Aprende aquí a hacer macetas modulares

Fácil, económico y ecológico.

Necesitas: 

– Cemento, arena, cartón grueso para los moldes, plantilla de Piece of Rainbown que puedes descargar aquí, recipientes plásticos para mezclar el concreto, y bolsas plásticas para taparlo, cúter, pegamento y cinta adhesiva, guantes y máscara para manipular el concreto y evitar el polvo.

Instrucciones: Confecciona los moldes descargando la plantilla, imprimirla en papel y utilizándola como molde para cortar dos piezas necesarias en cartón. Una vez hecho, coloca tres rollitos de cartón pegados en la base de la pieza exterior –para que la maceta tenga orificios de drenaje–, y después sella con cita adhesiva las ranuras del molde –pero no los huecos de los rollitos–. Prepara el cemento, siguiendo las instrucciones del envase; a continuación vierte cemento dentro del molde exterior –sin tapar los tres rollitos de cartón, pues deben quedar esas tres perforaciones–. Coloca encima del cemento el molde interior y rellena el espacio que queda entre ambos con cemento. Deja secar durante al menos tres días dentro de los moldes, con el fin de que el hormigón no se cuartee. Coloca el molde tapado con una bolsa plástica –procurando que entre aire– y rocía el molde con unas gotas de agua una vez al día si el clima está seco. Desmolda con cuidado, líjala si es necesario. 

570e5a315fb80_crop

570e5a31776ef_crop

570e5a4be12b7_crop

570e5a4c28bfe_crop

570e5ad2c64e0_crop

570e5ad2ed142_crop

570e5af47e7d7_crop

570e5b1364e4b_crop

570e5af4e0702_crop

570e5bae3ae05_crop

 

 

 
 


7 usos inesperados para condimentos que ya no utilizas al cocinar

En Ecoosfera amamos reciclar, por eso te compartimos cómo puedes reusar especias que ya están demasiado viejas para usar en tu cocina.

Mientras que muchos de nosotros disfrutamos cocinar, compartir recetas nuevas y experimentar con ellas, ocasionalmente nos dejamos llevar y compramos especias que vamos a utilizar una vez y luego, por la razón que sea, nos olvidamos de su existencia.

Las especias tardan años en caducar y en realidad no se echan a perder fácilmente, más bien pierden su sabor o aroma (las especias en polvo tardan entre 2 y 3 años en caducar, mientras que las especias enteras tardan entre 3 y 4 años). La mejor manera de verificar el estado de estos productos es olerlos y observar su color, si estos han perdido sus propiedades es probable que no valga la pena utilizarlas en la cocina.

 Antes de que decidas tirar todos esos frasquitos con especias viejas e incoloras, ¿por qué no intentas reutilizarlas siguiendo alguno de estos pasos?

  1. Popurrí hervido: si una especie no huele tan bien como solía hacerlo, puedes hervirla para aromatizar tu casa. La canela, el clavo, el jengibre y el cardamomo tienden a soltar su olor de esta manera.
  2. Conviértelos en exfoliantes o jabón: puedes agregar pimienta y clavo molido a los exfoliantes corporales caseros, aquí algunas recetas.
  3. Pesticidas naturales: las pimientas fuertes como la cayena y los chiles en polvo alejan de manera natural a los insectos nocivos como las hormigas. Mientras más viejas estén las especias menos poderosas serán, por esto debes utilizarlas en mayores cantidades.
  4. Fungicida no-toxico: la canela combate a los hongos de manera orgánica, es particularmente eficiente en brotes y plantas de interiores. Debes hervir la canela y rociarla sobre el área afectada.
  5. Bolsitas aromáticas: muchas especias quitan los malos olores. La salvia, el tomillo, el orégano y el clavo son particularmente poderosos. Ponlos en bolsitas de tela y guárdalas en los espacios que tienden a oler a humedad.
  6. Pintura casera: si tienes hijos o niños en tu familia —o simplemente disfrutas las manualidades— puedes expresar tu creatividad haciendo tus propias pinturas. Te recomendamos poner las especies en bandejas de plástico recicladas (por ejemplo las de las frutas). En cada espacio puedes poner una especia, las pimientas serán brillantes, el polvo de curry es ocre, la canela es café, etc. Agrega un poco de agua y con un pincel pinta con ellas sobre una hoja en blanco. IMG_8931


Realiza un bebedero DIY para tus mascotas

A través de un bebedero DIY (del inglés Do It Yourself, que quiere decir Hágalo usted mismo) puedes no sólo ahorrar unas cuantas monedas, sino también cuidar al medio ambiente.

Perros, gatos, hurones, hámsters, conejos, pericos, canarios, etcétera. Todos estos animales no sólo forman parte de nuestra vida, sino también del ecosistema. Por ello, aunque sea en medidas mínimas, ellos también pueden aportar en el proceso de reciclaje. 

A través de un bebedero DIY (del inglés Do It Yourself, que quiere decir Hágalo usted mismo) puedes no sólo ahorrar unas cuantas monedas, sino también cuidar al medio ambiente. Para empezar, esto es lo que necesitarás: 

Materiales: 2 piezas de madera de 50 cm de largo, 1 pieza de madera de 36 cm de largo, 1 botella de 2 L, plato para perros o gatos, 1 cinta de velcro, 2 piezas de cinta borrosa y 2 piezas de gancho, clavos, martillo, pegamento para madera, pinzas para madera, pintura en spray, y barniz. 

Instrucciones

1. Al determinar la posición de las tablas, toma la madera de 36 cm y colócala en el centro de la de 50 cm. Acomodándola de la manera en que te agrade, haz una línea contornéandola. En esa marca, las tablas se engancharán. Después, pega y clava. 

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-1

 

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-2

 

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-2a

2. Clava la otra pieza de 36 cm al borde de la madera de 50 cm, pegando las dos piezas de velcro suave a la madera que acabas de clavar. 

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-3

3. Usa la botella de 2L para medir dónde colocarás las tiras de velcro, ya que en el extremo de éstas pegarás la parte de la botella donde quieres que se llene de agua.

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-3a

4. Una vez que hayas colocado las tiras, pega las tiras rugosos y coloca la botella sobre la parte pegajosa del velcro. 

Como-hacer-un-bebedero-para-perros-y-gatos-3c

5. Pinta las maderas si lo deseas. 

6. Llena el bebedero con agua, colócale la tapa, alinea el velcro de manera que el borde del agua quede hacia abajo.  Destapa la botella y llena el bebedero. 



DIY: cómo dar vida a un hueso de aguacate para que crezca un árbol

Los aguacates son una de las frutas más completas, tanto un ingrediente para una variedad de comidas, como un componente para numerosos remedios caseros. Aquí te mostramos cómo germinar un hueso de aguacate para que crezca un árbol.

Los aguacates son una de las frutas más completas, tanto un ingrediente para una variedad de comidas, como un componente para numerosos remedios caseros. Aquí te mostramos cómo germinar un hueso de aguacate para que crezca un árbol.

1. Limpia el hueso. Remueve el hueso SIN cortarlo y lava todo residuo de aguacate (puedes incluso sumergirlo en el agua por unos minutos). Ojo: no vayas a quitarle la piel café.

2. Ubica arriba y abajo. Esto es importante porque de “abajo” crecerán las raíces y los tallos de “arriba”, donde está ligeramente más puntiagudo.

3. Palillos. Toma 4 palillos e insértalos en el hueso, de tal forma que te permita sostener el hueso en un vaso medio lleno y que sólo se sumerja la parte inferior.

4. Vaso y agua. Utiliza un vaso traslúcido para que puedas vigilar el crecimiento de las raíces y para saber cuándo está sucia el agua. Lo ideal es cambiarla cada 5 días o cada semana.

5. Raíces. Entre 2 y 4 semanas verás cambios en tu aguacate, y alrededor de 8 semanas aparecerán los brotes. La parte de arriba se secará y aparecerá una grieta. En la parte de abajo surgirán las raíces, una de ellas será más grande que las demás, no dejes que se quede sin agua nunca.

6. Tallo. Cuando el tallo haya crecido entre 17 y 20 centímetros, cortala de nuevo a unos 9 cm. Esto animará a la planta a que siga creciendo.

7. Transplantar. Cuando el tallo vuelva a crecer a casi 20 cm, cámbiala a una maceta. Recuerda dejar la mitad de arriba del hueso descubierta.

8. Sol y agua. Los aguacates aman el sol así que búscale un espacio con mucha luz y calor. Riégala frecuentemente; la tierra siempre debe estar húmeda, pero no ahogada. Si las hojas comienzan a ponerse amarillas (un signo de exceso de agua) deja secar a la planta por unos días.

En verano, la planta puede quedarse en el jardín, pero si en invierno la temperatura baja de los 7 ºC, métela a casa.

Ojo: germina varios huesos para incrementar la probabilidad de que crezcan árboles y, luego, para que puedan polinizarse entre ellos.

Y no olvides contarnos tu experiencia.

[inhabitat]



¿Regalos verdes para esta Navidad? ¿Qué tal uno de estos 5 terrarios?

Para esta Navidad te proponemos dar regalos hechos por ti mismos, así no se alimentará la cadena de consumo ni las toneladas de basura en envoltorios. Aquí hay 5 opciones para construir bellos terrarios.

Es más cálido recibir regalos cuando se nota que fueron hechos a mano, pues es saber que la otra persona estuvo pensando mucho tiempo en uno mientras lo construía. Esta Navidad ¿por qué no regalar uno de estos hermosos terrarios? Así no alimentamos la cadena de consumo, ni las toneladas de basura en envoltorios.

 

1. Esfera

La mayoría de las esferas tienen la parte superior removible, así que las puedes rellenar con musgo, ramitas de pino, flores secas de diferentes colores, listones, moños… y todo lo que tu mente pueda imaginar.

 

2. Foco verde

¿No sabes qué hacer con los focos que ya se fundieron? O ¿quieres cambiar los focos viejos por unos ahorradores? Por qué no hacer uno de los terrarios más populares. Puedes llenarlo de musgo, ramitas de pino, arena y conchitas, listones, moños, flores secas y un largo etcétera.

 

3. Cajita de mentas

Cualquier cajita metálica es un buen lugar para plantar un jardín. Sólo necesita una pequeña capa de tierra y pequeñas plantas como suculentas. Otra variedad es llenar la cajita con arena y adornarla con pequeñas piedras y conchitas de mar.

 

4. Magnético

Los cactus requieren cantidades mínimas de agua y tierra, así que se pueden crear terrarios muy pequeños, tanto que pueden caber en un imán para el refrigerador.

 

5. Envase boca abajo

Esta forma te permitirá una enorme libertad creativa. Si tu envase es más grande, puedes rellenarlo incluso con figuritas y motivos navideños, una pequeña planta en forma de pinito, pequeñísimas esferas, origami, filigrana, moños, o incluso, una pequeña carta escrita por ti mismo.

Conoce otras 5 opciones en este enlace.



Top: 10 remedios caseros para tu mascota

¿Cómo combatir las pulgas, las bolas de pelo y la comezón de tu mascota sin recurrir a artículos fabricados con objetos plásticos o tóxicos, sino con ingredientes que puedes encontrar en tu propia cocina? Lee estos 10 consejos.

Se estima que este año se invertirán $53 mil millones de dólares en mascotas, sólo en Estados Unidos. De ese total, $26 mil millones estarán destinados a artículos que requieren empaque, envío o que están fabricados con objetos plásticos o tóxicos para el medio ambiente.

Podemos fácilmente sustituir muchos de estos objetos con ingredientes naturales que se pueden encontrar en casa. Los beneficios serán para la Madre Tierra, tu bolsillo y para tu mascota.

  1. Pulgas y cítricos. A las pulgas no les gusta el ácido cítrico, así que puedes frotar el pelaje de tu mascota con pequeñas cantidades de limón, naranja o alguna fruta similar.
  2. Pulgas y levadura. Añade una pizca de levadura a la comida de tu mascota para ayudarlo a combatir a las pulgas.
  3. Pulgas y agua. Uno de los remedios más antiguos y eficientes para eliminar a las pulgas es simplemente el agua. Recuerda bañar a tu mascota seguido (¡sólo ten cuidado con no desperdiciar agua!). Puedes usar un shampoo suave o el jabón para lavar los platos.
  4. Pulgas y la limpieza de la casa. Recuerda asear la casa para ayudar a combatir a las pulgas. Aspira frecuentemente los lugares faoritos donde se acuesta tu mascota, sillones, alfombras o colchonetas y limpia el suelo con un desinfectante natural.
  5. Manzanilla y piel irritada. Haz un té de manzanilla, vacíalo en una botella y déjala en el refrigerador, después aplícala a la piel de tu mascota. Es excelente para aliviar las irritaciones de la piel.
  6. Vitamina E y piel irritada. Aplica aceite con Vitamina E en las zonas irritadas de la piel de tu perro.
  7. Avena para la comezón. Si notas que tu perro se razca demasiado, haz una pasta con avena (colada muy fina, o bien, de bebé) y un poco de agua. Aplícala en las zonas afectadas. Déjala por unos 10 minutos y luego enjuaga.
  8. Para la vejiga. Los gatos tienden a padecer de la vejiga y la uretra. Si es el caso, puedes darle jugo de arándano diluido en su tazón de agua o bien una cápsula de arándano. Sólo consulta con tu veterinario la dosis apropiada.
  9. Bolas de pelos de gato. Cepilla regularmente a tu gato y al terminar pasa una toalla húmeda por su pelaje.
  10. Prefiere los platos de metal o vidrio. Las bacterias que anidan en los platos de plástico pueden ser irritantes para los ojos o la cara de tu mascota. Elige mejor platos de vidrio o metal (además de la evidente razón de que así no consumes objetos plásticos) y lávalos a fondo al menos una vez por semana.

 

Otros remedios en el sitio Treehugger.

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca