que tiene Xochimilco para sobrevivir. “El reto es muy grande, pero el axolote también lo es” (3).

– Fernando Córdova Tapia (@FerCordovaTapia) y Karen Levy son miembros del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (@LRE_IBUNAM).

 



10 sitios que funcionan con energía renovable de Tesla y que seguramente no sabías

Tesla, empresa fundada en 2003 en honor al famoso ingeniero croata, comenzó con el incentivo de probar que los coches eléctricos no sólo funcionan mejor que aquellos que se alimentan con gasolina, también son increíblemente más poderosos, económicamente asequibles y ecosustentables. En otras palabras se trata de una empresa cuya misión es ayudar a la transición […]

Tesla, empresa fundada en 2003 en honor al famoso ingeniero croata, comenzó con el incentivo de probar que los coches eléctricos no sólo funcionan mejor que aquellos que se alimentan con gasolina, también son increíblemente más poderosos, económicamente asequibles y ecosustentables. En otras palabras se trata de una empresa cuya misión es ayudar a la transición del planeta hacia la energía sustentable. 

Actualmente Tesla se encuentra invirtiendo en una división de energía renovable, y el resultado es tanto la batería para el hogar, Powerwall, y la batería comercial, Powerpack. Con el paso del tiempo, la empresa ha lanzado versiones cada vez más modernas de ambas baterías, así como productos solares para los techos y una planta, la Gigafactory, en Sparks –Nevada, EE.UU.– para operar energía limpia para la región. Sus productos han tenido una fuerte resonancia en los 18 países que se encuentran funcionando en el día a día. 

Conoce 10 ejemplos en que el Powerpack brinda energía de manera ecosustentable y asequible para las necesidades de varios habitantes: 

– Singita Lodge en el Kruger National Park, en Sudáfrica. Es un hotel que se ostenta entre 33 000 ocres del parque nacional, en donde también habitan bufalos, leopardos, chitas, elefantes y otras especies. Este sitio opera tan sólo con páneles solares del sistema Powerpack de 3,150 kilowatt-horas. Además, Singita Lodge practica el ecoturismo, reduciendo considerablemente el impacto en la biodiversidad de la zona. 

– Vunabaka, en Mololo Island, en Fiji. Se trata de otro hotel genera electricidad vía un panel solar de 1 megawatt, el cual se alimenta por 20 Powepacks de Tesla. 

– Southern California Edison, en EE.UU. Es una subsidiaria de electricidad que solicitó a Tesla Company construir un sistema de batería de 20 mega-watt para proveer electricidad a 2 500 hogares al día. Actualmente se trata del proyecto de almacenamiento de batería con iones de litio más grande del planeta, brindando una solución energética a este condado de Los Angeles. 

– Vector, en Nueva Zelanda. Así como la Southern California Edison, esta compañía no usa energía solar pero un sistema Powerpack de Tesla capaz de almacenar 2 megawatt-horas para un vecindario residencial. 

– La isla Ta’u, en EE.UU. Para energizar a toda la isla, Tesla proporcionó 60 baterías Powerpack y páneles solares usando SolarCity. Con una capacidad de 1.4 megawatts para generar energía solar, las baterías se recargan con sólo siete horas de luz solar. 

– La isla hawaiana Kaua’i. Tesla instaló 54 978 páneles solares y 272 baterías Poweback para brindar energía a toda la isla. Esto da en total una capacidad de 13 megawatts para generar energía solar. 

– Vinatería La Crema, en EE.UU.. En el corazón se Sonoma County, en California, una vinatería optó por usar energía solar mediante un sistema de 1, 200 kilowatt-hour con Powerpack. La Crema es una de las varias vinaterías que forman parte del Jackson Family Wines, los cuales poseen 8.4 megawatt-hora de energía solar para brindar electricidad a seis diferentes vinaterías. 

– La isla Dent, en Australia. Entre la isla Vancouver y British Columbia, en la isla Dent se encuentra un Powepack de Tesla que captura la energía de una turbina marina. Con cinco Powerpacks se provee 500 kilowatt-horas de energía. 

– College of Marin, en EE.UU. Un colegio comunitario en California usa un sistema de Powepack de 3.2 megawatt-horas. Este sistema eléctrico ayuda a ahorrar entre 100 000 y 150 000 dólares anuales en electricidad tradicional. 

– La isla Ocracoke, en EE.UU. Considerado como parte de Carolina del Norte, esta isla sustituyó la energía de diesel por energía del sistema Powerpack de Tesla. Con un sistema de 1 megawatt-hora mediante dos baterías, este sitio almacena energía solar para brindar electricidad a la población. 



El lago de Cuitzeo, en Michoacán, está desapareciendo

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.”

En Michoacán, entre los municipios de Copándaro, Huandacareo, Chucándiro y Cuitzeo, se encuentra el lago de Cuitzeo, cuya superficie total ha quedado casi seca. Ahí, el paisaje se ostenta entre nubes de polvo y remolinos ocasionando numerosos padecimientos gastrointestinales, respiratorios, cutáneos y oculares en los habitantes de los cuatro municipios. Incluso el nivel del agua de más de la mitad de su superficie no llega al metro de altura. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático –INECC–, el lago de Cuitzeo ha enfrentado una “alteración extrema”, pues se ha reducido su extensión, ha aumentado los niveles de salinidad así como la proliferación de malezas acuáticas en la parte oriente. Este cambio comenzó a partir de la construcción de la autopista Morelia-Salamanca, la cual dividió al lago e impidió las aguas de la zona oriente del lago. 

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.” Y pese haber pedido apoyo a la presidencia municipal, no se cuenta con la cantidad suficiente de agua para “regar tanta tierra”; por lo que se solicitó abrir las compuertas que separan las dos partes del lago con el fin de que entre agua a la laguna mientras caen las lluvias, pues “los niños están casi siempre enfermos. Desde la mañana comienza el polvo y por la tarde la nube de tierra llega hasta Moroleón –Guanajuato, a unos 15 km–.” 

Desgraciadamente, desde el 2003, las lluvias han sido insuficientes: aún con precipitaciones abundantes, el nivel del agua no rebasa 20 centímetros de profundidad.  Esto, inevitablemente, ha provocado nubes de polvo que, a su vez, ocasionan una serie de padecimientos tanto en niños, adultos y personas de la tercera edad; así como una alteración en las actividades agropecuarias de la zona, ya que alrededor de unos 1 200 pescadores ha visto su trabajo afectado frente a esta situación. 

Frente a esto, el Congreso de Michoacán aprobó la propuesta del diputado Jaime Hinojosa Campa, la cual exhorta a la Comisión Nacional del Agua con el fin de revisar la situación causada por el bloqueo de las aguas en la tenencia de Mariano Escobedo, en el municipio de Cuitzeo. Además se solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una serie de acciones de protección, restauración y conservación de los ecosistemas y recursos naturales, bienes y servicios ambientales; mientras que en la Secretaría de Salud se solicitó que emita tanto una alerta epidemiológica en la zona, como una gestión integral de los recursos hídricos y el combate al cambio climático. 

 



La tristeza de perder un perro se equipara a la de perder a un ser querido, estudio

Los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro.

Para Frank McAndrew, psicólogo y profesor del Knox College, en EE.UU., los perros dejan de ser, en ocasiones, mascotas para convertirse en algo más cercano a su dueño: un ser querido. Por esta razón, cuando el can se pierde o fallece, el proceso de duelo en su duelo es largo y difícil de pasar. Es decir que al ser personajes importantes de la vida cotidiana, perderlos resulta en un proceso doloroso equiparable a perder a un pariente. 

A lo largo de la investigación de McAndrew, el experto mencionó que “aquellos que quieren a su can saben la verdad: su mascota no es ‘solo un perro’. […] Tal vez si la gente se diera cuenta de lo fuerte e intenso que es el vínculo entre las personas y sus perros, el dolor [que causa su muerte] sería más ampliamente aceptado.” Y esto podría ayudar, en gran medida, a los dueños de los perros a aceptar el deceso y elaborar el proceso de duelo. 

Esto se debe a que los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro. Esta teoría se ve apoyada con las propuestas por el antropólogo Brian Hare, quien sugirió que la domesticación de los canes comenzó con la socialización del lobo gris haciendo las interacciones más satisfactorias y estrechas. En especial al ser retroalimentada de manera positiva e incondicional: “Los perros han sido criados selectivamente durante generaciones para prestar atención a los seres humanos.” 

De hecho, los científicos han demostrado que los cerebros de los perros responden positivamente a los elogios de sus dueños tanto como lo hacen ante la comida; e incluso son capaces de reconocer a las personas para aprender a interpretar los estados emocionales de los humanos mediante la expresión facial, a entender las intenciones humanas para ayudar a sus propietarios y a evitar a la gente que trata mal a sus dueños. Mientras que los seres humanos responden al afecto y la lealtad de los perros con altas dosis de dopamina, serotonina y oxitocina, generando una serie de bienestar a los dueños. 

Por esta razón, la pérdida de un perro altera gravemente la rutina diaria así como la neurofisiología de su dueño. Esto provoca que el proceso de duelo en torno a un can implique una elaboración igual de compleja que con seres queridos; cuyo tratamiento psicoemocional más funcional es el tiempo y la aceptación de las emociones negativas.  

 



¿Por qué los canales de Xochimilco se están quedando sin agua?

se registró una filtración importante en las aguas de Xochimilco, principalmente en los embarcaderos de Zacapa, Nativitas y Nuevo Nativitas.

El miércoles 25 de enero del 2017, la ciudad de México amaneció con una noticia que afectaría tanto su biodiversidad como su patrimonio: se registró una filtración importante en las aguas de Xochimilco, lo cual provocó el desnivel en los canales de la zona y, a su vez, afectó a los embarcaderos de Zacapa, Nativitas y Nuevo Nativitas. Si bien no es novedad, este evento se encuentra ahora relacionado con los socavones y fracturas realizados en Xochimilco e Iztapalapa para extraer agua del subsuelo de la zona.  

La sobreexplotación del agua subterránea en la zona lacustre de la CDMX implica una alta actividad sísmica que puede llegar a ser altamente peligrosa, así como una serie de grietas y fracturas capaces de implicar un manejo insostenible del agua y el territorio de la ciudad. 

De acuerdo con Greenpeace México, este es un tema derivado del cambio climático, el crecimiento inmobiliario y comercial, el incremento de demanda de servicios urbanos y la ineficiencia en la planeación gubernamental local para proveer las facilidades necesarias a favor del desarrollo de la zona. Por ello se han buscado maneras de asegurar la viabilidad, seguridad y desarrollo en función de los principios de la ecosustentabilidad en la misma zona; de lo contrario, pregunta Paola Neumann en el sitio web de Greenpeace, “¿O hasta que nivel se tiene que hundir la ciudad, escasear el agua, fracturarse casas y escuelas para que se tomen medidas de fondo?”

Frente a la situación de urgencia, los geólogos del Sistema de Aguas de la Ciudad de México –Sacmex– han comenzado a realizar los estudios pertinentes para la reparación de la filtración. Por esta razón se solicitó al Sacmex un mayor flujo de agua tratada para remediar la afectación así como al Centro Nacional de Prevención de Desastres y al Instituto de Geofísica que se realice un plan preventivo en las zonas de riesgo. 



10 especies mexicanas en peligro de extinción

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región de México.

México posee una superficie total 1 964 375 km², en la cual habita una desbordante biodiversidad. De hecho, actualmente es uno de los 12 países megadiversos del mundo, contando con alrededor de 200 000 especies diferentes –un total del 10 al 12 por ciento de la biodiversidad mundial–; el segundo en ecosistemas y el cuarto en total de especies. Actualmente, 2 500 especies están protegidas por la legislación mexicana; sin embargo, hay especies importantes para México que continúan desapareciendo. 

Actualmente existen al menos 10 especies en peligro de extinción que podrían afectar no sólo la biodiversidad de un ecosistema, también a la cultura e historia de una región del país. A continuación te compartimos la lista gracias a la investigación de Elias Camhaji y Alejandro Dabdoub:

–Ajolote. Del náhuatl, axolotl, que quiere decir “monstruo de agua”, es un animal que se ha convertido en un símbolo de México. Si bien ha ganado fama por su apariencia de renacuajo y 126 dientes pequeños, lo característico del ajolote es que es capaz de regenerarse por su cuenta. En nuestros días quedan muy pocos ejemplares del ajolote en su estado natural, viviendo en los canales de Xochimilco –la ciudad de México–. 

ajolote

– Guacamaya roja. Es una representación del dios maya Vucub-Caquix, la cual se ha cotizado tanto por la belleza de sus colores. Es una de las dos especies de guacamayas que se encuentran en México, principalmente en los estados de Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Campeche. Su principal población habita en las selvas húmedas de Chiapas. Sólo hay entre 20 000 y 50 000 ejemplares. 

guacamaya-roja

– Lobo gris mexicano. Nace ciego y sordo hasta sus 65 días, y es tan chico que tiene el tamaño de un perro mediano. Este animal era considerado mágico en México prehispánico, pues simbolizaba valentía y fuerza, vinculándose con la diosa mexica del fuego, Chantico, y la deidad canina, Xólotl. Sólo quedan 300 ejemplares. 

lobo-gris-mexicano

– Ocelote. Aunque numerosos organismos internacionales se han unido para detener la caza ilegal de estos animales así como la destrucción de su hábitat. Este felino, de orígenes prehispánicos, se encuentra en el menor nivel de peligro de extinción. Habita principalmente en ambientes húmedos con la diversidad vegetal densa de Chiapas. Hay entre 800.000 y 1,5 millones de ejemplares. 

ocelote

– Jaguar. Siendo uno de los principales símbolos de la cultura prehispánica de México, el jaguar es el protector espiritual de los indígenas más importantes –como gobernantes, sacerdotes y hechiceros–. Es el felino más grande de América, y suele tener una fuerte presencia en regiones con mucha agua, como selvas y zonas pantanosas. Aunque el jaguar aún no está en peligro de extinción, los científicos advierten que existen pocos ejemplares y su población está disminuyendo. Hay alrededor de 15.000 ejemplares.

jaguar

– Tortugas caguama. Consideradas como parte esencial de la cosmología de algunas culturas indígenas, como la maya, estas tortugas no se encuentran sólo en México, también, por ejemplo, en Japón. Suelen anidar en playas arenosas de regiones templadas y subtropicales, siendo víctimas de depredadores desde que están en el nido y se dirigen por primera vez al mar. Uno de los principales focos rojos es la caza furtiva de huevos de tortuga. Hay poco más de 60 000 hembras con capacidad de anidar.  

tortuga_caguama

– Manatí del Caribe. Se dice que los mayas atribuyeron a este animal el poder de predecir sequías si nadaban a contracorriente. Fue visto como un animal muy ágil y sociable, excelente nadador y con la capacidad de abrazar a otros manatíes. Su población se extiende desde Florida, en EE.UU., hasta Brasil; sin embargo ha disminuida desde que su carne comenzó a venderse como alimento. Aunque sigue siendo una especie vulnerable, en México ha comenzado a recuperarse poco a poco. Hay entre 1 000 y 2 000 ejemplares. 

manati

– Perrito llanero mexicano. Más parecido a una ardilla que a un perro, este animal habita principalmente en Saltillo, Coahuila. Su población ha caído y continúa disminuyendo pues se ha considerado una plaga para el ganado; sin embargo, su presencia en el ecosistema es importante ya que regula los recursos naturalmente disponibles. No se conoce el número de ejemplares de esta especie. 

perrito-de-la-pradera

– Tapir centroamericano. Es considerado un “todoterreno”, y puede encontrarse principalmente en el sureste de México –aunque su tamaño no le impide desplazarse con agilidad en la selva, nadar y bucear–. Se cree que ha sobrevivido desde hace unos dos millones de años, no obstante su población ha recaído debido a la deforestación, transmisión de enfermedades de ganado y caza. En caso que esta especie desaparezca, muchas otras especies vegetales podrían hacerlo también. Se estima una población de 1 500 ejemplares. 

tapir-centroamericano

– Vaquita marina. Sólo existe en México y no tiene parientes cercanos; es la especie más pequeña de la familia de cetáceos, y suele nadar a solas en aguas poco profundas. Se trata de uno de los animales más amenazados del país, pues sólo quedan alrededor de 60 ejemplares. La pesca industrial y comunitaria es su principal amenaza. 

vaquita-marina

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca