5 hoteles ecosustentables que querrás visitar en México

En estas vacaciones de abril, en donde algunos gozan de hasta dos semanas de libertad laboral, la mejor actividad para ser guardianes de la naturaleza es hacer una expedición ecológica-consciente.

La fuerte crisis ecológica ha provocado que el libre flujo de energía se vuelva un reto que pone en riesgo la supervivencia tanto del humano como de la naturaleza. Es decir, ya que el ser humano es un ser eléctrico, requiere establecer una conductividad equilibrada con la energía eléctrica de la Tierra para mantenerse sano.

No es un secreto, es importante una estrategia ecológica que nos permita tanto respetar como cuidar a la naturaleza, fuente de vida y evolución. Esto, en consecuencia, nos colocaría en los guardianes del planeta, de sus ecosistemas y sus maravillas. 

En estas vacaciones de abril, en donde algunos gozan de hasta dos semanas de libertad laboral, la mejor actividad para ser guardianes de la naturaleza es hacer una expedición ecológica-consciente. Desde recorrer los pasadizos de un bosque hasta mover los dedos de los pies entre la arena, son actividades que no sólo facilitan el earthing, también permiten tomar consciencia de la importancia de la naturaleza y encontrar maneras de reducir la contaminación.

Antes de salir a expedición a la naturaleza, te recomendamos encontrar complejos turísticos que cumplan con características ecológicas, facilitando así el cuidado hacia el medio ambiente y nuestra salud. A la hora de buscar lugares para dormir, toma en cuenta aquellos cuyos insumos y materias primas se usen de forma sostenible –sin ser nocivas para el medio ambiente–, los proceso de producción involucren un uso menor de energía o que se utilicen energías renovables, trabajen con métodos de reciclaje, empaques reutilizables o biodegradables, así como métodos y tecnologías limpias.

A continuación te compartimos algunos lugares ideales en México para el earthing y la sustentabilidad, colocándonos como los guardianes conscientes y sustentables de la naturaleza.

Tierra Luna, en México. Cerca de Tlacochahuaya, a media hora de Oaxaca, este hotel ecosustentable se encuentra en la granja Tierra del Sol. Su diseño se realizó bajo el concepto de la permacultura, permitiendo producir los alimentos que se consumen dentro del área. Además, el lugar funciona también como centro educativo. Sus construcciones están hechas con materiales naturales como pacas de paja, bambú, adobes y palma.

the-guest-rooms

Yiimtii, en México. Su nombre viene del zapoteca y significa Cerro Águila. Se ubica en un bosque tropical oaxaqueño, por lo que está resguardado por una playa virgen. Sus instalaciones son ecológicas, pues la construcción está hecha con materiales naturales de la región; utilizan productos biodegradables, baños secos composteros, energía solar, huerto orgánico y proyectos de educación ambiental y conservación del suelo.

4-hermosos-hoteles-ecosustentables-en-latinoamerica-4

Hotelito Desconocido, en Jalisco. Ubicado en Costalegre, cerca de los montes de la Sierra Madre Occidental, este hotel encuentra el equilibrio entre lujo y ecosustentabilidad. El sitio está diseñado con materiales naturales que se mezclan naturalmente con el entorno, lo cual ayuda a que las habitaciones se mantengan frescas sin necesidad de prender los ventiladores con paneles solares.

img_2644

Xic Xanac, en Zacatlán. Es uno de los hoteles ecoturísticos más importantes del país. Su nombre proviene del totonaco, y significa “lugar de las flores”. Está construido en una antigua hacienda del siglo XIX, renovada con materiales ecosustentables. Además, el hotel cuenta con un propio huerto, de donde se obtienen la mayoría de los alimentos que se utilizan en la cocina; usan un sistema de capacitación de agua, calentadores solares y una biopsicina.

xic-xanac



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.

 



Escucha la sinfonía de la vida de un árbol (VIDEO)

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia?

Las artes y la naturaleza son partes indispensables en la vida del ser humano; pues son dos elementos que llegan hasta la profundidad de las dendritas de nuestras neuronas cerebrales. Sin embargo pocas son las ocasiones que al juntarlos, se alcanza un nivel de interconexión que facilita la comprensión de la unidad histórica entre ambos. Un ejemplo de estas contadas ocasiones es la creación del artista Bartholomäus Traubeck, quien desarrolló una pieza que captura el paso del tiempo y lo traslada a un territorio musical: una tornamesa que lee las líneas y texturas de los anillos del os árboles. 

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia? La edad de los árboles se descubre al interior de sus troncos en forma de anillos, las cuales se forman y se acumulan pasando los años de vida: fuerte y hermoso, con surcos y deformaciones que ostenta la resiliencia “de años flacos y años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas” (Hermann Hesse).

El resultado, además de conmovedor, es una sinfonía de la vida, implacable, coherente, hermoso, cuyo compositor es la naturaleza misma. Conócelo: 

 



El sorprendente vuelo de una ballena jorobada jugando en el mar

En el video se vislumbra una ballena adulta de aproximadamente 40 toneladas que va saltando sobre el agua, hasta en una ocasión que su salto parecía un vuelo onírico.

Es difícil asimilar a grandes y feroces animales buscando momentos de diversión; sin embargo, el mundo animal está cargado de sabiduría, perfección y alegría. Un ejemplo de ello es el video que el marinero Craig Crapehart que grabó y publicó al ver cómo un par de ballenas jorobadas saltaban y se divertían en el mar. 

En el video se vislumbra una ballena adulta de aproximadamente 40 toneladas que va saltando sobre el agua, hasta en una ocasión que su salto parecía un vuelo onírico. Capehart escribió en la plataforma de videos YouTube: “Un evento muy raro, de hecho. Parece que nunca antes se ha hecho una grabación de una ballena jorobada adulta saltando completament fuera del agua”. Estas ballenas habitan en el mar de Mbotyi en Pondoland, Provincia del Cabo Oriental , Sudáfrica –antes Transkei–. 
Te compartimos el video del épico momento: 
 


Importancia de una cultura ambiental para el desarrollo de obras marítimas y de protección costera

En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos.

Autor: Ricardo Moreno

Cualquier obra de infraestructura que el ser humano construye para su beneficio genera un impacto sobre el medio ambiente, sin embargo este impacto no siempre resulta ser positivo. En la zona costera y marítima también se construyen obras tales como puertos marítimos y obras de protección costera; sin embargo, esta zona es muy dinámica, y por tanto los impactos generados suelen ser en gran medida negativos, pues muchas veces lejos de dar solución a los problemas que se quieren resolver, al modificarse los procesos naturales que allí acontecen, se afectan de manera negativa los ecosistemas costeros perjudicando el ecosistema costero entero.

A pesar de que las obras costeras y portuarias tengan un óptimo diseño ingenieril, en algunos casos no siempre funcionan como fueron previstas, y esto se debe principalmente al mal enfoque que se les da, pues en su mayoría se diseñan y planean considerando solo la parte ingenieril, sin tomar en cuenta que el sistema costero es un sistema complejo en el cual intervienen también factores oceanográficos, ambientales, sociales, culturales, políticos y económicos.

En este ensayo se mencionan algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los ingenieros para desarrollar proyectos marítimos y costeros, y a su vez los problemas ambientales que este tipo de obras conlleva. Se recalca también la importancia en que aquellos que desarrollan o están involucrados en este tipo de proyectos tengan una cultura ambiental en su formación para que de esta esta manera se basen en una gestión integral de zonas costeras y así tener un desarrollo de infraestructura costera más amigable con los sistemas costeros y marítimos.

Las obras marítimas como puertos, muelles, infraestructura pesquera, se utilizan como detonante económico ya sea a escala local, regional o nacional. Además, las obras de protección costera se utilizan generalmente para proteger las zonas de maniobras y obras interiores de los puertos, para evitar la erosión costera, contra inundaciones costeras, proteger contra aumento del nivel del mar, evitar el azolve de bocas de lagunas, encauzar corrientes costeras, interrupción del transporte litoral, ganancia de terrenos al mar y para proteger zonas de maniobras en el interior de un puerto por mencionar algunos. Para cualquiera de este tipo de obras es importante entender que la zona costera es un sistema natural único donde coinciden tres sistemas ambientales, la tierra, el agua y el aire, por lo que se dice que son sistemas muy complejos y dinámicos ya que intervienen gran cantidad de procesos (Carter, 1991 y Martínez, 2009).

Desafortunadamente no siempre se tiene presente la complejidad de los sistemas costeros, pues muchas veces la solución no es integral ya que comúnmente la alternativa propuesta considera solo la parte técnica, y solo de manera muy superficial los demás factores como el medio ambiente, la sociedad, la política, la cultura, los cuales también son importantes. La formación de recursos en este ámbito es una respuesta posible para atender la problemática. En México, la formación de recursos se da frecuentemente de manera disciplinaria. Por ejemplo, los ingenieros para diseñar obras no se les enseña adecuadamente la relevancia del medio ambiente y las consecuencias de modificarlo, por lo que no están conscientes de la verdadera problemática que trae consigo este tipo de obras.

En México, las personas que se preparan para ser ingenieros civiles llevan sólo de manera superficial el tema ambiental dentro de las obras de infraestructura. Existe desde mi parecer, un menosprecio por los posibles impactos y las consecuencias generadas que conlleva toda obra de infraestructura portuaria y costera. Por eso es importante generar una cultura ambiental dentro de la formación de las diferentes disciplinas que tienen relación con el desarrollo costero pues de esta manera podremos dar soluciones más integrales a los proyectos de infraestructura costera y portuaria.

Otro factor importante que influye en el buen planteamiento de los proyectos de obras marítimas y costeras es la información que se utiliza. Son varias las razones por las cuales la información utilizada para llevar a cabo los proyectos no siempre es la más adecuada. Por un lado, el tiempo para llevar a cabo los estudios es crucial, pues para este tipo de proyectos que involucran la zona costera se recomienda hacer campañas de medición por periodos largos y en varias temporadas, para poder tener datos objetivos y cuantitativos, sin embargo muchas veces estas campañas no se llevan a cabo como deberían, ya sea por falta de recursos o por falta de tiempo, lo cual incide de manera significativa en los estudios que son base para los proyectos. Por otra parte la carencia de información y bases de datos útiles para soportar los resultados también es muy escasa en nuestro país. En resumen, los estudios de impacto ambiental no se hacen como deberían y obviamente los resultados a largo plazo no son los esperados.

Las consecuencias de no llevar a cabo un buen proyecto de obras marítimas y costeras se ve reflejado en gran medida en el medio ambiente, ya que la construcción de este tipo de obras puede alterar los procesos naturales de transporte litoral, se generan cambios de salinidad de las aguas estuarinas, se incrementa la contaminación y en general se afectan las características de los ecosistemas naturales. Estos impactos, sumados a los de orige natural como son, tsunamis, ciclones, lluvia y los efectos del cambio climático, son una amenaza ya que pueden incrementar la vulnerabilidad de las poblaciones, biodiversidad, infraestructura, actividades económicas, y servicios públicos cercanos (Vergara, 2007).

Pero no basta con dar una solución integral a las problemáticas que enfrenta la zona costera, pues aunque exista tal solución, no siempre se lleva a cabo por diferentes razones. Una de ellas es debido a lo que se explica en la tragedia de los comunes de Hardin (1968), pues muchas veces los intereses personales de aquellos que quieren llevar cabo este tipo de proyectos son para obtener un beneficio propio lejos del bien común, por lo que poco les importa los daños ocasionados al medio ambiente o a las personas locales, las cuales lamentablemente no siempre resultan beneficiadas por este tipo de proyectos. De aquí la importancia de que aquellos involucrados en el desarrollo de este tipo de obras tengan una cultura ambiental que les permita dar la una solución integral para este tipo de proyectos.

Todo lo anterior nos hace pensar que es mejor no construir obras en la zona costera a menos que se haga un exhaustivo análisis, lo cual pareciera que es pedir mucho. Sin embargo, fundamentando los proyectos por medio de diversos estudios interdisciplinarios y basados en una gestión integral de zonas costeras como la expuesta por Pérez-Careiyo et al. (2016) o considerando manuales de manejo costero como los de Olsen et al. (1999) o Heileman (2006) lo cual permita prever los impactos positivos y negativos de este tipo de obras, es posible llevar a cabo proyectos amigables con el medio ambiente. Nuestra sociedad necesita de este tipo de obras para el progreso, siempre y cuando se respete el medio ambiente, ya que de seguir como hasta ahora, no tardaremos en acabar con nuestro planeta en menos tiempo del que se espera.



Los cuervos poseen una inteligencia superior a un niño de 4 años, estudio

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”

Los animales, a diferencia de los humanos, no poseen raciocinio, la capacidad de razonar a través del lenguaje verbal. Sin embargo gozan de inteligencia asociada con una fuerza innata de supervivencia, la cual puede en ocasiones sorprender a los humanos por lo maravillosa que es la naturaleza. Este es el caso de los cuervos, que de acuerdo con un estudio publicado en Science, tienen una habilidad de planificación superior a la de un niño de cuatro años de edad, orangutanes y chimpancés. 

Si bien a estos pájaros se les conoce principalmente por su habilidad de esconder sus alimentos para consumirlos después, ahora los científicos observaron que esta especie es capaz de tomar herramientas para eventualmente utilizarlas y realizar trueques con humanos para recibir futuras recompensas. Incluso, agregan los investigadores de Lund University, en Suecia, desarrollan ejercicios de autocontrol, pues para recibir una mejor y mayor recompensa son capaces de esperar hasta el día siguiente.

Esto sugiere que los cuervos “toman decisiones para un futuro más allá de su contexto sensorial del momento”; es decir, gozan de la habilidad de planificar a futuro en la vida en general. Tan sólo en términos de trueque, los cuervos “tienen un mejor desempeño que los orangutanes, bonobos y particularmente los chimpancés.” En palabras de los investigadores: 

 

 

 

La habilidad de flexibilizar el plan por eventos fuera de su amplitud sensorial de ese momento es la esencia del ser humano y es crucial para la vida diaria de la sociedad. Los estudios con simios han formado la creencia de que esta es una habilidad evolutiva de un linaje homínido. Los córvidos, por otro lado, evidencian su capacidad de planificación en la dosificación de comida, sin embargo esto sólo fue una sugerencia a un reflejo adaptativo muy específico. Aquí mostramos que los cuervos planifican para eventos que no se relacionan con esconder comida, usar herramientas ni hacer trueques, en un periodo superior a la 17 horas. Aquí mostramos que ejercen el autocontrol y consideran una distancia temporal para eventos futuros. Su desempeño se asemeja a lo que se ha visto en simios y sugiere que la capacidad para planificar evolució independientemente en córvidos, los cual vislumbra nuevos caminos en el estudio de la evolución cognitiva. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca