¿El agua natural contiene el sabor de insectos, bacterias y descomposición de vegetales?

El sabor del agua para los humanos.

Se dice que el agua simple es inodora, incolora e insabora, sin embargo, esta última característica puede no ser del todo cierta. Investigaciones científicas han descubierto que algunas especies reaccionan al gusto del agua.

En 2015 un grupo de científicos de la Universidad de California, Estados Unidos, informó que ciertos insectos poseen un gen que fabrica proteínas para saborear el agua en las células del gusto. Esta investigación estuvo dirigida por el biólogo Peter Cameron y sus estudios se enfocaron en la mosca del vinagre. La proteína que producen estos insectos se nombró PPK28.

Por otro lado, algunos seres vivos cuentan con acuaporinas, que sirven para transportar y absorber agua a través de membranas celulares. Estas acuaporinas podrían ser clave para que el líquido vital estimule las células del gusto en ciertas especies.

Además, el fisiólogo Sidney Simon de la Universidad Duke, Estados Unidos, halló células para el agua en el cortéx gustativo de las ratas. A pesar de ello, gran parte del mundo científico afirma que estas células no se encuentran en la mayoría de los mamíferos, específicamente en los humanos.

thumbnail_16-03-31-agua-ecoosfera2-(2)

Inclusive, entre las décadas de 1960 y 1970, se demostró de forma sistemática que el gusto del agua en los humanos, depende de lo que se haya ingerido antes. Esta investigación estuvo a cargo de la psicóloga Linda Bartoshuk, quien publicó una serie de artículos sobre el postgusto o retrogusto del agua. De acuerdo con la investigadora de la Universidad de Florida, el agua tiene sabor, pero sólo tras haber probado otra cosa.

No obstante, el agua simple puede tener un efecto en las papilas gustativas de las personas por la presencia de algunos minerales. Por ejemplo, los cloruros provocan un sabor salado, el magnesio uno amargo y el aluminio uno terroso. 

Químicos, algas, bacterias, descomposición de vegetales y residuos inorgánicos, también pueden modificar el sabor del agua. En dicho caso la calidad del agua potable tiene que estar sujeta a medidas de revisión para prevenir enfermedades.

Sin duda, el agua es vital para todos los seres vivos independientemente de su sabor. Por ello, su cuidado y conservación son claves para la salud, higiene, alimentación y una larga lista de actividades diarias.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estas fotos te darán una idea de cómo se ven tus alimentos a la hora de cosecharlos

Muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores.

Parece fácil: estar en la mesa del comedor con un bocado de una jugosa piña en la boca, esa frescura acidulce del desayuno que nos brinda una cantidad desbordante de nutrientes y un placer inexpresable a los primeros momentos del hambre matutino. Es realmente un instante sencillo que tan sólo requirió ir al mercado a comprarla, cortarla con cuidado y servirla fresca y amarilla. Sin embargo, ¿cuál fue el proceso que pasó una piña para llegar a nuestra mesa?

Muchas veces pasamos por una verdulería o las estanterías del supermercado, vemos las frutas y verduras, las tanteamos para sospechar su frescura y las llevamos a casa. Pero muy pocas veces sabemos de dónde vienen, cómo se ven antes de cosecharse o cuáles son sus cuidados agricultores. 

En caso que surja un poco de curiosidad, te compartimos algunas fotografías de cómo se ven los alimentos a la hora de cosecharse: 

 

 


Mexicali Resiste: movimiento civil contra cervecera Constellation Brands

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa.

Desde hace dos años, la tercera empresa cervecera más grande en EE.UU., Constellation Brands, anunció que invertiría alrededor de 1 500 millones de dólares en una nueva planta en Mexicali, al norte de México. Esto con el objetivo de incrementar de 10 a 25 millones de hectolitros anuales de la capacidad de su actual planta en Nava, Coahuila –también en México–, y así abastecer la creciente demanda de EE.UU.

Con marcas como Corona Extra, Corona Light y Modelo Especial, Constellation Brands pretende concluir en 2017 la ampliación, expandiendo hasta un 14 por ciento su participación de mercado en el territorio estadounidense –en donde la demanda de cerveza premium y artesanal van en aumento–. En palabras de Edgar Guillaumin, vicepresidente de Relaciones Externas, “Será la planta cervecera más grande América, pues por ahora ninguna tiene 25 millones de hectolitros de capacidad al año.

¿O no? 

Pese a que Guillaumin indicó que “Ahora somos productores de la cerveza en México, importadores en EE.UU. y toda la cadena que sigue en el proceso de venta de las marcas de Modelo”, activistas, productores agrícolas y comisarios ejidales se unieron para bloquear los accesos a los trabajos de construcción de la planta. Con pancartas y autodenominándose el movimiento “Mexicali Resiste“, los manifestantes comenzaron a argumentar que la operación de esta compañía estadounidense sobreexplotará el agua del manto acuífero de la zona agrícola de Mexicali, impactando negativamente tanto a la actividad, economía como biodiversidad de la región. 

 

Esta resistencia civil se ha mantenido en el lugar hasta que el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid detenga la instalación de la firma y la cimentación del acueducto de 17 kilómetros que pretende llevar el agua de la región hacia la zona de la empresa. De modo que con un plantón en las oficinas gubernamentales del Centro de Gobierno de Mexicali, los integrantes de la resistencia civil describieron cómo Constellation Brands documentaron los terrenos de manera irregular; aunque apenas se dará a conocer la documentación en que, según los activistas, “los predios fueron enajenados por el gobierno del Estado para dárselo a la empresa de una manera onerosa”. 

El rechazo de la población hacia Constellation Brands se ha convertido en uno de los once puntos de pliego petitorio en que el movimiento Mexicali Resiste se enfrenta desde principios del año 2017. Se pretende que esta misma resistencia civil se presente en zonas como Obregón, Sonora, y Zaragoza, Coahuila, en donde se planean las instalaciones de otras dos plantas con una inversión de 2 000 millones de dólares cada una. 

 

 


Ecorecetas: 5 maneras de introducir el amaranto en la dieta diaria

El amaranto, además de ser delicioso, contiene un alto valor nutricional.

El amaranto, planta de hojas anchas y flores rojas con tonalidades doradas, se ha usado como elemento gastronómico desde la Prehistoria. Si bien en un principio era contemplado para fines ceremoniales en honor a los dioses aztecas, actualmente se relaciona con platillos deliciosos y tradicionales de América Latina. 

Y es que, además de ser delicioso, contiene un alto valor nutricional. De hecho este alimento fue seleccionado por la NASA para alimentar a los astronautas, gracias a su aprovechamiento integral, la brevedad de su ciclo de cultivo y su capacidad de crecer en condiciones adversas; así como ayuda a remover el dióxido de carbono de la atmósfera, genera alimentos, oxígeno y agua para los mismos consumidores. Un solo grano de amaranto posee 16 por ciento de proteína –el maíz tiene sólo 9.33 por ciento–, balanceando prodigiosamente los aminoácidos esenciales en la alimentación humana,  16.6 por ciento de lisina, carbohidratos, calcio, hierro, magnesio, fósforo, vitamina A y C, fibras, fécula y sales minerales. 

Para disfrutar de los beneficios de este ancestral alimento, te compartimos 5 eco-recetas: 

– Sopa de Fideo en caldo de frijol de amaranto. 

Necesitas: 1 taza de harina de amaranto, 1 diente de aojo, 1 1/2 litros de caldo de frijol, 1 taza de queso blanco rallado, 1 paquete de fideo delgado, 2 chiles serranos, 1 jitomate mediano, sal al gusto, 1/2 cebolla. 

Elaboración: Desmadejando el fideo, sin desbaratarlo, fríe en aceite hasta que esté dorado. Después hay que licuar el jitomate, cebolla y ajo con sal, cuya mezcla se vertirá en el fideo dorado. Se dejará sazonar durante unos minutos y se agregarán los chiles. En el caldo de frijol se disolverá la harina de amaranto, añadiéndolo a la sopa. Dejar hervir, agregar la sal y apagar el fuego cuando esté listo el fideo. Servir la sopa con queso rallado. 

– Tortitas de amaranto con verduras. 

Necesitas: 500 gramos de amaranto reventado, 3 calabazas ralladas, 3 zanahorias peladas y ralladas, 3 huevos, 2 cucharadas de perejil picado finamente, aceite de oliva, sal al gusto, 1/4 de cebolla finamente picada. 

Elaboración: Mezclar con las manos hasta hacer una masa homogénea el amaranto, calabazas, zanahorias, cebolla, perejil y huevos en un recipiente. Calentar el aceite en un sartén a fuego lento. Formar las tortitas plantas y ovaladas con las manos, freírlas en tandas en el aceite caliente hasta estar doradas por ambos lados. Colocar las tortitas doradas sobre una charola cubierta con papel absorbente para retirar el exceso de grasa. 

– Ensalada de flor de calabaza con amaranto. 

Necesitas: 1 lechuga escalora, 1 lechuga sangría, 1 lechuga achicoria, 1 kilo de flor de calabaza, 400 gramos de queso manchego rallado, 2 1/2 tazas de granos de granada roja, 1/2 taza de amaranto natural, 2 aguacates en rajas, vinagreta para ensalada de flor de calabaza. 

Elaboración: Cortar las lechugas en trozos y retirar los tallos de la flor de calabaza. Colocar las lechugas en una ensaladera y acomodar las flores de calabaza alrededor. Bañar la ensalada con la vinagreta, revolver y espolvorear con queso rallado, granado, amaranto y aguacate. 

– Horchata de amaranto. 

Necesitas: 1 litro de leche, 3 cucharadas de harina de amaranto, miel de abeja, 3 litros de agua y canela en polvo. 

Elaboración: Endulzar 1 litro de agua con miel, disolver la harina con el agua restante y dejar reposar durante diez minutos. Terminado el tiempo, colarla y añadirla al agua endulzada. Añadir la leche al gusto y espolvorear la canela. Finalmente agrega hielos. 

– Alegría de amaranto. 

Necesitas: 6 cucharadas de miel, 1 cucharada de mantequilla, 1 taza de amaranto lavado y escurrido. 

Elaboración: Reventar el amaranto en un sartén, a fuego moderado como si fueran palomitas de maíz. Una vez hecho, dejar que se enfríe; y mientras tanto mezclar las 6 cucharadas de miel y 1 cucharada de mantequilla. Hervir la mezcla a fuego medio y revolver constantemente con una cuchara de madera durante 8 minutos. Cuando la masa esté homogénea, caliente y de color tostado, agregar el amaranto reventado y mezclar todos los ingredientes. Añadir semillas de girasol, coco rallado o fruta seca. Al retirar del fuego, amasar en una bandeja, cortar con el molde deseado y dejar enfriar. 



¡Dales agua, Dales agua! (o los beneficios de beber más agua)

La deshidratación contribuye a corto y a largo plazo a diversos problemas de salud y beber más agua mejora la capacidad de aprender.

Fotografía principal: Reuters

El agua es la base  de la vida, es una sustancia indispensable e insustituible en nuestra dieta. Eso todos lo sabemos, pero lo que tal ves nos resulte sorprendente es el echo de que el incremento en la ingesta de agua puede contribuir a una disminución espontánea del consumo de refrescos y de bebidas azucaradas en los niños y mejorar sus funciones cognitivas.

Alrededor del sesenta por ciento del cuerpo está formado por agua, es el componente más abundante de todas las células, constituye el 90% de nuestro cerebro y conforma el medio básico para la actividad vital de nuestro organismo.

El consumo promedio recomendado varía de una  a otra autoridad médica, pero podemos mencionar las siguientes cifras como un patrón general del consumo recomendado ( de acuerdo con Instituto de Medicina de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos):

cantidad de agua para beber

La Agencia Europea de Estándares de Alimentos  recomienda un consumo total  de 1600 ml/día para niños y niñas de 4 a 8 años de edad, 2100 ml/día para niños de 9-13 años de edad, 1900 ml para niñas de 9-13 años de edad (1).

Aunque la opinión prevaleciente entre las autoridades es que la población promedio no presenta deshidratación, algunos autores discrepan al respecto. Escuchemos por ejemplo la opinión de Susan M Kleiner, profesora asistente del Programa de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Washington y directora de un Centro de Salud Nutricional en esa misma ciudad.  Según ella,  las encuestas de consumo de alimentos en los Estados Unidos, indican que una porción de la población puede estar sufriendo una deshidratación  crónica ligera, causada por varios factores, y  la investigación más reciente ha asociado dicha condición con un aumento del riesgo de sufrir numerosas enfermedades como: piedras renales, cáncer de mama, colon y vías urinarias, obesidad en niños y adolescentes, prolapso de la válvula mitral, disfunción de las glándulas salivales y deterioro de la salud en general en los ancianos (2). También vale la pena conocer los trabajos del Dr. Batmanghelidj quien durante varias décadas se dedicó a tratar múltiple enfermedades tan sólo con agua (3).

Los niños en particular, tienen mayor riesgo de sufrir deshidratación pues dependen de otros para el suministro de líquido, son más activos, tienen una mayor proporción de superficie/masa  que los adultos y presentan un mecanismo de regulación de la sed  inmaduro. Diversos estudios a nivel mundial han llamado la atención sobre este problema y han comenzado a surgir campañas de promoción del consumo de agua en las escuelas.

En el Reino Unido, el Colegio Real de Pediatría y Salud Infantil realizó una encuesta sobre la disponibilidad y consumo de agua en las escuelas de dicho país. En el informe final afirmaron  que el acceso al agua era a menudo insatisfactoria , lo cual dio lugar a la campaña llamada “Water is Cool in School” que inició en el año 2000. Su informe señalaba que la deshidratación contribuye a corto y a largo plazo a diversos problemas de salud y beber más agua mejora la capacidad de aprender,  los autores del informe afirmaban que  “cuando estamos sedientos, el rendimiento mental se deteriora en un 10%”. ( citado por Benton, ver nota 1).

Como parte de esta campaña se promovió no solo la instalación de surtidores de agua potable gratuita en las escuelas sino también una iniciativa mediante la cual se permitía el consumo de agua durante las clases. Un estudio que investigó los resultados de esta iniciativa encontró  que  en promedio el 80% de los niños de las escuelas en las cuales no se permitía el consumo de agua en las aulas, consumían menor cantidad de agua que el mínimo recomendado en las escuelas y concluyó recomendando que las primarias deberían no sólo permitir sino también promover el consumo de agua durante las clases ( 4).

beber-agua
National Geographic

En 2010, en los Estados Unidos se lanzó un iniciativa para la disponibilidad de agua potable gratuita en las escuelas. En las políticas de dicha iniciativa se afirma que el consumo inadecuado de agua puede tener consecuencias negativas en la salud general de los niños y en  su capacidad para aprender y que  los niños que están deshidratados tienden a experimentar una caída en su rendimiento cognitivo y  especialmente en su memoria a corto plazo. Y lo que es peor, en lugar  de agua potable, los niños tienden a beber bebidas azucaradas ( refrescos, jugos comerciales, bebidas para deportistas, tés endulzados, etc.) ( 4).

Vale la pena recordar aquí la opinión, nada complaciente, de la Dra. Raquel Burrows,  médico cirujano con especialidad en Pediatría y Endocrinología Infantil, académica del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA) y jefe del Programa Clínico de Obesidad Infantil de dicho instituto. La evidencia científica ha demostrado que la fructosa, comenta la Dra. Burrows,  “ altera las estructuras cerebrales que tienen que ver con la memoria y el aprendizaje, que están en una zona que se llama hipocampo. Por lo tanto a igualdad de coeficiente intelectual, un niño que consume fructosa [el azúcar se compone de glucosa y fructosa] en forma diaria, no va a rendir igual que un niño que no lo hace” (5).

Estos programas  hacen eco de todo un conjunto de estudios que reportan diversas ventajas de promover el consumo de agua entre la población infantil y muy particularmente en las escuelas.  Mencionemos los puntos  más importantes:

1.Intervención en las escuelas:  los niños pasan la mayor parte de su día en la escuela, y este es el ámbito formativo que complementa a la familia, de suerte que los programas escolares y políticas de la escuela pueden tener un impacto significativo en alentar  o desalentar el consumo de agua y/o de bebidas azucaradas.

2.El estatus de hidratación de los niños en las escuelas, por lo general, no es óptimo. Diversos estudios han mostrado que los niños no consumen suficiente agua antes de ingresar en las escuelas ni tampoco durante su estancia en las escuelas (6).

3. Los niveles bajos de hidratación han mostrado afectar negativamente las capacidades cognitivas de los niños: disminuyen la memoria de corto plazo y  la capacidad de atención, la capacidad de búsqueda y de atención visual mejora con un buen nivel de hidratación. Uno de los estudios mostró que los niños mejor hidratados ponen mayor atención en sus tareas y las resuelven en menos tiempo (1). Otro estudio reportó que la deshidratación moderada en los niños no sólo afecta sus capacidades cognitivas sino que también les produce confusión, irritabilidad y letargo (7).

4. Diferentes estudios de intervención han demostrado que el aumento en el consumo de agua afecta benéficamente los patrones de consumo de otras bebidas y alimentos (aunque otros estudios no corroboran estos resultados), pero tomados de conjunto estos estudios de intervención dejan claras algunas conclusiones evidentes y otras no tan obvias.

Por un lado, señalan el echo evidente de que cuando se promueve el consumo de agua como sustituto de las bebidas azucaradas,  disminuye la ingesta calórica y esto ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad. Pero también,  que simplemente promover el consumo de agua puede disminuir el riesgo de obesidad, como lo demostró un estudio realizado con 2950 alumnos de 32 escuelas primarias en dos ciudades alemanas. El estudio duro un año y consistió en una intervención muy ligera. Los participantes fueron divididos en dos grupos: uno (1641 niños) recibió 4 lecciones que promovían el consumo de agua y el otro grupo ( 1309 niños) no. Al final del estudio el riesgo de obesidad en el grupo que recibió las lecciones disminuyó 31% en comparación con el otro grupo ( control) (8).

agua
Pinterest

Destaca entre este grupo de estudios un  trabajo  realizado en el Departamento de Nutrición, Ejercicio y Deportes, de la Universidad de Copenhague, que incluyó 203 adolecentes de 12 a 15 años de edad, que consumían habitualmente leche y yogurt ( 250 ml en promedio por día) y que tenían sobrepeso. Este estudio  se dedicó a investigar   diversas variables asociadas con la dieta y el sobrepeso. Los adolescentes registraron sus dietas antes de la intervención (semana 0) y en la última semana de la intervención (semana 12).Otras medidas, tales como la antropometría,  muestras de sangre, actividad física y presión arterial, también se llevaron a cabo.

Los participantes fueron asignados aleatoriamente a consumir 1l. al día  de leche descremada, suero de leche,  de caseína o de agua durante las 12 semanas estudio y se los alentó a comer su dieta habitual durante el período entero del estudio.

Basándose en los datos proporcionados por dicho estudio los investigadores constataron que en todos los grupos se observó una mejoría del patrón dietético, disminuyendo la ingesta excesiva de alimentos, incluyendo bebidas azucaradas.Pero la disminución de la ingesta de energía durante la intervención fue significativa sólo para el grupo que consumía  agua. El consumo de energía en el grupo de agua disminuyó en promedio 236.8 kcal/d durante la intervención, lo cual equivale a una posible disminución de 2 kg de peso al año. Además los autores del estudio reportaron que la ingesta incrementada de agua produjo una reducción espontánea importante del consumo de bebidas azucaradas (9).

Como podemos ver el asunto está claro: debemos promover el consumo de agua en los niños y desalentar el consumo de las bebidas azucaradas. La fisiología humana obra en favor de esta política, pues como lo han demostrado algunos estudios, el simple echo de ingerir más agua ayuda a los niños a sentirse mejor y a disminuir su deseo de ingerir las bebidas azucaradas. La información científica disponible no deja lugar a dudas: es suficiente para justificar una campaña internacional en contra del consumo de refrescos y bebidas azucaradas, especialmente entre la población infantil. Sin embargo, los intereses que se vería afectados son enormes. Por fortuna, en el ámbito del consumo individual  nuestras elecciones marcan la diferencia, así que de nuevo te sugiero querido lector/ lectora: ¡DALES AGUA, DALES AGUA¡.

BIBLIOGRAFÍA.

1. Nutrients. 2011 May; 3(5): 555–573.

Published online 2011 May 10., Dehydration Influences Mood and Cognition: A Plausible Hypothesis?, David Benton.

  1. J Am Diet Assoc. 1999 Feb;99(2):200-6, Water: an essential but overlooked nutrient, Kleiner SM. Child
  2. El lector interesado puede visitar www.watercure.com
  3. Care Health Dev. 2007 Jul;33(4):409-15.A study of the association between children’s access to drinking water in primary schools and their fluid intake: can water be ‘cool’ in school?

Kaushik A1, Mullee MA, Bryant TN, Hill CM).

“Drinking Water Access in Scchools”, en ww.changelabssolutions.org

(5 )http://www.uchile.cl/noticias/112531/ninos-sin-azucar-adios-al-consumo-dulce

6. (Ann Nutr Metab. 2012;60(4):257-63. 

French children start their school day with a hydration déficit, Bonnet F1, Lepicard EM, Cathrin L, Letellier C, Constant F, Hawili N, Friedlander G).

– Public Health Nutr. 2012 Nov;15(11) Epub 2012 Jan 27, What is the cell hydration status of healthy children in the USA? Preliminary data on urine osmolality and water intake.

Stookey JD1, Brass B, Holliday A, Arieff A.

7. Nutr Rev. 2006 Oct;64(10 Pt 1):457-64.Hydration and cognitive function in children, D’Anci KE1, Constant F, Rosenberg IH). (Water, Hydration and Health, Barry M. Popkin, Kristen E. D’Anci, and Irwin H. Rosenberg.

8. Pediatrics. 2009 Apr;123(4),Promotion and provision of drinking water in schools for overweight prevention: randomized, controlled cluster trial. Muckelbauer R1, Libuda L, Clausen K, Toschke AM, Reinehr T, Kersting M.

9. International Journal of Food Sciences and Nutrition, Volume 67, 2016,  Issue 3, The effect of water and dairy drinks on dietary patterns in overweight adolescents, Louise B. B. Andersen, Karina Arnberg, Ellen Trolle, Kim F. Michaelsen, Rasmus Bro, Christian B. Pipper & Christian Mølgaard.



¿Por qué las verduras son mejores que el agua alcalina?

Según especialistas, la moda del agua alcalina podría ser rebasada si volteamos a ver de nuevo hacia los vegetales.

En los últimos años el agua alcalina o ionizada ha ganado una notable popularidad debido a la creencia de que es positiva para la salud. Sin embargo, sus efectos suelen diluirse porque es muy difícil que el agua ionizada guarde su nivel de pH hasta el momento en que es abierta, por ejemplo. 

Para dar un contexto, el agua alcalina es agua tratada por medio de un proceso de electricidad, o bien, de “mineralización”. Se cree que el agua alcalina es muy benéfica para la salud porque por medio de sus electrones funge como un antioxidante que diluye la acicidad del cuerpo. Hay algo de certero en lo anterior, pero solo en una pequeña medida, al menos en opinión de algunos expertos. 

De acuerdo con Dan Heil, investigador de la Universidad de Montana, y líder de algunos estudios sobre los efectos del agua alcalina, la sociedad hemos sobrevaluado el potencial de este producto. En su opinión, para que sus resultados fuesen muy efectivos deberíamos de tomar mucha de esta agua. De alguna manera, también alude a que se trata de una moda, pues en realidad tenemos a nuestro alance fuentes que regulan los niveles de ácido en la sangre mucho más económicas y efectivas al alcance: las verduras. 

Para Heil, en ocasiones nos dejamos llevar por las nuevas tendencias, sin embargo, pareciera que la naturaleza nos ha dotado de los mejores alicientes desde su magnifico acervo: solo hace falta estar conscientes de las propiedades de los alimentos y saberlos combinar para llevar una mejor salud (sin necesidad de fórmulas que parecieran prometer una pócima de  magia).

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca