¿Qué sucede cuando frotas un limón en la axila?

Al frotar un pedazo de limón en la axila, estás usando un desodorante natural.

Saborizante natural, antibacterial y remedio natural, el limón es un regalo de la naturaleza que nos provee múltiples beneficios a la salud e higiene tanto personal como del hogar. Es un grandioso antioxidante, una fuente importante de vitaminas A, B6, B1 y C, y minerales –calcio y potasio–, por lo que posee múltiples usos en la comida.

Entre los beneficios más conocidos del limón es la estimulación de la digestión, la desintoxicación del intestino, la purificación de infecciones y el fortalecimiento del sistema inmunológico. No obstante, ¿sabías que el limón también puede convertirse en un producto de higiene personal?

image012

Al frotar un pedazo de limón en la axila, estás usando un desodorante natural. Gracias al magnesio y potasio del limón, éste actúa como antibacterial en la zona aplicada. De manera que crea un balance de pH en la piel de manera orgánica, natural. Sin necesidad de químicos ni de toxinas, el cuerpo está recibiendo del limón un poderoso remedio para el exceso de sudor y su penetrante olor.

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



Productos de higiene que pueden ser tóxicos

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

Sin duda en el planeta existen varios elementos químicos, unos naturales y otros que con el paso del tiempo hemos fabricado para beneficio humano.

Hoy en día es impensable realizar ciertas actividades cotidianas sin equipo o productos tales como el jabón de baño, pasta de dientes o el champú, productos que utilizamos varias veces todos los días.

Pero, ¿te has detenido a ver los ingredientes que componen estos artículos? El 90% de los productos de este género que se encuentran en el mercado contienen ingredientes nocivos para nuestra salud.

Estamos expuestos diariamente a más de 200 químicos en diferentes productos tales como cremas, fragancias, pasta de dientes, en juague bucal, champú, acondicionador, jabón, gel para peinar, jabón para baño de burbujas, crema para rasurar, protector solar y todo tipo de cosméticos.

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

El contacto prolongado nos puede causar alergias, fatiga, pérdida de la memoria y concentración, problemas respiratorios, envejecimiento prematuro, dermatitis y ha generado el aumentado de las tasas de cáncer de mama, hígado y riñón, asma, autismo así como de problemas reproductivos.

Algunos de estos químicos son: Lauril Sulfato de Sodio (SLS) y Lauril Éter Sulfato de Sodio (SLES), Triclosán, Compuestos de Polietilenglicol (PEG), Dietanolamina (DEA), Momoethanolamine (MEA), Trietanolamina (TEA), FD&Colorantes artificiales, Parabenes y Ftalatos.

Por ejemplo, el Aceite para bebé es 100% mineral. Usado comúnmente como ingrediente de petróleo, el aceite mineral cubre la piel como una envoltura plástica. El sistema natural inmunológico de la piel es interrumpida por esta capa plástica, impidiendo que pueda respirar y absorber humedad y nutrición. Siendo la piel el órgano más grande de eliminación del cuerpo, esta capa plástica le impide eliminar las toxinas y puede causar acné y otros desórdenes de la piel. Este proceso retrasa el funcionamiento normal y natural del desarrollo de nuevas células, lo que puede causar que la piel envejezca prematuramente.

El Propilene Glicol (PG) es un solvente, componente activo en el “Antifreeze”. Se utiliza para romper la proteína y estructura celular, que es de lo que está hecha la piel, sin embargo, la encontramos en cosméticos, productos para el cabello, lociones para después de afeitarse, desodorantes, enjuagues bucales y pastas de dientes. El PG puede traer consecuencias de anormalidades en el cerebro, hígado y riñones. El desodorante en barra es el que contiene la mayor concentración de esta sustancia.

El consumidor está desprotegido, no hay advertencia en las etiquetas sobre el peligro de estas sustancias que son utilizadas la mayoría por su bajo costo y que los usuarios terminan pagando con su salud.

Ahora que ya lo sabes, has una mejor elección la próxima vez que vayas de compras, revisa las etiquetas y prefiere los fabricados de manera natural.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estos son algunos de los beneficios de tomar agua de limón

Refrescante y accesible, sus propiedades además son notables.

Este cítrico tan útil como saborizante, en su simplicidad, es sorprendente, pues contiene muchas vitaminas y minerales. Es uno de los favoritos alicientes gastronómicos para los niños y aún de adultos nos acompaña en múltiples formas a través de bebidas, sobre todo. 

En los últimos años se han hecho públicos los grandes beneficios de beber agua tibia con limón por las mañanas, o las espléndidas cualidades del “té” de cáscara de limón. El limón es un grandioso antioxidante por contener, como casi todos los crítricos, grandes cantidades de vitamina C. También contiene Vitamina A, B6, B1 y minerales como calcio y potasio.

Hoy te presentamos algunos beneficios de beber la tradicional agua de limón:

Te ayuda a adelgazar (sobre todo por su función diurética)

Alcaliniza el Ph de la sangre

Es buena para el sistema respiratorio

Mejora tu digestión: favorece el flujo intestinal.

Fortalece tu sistema inmunológico

Salud para tu boca: tiene propiedades antibacteriales que te devolverán un mejor aliento. 

Buen humor: su vitamina C es un reductor de estrés.

 

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



Tomar un vaso de agua tibia con jugo de limón cada mañana podría mejorar tu vida

Es un energético natural que mejora el estado de ánimo y despeja la mente. Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión

El limón, además de ser un excelente estimulante inmunológico, cuenta con increíbles nutrientes para mejorar el funcionamiento del cuerpo: ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, entre otros, de modo que basta con beber a diario agua tibia (antes de desayunar) con algunas gotas de limón para disfrutar de sus beneficios:

Ayuda a la digestión, ya que elimina las toxinas del cuerpo gracias a su composición de ácido clorhídrico. Ayuda a aliviar los síntomas de la indigestión y el ardor estomacal, los eructos y la distensión abdominal.

Limpia el sistema pues es un diurético, maximizando el funcionamiento enzimático y desintoxicante.

Promueve el sistema inmunológico para luchar contra infecciones. Además, gracias a su alta cantidad de potasio, estimula la función nerviosa y cognitiva, ayudando a controlar la presión arterial.

En ocasiones es usado como complemento para el asma y otras enfermedades respiratorias, ya que fortalece la absorción de hierro en el cuerpo.

Equilibra los niveles de pH gracias a su nivel de alcalinos, eliminando la acidez total del cuerpo, incluyendo el ácido úrico en las articulaciones.

Limpia la piel al disminuir arrugas, manchas y radicales libres. Ayuda a mantener una piel sana, libre de cicatrices o toxinas que la lastiman.

Es un energético natural que mejora el estado de ánimo y despeja la mente. Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.

Ayuda a la curación de heridas gracias al ácido ascórbico (vitamina C), el cual es un nutriente esencial para el mantenimiento de la salud de los huesos, el tejido conectivo y el cartílago. Además ayuda a la recuperación del estrés y otras lesiones.

Hidrata al sistema linfático reponiendo los fluidos perdidos del cuerpo, de modo que aminora los síntomas de cansancio, bajo funcionamiento inmunológico, estreñimiento, anhedonia, presión arterial baja, insomnio, síntomas de estrés, etcétera.

Ayuda a la pérdida de peso, al combatir los antojos a través de la fibra pectina.

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



No creerás las numerosas propiedades del “té” de cáscara de limón

Tan simple como es, agua hervida con cáscara de limón, este líquido te aporta beneficios que van de lo estético al combate infeccioso y de la alta presión arterial

El limón es, quizá, la fruta más democrática. Existe en casi todos los hogares: ese aditivo que esparcimos a las botanas y sirve para hacer el agua fresca más sencilla del mundo. Lo tenemos en nuestro hogar muchas veces sin notarlo y es además, por ejemplo, un compañero ineludible de nuestras bebidas de fiesta, pero es tiempo de notar también todo lo que su cáscara, insospechadamente, puede hacer por ti.

Una de las maneras más accesibles para aprovechar las cáscaras de algunas frutas, como de la piña o de los cítricos, es usarlas como té. Cuando hierves el agua con algunas de estas cubiertas el líquido naturalmente absorbe, además de su sabor, muchas de sus propiedades, que son también liberadas por el calor. 

La cáscara de limón es aprovechable para prepararla en té; contiene citronela, felandreno, vitamina C, ácido cítrico, málico y fórmico, hesperidina y pectinas, entre otras sustancias positivas para la salud. Su preparado es bastante sencillo y, considerando que casi todos tenemos un limón a la mano, te será muy útil. 

Enumeramos algunas increíbles propiedades del té de cáscara de limón. Todo lo que tienes que hacer es poner a hervir agua con la cáscara incorporada.

Para la belleza: 

  • Elimina el exceso de grasa en la piel.
  • Ayuda a blanquear manchas de la piel.
  • Ayuda a blanquear los dientes.
  • Mejora el mal aliento.

Para la salud:

  • Actúa como desintoxicante natural.
  • Favorece la alcalinidad de la sangre.
  • Aumenta las defensas.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Es un astringente y antiséptico.
  • Disminuye los gases intestinales y, con ello, atenúa la hinchazón.
  • Ayuda a una mejor digestión.
  • Descongestiona el hígado.

Más en Ecoosfera

Conoce las propiedades anticancerígenas de la cáscara de limón



5 alternativas eco-amigables a los desodorantes

Los desodorantes pueden ser dañinos para la salud y para el medio ambiente. Prueba con estas 5 alternativas que puedes preparar con ingredientes de tu cocina, que son amigables para el medio ambiente y saludables para ti.

Los desodorantes han cobrado mala fama porque contienen elementos que son dañinos, tanto para uno mismo, como para el medio ambiente. Por ejemplo, el aluminio bloquea los poros para impedir la transpiración y además se le ha relacionado con cáncer de mama y otras enfermedades (aunque los estudios aún no son conclusivos). Lo que sí se sabe es que las minas de aluminio contaminan y destruyen el medio ambiente.

Si quieres nuevas alternativas para los desodorantes, aquí te ofrecemos una lista de 5 opciones que recopiló Mother Nature Work. Cuatro de ellas las puedes preparar con ingredientes de tu propia cocina.

Desodorantes naturales

Las piedras desodorantes se mojan y aplican como un desodorante regular. La diferencia está en el potasio que, a diferencia del aluminio, no se absorbe en la piel.

También existen otros desodorantes a la venta que no contienen aluminio, sólo revisa la lista de componentes.

Bicarbonato y maicena

A 1/8 de cucharada de bicarbonato de sodio agrega un chorrito de agua (no lo disuelvas) y aplícalo en la axila.

Si utilizas maicena, te ayudará contra el olor y la humedad. Mezcla seis porciones de maicena por cada una de bicarbonato y aplica un poco del polvo en la axila.

Jugo de limón

El ácido cítrico del limón puede suprimir las bacterias que causan el mal olor. Frota una rebanada de limón bajo el brazo diariamente. Sólo recuerda no hacerlo cuando te acabas de afeitar.

Alcohol

El alcohol también puede acabar con las bacterias que causan el mal olor. Necesitarás un frasco que tenga atomizador para rociarlo en la axila. También le puedes agregar tu esencia favorita.

Desodorante hecho en casa

Si preparas tu propio desodorante, te dará la posibilidad de ajustarlo a tus necesidades. La red está llena de recetas, pero aquí te dejamos un par.

¼ taza de bicarbonato

¼ taza de maicena

5 cucharadas de aceite de coco

Mezcla el bicarbonato y la maicena con un tenedor. Agrega poco a poco el aceite de coco, hasta que quede como pasta. Puedes guardarlo en un recipiente sellado o verterlo en un recipiente para desodorante vacío.

 

3 cucharadas de mantequilla de Karité (shea butter)

3 cucharadas de bicarbonato

2 cucharadas de maicena

2 cucharadas de manteca de cacao

2 cápsulas de vitamina E

Mezcla el bicarbonato, la maicena y el líquido de las cápsulas de vitamina E. Agrega los demás ingredientes y refrigera.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca