Close

Estas son las consecuencias ambientales del nuevo reglamento de tránsito de la CDMX

A principios del año de 2016, en la ciudad de México se modificó el nuevo reglamento de tránsito, el cual se traba tanto de un proceso educativo vehicular para prevenir accidentes. Sin embargo, a dos meses de implementarse, ¿cuáles han sido sus efectos en el medio ambiente?

Una de las nuevas reglas implementadas por el GDF, es conducir a una velocidad máxima de 80 km/h si se va en carriles centrales de las vías de acceso controlado –el mínimo, en tránsito calmado, es 30 km/h–. Sin embargo, de acuerdo con Ricardo Torres, investigador del Instituto de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, se encontró una relación directamente proporcional de mayor cantidad de vehículos a menor velocidad, mayor será la emisión de gases metano en la atmósfera: “No hay vuelta de hoja, no hay que hacer ecuaciones difíciles para estar ciertos de que esta actividad es uno de los factores que han provocado mayor contaminación.”

En otras palabras, restringir la velocidad en ciertas partes y los numerosos topes que se encuentran en la ciudad, ha contribuido a aumentar los índices de polución. Pues además, la mayoría de los automóviles están diseñados para una mejor función de motor a velocidad mayores de 60 u 80 km/h. Esto ha provocado que los análisis del Centro de Ciencias confirmaran que el programa perdió efectividad, inclusive en los días sábados. Sin mencionar que los camiones de carga y el transporte público son los que más contaminan en la capital, debido al uso de diésel en sus motores.

arton250967

Como respuesta, el coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, Martín Gutierrez Lacayo confirmó que se realizarán nuevos ajustes al programa de Hoy no Circula: “Tenemos que hacerlo, no hay de otra, a pesar de que seguramente no le va a gustar a parte de la población”.

Si bien es verdad que la ubicación geográfica de la ciudad de México, en donde la dispersión de contaminantes y la disminución de concentración de ozono, este nuevo reglamento ha sido uno de los factores principales a desarrollar, en lo que va del año, seis precontigencias: “o un poco más, nos falta el tiempo de sequías, ambiente caliente, no hay nubes, radiación solar, durante abril y mayo, al entrar el verano, y luego otra vez invierno.” En todo el año del 2013 hubieron sólo seis precontigencias; en 2014, tres; en 2015, siete; en 2016, van apenas seis.

Estar expuestos a altas concentraciones de contaminantes, como la del ozono, daña las células del sistema nervioso, afectando principalmente al sistema respiratorio, provocando enfermedades como cáncer. Inclusive se ha relacionado con un aumento en la densidad de la sangre, disminuyendo el buen funcionamiento del corazón –y en mujeres embarazadas, puede desarrollar preeclampsia–.

Basic CMYK

[Milenio]

Ver Más
Close