Así se ve el cuarto lago más grande del mundo a punto de extinguirse

Con fotografías del instrumento MODIS, a bordo del satélite Terra de la NASA, el mundo es testigo de cómo el cuarto lago más grande del mundo se convirtió en un desierto tóxico hasta el punto de desaparición.

Imagen: http://2.bp.blogspot.com/

Con más de 60 000 kilómetros cuadrados de extensión, el Mar de Aral ahora apenas llega a cubrir un 10 por ciento de esa superficie. Se trata de un terrible desastre ecológico, resultado de la negligencia humana y los efectos devastadores del calentamiento global. 

Con fotografías del instrumento MODIS, a bordo del satélite Terra de la NASA, el mundo es testigo de cómo el cuarto lago más grande del mundo se convirtió en un desierto tóxico hasta el punto de desaparición. Todo inició en la década de los 60, cuando el agua de los grandes ríos de la región Sy Darya y Amy Darya, fue desviada para poder rociar millones de acres dedicados a la producción de algodón y otros cultivos. Después, comunidades de la región que antes se dedicaban a la pesca y la agricultura, dejaron de ejercer la actividad por desempleo y problemas económicos; por lo que, a medida que el lago se secaba, las crisis se volvían aún más insorportables. El agua, cada vez más salada, se contaminó con fertilizantes y pesticidas que llegaban de los productos químicos agrícolas. 

Te compartimos las imágenes: 

Mar Aral

Mar Aral

 

 



El hielo del Ártico está más vulnerable de lo que creíamos

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares.

En los últimos años ha surgido la preocupación ante el deshielo de los polos debido al calentamiento global. Poco a poco se ha tratado de investigar a profundidad las causas, consecuencias y medidas de prevención para enfrentar esta crisis global. Un ejemplo de ello es la investigación realizada por The Earth Institute de Columbia University, desde el siglo XX, en la cual se surgiere que la Antártica es más vulnerable ante los próximos aumentos de temperatura de lo que se solía creer. 

Para llegar a esa conclusión, los científicos grabaron los canales de agua deshielada para tratar de encontrar la distancia que recorrían y el tiempo que hacían para llegar a los océanos. Los resultados no fueron gratos. En palabras de Jonathan Kingslake, glaciólogo y miembro de la investigación, “Esto no es el futuro. Se está expandiendo ahora mismo y ha sido así en las últimas décadas.” 

Anteriormente se creía que el agua deshielada se quedaba en la zona; sin embargo la investigación demostró que estas aguas se mueven a lo largo de la superficie de la Antártica recorriendo grandes áreas. En total, hay 700 canales y lagunillas que recorren desde 121 km hasta 604 km a 1 300 metros sobre el nivel del mar. Suponen sitios en donde se pensó que era imposible el flujo acuífero y que, pese a la lógica física, pueden llegar a formar cascadas; como la que se encuentra en Nansen Ice Shelf, con una altura de 122 metros. 

Estas aguas deshieladas usualmente se congela de nuevo en invierno, sin embargo en los últimos años se ha vivido una pérdida considerable de hielo debido al calentamiento global. Esto quiere decir que hay ahora más agua deshielada de la que se vuelve congelar, y conforme las temperaturas aumenten, continuará el mismo curso de deshielo ocasionando numerosas crisis en el planeta. 

 

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares. En otras palabras, estas aguas deshieladas dejan expuestos y en vulnerabilidad a los polos; como muestran las zonas rojas de la imagen a continuación:

 Más en Ecoosfera: 

¿Qué está pasando en el Ártico? Conoce la campaña para proteger esta zona de las voraces petroleas

Un albúm lleno de recuerdos: el mundo Ártico que pronto dejará de ser (FOTOS)

Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente



El lago de Cuitzeo, en Michoacán, está desapareciendo

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.”

En Michoacán, entre los municipios de Copándaro, Huandacareo, Chucándiro y Cuitzeo, se encuentra el lago de Cuitzeo, cuya superficie total ha quedado casi seca. Ahí, el paisaje se ostenta entre nubes de polvo y remolinos ocasionando numerosos padecimientos gastrointestinales, respiratorios, cutáneos y oculares en los habitantes de los cuatro municipios. Incluso el nivel del agua de más de la mitad de su superficie no llega al metro de altura. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático –INECC–, el lago de Cuitzeo ha enfrentado una “alteración extrema”, pues se ha reducido su extensión, ha aumentado los niveles de salinidad así como la proliferación de malezas acuáticas en la parte oriente. Este cambio comenzó a partir de la construcción de la autopista Morelia-Salamanca, la cual dividió al lago e impidió las aguas de la zona oriente del lago. 

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.” Y pese haber pedido apoyo a la presidencia municipal, no se cuenta con la cantidad suficiente de agua para “regar tanta tierra”; por lo que se solicitó abrir las compuertas que separan las dos partes del lago con el fin de que entre agua a la laguna mientras caen las lluvias, pues “los niños están casi siempre enfermos. Desde la mañana comienza el polvo y por la tarde la nube de tierra llega hasta Moroleón –Guanajuato, a unos 15 km–.” 

Desgraciadamente, desde el 2003, las lluvias han sido insuficientes: aún con precipitaciones abundantes, el nivel del agua no rebasa 20 centímetros de profundidad.  Esto, inevitablemente, ha provocado nubes de polvo que, a su vez, ocasionan una serie de padecimientos tanto en niños, adultos y personas de la tercera edad; así como una alteración en las actividades agropecuarias de la zona, ya que alrededor de unos 1 200 pescadores ha visto su trabajo afectado frente a esta situación. 

Frente a esto, el Congreso de Michoacán aprobó la propuesta del diputado Jaime Hinojosa Campa, la cual exhorta a la Comisión Nacional del Agua con el fin de revisar la situación causada por el bloqueo de las aguas en la tenencia de Mariano Escobedo, en el municipio de Cuitzeo. Además se solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una serie de acciones de protección, restauración y conservación de los ecosistemas y recursos naturales, bienes y servicios ambientales; mientras que en la Secretaría de Salud se solicitó que emita tanto una alerta epidemiológica en la zona, como una gestión integral de los recursos hídricos y el combate al cambio climático. 

 



8 ríos y lagos que se están secando por el calentamiento global

La falta de lluvias y precipitaciones produce una sequía meteorológica, la que resulta en sequía hidrológica cuando las reservas de agua disponibles en acuíferos, ríos, lagos y presas caen por debajo de las demandas del planeta

La sequía, una de las consecuencias del cambio climático, ha afectado la vida de las plantas, los animales y humanos; principalmente desde que la demanda de agua para uso humano e industrial sobrepasa la disponibilidad de este recurso natural.

La falta de lluvias y precipitaciones produce una sequía meteorológica, la que resulta en sequía hidrológica cuando las reservas de agua disponibles en acuíferos, ríos, lagos y presas caen por debajo de las demandas del planeta. Inclusive, en este tipo de casos puede llegar a convertirse en aridez.

El problema de los periodos de sequía es que desarrollan impactos negativos en el medio ambiente, la agricultura, la economía, la salud y finalmente la sociedad; como por ejemplo: la disminución de la producción agrícola y de la capacidad de carga del ganado; malnutrición, deshidratación, hambruna debido a la perdida de los cultivos alimentarios; migración masiva; daños al hábitat, afectando la vida silvestre en los ecosistemas terrestres y acuáticos; tormentas de polvo, cuando la sequía afecta un área que sufre de desertificación y erosión; conflictos y guerras por recursos naturales, incluyendo agua y alimentos, etcétera.

Investigar y reconocer sobre el tema puede resultar importante para no sólo señalar, también encontrar medidas de contención y prevención a problemas aún más graves que atentan contra el medio ambiente. Por ello te compartimos este top ocho de los ríos y lagos que actualmente están secándose como consecuencia del calentamiento global:

Lago Mead, en EE.UU.
Lago Mead, en EE.UU.
Lago Badwater, en ee.uu.
Lago Badwater, en ee.uu.
Lago Owens, en Sierra Nevada
Lago Owens, en Sierra Nevada
Lago Poopó, en Bolivia
Lago Poopó, en Bolivia
Lago Chad, el cual alimenta al mar Aral
Lago Chad, el cual alimenta al mar Aral
Río Colorado, en EE.UU.
Río Colorado, en EE.UU.
Lago Powell, en EE.UU.
Lago Powell, en EE.UU.
Mar Aral, en Kazakhstan
Mar Aral, en Kazakhstan



La vida oculta: fotógrafo arroja su cámara a un lago y capta estas impresionantes imágenes (VIDEO)

Un vistazo que en su sencillez nos descubre una de las cualidades más sorprendentes de la naturaleza: el misterio que es fuente de asombro y motivo de conservación.

“La naturaleza ama esconderse”, dijo alguna vez Heráclito, una sentencia que nos recuerda ese carácter enigmático de lo natural, eso por lo que no pocas veces pasa invisible ante nuestros ojos y que por ello mismo es motivo de asombro y sorpresa, una suerte de misterio que la envuelve y que de algún modo nos invita a conocerla y acaso sobre todo conservarla, para permitir que el enigma persista en el mundo.

Este video que ahora compartimos es tan sencillo como admirable. El fotógrafo Josh Reeves lo consiguió con un artilugio simple: protegió su cámara con un par de botellas de plástico y acto seguido la arrojó a un lago.

El dispositivo cayó lentamente y conforme se sumergía en el agua fue develando el maravilloso microcosmos que existen bajo la superficie, ese mundo de verdes brillantes poblado de renacuajos y algas y otras criaturas que bajo esta lente parecen salidos de un territorio inexplorado.



El lago Karachay, el lugar más tóxico de la Tierra

Imagina un lago tan contaminado que solo por el hecho de pasar una hora en sus orillas, tendrías asegurada la muerte.

Quizá esto suene a fantasía, pero en Rusia existe el lago Karachay, el lugar más contaminado del planeta.

Este lago se encuentra dentro la Mayak Production Associatio, una de las más grandes y antiguas instalaciones nucleares de toda Rusia y una fuente importante de plutonio durante la era soviética. Construido inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, Mayak ha sido escenario de  varios accidentes nucleares a lo largo de su historia, similar a Chernobil.

Las estadísticas revelan que en la década de los 90, se había producido un aumento del 21% en la incidencia de càncer, un aumento del 25% en los defectos de nacimiento, un aumento del 41% en leucemia y un 50% de la población en edad de procrear resultaron estériles.

De las 40 aldeas localizadas en Mayak, 24 deben confiar en esta agua, por lo que 23 de ellas fueran evacuadas de la zona . En una villa, Meltino, se encontró que 65% del total de la población sufrieron enfermedades crónicas a causa de la radiación y los trabajadores de la planta de plutonio reportaron los mismos daños.

[DISINFO]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca