“Sanción histórica” a Walmart por daño ecológico en Xochimilco

Las autoridades actualmente sólo se limitaron a pedir una compensación económica por el retiro del arbolado de 7 millones de pesos, la restitución de 231 árboles y establecer su clausura por violaciones al uso de suelo y por carecer del programa de protección civil.

En el pueblo de Santiago Tepalcatlalpan, en Xochimilco, ciudad de México, Grupo Walmart comenzó a construir una plaza comercial en un terreno de más 30 mil metros cuadrados considerado “una zona de áreas verdes”. Pese a que esta empresa no poseía permiso del Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal, se talaron 275 árboles con una altura mínima de 2.5 metros.

De hecho, de acuerdo con los vecinos de la zona “en ninguna parte de la obra se exhibe la manifestación de construcción correspondiente”; por lo que los miembros de la Coordinación de Pueblos, Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, no descartaron que el desarrollo no cuenta con las autorizaciones en material ambiental y urbana. Inclusive la misma comunidad se opuso presentando el uso del suelo del predio como “habitacional con densidad restringida”.

Con el paso del tiempo, no sólo el delegado de Xochimilco, Miguel Ángel Cámara Arango, brindó la oportunidad de llevar a cabo esta construcción sin permiso alguno, la Secretaria de Medio Ambiente de la ciudad de México, al enterarse de la tala de casi 300 árboles de cedros y jacarandas, y la destrucción de 1 500 metros cuadrados de áreas verdes, otorgó un aval para continuar con el derribo tras el pago de una multa de 3 millones de pesos.

timthumb

A pesar de que la Coordinación de Pueblos, Barios Originarios y Colonias de Xochimilco, realizaron numerosas movilizaciones en contra de la plaza comercial, las autoridades actualmente sólo se limitaron a pedir una compensación económica por el retiro del arbolado de 7 millones de pesos, la restitución de 231 árboles y establecer su clausura por violaciones al uso de suelo y por carecer del programa de protección civil. En palabras de Tanya Müller, secretaria del Medio Ambiente de la ciudad de México, aseguró que esta medida es una sanción histórica:

[…] que nunca antes se había dado, con lo cual se demuestra que se está comprometido con el arbolado de la ciudad. Tan es así que esta administración es la que más hectáreas de suelo de conservación ha recuperado. […] No es el actuar de la mayoría, y en la medida en que vean que no son sanciones menores las que se aplican y que pueden llevar hasta la clausura, se inhibe este tipo de prácticas.

El impacto ambiental de este proyecto pone en riesgo a Xochimilco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, pues el gasto de agua diario autorizado para su operación y funcionamiento era de 142 mil 872 litros; lo cual causaría detrimento de los habitantes de Santiago Tepalcatlalpan y pueblos aledaños. Además, también pondría en riesgo al comercio local, reduciéndolos a la subsistencia del mínimo básico.



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 



Oaxaqueño tiene un plan para salvar a las abejas de su extinción

A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas.

Siendo tan sólo un adolescente, el actual doctor oaxaqueño Ernesto Guzmán-Novoa, supo que las abejas eran seres vivos cuya importancia trasciende fronteras nacionales o culturales. A él no sólo le gustaba la miel que estos polinizadores realizan, también la precisión que tienen para desarrollar sus hogares y organizar sus poblaciones. Por esta razón, 30 años más tarde y sabiendo que la población de las abejas se encuentra en peligro de extinción, Guzmán-Novoa decidió encontrar una manera de salvarlas. 

Ahora el mexicano es el líder del Centro de Investigación de la abeja melífera de la Universidad de Ontario, en la cual se investigan las principales causas que empeoran la salud de las abejas. A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas. En otros artículos en Ecoosfera hemos hablado al respecto de cómo se busca reducir el consumo y el uso de estos químicos tóxicos en el mercado agroquímico –las cuales poseen unas ganancias de 200 miles de millones de euros–, sin embargo empresas como Monsanto y Pfeizer han salteado los juicios pese a la mayoría de los esfuerzos. 

 

En los últimos años Guzmán-Novoa se ha dedicado a denunciar las compañías argoquímicas, gobiernos e incluso granjeros convencionales que, defendiendo a los pesticidas por interés económicos. Sin embargo, el ambientalista no se da por vencido: “Tenemos partes del puzzle, pero todavía no tenemos la imagen completa de lo que causa la muerte de las abejas.” Y paso a paso, resguardado en la provincia de Ontario, Canadá, está buscando la manera de prohibir este tipo de pesticidas que obligue a los granjeros a rendir cuentas si los usan a partir del 2017. En caso de lo contrario, advierte Guzmán-Novoa, esto pondrá en riesgo la seguridad de las cosechas, “ya que uno de cada tres alimentos que consumimos dependen de la polinización de estos pequeños animales. O lo que es lo mismo: más de 500 miles de millones de euros por año.”



Mancha de residuos fecales podría afectar biodiversidad en Los Cabos

Si bien en una primera instancia trataron de encubrir el hecho señalando que se trataba tan sólo de “un líquido derramado por alguna embarcación”, las muestras recabadas comprobaron que eran realmente residuos fecales.

 

Cerca del municipio de Los Cabos, en Baja California Sur, se comenzó a reportar la presencia de una creciente mancha café que parecía simple agua sucia. Sin embargo, tras solicitar –y demandar– la investigación de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios –Coepris–, se confirmó la presencia de desechos fecales. 

Si bien en una primera instancia trataron de encubrir el hecho señalando que se trataba tan sólo de “un líquido derramado por alguna embarcación”, las muestras recabadas comprobaron que eran realmente residuos fecales. Frente a esto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente –Profepa– y la Marina se encuentran haciendo uso de sus recursos para disolver la mancha que está afectando al ecosistema marino de la región, mientras tanto las autoridades han empezado a realizar averiguaciones sobre los responsables de la gran mancha y sus consecuencias en el medio ambiente. 

La mancha de color café, actualmente con una capa blanca, amarillenta y espumosa, muestra un proceso de decomposición orgánica, lo cual contiene coliformes fecales que pueden estar afectando a la biodiversidad marítima de la zona. Se cree que la mancha, que va desde la entrada de la marina de Cabo San Lucas hasta Migriño, se originó cuando algún barco descargó ahí sus desechos. Se ha considerado un hecho ilegal. 



#SoyXochimilco: un llamado para salvar el Patrimonio de la Humanidad

Ante el crecimiento de la demanda de agua y sobreexplotación de los acuíferos en el Valle de México, Xochimilco, un sistema artificial que ha sobrevivido desde épocas ancestrales, se encuentra en peligro.

Ante el crecimiento de la demanda de agua y sobreexplotación de los acuíferos en el Valle de México, Xochimilco, un sistema artificial que ha sobrevivido desde épocas ancestrales, se encuentra en peligro. El Sistema Lacustre Ejidos de Xochimilco, San Gregorio Atlapulco y sus Afluyentes –SLXSGA–, también conocido popularmente como Xochimilco, es un humedal de importancia internacional que provee bienes y servicios ecosistémicos a los 21 millones de habitantes de la capital mexicana. Sin embargo, ¿qué alternativas existen para salvar a este humedal de tal importancia? 

Dado que Xochimilco es un sistema artificial que ha sobrevivido gracias a la incorporación de agua tratada de tres plantas construidas en la década de los 70, las cuales se encuentran operando con deficiencias tanto en calidad como cantidad de agua. Esto ha provocado un descenso significativo en el nivel del agua en un promedio de hasta 1.5 metros en los canales en los últimos 10 años, afectando en la población de San Gregorio –zona de producción chinampera– con menor producción de sus cultivos. Por otro lado, las descargas de aguas negras han aumentado en asentamientos irregulares, lo cual no sólo ha favorecido la proliferación de especias invasoras como el lirio acuático, la tilapia y la carpa, afectando tanto a los productores como a las especies endémicas como el ajolote. 

Esta situación se verá aún más afectada con la construcción del proyecto Supervía, pues impactará negativamente en aproximadamente 18 por ciento de la zona de conservación. La realidad es que muy pocas personas están conscientes de la importancia del impacto que tiene este lugar en la calidad de vida de los capitalinos, en la disponibilidad y el acceso de agua, en la regulación del microclima y calidad del aire en la CDMX. 

La solución que se propone a través de la plataforma Change.org, es asegurar la continuidad del SLXSGA mediante ocho acciones estratégicas: 

– Exigimos que se pongan en condiciones óptimas operativas las plantas de tratamiento de agua de:

    Cerro de la Estrella Iztapalapa.

    San Luis  Tlaxialtemalco.

    San Pedro Atocpan.

– Regular de inmediato el bombeo desmedido de agua de los mantos acuíferos  subterráneos de agua del SLXSGA, los cuales están acelerando el hundimiento y sequía de Xochimilco además que provocan socavones como el que apareció el pasado mes de enero en el embarcadero de Zacapa.

– Implementación urgente de un sistema de conducción y tratamiento para los más de 1.400 puntos de descargas de aguas negras que actualmente son vertidos hacia los canales generando niveles de contaminación ya críticos y perjudicando a productores chinamperos de flores y hortalizas.

– Implementación urgente de: A) Un programa de control de especies invasoras, sobre todo Tilapia, Carpa y Lirio. B) Un Programa Integral de Restauración Ecológica, incluyendo especies endémicas en riesgo crítico de extinción como el Ajolote, C) Rehabilitación urgente de canales.

– Impulsar la reactivación productiva de las Chinampas a través de incentivos y capacitación a los Xochimilcas, así como promoviendo el comercio justo; impulsando así, uno de los sistemas agroecológicos más antiguos y sostenibles del mundo, y sobre todo defendiendo la soberanía alimentaria para los habitantes de CDMX.

– Transformación de la forma de turismo actual hacia un turismo sostenible de alto valor que esté en armonía con el entorno.

– No permitir más asentamientos irregulares, exigimos que se cumpla la planeación urbana y se respeten los polígonos definidos para el área protegida y la zona de conservación.

– No a la fragmentación del ecosistema de Xochimilco por la construcción de la Supervía (Autopista Urbana Oriente), debemos buscar otras alternativas.

De hecho, Change.org no es la única plataforma que ha buscado una manera de proveer el bienestar de Xochimilco, también se encuentra Natoure y XochimilKids. Las tres empresas se han unido en la campaña #SoyXochimilco: Salvemos a Xochimilco, usando a Lupita –Lupita-chan– como estandarte, una ajolote proveniente de Japón con la misión de salvar al humedal mexicano. 

Lupita, con un colorido poncho del Estado de México, fue creada por Otoka Moriwaki, quien se enamoró de Xochimilco durante un viaje al país; de modo que al enterarse de los problemas a los que se enfrenta la biodiversidad capitalina, Otaka ideó al personaje para hacer consciencia sobre ello:

Firma para salvar a Xochimilco aquí.

 



Estrenarán en Xochimilco trajinera fabricada a partir de materiales reciclados

Una trajinera fabricada a partir de PET, con una vida útil de alrededor de 100 años

El lago de Xochimilco, uno de los sitios más icónicos de la ciudad de México, ha sido el protagonista de festejos, guías turísticas y tradiciones. Alimentado por unos pocos canales que riegan la mitad norte de la delegación Xochimilco, este sitio es un emblema histórico.

Inició como un sistema de cultivo conocido como chinampa. Desde entonces, se ha transformado en un centro de reunión de locales y turistas para recorrer dichos canales en trajineras de madera. Desgraciadamente, el constante uso de esta zona ha generado una cantidad impresionante de basura y contaminación: botellas de vidrio y residuos de plástico, entre otros.

De manera que, después de continuos problemas relacionados con la rentabilidad, mantenimiento y contaminación de esta vía turística, los canoeros decidieron acercarse a la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (SECITI) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para buscar alternativas a la problemática.

¿La solución? Una trajinera fabricada a partir de PET, con una vida útil de alrededor de 100 años. Se estima que la producción en serie de este tipo de producto será de 15 mil pesos (a diferencia de una de madera, que oscila entre unos 35 y 40 mil pesos).

Mauricio León Salazar, encargado del proyecto, explica que esta solución pretende ser amigable con el medio ambiente, ya que se recolecta el plástico, reduciéndolo a semipolvo (con textura de arcilla) para, así, mezclarlo con el filamento de PET. De ese modo se pueden confeccionar los tablones con los que se hizo la trajinera.

Además de ser más económica (a corto, mediano y largo plazo), esta solución también es un acercamiento revolucionario para el cuidado del medio ambiente y el reforzamiento del turismo en la ciudad: una adecuación de la artesanía tradicional a los menesteres urgentes de hoy.

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca