Esta campaña sobre ropa libre de tóxicos ha provocado reacciones de las marcas

En muy poco tiempo las protestas han provocado la respuesta de las corporaciones involucradas.

El siglo pasado la producción en serie hizo que el criterio de la eficiencia fuera el más importante por sobre todos. Ello nos llevó a que la búsqueda de ganancias por parte de las corporaciones fuera tan cruda que los efectos hacia la salud del medio ambiente y de los humanos pasara, paradójicamente, a segundo término.

Hace un año una buena noticia dio la vuelta al mundo. En el rubro de los textiles, gracias a una campaña global llamada Detox Movement se consiguió que el 10% de las marcas más importantes de la industria de la ropa se comprometiera a prescindir del uso de químicos que dañaran el medio ambiente o a las personas en la elaboración de sus productos.

Lo anterior fue inédito y ahora la campaña “Pide una ropa libre de tóxicos”,  iniciada también por la organización internacional Greenpeace, ha conseguido que la marca de ropa de montaña The North Face se haya comprometido a la elaboración de ropa térmica y de alpinismo prescindiendo del  PFC, el cual contamina el agua, aire y suelo.

En todo el mundo se han hecho 13 manifestaciones luego de que una investigación de Greenpeace hace unas semanas revelara la existencia de este componente tóxico en la ropa de marcas como The North Face y Mammut.

The North Face reaccionó ya e informó que para el 2020 prescindirá de PFC en sus productos. Mammut por su parte ha dicho que necesita de este para conseguir la resistencia de la ropa, aunque los activistas argumentan que existen marcas que prescinden de este y consiguen productos de calidad.

La respuesta ha sido muy rápida y puedes unirte a la campaña acá.

Acá algunas fotos de las protestas.

green.canadá

greenpeace.argentina

greenpeace.mex_

greenpeace.hongkong

 



Seamos adultos con educación ambiental de calidad

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Hasta hace pocos años hablar la educación ambiental era considerada un área de estudio que podías encontrar medianamente explicada en la currícula escolar dentro de las materias de ciencias naturales, o geografía, un poco más en civismo e incluso biología. Sin embargo, en ningún caso se le prestaba la suficiente atención e importancia que merece el tema que aborda y no solamente por parte de los niños, sino en la cotidianidad de los adultos.

Casi como si fuera un cliché, la educación ambiental se considera como un conjunto de dinámicas de juegos y manualidades que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente. Pero en realidad es una disciplina metodológica que brinda las herramientas, conocimientos y refuerza habilidades para que todas las personas, sin importar su edad, conozcan cuáles son las maneras en las que pueden contribuir a un desarrollo sustentable de la sociedad.

La educación ambiental va más allá de buscar concientizar a las personas sobre las problemáticas de nuestro planeta, sino que se enfoca en generar cambios e iniciar acciones reales, con resultados tangibles, a nivel individual, comunitario e incluso gubernamental.

Ahora, esta disciplina es más importante que nunca, especialmente enfocada a las personas adultas, porque debido al avance acelerado de los daños ambientales que estamos sufriendo, no podemos esperar a que las nuevas generaciones estén listas para incidir un cambio. Es hoy cuando debemos empezar a implementar soluciones. Somos los adultos de hoy quienes tenemos la responsabilidad de cuidar nuestro entorno y además de brindar educación ambiental a los más pequeño, pero ¿Cómo lo haremos si como adultos nos resistimos a ser educados?

Necesitamos adultos preparados para afrontar las crisis ambientales en el aspecto económico, que construyan nuevos modelos de desarrollo que busquen la sostenibilidad y sustentabilidad, en incluso que se implementen proyectos que reviertan los impactos negativos que estamos generando día con día. Por ello, la educación ambiental no debe ser sólo para los niños, sino para los adultos que pueden implementar medidas correctivas en este momento.

Si bien es cierto que la sensibilización y concientización son eje trasversal de la educación ambiental, los adultos debemos ir un paso más allá y comenzar a profesionalizarnos en materia ambiental. Sin importar tu desempeños personal o profesional, tus gustos, aficiones o hobbies, todos somos responsables del cuidado del medio ambiente y desde la trinchera de cada uno se puede hacer algo para asegurar su estabilidad.

Cuando alguien desea incrementar sus conocimientos, mejorar su habilidades o conocer nuevas técnicas, por ejemplo, se toman cursos o talleres. Lo mismo sucede con quienes estén interesados en cuidar el medio ambiente. Algunas veces no basta con regar una planta o ver una película, es necesario comenzar a educarnos en temas ambientales para poder realizar aportaciones significativas y con resultados tangibles.

Es momento de dejar atrás las clases de ciencias naturales básicas y poder desempeñar roles profesionales para el desarrollo de un estilo vida sustentable en el trabajo, la política, cultura, etc. Pasar de la teoría a la práctica.

Es cierto que no puedes cuidar lo que no amas y parte fundamental de esta premisa parte del desinterés de las personas por convivir con espacios naturales e incluso de simplemente querer participar en la cuidado de la naturaleza.

No necesitamos vivir rodeados de árboles o estar en medio de un bosque para aprender a cuidar nuestro entorno. Cuidar el medio ambiente es una tarea cotidiana que podemos hacer en cualquier lugar.

Por ello, hoy toma más importancia que las personas adultas puedan prepararse y recibir educación ambiental que les permita crecer personal y comunitariamente en un entorno saludable.

Algunas veces las soluciones están tan cerca que no las vemos, pero te invitamos a abrir tu computadora y buscar talleres en línea, consultorías, cursos y convenciones que puedan mejorar tu educación ambiental para que tú te conviertas en un embajador por el cuidado del medio ambiente.

Deja atrás las creencias donde se adjudica a las nuevas generaciones la responsabilidad de revertir el daño que estamos haciendo ahora y comienza asumir tu compromiso ambiental de una manera más profesional y especializada.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Razones por las que el burro mexicano está en riesgo de extinción (INFOGRÁFICO)

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones.

Pese a los esfuerzos de países como España, Suiza e Inglaterra al crear santuarios de conservación, el burro mexicano continúa en riesgo de extinción. De acuerdo con el sitio web Investigación y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, la reducción significativa de la población de esta especie se debe a la explotación desmesurada y la negligencia por parte de los grupos de atención y conservación para reproducirla de manera ecosustentable.

En México, la cifra se ha reducido de 15 millones, en 1991, a 500 000 en 2016; y en el mundo, actualmente hay tan sólo 50 millones. Las razones parecen estar relacionadas con la modernización: los burros continúan siendo animales de carga en todo el territorio nacional. 

Frente a esto, pocos santuarios y zoológicos alrededor del mundo han tratado de salvaguardarlo; en especial en sitios como España, Suiza e Inglaterra, en donde hay granjas especializadas para su conservación. Desgraciadamente en sitios como Etiopía, Pakistán, China y Egipto continúan usando a este ejemplar como medio de transporte y herramienta de trabajo. 

burro peligro de extincion

 

 
 


Marcas italianas van en contra de los tóxicos en la ropa (y tú también puedes hacerlo con estos consejos)

Actualmente, 20 compañías en Prato se han unido a la compaña Detox de Greenpeace al remover los químicos tóxicos de sus fábricas.

Desde hace muchos años se ha conocido el impacto negativo de la industria de la moda en la autoestima tanto de hombres como mujeres; sin embargo, poco se conoce sobre las afectaciones que esta industria produce sobre la naturaleza y la salud de las personas.

Detox, campaña lanzada por Greenpeace, ha realizado una serie de estudios que demuestran que la ropa de empresas como American Apparel, Burberry, GAP, Puma, C&A o Nike, adquiere ciertos químicos durante el proceso de coloración textil. Estos químicos provocan tanto efectos negativos en el sistema inmunológico, hormonal y reproductor, como la contaminación de mantos acuíferos, como los ríos, en donde desembocan los desperdicios de las fábricas textiles, y en el suministro de agua al lavar la ropa. 

Entre los químicos tóxicos más utilizados se encuentra el perfluorato, ftalatos, nonifenol, etoxilato de nonifenol y cadmio. Todos ellos se asocian con el desarrollo de enfermedades autoinmunes como el cáncer.

Esta campaña pretende lograr que empresas como Zara y H&M firmen su convenio de responsabilidad con el planeta y la salud de sus consumidores. Como lo hace el distrito textil Prato, una región italiana que provee suministros a marcas como Gucci, Prada y Armani.

 

Actualmente, 20 compañías en Prato se han unido a la compaña Detox de Greenpeace al remover los químicos tóxicos de sus fábricas. Inclusive la Confindustria Toscana Nord, la representación máxima del distrito textil más grande en Europa, aseguró que se están realizando grandes cambios positivos en el mundo de la moda. Al invertir en recursos que registren los progresos y aseguren la transparencia, se están realizando planes de acción que desintoxiquen por completo los productos para el bienestar tanto del medio ambiente como de los consumidores.

Mientras que como consumidor responsable, te compartimos algunas opciones para cuidar tu salud y el porvenir del medio ambiente:

Compartir la información en diferentes redes sociales. Incluso se propone tomarse fotografías con ropa sin marca, postearla en Instagram con hashtags como #detox.

Comprar ropa de segunda mano, o “ropa verde” (aquella que se fabrica con material reciclado o con pinturas naturales)

Enfocarte en la calidad: desde las costuras hasta los botones; en cuanto a los zapatos, verifica qué tan bien pegada está la suela.

Arregla tu propia ropa en vez de cambiarla. Rediseña la ropa con tan sólo cambiar los botones, convertir vestidos en faldas, pantalones en shorts, etcétera.

Recuerda que el planeta es de todos, por lo que necesitamos un apoyo global para mantenerlo de la manera que deseamos.

greenpeace-detox-ropa-sin-toxicos

También en Ecoosfera: 

Tóxicos ¿en mi ropa? Mira lo que Greenpeace tiene que decir al respecto

Esta campaña sobre ropa libre de tóxicos ha provocado reacciones de las marcas

 



Estas son las marcas de ropa que han acordado no usar químicos en sus productos y no contaminar (Infográfico)

El llamado Detox Movement ha alcanzado ya el 10% de esta industria.

Hace unos 4 años se inició una campaña global liderada por Greenpeace para que las compañías de ropa dejaran de contaminar y usar químicos tóxicos en sus productos. En este tiempo se logró que grandes marcas, el 10%  de este sector, se suscribieran a estos acuerdos (el Detox Movement). 

Para muchos podría ser un alcance minúsculo, sin embargo se trata de enormes empresas que están marcando una tendencia ecoamigable desde esta millonaria industria, lo que también les suma popularidad y legitimidad; dos cualidades que la mayoría de las marcas buscarán en algún momento.

Greenpeace ha estado monitoreando los avances que se han tenido en esta materia a través del sitio CatWalk, ahí podrás encontrar las acciones concretas que han iniciado. 

Hoy que el capitalismo global casi homogéneo (con excepción en algunos países) se ha abierto camino, este debe volcarse a un manejo responsable de los recursos naturales y humanos: esta campaña (entre muchas otras acciones), considerada un éxito, están abriendo las bases para ello. 

Estas son las 18 marcas que hasta hoy se han suscrito para dejar de contaminar (tratando sus desechos, por ejemplo) y prescindir de químicos nocivos en su ropa: 

Detox-Impacts-Infogrpahic



Tras clausurar simbólicamente Los Pinos, Greenpeace logra diálogo con la presidencia de México

Angélica Simón, de esta organización, narra cómo, luego de consistentes protestas, el gobierno de Enrique Peña Nieto escuchará sus propuestas para proteger el medio ambiente

Como sabrás una serie de legislaciones, en especial la Reforma Energética, que impulsa más que nunca el uso de hidrocarburos, amenazan el medio ambiente en México. Por esta legislación y otras que se vienen, Greenpeace y ambientalistas han estado presionando para que se tomen en cuenta las opiniones de los especialistas en la elaboración de las legislaciones secundarias de algunas ya de por sí nocivas leyes para el medio ambiente.

Angélica Simón, activista y colaboradora de prensa de Greenpeace narra cómo, con perseverancia, la organización logró, luego de meses, que se tomara en cuenta su postura desde la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). ¿Los medios que usaron? La campaña Tiempo de Héroes y las significativas protestas.

Aquí su texto: 

Hablemos de Cómo Proteger el Medio Ambiente

Tener un medio ambiente sano, un planeta más habitable, con recursos naturales suficientes y saludables para todos, es el objetivo de Greenpeace. ¿Y no es el mismo objetivo y hasta el mandato de las autoridades, de los tomadores de decisiones del país: del presidente, de los legisladores, de los gobiernos municipales y estatales y muy particularmente de instancias como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales? ¿No vamos todos hacia el mismo lado? ¿Debemos ser antagónicos cuando podríamos ser aliados?

El 23 de septiembre Greenpeace lanzó la campaña Tiempo de Héroes, un llamado a la ciudadanía a actuar en demanda de una política de gobierno y una legislación que eleve el nivel de protección de los ecosistemas.

¿Por qué en este momento? No, no es una mera ocurrencia. Los motivos de esta campaña son:

1.    Por lo que ya ocurre: los desastres ambientales y la impunidad alrededor de ellos es una realidad que está destruyendo México. Uno de los ejemplos más recientes es de la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi por un derrame de tóxicos provenientes de la industria minera. Los ríos  fueron contaminados, la gente tiene afectaciones en su salud y en su economía. La minera responsable del desastre ambiental no ha sido cerrada…

2.    Por lo que no queremos que ocurra: esta es una campaña que busca prevenir. Queremos prevenir el debilitamiento de la legislación ambiental en el país; prevenir más desastres ambientales, prevenir la fragmentación de las áreas naturales protegidas; prevenir el cambio de  uso de suelo de un bosque o una selva para construir una termoeléctrica; prevenir el despojo y contaminación de las tierras que pertenecen a las comunidades… ¿Cómo? Aprovechando que se presentará un paquete de reformas legislativas vinculadas al sector hidrocarburos, en el cual tenemos la oportunidad de “incluir” candados de protección en lugar de debilitarlos para facilitar la destrucción de la naturaleza.

¿Qué hemos hecho desde Greenpeace con esta campaña para que eso suceda?

No sólo cuestionamos, también proponemos. Por eso entregamos al Ejecutivo Federal una serie de propuestas de modificaciones a diversas leyes, todas a favor del medio ambiente, y solicitamos audiencias con Enrique Peña Nieto.

Las propuestas y las demandas de audiencia fueron entregadas el 8 de octubre y el 29 del mismo mes, pero no fuimos atendidos.

A la par, hemos denunciado la destrucción de nuestros ecosistemas, que se está destruyendo México, y ante la incapacidad para resolver los problemas ambientales del país, realizamos una protesta en la que clausuramos simbólicamente la residencia oficial de Los Pinos… ¡Eureka! ¡Eureka! ¡Eureka! Después de esta acción decidieron desde Presidencia abrir un canal de diálogo con lo que podemos llamar el área experta del gobierno federal, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) para revisar las propuestas de Greenpeace y encontrar la viabilidad de las mismas.

Esa reunión tuvo lugar el viernes 21 de noviembre, entre una comisión de Greenpeace y funcionarios de SEMARNAT encabezados por el subsecretario de Planeación y Política Ambiental, Rodolfo Lacy. El acuerdo final del encuentro fue que entre el 1 y 3 de diciembre la dependencia federal responderá puntualmente a cada una de las iniciativas de Greenpeace, informando cuáles podrían ser incluidas en este proceso de elaboración de reformas legislativas que se encuentra encabezado por SEMARNAT, cuáles no y por qué.(1)  

Confiamos en que las propuestas de esta organización serán retomadas. ¿Por qué? No porque lo dice Greenpeace, no porque las acepten para evitar más protestas, no por imposición; simplemente porque tienen el mismo fin que el que las autoridades de esa dependencia y el gobierno federal deben estar buscando en concordancia con su mandato: el bienestar de los ecosistemas, el bienestar de los mexicanos.

Así que una vez iniciado este diálogo, hagamos de él algo constructivo… Hablemos, hablemos de cómo proteger el medio ambiente.    

 

(1) Comunicado de la reunión entre Greenpeace y SEMARNAThttp://www.greenpeace.org/mexico/es/Prensa1/2014/Noviembre/Inicia-dialogo-entre-Greenpeace-y-Semarnat-/

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca