Close

Alto nivel de estrés acelera el desarrollo de cáncer

En los últimos años, numerosos estudios han demostrado que el estrés es el origen de no sólo numerosas enfermedades asociadas con el sistema cardiovascular, endocrino, sexual e inclusive digestivo, también de malestares psicológicos como la ansiedad, depresión y bipolaridad. Sin embargo, muy pocos autores se arriesgaron a asociar el estrés con el desarrollo de cáncer… Hasta ahora.

De acuerdo con Erica Sloan, de Monas University en Australia, la exposición al estrés crónico impacta en el sistema linfático, lo cual provoca que el cáncer sea más fácil y rápido de extenderse a lo largo del cuerpo. Si bien el experimento se aplicó en ratas, los resultados ayudaron a comprender mejor los efectos del estrés en situaciones de células cancerígenas.

En palabras de Sloan, este experimento cambia toda la perspectiva del cáncer, pues no sólo sugiere que el estrés afecta en la salud del paciente, también influye en el progreso y crecimiento del tumor. Para que eso suceda, se requieren dos vías: a) a través del flujo sanguíneo, b) a través del sistema linfático. En ambos casos, se produce una red de células cancerígenas que se expanden por el cuerpo a través de las venas. En otras palabras, “no sólo se abre camino a la formación de un tumor, también se incrementa la rapidez con la que las células cancerígenas se expanden a lo largo del cuerpo.”

¿Qué tipo de estrés es el que puede provocar el progreso de cáncer? Este equipo definió el estrés como la sensación prolongada de incapacidad frente a una circunstancia; por ejemplo, el cuidado de un pariente enfermo sin los recursos suficientes. Es decir, no se trata de un mal día en el trabajo. Y que, por si fuera poco, este tipo de estrés también puede contagiarse a amigos o compañeros a través de las neuronas espejo: una vez que nuestro sistema nervioso simpático está activado, puede elevar la actividad del sistema linfático  y, en consecuencia, la presencia de cortisol y adrenalina en el cuerpo.

Mindfulness-and-meditation-e1431973568186

Como medida de contención del cáncer, los investigadores encontraron un beta-bloqueador llamado propranolol, el cual regula los efectos del estrés en el cuerpo. Y de hecho, actualmente se está probando su efectividad en mujeres con cáncer de mama. También es recomendable técnicas de relajación como la yoga, meditación y mindfulness, los cuales son prácticas que numerosos médicos y psicólogos comienzan a recomendar dentro de sus terapias.

También en Ecoosfera:

¿Cómo puedes mantenerte en equilibrio mindfulness dentro del caos citadino?

Mindfulness y remedios naturales para reducir los niveles de estrés

Apps de meditación mindfulness que querrás conocer

Ver Más
Close