¡El prehispánico charal blanco se encuentra ahora en peligro de extinción!

De acuerdo con Brenda Pamela López Tapia, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas –ENCB– del Instituto Politécnico Nacional –IPN–, el hígado y las víceras del charal blanco silvestre han sufrido un daño debido a estas sustancias tóxicas.

El charal blanco, especie de orígenes prehispánicos, se encuentra actualmente en peligro de extinción a causa del exceso de hidrocarburos aromáticos policíclicos y toxinas bacterianas en los mantos acuíferos.

De acuerdo con Brenda Pamela López Tapia, de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas –ENCB– del Instituto Politécnico Nacional –IPN–, el hígado y las víceras del charal blanco silvestre han sufrido un daño debido a estas sustancias tóxicas.

Pese a las estrategias metabólicas de peces para reducir los daños de la contaminación ambiental, este estudio demostró que el charal blanco no esté sobreviviendo a los efectos de la contaminación. Esta especie es de gran importancia ecológica, culinaria y cultural; principalmente de Michoacán, Jalisco, estado de México y Distrito Federal.

patzi

Estos hidrocarburos aromáticos policíclicos llegan a los cuerpos de agua por deposición atmosférica por la quema incompleta de combustibles fósiles y materia orgánica. Durante el metabolismo de los tóxicos se forman sustancias reactivas que sólo en algunas ocasiones pueden ser neutralizadas por otras enzimas, como el epóxido hidroalas –EH–. Estos tóxicos alcanzan los mantos acuíferos debido al uso de argoquímicos, detergentes y otros productos domésticos e industriales que generan la entronización o envejecimiento de los cuerpos en el agua. La consecuencia más evidente e inmediata es la apoptosis de los animales marinos; es decir, la muerte celular de sus cuerpos.

Ante esta problemática, López Tapia insistió en la necesidad de políticas públicas que controlen el uso de tóxicos, tales como leyes que impidan la contaminación al recurso hídrico en México.



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



¿Por qué hay un problema complejo de agua en México?

México está entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040.

Grandes problemas y retos se presentan actualmente en el país, y uno que particularmente no se puede omitir es el que se tiene con el agua, problemática que abarca la distribución desigual y el indebido saneamiento del recurso vital, la pobre innovación en el sistema hídrico y su precario mantenimiento, la sobreexplotación y contaminación de los recursos hídricos, los altos subsidios al agua, el despilfarro y fugas cotidianas, entre otras.

La problemática hídrica es tan grande, que de acuerdo a un estudio realizado por Mesfin Mekonnen y Arjen Hoekstra, México es uno de los primeros siete países donde hay más insuficiencia de agua, ya que hay 90 millones de mexicanos -que representan un poco más del 75% de la población-que viven con escasez de este recurso, y 20 millones de éstos, padecen la falta de este liquido vital a lo largo de todo el año, lo que provoca, que México sea el cuarto país con más personas viviendo con una severa escasez de agua durante todo el año (Sin Embargo, 2016).

Consumismo hídrico

Por su respectiva parte, la ONU y la OMS consideran que con 100 litros diarios de agua una persona cubre sus necesidades cotidianas, pero en diversas ciudades de México se rebasa más del doble y casi lo cuádruple esta cifra. Para ejemplificar, en Hermosillo se tiene un consumo por persona de 421 litros al día, mientras en ciudades como Guadalajara, Torreón o Villahermosa, tienen un consumo de entre 200 y 300 litros diarios; y en la Ciudad de México -con graves problemas de abasto de agua- registra un consumo de 170 litros al día por habitante, cantidad que se reduce a 20 litros por los estratos de bajos ingresos (Periódicos Asociados en Red, 2014). En México, de acuerdo con la CONAGUA (2015) el consumo promedio de agua por persona es de 380 litros al día; mientras que García (2015) reporta un consumo nacional promedio de 254 litros por día.

Gotitas a la fuga

El alto consumo de agua en México, está influenciado por las fugas que se tienen, donde en el medio urbano y en el rural se pierde entre 100 y 50 litros por habitante al día (CEMDA, 2006). Las fugas de agua empeoran la situación hídrica nacional, donde se registran pérdidas de y entre 30 y 50% del líquido vital (Villafranco, 2015). Al respecto, la OCDE mostró que México tiene nueve ciudades, de las 42 estudiadas, con mayor porcentaje de pérdida de agua potable disponible y bajos índices de tratamiento de aguas, destacando a Tuxtla Gutiérrez, que resultó ser la ciudad con mayor desperdicio de agua, con un 60% de pérdidas(Altamirano, 2016).

aguas-en-cdmx

Aguas puercas

Igualmente, hay que recalcar que en el país, sólo el 20% de las aguas residuales son tratadas (CONACYT, 2014) y esto se refleja notoriamente en calidad de las aguas, pues de acuerdo con la CONAGUA, el 70% de los cuerpos de agua dulce en México están contaminados y el 31% se describieron extremadamente contaminados, donde se puede hallar mercurio, plomo, cadmio, níquel, cromo, arsénico, cianuro o tolueno, entre otras sustancias químicas tóxicas (Contralínea, 2014). 13 millones de mexicanos reciben el servicio hídrico contaminado por falta de saneamiento, lo que ocasiona que las familias sufran diversas enfermedades (Valadez, 2014).

¡Bara, bara! ¡Llévela!

Otro gran problema que tiene el país con respecto al agua, es su gran asequibilidad por los altos subsidios. La tarifa que paga la población cubre únicamente el 51% de los costos de todo el sistema, el resto lo subsidia el Gobierno, generando problemas económicos para mantener el servicio en las condiciones actuales (Banco Mundial, 2013). La mayor parte de la infraestructura del sistema hídrico ya cumplió su vida útil, por lo que hay grandes pérdidas por fugas y esto se agrava por la mala gestión basada en altos subsidios (Periódicos Asociados en Red, 2014), que provoca despilfarro del recurso, a pesar de que cada vez resulta más costoso extraer, potabilizar y dotar de agua a la población (Periódicos Asociados en Red, 2014).

agua-contaminada-cdmx-1

El agua no es infinita (se acaba)

México también tiene una crisis de sobreexplotación de acuíferos: pues con información reciente de CONAGUA, se mostró que de los 653 acuíferos del país, 115 se encuentran en este mal estado (Ruíz, 2015). En las últimas seis décadas, la disponibilidad de agua en el país pasó de 49.4m3 por habitante al día en 1950, a 10.9 en 2013(Periódicos Asociados en Red, 2014).

De terror

Por todo lo anterior el Instituto de Recursos Mundiales situó a México entre los países que están en riesgo de sufrir una crisis de escasez de agua para el año 2040, situación que podrían alcanzar hasta un 80% de la población (Sin Embargo, 2016) y afectaría principalmente a los más pobres.

Para concluir

La complicada situación nacional hídrica, provoca que no se esté cumpliendo el artículo cuarto constitucional (derecho al agua); ni tampoco con el sexto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (seguridad hídrica, agua limpia y saneamiento).Se requiere mucha voluntad y acción política, empresarial y social para garantizar el cuidado y el buen uso del agua.

Es necesario que se afronte integralmente esta problemática, donde el Estado debe intervenir con criterio de equidad y justicia (Merino y Cejudo, 2010: 36 y 37), por medio de políticas públicas sostenibles participativas, donde existan principios de cooperación, diálogo y coordinación con los distintos actores implicados (Aguilar, 2010: 30 y 31). La gobernanza ambiental deberá estar presente en estas políticas hídricas, pues si hay inclusión y consenso en las diversas decisiones, habrá legitimidad, responsabilización y mayor grado de confianza hacia las acciones gubernamentales (Alfie, Díaz y Castañeda, 2011) Para conocer tangiblemente el grado de éxito de las políticas implementadas, serán indispensables sus respectivas evaluaciones, también participativas.

Definitivamente se tienen que hacer cambios justos en los precios de las tarifas del agua que pagan los diversos consumidores y al mismo tiempo, se tiene que fortalecer una cultura hídrica ciudadana práctica y consciente. Para que se acepte pagar el recurso hídrico a un precio más elevado, se tendría que garantizar la suficiencia y la calidad hídrica. Y para lograr esto último se tendrá que solucionar el gran problema de fugas hídricas, de contaminación y bajo tratamiento de aguas.

El Plan Nacional Hídrico 2014-2018 tiene objetivos ambiciosos, y aunque ya se ha mostrado avances en su Índice Global de Sustentabilidad Hídrica (IGSH), todavía falta un gran camino que recorrer. Se debe mejorar la condición hídrica del país cuanto antes para evitar una catástrofe, que tendría consecuencias terribles para la gente, para la biodiversidad y los ecosistemas, para la economía y para el Estado.

Hay que tener muy presente que no debemos dejarlo todo al gobierno o a las empresas, nosotros como personas ciudadanas debemos comprometernos, informarnos y actuar en nuestra cotidianidad para disminuir nuestra huella hídrica. Es responsabilidad de todos encaminarnos hacia la sostenibilidad, ya que no es algo opcional, es imperante para que la humanidad siga existiendo en buenas condiciones en este bello y dañado planeta.

Autor: Cuauhtémoc Osorno Córdova

Referencias bibliográficas

Aguilar, L. (2010). “Gobernanza: El nuevo proceso de gobernar” PP. 30 y 31. Fundación Friedrich Naumann para la Libertad. México.

Alfie, M., Díaz, L. y Castañeda, R. (2011). “Una ventana de oportunidad: la gobernanza ambiental, nuevo instrumento de política”. Blog Equilibrium. Estudios sobre ciencia, tecnología y conocimiento. Universidad Autónoma de México. México. Artículo visto en:https://equilibrium0.files.wordpress.com/2011/05/una-ventana-de-oportunidad_corr_lda_v_final.docx.

Altamirano, C. (2016). “La OCDE alerta del alto desperdicio de agua en México”. Periódico El País. Sección Internacional. Artículo publicado el 30/03/2016 y visto en: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/30/mexico/1459291457_391376.html

Banco Mundial. (2013). Agua en el Valle de México: “ni eficiente, ni sustentable”. Artículo publicado el 19/03/ 2013 y visto en http://www.bancomundial.org/es/news/feature/2013/03/19/inefficient-use-of-water-in-the-mexico-valley-a-danger-for-future-generations

CEMDA. (2006). “El agua en México: lo que todas y todos debemos saber”. PP 20, 40 y 44. México. Artículo visto en http://www.cemda.org.mx/wp-content/uploads/2011/12/agua-mexico_001.pdf

CONACYT. (2014). “En México, sólo el 20 % de las aguas residuales son tratadas”. México Artículo publicado el 11/06/2014 y visto en http://www.conacytprensa.mx/index.php/ciencia/ambiente/74-en-mexico-solo-el-20-de-las-aguas-residuales-son-tratadas

CONGUA. (2014). “Estadísticas del Agua en México. Edición 2014”. PP 59 y 60. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Publicaciones/Publicaciones/EAM2014.pdf

CONAGUA. (2015). “Día Mundial del Agua 2015”. PP 23. México. Artículo visto en http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Contenido/Documentos/carrera_agua_2015.pdf

Contralínea. (2014). “Contaminados, siete de cada 10 ríos de México”. Periódico Contralínea. Sección Medio Ambiente. México Artículo publicado el 14/09/2014 y visto en http://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/index.php/2014/09/14/contaminados-siete-de-cada-10-rios-de-mexico/

García, S. (2015). “Rebasan juarenses 500% el consumo ideal de agua”. Periódico Norte Digital. México Artículo publicado el 22/06/2015 y visto en http://nortedigital.mx/rebasan-juarenses-500-el-consumo-ideal-de-agua/

Merino, H. y Cejudo, G. (2010). “Problemas, Decisiones y Soluciones: Enfoques de Política Pública”. PP. 36 y 37. Fondo de Cultura Económica y Centro de Investigación y Docencia Económicas. México.

Periódicos Asociados en Red. (2014). “Mala gestión del agua, una verdadera amenaza”. Periódico El Economista. Sección Sociedad. México. Artículo publicado el 07/12/2014 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/mala-gestion-del-agua-una-verdadera-amenaza.html

Ruíz, M. (2015). “Sobre-explotación de acuíferos: ¿hasta cuándo?”. Periódico El Economista. Sección Opinión. México. Artículo publicado el 15/10/2015 y visto en http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/sobre-explotacion-de-acuiferos-hasta-cuando.html

SAGARPA. (2014). ¿Sabías que?. México. Artículo visto en http://www.sagarpa.gob.mx/desarrolloRural/Documents/cambioclimatico/SABIAS%20QUE%20HUELLA.pdf

Sin Embargo. (2016). “México está entre los países que enfrentan escasez de agua: 90 millones padecen desabasto”. Periódico Sin Embargo. Sección México. México. Artículo publicado el 06/03/2016 y visto enhttp://www.sinembargo.mx/06-03-2016/1630781

Villafranco, G. (2015). “Lo bueno, lo malo y lo feo de una nueva ley para regular el agua”. Periódico Forbes. Sección Economía y Finanzas. México. Artículo publicado el 08/04/2015 y visto en http://www.forbes.com.mx/lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-una-nueva-ley-para-regular-el-agua/#gs.klcdA3A

Valadez, B. (2014). “Sin acceso a agua potable 22 millones de mexicanos”. Periódico Milenio. Sección Estados. México. Artículo publicado el 29/01/2014 y visto en http://www.milenio.com/estados/acceso-agua-potable-millones-mexicanos_0_235776434.html



Especies mexicanas en peligro de extinción: Nuestra riqueza natural no es infinita ni inmortal

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas.

Comienza el mes de las celebraciones patrias y sin duda alguna es una excelente temporada para realizar una semblanza y justa reflexión sobre uno de los más grandes orgullos de nuestro país: la riqueza natural.

México es una región sumamente afortunada en la que coexisten diversas condiciones climática y geográficas que permiten la convivencia de un gran abanico de especies de flora y fauna, motivo por el cual somos reconocidos como un país megadiverso.

Lamentablemente, más allá de sentirnos orgullosos por la gran riqueza ambiental de nuestro hogar “despilfarramos estos recursos”. Cada vez que dejamos correr el agua de la llave sin ningún motivo, o dejamos las luces encendidas e incluso al comprar muebles de madera no certificada, contribuimos con el desgaste de nuestro tesoro natural.

Si bien es cierto que somos un país megadiverso, con miles de especies y ecosistemas grandiosos, “administramos” este recurso como su fuera infinito e inmortal, por lo que olvidamos que cada una de nuestras acciones genera un impacto ambiental, que sin importan si son a pequeña o a gran escala, tienen como consecuencia la desaparición o merma de nuestra riqueza natural.

dalia

Puede ser una posición extrema, pero te invitamos a reflexionar en lo siguiente: imagina que hoy compraste una silla mecedora para tu sala, de hermosa y resistente madera de bosques mexicanos, pero no tomaste la precaución de informarte si la madera de esa silla fue extraída de manera legal en bosques de producción maderable sustentable, con lo cual hubieras apoyado a que continúe la siembra de más árboles. De no ser así, significaría que apoyaste la tala clandestina y dejaste sin hogar y refugio a hongos, insectos o mamíferos que se protegían con ese árbol utilizado para hacer tu silla. Y eso no es todo, recuerda que ese árbol producía oxígeno que tú respiras, captaba agua que tú bebes y capturaba el CO2 que tú generas y propicia el cambio climático.

Somos organismos que vivimos entrelazados y las acciones de cualquiera de nosotros afecta de manera directa e indirecta a otros organismos. Por ello, es importante comenzar a actuar con empatía y proteger el bienestar de todos, incluso de aquellos seres que no pueden defenderse.

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas. Éstas son las que viven y se distribuyen un territorio restringido, ya sea que habite solamente en México, en alguno de sus Estados, una montaña o lago, río o manantial.

De acuerdo a datos de la CONABIO, en México el 45% de las especies de reptiles y anfibios son endémicos, por ejemplo el ajolote de Xochimilco. En el caso de las aves, se estima que hasta un 11% de las especies son endémicas en nuestro territorio. Te sorprenderá saber que también se estima que 18 de especies de corales son endémicas, 40 de libélulas, 476 insectos, 323 abejas y hasta 9,239 especies de magnolias y margaritas.

Desafortunadamente, no todas las especies endémicas han corrido con la buena suerte de ser protegidas con mucha cautela. La vaquita marina, por ejemplo, es una especie endémica que en 1996 fue declarada como especies Críticamente Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Una situación igualmente lamentable sucedió con el carpintero imperial (Campephilus imperialis) el cual se consideraba el carpintero más grande del mundo y aunque no se conoce su fecha exacta de extinción se estima que ocurrió entre 1946 y 1965.

Estos son únicamente un par de ejemplos sobre las consecuencias que han tenido que sufrir algunas de las especies más emblemáticas de nuestro país, que al igual que nosotros son mexicanos. Por ello, te invitamos a proteger a nuestros compatriotas, guerreros nacionales y emblemas de nuestro país: las especies nativas de México.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



La vaquita marina mexicana, al borde de la extinción

La vaquita marina sólo existe en México, al norte del Golfo de California, muere incidentalmente en las redes agalleras para capturar camarón y peces como curvinas, macarelas, mantarrayas, tiburones, robalos y totoabas.

De acuerdo con la estimación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales –Semarnat– y el Fondo Mundial para la Naturaleza –WWF– en México, la población de vaquitas marinas está al borde de la extinción. Tan sólo en el 2014 sobrevivían 97 marsopas, mientras que en 2015, 60. 

El Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita –CIRVA–, explica que se perdió prácticamente el 40 por ciento de su población en el último año. Sin embargo, Omar Vidal, director general de WWF en México, asegura que “[l]as 60 vaquitas que CIRVA estima que sobrevivían en diciembre probablemente se redujeron 20 por ciento más debido a que fueron atrapadas y se ahogaron en la pesca descontrolada de la totoaba entre enero y abril de 2016.”

La vaquita marina sólo existe en México, al norte del Golfo de California, y es el cetáceo más pequeño que existe que muere incidentalmente en las redes agalleras para capturar camarón y peces como curvinas, macarelas, mantarrayas, tiburones, robalos y totoabas. 

Y pese a los esfuerzos gubernamentales del presidente Enrique Peña Nieto y su comité asesor multidisciplinario para plantear medidas urgentes con el fin de salvar a esta marsopa mexicana, esta especie está en peligro de extinción.

En abril del 2015, el presidente mexicano anunció un plan que incluye la prohibición de redes agalleras por dos años y la compensación con 70 millones de dólares a las comunidades pesqueras afectadas. No obstante, el WWF en México comentó que varios de los pescadores que fueron compensados económicamente continuaron pescando totoaba, y la mayoría de los pescadores seleccionados para emplear las redes que no atrapan vaquitas no sabían cómo usarlas o no estaban comprometidos a pescar con ellas. 

La razón principal por la que se pesca ilegal de totoaba, es la alta demanda de su vejiga natatoria –localmente conocida como ‘buche’– en China. Estas vejigas son transportadas por contrabando de México a EE.UU y así ser traficadas a China, en donde se consideran un alimento de lujo por el que se pagan miles de dólares: “Al final, si la vaquita se extingue, será una responsabilidad compartida por los tres países“.

Frente a esto, Vidal invitó a los gobiernos de México, EE.UU. y China a tomar medidas urgentes y coordinadas para detener la pesca, tráfico y consumo de productos de la totoaba. Recomendó incluso que “las autoridades mexicanas cierren inmediata e indefinidamente todas las pesquerías en el hábitat de la vaquita, e instrumenten una vigilancia estricta y permanente a lo largo del año para asegurar que ninguna vaquita más muera en actividades pesqueras. Y los pescadores afectados deberán ser compensados económicamente.”



Ayuda a preservar las plantas mexicanas en peligro de extinción adoptando una

La UNAM te invita a que adoptes hasta 945 plantas en peligro de extinción

Quizá el primer requisito para el cuidado del medio ambiente es el interés; simultáneamente, este tributo es probablemente la cualidad más esencial al momento de una adopción (pues de ella emana el cuidado). Cuando hacemos un híbrido de las dos anteriores, entonces pueden hacerse con éxito iniciativas muy interesantes como la que está haciendo la universidad más importante de México, la UNAM. 

En México existen más de 10 mil especies de plantas y según la SEMARNAT al menos unas 2 mil 500 tienen alguna especie de amenaza, aunque oficialmente están en peligro de extinción 945, la mayoría de ellas endémicas. Para que no se pierdan muchas de estas plantas, la UNAM ha hecho el programa Centro de Adopción de Plantas Mexicanas en Peligro de Extinción en su jardín botánico.

Con esta iniciativa podrás adoptar alguna de las 945 plantas en peligro de extinción, de las cuales ya se tiene experiencia en el cultivo de 200:

“Hablamos de plantas pequeñas, de 4 a 5 años de edad, cactáceas, que pueden llegar a vivir de 40 hasta 200 años, de manera que, cuando el público adopta una, se la lleva a su casa y adquiere el compromiso de su cuidado, el cual puede continuar incluso por generaciones”.

Hasta hoy, 3 mil 687 adoptantes ya se han llevado alguna especie consigo para cuidarla. Sumado a que con este tipo de iniciativas se preserva el medio ambiente, también se crea una cadena de cultura donde más personas conocen la biodiversidad del país, los cuidados que advierte y la sublime tarea que jugamos para preservarla. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca