Otra deliciosa razón por la que una mujer debería beber cerveza

En el estudio se analizaron los resultados de 200 000 mujeres que bebían cerveza, resultando en un menor riesgo de sufrir alguna fractura de cadera

Además de deliciosa, la cerveza es realmente saludable para quien la consume en medidas adecuadas. De acuerdo con un estudio realizado en el Centro Nacional de Evaluación de Riesgo de Osteoporosis, un vaso de cerveza diario previene el riesgo de padecer osteoporosis en caso de mujeres.

En el estudio se analizaron los resultados de 200 000 mujeres que bebían cerveza, resultando en un menor riesgo de sufrir alguna fractura de cadera y, en consecuencia, una mayor esperanza de vida. Esto se debe a que la bebida es rica en flavonoides, una hormona natural de reemplazo que reduce los sindromes premenopáusicos.Pros-And-Cons-Of-Drinking-Beer

El estudio, que se publicó en New England Journal of Medicine, explica que “Las mujeres que consistentemente se toman entre medio a un vaso por día de cerveza tienen menos discapacidad cognitiva como también menor degeneración en su función cognitiva en comparación a mujeres que no beben cerveza.”

 

 

Más en Ecoosfera: 

Quizás después de leer esto, no volverás a beber estas 8 cervezas

 



Productos de higiene que pueden ser tóxicos

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

Sin duda en el planeta existen varios elementos químicos, unos naturales y otros que con el paso del tiempo hemos fabricado para beneficio humano.

Hoy en día es impensable realizar ciertas actividades cotidianas sin equipo o productos tales como el jabón de baño, pasta de dientes o el champú, productos que utilizamos varias veces todos los días.

Pero, ¿te has detenido a ver los ingredientes que componen estos artículos? El 90% de los productos de este género que se encuentran en el mercado contienen ingredientes nocivos para nuestra salud.

Estamos expuestos diariamente a más de 200 químicos en diferentes productos tales como cremas, fragancias, pasta de dientes, en juague bucal, champú, acondicionador, jabón, gel para peinar, jabón para baño de burbujas, crema para rasurar, protector solar y todo tipo de cosméticos.

Estos químicos entran a nuestro interior a través de nuestro órgano más grande, la piel, ya que todo lo que le aplicamos ella lo absorbe y lo lleva vía sanguínea a todo el organismo, intoxicándolo.

El contacto prolongado nos puede causar alergias, fatiga, pérdida de la memoria y concentración, problemas respiratorios, envejecimiento prematuro, dermatitis y ha generado el aumentado de las tasas de cáncer de mama, hígado y riñón, asma, autismo así como de problemas reproductivos.

Algunos de estos químicos son: Lauril Sulfato de Sodio (SLS) y Lauril Éter Sulfato de Sodio (SLES), Triclosán, Compuestos de Polietilenglicol (PEG), Dietanolamina (DEA), Momoethanolamine (MEA), Trietanolamina (TEA), FD&Colorantes artificiales, Parabenes y Ftalatos.

Por ejemplo, el Aceite para bebé es 100% mineral. Usado comúnmente como ingrediente de petróleo, el aceite mineral cubre la piel como una envoltura plástica. El sistema natural inmunológico de la piel es interrumpida por esta capa plástica, impidiendo que pueda respirar y absorber humedad y nutrición. Siendo la piel el órgano más grande de eliminación del cuerpo, esta capa plástica le impide eliminar las toxinas y puede causar acné y otros desórdenes de la piel. Este proceso retrasa el funcionamiento normal y natural del desarrollo de nuevas células, lo que puede causar que la piel envejezca prematuramente.

El Propilene Glicol (PG) es un solvente, componente activo en el “Antifreeze”. Se utiliza para romper la proteína y estructura celular, que es de lo que está hecha la piel, sin embargo, la encontramos en cosméticos, productos para el cabello, lociones para después de afeitarse, desodorantes, enjuagues bucales y pastas de dientes. El PG puede traer consecuencias de anormalidades en el cerebro, hígado y riñones. El desodorante en barra es el que contiene la mayor concentración de esta sustancia.

El consumidor está desprotegido, no hay advertencia en las etiquetas sobre el peligro de estas sustancias que son utilizadas la mayoría por su bajo costo y que los usuarios terminan pagando con su salud.

Ahora que ya lo sabes, has una mejor elección la próxima vez que vayas de compras, revisa las etiquetas y prefiere los fabricados de manera natural.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Qué es el SlowFood y por qué necesitas comenzar a aplicarlo a tu estilo de vida?

“La cadena alimentaria es criminal ya que “produce, produce, produce… mucha cantidad para luego tirarla. Esto es criminal.”

Carlo Petrini, fundador del movimiento internacional SlowFood, ha recorrido el mundo entero visitando huertos agrícolas con el fin de reivindicar la producción de alimentos “buenos, limpios y justos”. Él comenzó su filosofía de “productos de proximidad y kilómetro cero” en Italia hace más de 20 años, y ahora se ha extendido a más de 170 países.

De acuerdo con él, SlowFood apoya y defiende la economía local, reduce la contaminación en el planeta, mejora las tierras y los cultivos de manera significativa. Por lo que el incentivo a la agricultura urbana, como un fundamento medioambiental hacia el futuro, se establece como símbolo de revolución “contra el maltrato medioambiental y la ignorancia que hoy existe sobre los alimentos que comemos.”

Gracias a esta motivación revolucionaria desde hace 20 años, Petrini se ha dedicado a recrear los huertos en Alemania, EE.UU., África, etcétera, con los cuales dan trabajo a más de 100 000 personas y de comer a más de 1 300 niños. Además que busca la manera de generar consciencia sobre el consumo de carne sostenible, mediante “la contracción por parte de quienes son consumidores y convergencia por parte de quienes consumen poca”. Para él, “[e]n África se consumen 5 kilos de carne al año, nada. Nosotros, los italianos, consumimos casi 100 kilos anuales. Y la salud lo sufre. La OMS ha denunciado que el consumo de carne roja está generando efectos tumorales, hay que tomar nota.”

De modo que esta revolución, como “cosa seria”, se relaciona con la economía y política. Pero ahora la gastronomía actual se habla como “espectáculo desde su aspecto económico y social”. Para él, “[f]alta educación alimentaria en Europa, también la enorme necesidad de defender a los agricultores locales y la cultura alimentaria. Estamos condicionados por una publicidad masiva de la industria alimentaria.” En otras palabras, “el sistema alimentario actual es ‘criminal’” ya que “destruye la biodiversidad, la pequeña producción agrícola, el medioambiente, la monocultura. Se usan de forma exagerada productos químicos y transgénicos.”

Frente a esta situación, Petrini invita a volver a las buenas prácticas de la agricultura local, en donde la política se interese más por la economía local. Como por ejemplo, menciona el sociólogo y gastrónomo, “[e]stamos condicionados por una publicidad masiva de la industria alimentaria. Pero, ¿no somos demasiados para poder abastecernos así? ¿No es más fácil y barato acudir al supermercado? ¿Cómo se puede llevar a cabo este cambio de paradigma?” Al responder estas preguntas, uno se va dando cuenta de los pros y contras de esta situación: “ Los productos industriales de los supermercados son más baratos, pero luego se pagan en medicinas. Los productos de los agricultores quizás sean un poco más caros, pero ayudan a la economía del territorio, a defender la propiedad pública.”

En otras palabras, al ir al super y no comprar los productos nacionales, sino aquellos que llegan de la otra parte del mundo, se está hablando de una insostenibilidad: “Productos llenos de conservantes y colorantes.”, en donde la cadena alimentaria es criminal ya que “produce, produce, produce… mucha cantidad para luego tirarla. Esto es criminal. Esta sensibilidad está creciendo en el mundo.” Concluye Petrini que “los productos industriales de los supermercados son más baratos, pero luego se pagan en medicinas.” Por ello es importante la implementación de huertos urbanos y el consumo de productos locales que fortalezcan la salud y economía de una comunidad. 



5 deliciosas razones para beber cerveza

Gracias a sus propiedades naturales y el proceso que requiere en su elaboración, la cerveza provee múltiples beneficios a la salud.

No sólo es una de las bebidas más antiguas que el hombre haya inventado, también una de las más deliciosas y nutritivas para el cuerpo: la cerveza.  Gracias a sus propiedades naturales y el proceso que requiere en su elaboración, este elixir provee múltiples beneficios a la salud. Entre los más reconocidos es la prevención al desarrollo de trastornos neurodegenerativos, como el Alzheimer, y de enfermedades como la osteoporosis en las mujeres

En México, la oferta de la cerveza es vasta. Sin embargo, la mayoría de ella es cerveza transgénica –la que ha sido elaborada con productos transgénicos–, por lo que ha tenido un impacto negativo en el medio ambiente y el mercado agrícola nacional. Según Greenpeace MX, hay dos cerveceras mexicanas importantes que producen este tipo de bebidas: Grupo Cuauhtémoc Moctezuma y Grupo Modelo. Afortunadamente, existen alternativas verdes que brindan los verdaderos beneficios de la cerveza sin afectar negativamente tanto a la salud como al medio ambiente. 

Dale click aquí para conocer cuál es la lista negra en México y sus alternativas verdes. 

 

 

Frías, en micheladas, con clamato o con vino blanco/jarabe de limón, la cerveza es una excelente opción en cualquier momento. Especialmente durante esos días de verano. Por ello, en caso que sea necesario justificar su consumo, te compartimos cinco beneficios de beber cerveza

cerveza

Es el alimento para el cerebro. Gracias a su compuesto de xantohumol, esta bebida ayuda a reducir los daños de los radicales libres en el cerebro, previniendo así enfermedades como Alzheimer y Parkinson.

La cerveza mejora el estado de ánimo. Por cada 0.4 gramos por litro, las emociones mejoran –si bien depende primordialmente del peso y la moderación en su consumo–. Inclusive, hay un efecto evidente en la percepción sexual y la deshinibición social.  

– Ayuda a rehidratar. La cerveza es igual de efectiva que el agua para hidratar –siempre y cuando la persona sea saludable–. 

– Es una buena fuente de hierro. La cerveza oscura posee mayor cantidad de minerales que la cerveza clara; por lo que ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones a los músculos y órganos. Sin ello, el cansancio y la irritación gobernarían la vida de un individuo. 

– Mejora la digestión. Si bien puede inflamar muchísimo el estómago, la cerveza tiene la habilidad de facilitar el proceso digestivo de la comida. Los ácidos amargos en la cerveza liberan el ácido gástrico en el estómago –el cual es indispensable para el proceso digestivo– y el crecimiento del microbioma. 

 

 

 

 

 



¿Y si la cerveza fuera el remedio para prevenir Alzheimer?

De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Española de Toxicología, el consumo de la cerveza es una fuente de ácido silícico, el cual reduce la presencia del aluminio.

Clásica y deliciosa, la cerveza es la bebida de excelencia para una tarde calurosa en fin de semana. Además las cervezas gozan de una numerosa cantidad de beneficios para el cuerpo –y la psique–; en especial las cervezas artesanales.

Inclusive, de acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Española de Toxicología, el consumo de la cerveza es una fuente de ácido silícico, el cual reduce la presencia del aluminio que, al ser metal en un cuerpo humano, desencadena una neurotoxicidad.   

En este estudio se resaltó que la cerveza con alcohol y en dosis moderada alta parece influir sobre la toxicocinética del aluminio, disminuyendo la presencia de este metal en el tracto gastrointestinal y eliminarlo por completo a través de la excreción por la vía fetal. En consecuencia, la cerveza podría llegar a fungir un papel protector frente a la toxicidad del aluminio.

cerveza2

Si bien el estudio se realizó en una población de ratones, los resultados obtenidos confirmaron que los niveles moderados altos de la cerveza en el cuerpo, reduce la absorción del aluminio en el tracto digestivo. En otras palabras, se trata de un factor preventivo de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer

Ante el contacto constante de factores tóxicos ambientales –como el aluminio, metales pesados, disolventes orgánicos–, el riesgo de contraer numerosas enfermedades neurodegenerativas es realmente alto. Principalmente desde el descubrimiento de la influencia predominante del aluminio en enfermedades tales como el Alzheimer, osteomalacia, anemia microcrítica, cirrosis, etcétera. Es decir, el aluminio ejerce una acción tóxica en el cuerpo, principalmente en el cerebro, contribuyendo al desarrollo de patologías; no obstante, de acuerdo con el estudio de la asociación española, la cerveza provee un método preventivo de esta neurotoxicidad y por tanto de la evolución de las enfermedades antes mencionadas.

Más en Ecoosfera:

Quizás, al leer esta nota, no volverás a beber estas 8 cervezas



Quizás, al leer esta nota, no volverás a beber estas 8 cervezas

La calidad de la cerveza dependerá tanto de sus cereales como del proceso de malteo; sin embargo hay algunas de estas bebidas que contienen ingredientes nocivos para la salud.

En un día caluroso no hay nada mejor que una cerveza fría: clara, ámbar u oscura. Aquella bebida tan antigua como la aparición del pan en el 10000 a.C., es ideal para refrescarse y aminorar toda carga profesional que se tenga sobre los hombros.

La cerveza puede realizarse con cualquier cereal o grano, el cual debe prepararse para ser fermentado. Para la preparación, es preciso activar unas enzimas del grano, reduciendo las cadenas de almidón y liberando los azúcares. El producto, también llamado malta verde,  se hornea y tuesta para adquirir maltas claras (lager o pale) o malta negra.

El grado de tostado de la malta determinará el color de la cerveza y, en ocasiones, a conseguir aromas. En consecuencia se distinguirán entre: la malta básica o clara, las cuales son poco horneadas pero con un gran poder enzimático; las maltas especiales o negras, cuyo color varía de ámbar a negro, son muy horneadas y con casi nada de poder enzimático; y las maltas mixtas o de color caramelo, que son más tostadas conservando sus propiedades enzimáticas para sus propios azúcares.

La calidad de la cerveza dependerá tanto de la calidad de sus cereales como del proceso de malteo; sin embargo hay algunas de estas bebidas que contienen ingredientes nocivos para la salud. Entre ellos están el jarabe de maíz OGM (organismo genéticamente modificado), maíz OGM, vejiga de pescado, propilenglicol, glutamato monosódico, colorantes, tintes a base de insectos, carragenina, bisfenol A, y más. De acuerdo con la FAO, existen ciertos factores de riesgo de los alimentos genéticamente modificados, tales como:

  • identidad, origen y composición;
  • efectos de la elaboración y la cocción;
  • proceso de transformación, ADN y productos de la expresión de la proteína del ADN introducido;
  • efectos sobre la función;
  • posible toxicidad, posible alergenicidad y posibles efectos secundarios;
  • posible ingestión y consecuencias alimentarias de la introducción del alimento modificado genéticamente.

 A continuación te compartimos 8 cervezas cuyos componentes son dañinos para la salud:

The Newcastle Ale. Esta cerveza de color caramelo contiene amoniaco, el cual se ha clasificado como cancerígeno. Por un lado el alcohol es cancerígeno en sí, pero por el otro beberlo en dosis moderadas puede disminuir las posibilidades de desarrollar cáncer. Sin embargo, al añadir otros químicos cancerígenos, el efecto es el contrario: provocar esa enfermedad.

newcastle-gmo

Budweiser. Una de las cervezas más populares contiene maíz genéticamente modificado.

budweiser-gmo

Corona. Hechas con jarabe de maíz genéticamente modificado y propilenglicol, el cual es considerado como un elemento nocivo para la salud.

creative-corona-extra-print-ads-7

Miller Lite. Todos sus ingredientes están modificados genéticamente.

Miller-Lite-GMO

Michelob Ultra: Uno de sus ingredientes principales es un endulzante genéticamente modificado.

michelob_ultra

Guinness. Cuantiosas investigaciones han comprobado que los ingredientes de esta cerveza son nocivos para la salud. Contiene cola e hígado de pescado, además de un jarabe alto en fructosa el cual se prohibió hace muchos años.

guinness-gmo-beer

Coors Light. Esta cerveza es famosa entre estudiantes universitarios; sin embargo uno de sus ingredientes es jarabe de maíz modificado genéticamente.

Coors-Light-GMO

Pabst Blue Ribbon. Sin más, esta bebida contiene jarabe de maíz genéticamente modificado.

Pabst-Blue-Ribbon-GMO

Por el otro lado, estas son algunas opciones que cumplen con las reglas de calidad y salubridad en relación con las cervezas: Wolaver’s, Lamar Street, Bison, Dogfish Head, Fish Brewery Company, Lakefront Brewery, Brooklyn, Pinkus, Samuel Smiths, Wychwood, Sierra Nevada, Duck Rabbit, Dogfish Head, Shipyard, Victory Brewery, North Coast – Blue Star, Bridgeport, Ayinger, Royal Oak, Fraziskaner, Weihenstephaner, Maisel’s, Hoegaarden, Heineken, Steamwhistle, Amstel Light, Duchy Original Ale Organic, Mill Street Brewery, Fuller’s Organic, Nelson Organic Ale, Natureland Organic.

Definitivamente estas cervezas se han bebido por años en el mundo y ninguna ha probado ser peligrosamente tóxica, sin embargo, hay que recordar que los productos de hoy no son los mismos de hace cinco o diez años; cada vez se usan más químicos en las mezclas y más OGM. La moderación, entonces, sería doblemente importante con las marcas citadas arriba.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca