¿Conoces la biodiversidad mexicana y su identidad cultural?

Existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal

Existen diversos ejemplos de la conexión que existe entre la riqueza ambiental y cultural, sin emabargo, existe una expresión de identidad muy particular en la cual diversas comunidades se han distinguido por adoptar la imagen de una especie animal o vegetal como un emblema, e incluso como la representación de alguna de sus deidades.

Entre las especies representativas de cada nación están: el panda gigante en China, el tigre en India, el águila calva en Estados Unidos, el elefante asiático en Tailandia, entre otros ejemplos. En algunos casos las especies llegan a convertirse en figuras míticas y religiosa que se representan en tótems.

México, por su parte, cuenta con una amplia biodiversidad, la cual participa en la historia y cultura de la nación. Algunas especies son:

Águila real:

Forma parte del símbolo nacional gracias la leyenda mexica que narra la llegada de esta comunidad al Valle de México. De acuerdo a la leyenda, el dios Huitzilopochtli indicó a los mexicas el lugar ideal para asentarse, que reconocerían al ver un águila devorando una serpiente sobre un notal. Actualmente este lugar corresponde al lago de Texcoco.

thumbnail_16-02-11 especies (2)

Mono araña:

Este primate caracterizado por sus extremidades muy largas ha sido parte de la cultura prehispánica de México.

De acuerdo con una leyenda náhuatl, el dios Quetzalcóatl produjo fuertes vientos huracanados que asustaron a varios hombres, por lo que algunos dioses se apiadaron de ellos convirtiéndolos en monos y así pudieron subir a los árboles a refugiarse. El dios que se encarga de los vientos antes de la llegada de la lluvia se llama Ehecátl-Quetzalcóatl y es representado con un mono.

el-mono-arana-de-cabeza-cafe

Guacamaya roja:

Esta ave de plumaje escarlata es conocida en la cultura maya como Vacup-Caquix y es una deidad que simboliza al sol antes de ser creado. Sin embargo, para los aztecas, es una representación del antiguo dios del fuego y del sol Xiuhtecutli.

81

Lobo mexicano:

El lobo ha sido muy importante en la cosmovisión de algunos pueblos indígenas de México. En la pirámide de la Luna de Teotihuacán y en el Templo Mayor se hanencontrado restos de este animal por considerarse mítico. Incluso, está relacionado a la diosa mexica Chantico y a la deidad canina Xólotl.

lobo mexicano 061

Jaguar:

El jaguar es una de las especies más emblemáticas en la cultura en México especialmente para las comunidades olmeca, maya, azteca, zapoteca y tolteca. Ha sido representado en múltiples estatuillas, pinturas y artesanías. Por sus cualidades de cazador se relaciona con deidades, soldados, poder, fertilidad, destrucción y muerte.

Lamentablemente, esta lista de especies también pertenece al grupo de animales en riesgo de extinción, por lo que se están aplicando distintos programas a favor de su conservación. Sumarse a los esfuerzos para su protección, también es procurar la cultura y tradiciones que nos brindan identidad como pueblo.

Panthera_onca_at_the_Toronto_Zoo_2

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



¿Cuáles son los instrumentos disponibles para la conservación de la biodiversidad marina en el Golfo de California?

Para lograr la protección de sitios prioritarios para la conservación se deberá cambiar de paradigma.

Autor: Alejandro González

Las áreas naturales protegidas (ANP) federales, constituyen el instrumento de política pública más efectivo para la conservación, preservación, uso y aprovechamiento del capital naturales en áreas que son estratégicas para México. Sin embargo, existe una serie de instrumentos alternativos legales que pueden complementar la protección en las áreas aledañas a estas zonas protegidas. Dichos mecanismos son flexibles y son una gran oportunidad para sumar áreas bajo algún esquema de conservación y/o manejo a favor del capital natural de nuestro país.

Este ensayo tiene como objetivo identificar los diferentes instrumentos de conservación alternos a las ANP, incluyendo a estas últimas, así como un análisis descriptivo para su implementación en el Golfo de California (GC). Algunos de estos instrumentos se aplican a zonas de régimen privado, público o con un régimen mixto de tenencia o propiedad. Para ello, se consultó la Estrategia Nacional de Atención a la Biodiversidad Marina y Costera 1 , el Plan de Acción 2 , y en un trabajo conjunto entre Comunidad y Biodiversidad (COBI) y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) 3 citado en Koch (2015), y en el análisis comparativo llevado a cabo por la GIZ (2015), el Plan de acción para la conservación y aprovechamiento sustentable de la biodiversidad terrestre y marina de la región Golfo de California y Pacífico Sudcaliforniano.

Lo primero que resalta es la importancia del GC, un mar interior que incluye a 5 estados: Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, con un litoral de más de 5000 km, es poseedor de una gran diversidad biológica (más de 5500 especies) y endemismos, ecosistemas marino-costeros, una belleza paisajística con más de 350 islas e islotes CONABIO (1998), recursos pesqueros de importancia comercial, así como de actividades turísticas (Cortina Segovia, S., Brachet Barro, G., Ibañez de la Calle, M. Y Quiñones Valades, L. (2007). Por otra parte, los procesos de migración en estados del GC, especialmente Baja California Sur y Baja California tienen la segunda tasa más alta de migración (INEGI), así como el aporte al PIB nacional por diferentes actividades productivas, especialmente la pesca industrial, comercial y turismo constituyen agentes de presión hacia los recursos naturales que merecen especial atención.

En este sentido, diversas organizaciones sociales, instituciones de gobierno y agencias internacionales, como RAMSAR, UNESCO y de cooperación internacional como la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH, han puesto especial interés para el establecimiento de esquemas adicionales a las ANP de competencia federal que permitan alcanzar objetivos de conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales presentes en el GC. Uno de los compromisos más importantes derivado de la séptima reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD-COP7) celebrada en Kuala Lumpur, Malasia, en 2004, plasmado en el Programa de Trabajo consistió en: “integrar las áreas protegidas en paisajes terrestres y marinos más amplios”, de manera que se favorezca el mantenimiento de la estructura de la y la función ecológica, Sánchez-Ibarra et al (2013). Posterior a esta reunión, y como parte de los esfuerzos regionales para cumplir esto, se llevó a cabo un taller para el análisis de vacíos para la conservación de porciones marinas, mismo que mostró que entre las ecorregiones más destacadas se encuentra el Golfo de California, por ser el primer lugar en número y variedad de ambientes, por contener la mayor concentración de cuerpos insulares, entre otros atributos únicos. Se concluyó, que el 38% de las áreas costeras y marinas del GC debería estar bajo algún esquema de protección o manejo. Por lo tanto, para lograr la protección de sitios prioritarios para la conservación se deberá cambiar de paradigma. Para lograr resultados significativos en la conservación y restauración de nuestro capital natural, será importante aplicar un conjunto de instrumentos públicos, sociales y privados, más allá de reservas y áreas protegidas Sarukhán et al. (2009) citado por Sánchez-Ibarra (2013, p. 56).

La implementación de los diferentes instrumentos que se mencionan a continuación, han sido analizados profundamente por diferentes expertos, instituciones y ejercicios que han involucrado a diferentes actores. La diversidad del GC, los usos a los que está sujeto el capital natural, aspectos socio-económicos, presiones y amenazas naturales y antropogénicas, son factores que dan una complejidad que demanda se consideren un amplio espectro de alternativas.

Entre los instrumentos más importantes considerados en el GAP Marino Costero resaltan los siguientes:

1) Área Natural Protegida Federal,

2) Acuerdo de Destino (ZOFEMATAC),

3) Ordenamiento Pesquero,

4) Sitio RAMSAR,

5) Zona de Refugio (SAGARPA),

6) Ordenamiento Ecológico Regional,

7) Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA´s),

8) Instrumentos Privados de Conservación,

9) Área Natural Protegida Municipal,

10) Área Natural Protegida Estatal,

11) Áreas de Refugio para Proteger Especies Acuáticas,

12) Protección de Manglar,

13) Manejo Integrado de Zona Costera,

14) Programa de Pago por Servicios Ambientales,

15) Instrumentos de Gestión del Agua,

16) Instrumento de Desarrollo Costero,

17) Hábitat crítico,

18) Concesión ZOFEMAT, 19) Acuerdo de destino (Terrenos Nacionales),

20) Plan de Manejo Pesquero,

21) Regulación de Actividades Turísticas y,

22) Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación en Sánchez-Ibarra (2013).

Por otra parte, aunado a los anteriores, en un análisis desarrollado por Koch (2015), por encargo de la GIZ, se consideran adicionalmente:

1) Concesiones de pesca para recursos bentónicos (CONAPESCA),

2) Predios Federales para el Aprovechamiento Sustentable (SEMARNAT-DGVS),

3) Servidumbres voluntarias (Juzgado de lo Civil),

4) Usufructo (Juzgado de lo Civil),

5) Ordenamiento Ecológico del Territorio (SEMARNAT),

6) Ordenamiento Turístico del Territorio (OT- SECTUR) y,

7) Zonas de Desarrollo Turístico Sustentable (SECTUR).

En relación a los esquemas de conservación internacional, es destacable las designaciones internacionales, en especial los Sitios Patrimonio Mundial Natural y Cultural de la Humanidad de la UNESCO, así como el Programa del Hombre y la Biosfera (MAB-UNESCO).

Actualmente, las ANP marinas del Golfo de California constituyen un sitio multi-serial que es Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad llamado Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California, dentro de las cuales, se encuentran inscritas varias ANP en el Programa MAB-UNESCO. 

En conclusión, considero que estos instrumentos de protección y manejo de recursos naturales, deben sustentarse en una serie de factores indispensables para su implementación. 1) La experiencia en el manejo y redes generadas por las ANP en el GC, y en los esquemas de gobernanza desarrollados; 2) Invertir en recursos humanos y financieros para mantener regiones prioritarias en el GC; 3) En las oportunidades que existen para fortalecer el marco legal, especialmente el pesquero (p.e. regresar la pesca al ámbito ambiental); 4) el interés multisectorial que existen en la región para desarrollar mejores esquemas de manejo y conservación del capital natural. Considero que es indispensable contar con recursos (técnicos, económicos, motivacionales) que permitan involucrar más activamente a comunidades asentadas en la costa este de la Península de Baja California para un mejor aprovechamiento de sus recursos, de esquemas que concatenen los esfuerzos comunitarios con los esfuerzos operacionales de las dependencias que tienen presencia en campo. Mi percepción profesional actual, me permite valorar que existen condiciones que permitirían, gradualmente, establecer estos esquemas, favoreciendo a interés y economías locales, a jóvenes tomadores de decisiones, y aprovechar los esfuerzos históricos y actuales de personas que han traducido las tareas de conservación y manejo concienzudo del capital natural y las ANP, en proyectos de vida.



La flora en México: una clave indispensable de la biodiversidad mundial

México es uno de los principales países productores de flores en el mundo y desde hace más de 40 años la industria de la floricultura mexicana se considera de las más exitosas.

Siempre le hemos dado distintos usos a las flores tanto como decoraciones, alimentos, regalos y muchos otros más, pero seguramente pocas personas se han preguntado de dónde provienen o cómo es que llegan a nuestro hogar.

México es uno de los principales países productores de flores en el mundo y desde hace más de 40 años la industria de la floricultura mexicana se considera de las más exitosas, con una generación de hasta 188 mil empleos permanentes, para 15 mil familias en 26 Estados de la República Mexicana.

En 2011 la producción florar alcanzó los cinco mil 646 millones de pesos a pesar de que nos son artículos de primera necesidad. En el año 2000 la producción de las flores pasó de 37 mil 338 toneladas en el año a cerca de 95 mil toneladas en 2009, debido a su gran demanda. Gracias a esto el mercado mundial de las flores está valorado en 44 mil millones de dólares americanos anuales.

En México existen cerca de 10 mil productores dedicados al cultivo de flores, además se cuenta con 22 mil hectáreas destinadas para ésta actividad, de las cuales el 52% son para el cultivo ornamental, es decir, 12 mil 884 y el 48% son para la cosmética e industria alimentaria.

De acuerdo con información aportada por asociaciones de floricultores, la producción se lleva a cabo principalmente en los Estados de México, Puebla, Morelos, Michoacán, Jalisco, San Luis Potosí y Baja California.

Las especies de flores que más se cosechan anualmente son:

· Nochebuenas – 12,885 toneladas

· Crisantemo – 12,757 toneladas

· Rosa – 9,479 toneladas

· Clavel 3,772 toneladas

· Gladiola, 3,457 toneladas

El 75% de las flores se producen a cielo abierto, principalmente la gladiola, girasol y el clavel, mientras que el otro 25% se produce en viveros e invernaderos.

Gracias a toda esta producción México ocupa el décimo lugar como país exportador a Estados Unidos y Canadá, principalmente de gladiolas, rosas y claveles.

Lamentablemente la industria de la flor en México no ha logrado una profesionalización y el trabajo de los obreros no es valorado como debería a pesar de ser una actividad intensiva que además de generar empleos y beneficiar a miles de familias genera recursos económicos para el país.

Apoya a los productores locales y consume flores de cosecha nacional.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Se incorporan 17 Áreas Naturales Protegidas en México (FOTOS)

El objetivo es incluir al SINAP áreas con una biodiversidad y características ecológicas de una especial relevancia en el país, y así desarrollar una serie de iniciativas a favor de la conservación de la biodiversidad.

De acuerdo con la publicación en el Diario Oficial de la Federación –DOF–, se incorporarán 17 Áreas Naturales Protegidas al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas –SINAP–. Esto se logró hacer gracias a que el Consejo Nacional de Áreas Naturales Protegidas –CONAP– emitiera su opinión favorable “por haberlas considerado de especial relevancia en el país por su biodiversidad y características ecológicas.”

Alejandro del Mazo Maza, el comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas, señaló que hasta la fecha se han registrado 78 Áreas Naturales que cubren alrededor de 18 714 002.61 hectáreas –un 73,65 por ciento de la superficie protegida de 25 407 416, 01 hectáreas–. Cada una de estas regiones han cumplido con numerosos atributos, como la riqueza de especies, presencia de endemismos, especies de distribución restringida, especies en riesgo de extinción, entre otras más. 

El objetivo es incluir al SINAP áreas con una biodiversidad y características ecológicas de una especial relevancia en el país, y así desarrollar una serie de iniciativas a favor de la conservación de la biodiversidad. Las características son: 

Riqueza de especies; presencia de endemismos; presencia de especies de distribución restringida; presencia de especies en riesgo; diferencia de especies con respecto a otras áreas protegidas previamente incorporadas al Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas; diversidad de ecosistemas presentes; presencia de ecosistemas relictuales; presencia de ecosistemas de distribución restringida; presencia de fenómenos naturales importantes o frágiles; integridad funcional de los ecosistemas; importancia de los servicios ambientales generados, y viabilidad social para su preservación.

Entre las nuevas Áreas Naturales Protegidas se encuentra la Reserva de la Biosfera Volcán Tacaná, en Chiapas, el cual posee una serie un conjunto de ecosistemas frágiles que contienen una biodiversidad silvestre de relevancia biológica, económica, científica y cultural. Además que el Volcán Tacaná es el único representante en México de la Cadena Volcánica del Núcleo Centroamericano, poseyendo una gran cantidad de endemismos y especies representantes de la región Neártica y Neotropical. 

También se encuentra la Reserva de la Biósfera Janos en Chihuahua, la cual contiene un alto grado de endemismos y diversidad de flora y fauna silvestre. Sus impactantes extensiones de pastizales en excelente estado de conservación, no sólo coloca a esta área natural como la primera y más grande de estos ecosistemas en el territorio nacional, también la colocan como el punto de conexión del hábitat en Norteamérica. 

Y el Monumento Natural Río Bravo del Norte, el cual protege un segmento del río Bravo con la frontera entre EE.UU. y el Cañón de paredes elevadas que constituyen un paisaje excepcional. Representa a uno de los ecosistemas acuáticos y ribereños más extensos del desierto chihuahuense. Sirve de barrera contra inundaciones, atenúa los impactos meteorológicos, como huracanes y tormentas tropicales, criadero de numerosas especies de animales y vegetales, sus humedales almacenan y purifican el agua, estabilizan la línea costera y controlan la erosión.

TABLA-ANP-SINAP_-simplificado-2fotos

A continuación te compartimos las fotografías de las nuevas 17 Áreas Naturales Protegidas: 



Cuando las plantas solares provocan estos efectos en la biodiversidad del planeta…

Los investigadores encontraron un incremento significativo en la diversidad de pájaros, plantas de hojas anchas, flores silvestres y otras especies.

Imagen principal: http://discoverytumundo.blogspot.mx/

Según un nuevo estudio del Solar Trade Association, en Reino Unido, las granjas solares son una increíble red de apoyo para el medio ambiente, pues no sólo reduce la emisión de gases a la atmósfera, también fomenta la biodiversidad del planeta. 

En el estudio se analizaron once granjas solares en comparación con parcelas de tierra previas al manejo de una instalación solar. Los investigadores encontraron un incremento significativo en la diversidad de pájaros, plantas de hojas anchas, flores silvestres y otras especies: “Este hecho confirmó que las granjas solares brinda beneficios para la biodiversidad en terrenos que estuvieron periódicamente pastados.”

De acuerdo con los investigadores, el declive de muchas de estas especies se relaciona con la intensificación del uso de pesticidas y la deforestación de áreas forestales para las prácticas agricultoras y ganaderas. Por lo que este descubrimiento refuerza la importancia de las plantas solares para el medio ambiente, pues permite la conservación de numerosas especies animales y florales. 

Las razones principales por las que las granjas solares benefician de esta manera a la diversidad se debe a la combinación de factores, tales como la diversidad de especies florales en el arado monocultural de las tierras, el incremento de áreas con mayor cantidad de sombras y de estructuras para el desarrollo de nidos y encamados. Y desde que el pasto en granjas solares posee una complejidad mayor, hay una densidad menor del pasto que ayuda a una variedad más amplia de plantas y especies en la región. 

Esto da pie a creer que la instalación de plantas solares en las reservas naturales pueda también beneficiar al ecosistema, y así crear un espacio seguro para la vida salvaje de la región. Pues así también se estaría combatiendo y reduciendo los efectos del cambio climático para el cuidado del planeta. 

[Solar Trade Association]



Sobre las áreas naturales protegidas y su normatividad ambiental: El caso de Yum Balam

Entre las ANP se encuentra el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, ubicada en el norte del estado de Quintana Roo (Municipio Lázaro Cárdenas), con una extensión de 154,042 hectáreas.

©Vocero

Uno de los instrumentos para la conservación biológica reconocido a nivel internacional es la protección del hábitat, por lo que numerosos países han adoptado una de las estrategias para este fin, y es a través del establecimiento de Áreas Naturales Protegidas (ANP) que permitan, bajo ciertas leyes y reglamentos, diferentes grados de uso tradicional y/o comercial por las comunidades locales, uso recreativo, investigación científica y preservación de los recursos naturales (Primack et al. 2001).

En México las ANP constituyen la mejor herramienta para conservar la biodiversidad y los servicios ambientales que esta proporciona a la sociedad (Bezaury-Creel et al., 2009). Son reconocidos por la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (1998) y se definen como las zonas terrestres o acuáticas del territorio nacional, en donde los ambientes originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano y están sujetas a regímenes especiales de protección, conservación, restauración y desarrollo.

Para el manejo de estas áreas se requiere de un programa con reglamento administrativo enfocado a mitigar los daños ambientales, la cual es la herramienta jurídica que establece la capacidad de carga de los diferentes usos (Prezas-Hernández, 2011). El éxito de este instrumento depende de que su elaboración se base en el conocimiento técnico y científico de calidad de la zona y en que se involucren en las propuestas a las comunidades que las habitan, garantizando con ello la compatibilidad entre la conservación y el uso adecuado de los recursos naturales (Villalobos, 2000).

Si bien todas las ANP se encuentran decretadas en el Diario Oficial no todas cuentan con programa de manejo (PM), el cual es uno de los factores que ha limitado la conservación y manejo de los recursos naturales en la mayoría de estas (Duran y Ramos, 2010). Esto debido a que al carecer de este instrumento no existe regulación de las actividades y lineamientos básicos para el manejo, dando como consecuencias la práctica y el establecimiento de actividades que van en contra de la conservación. A pesar de que en México se cuenta con un marco jurídico en materia ambiental amplio enfocada a la protección de los ecosistemas, sin este instrumento es difícil cumplir con los objetivos por el cual se decretó el ANP.

Foto de Alamy Stock. Isla Holbox, ubicada dentro de la ANP Yum Balam.
Foto de Alamy Stock. Isla Holbox, ubicada dentro de la ANP Yum Balam.

El objetivo de este ensayo es exponer el papel que representa el programa de manejo dentro de las Áreas Naturales Protegidas y la ineficacia de las normas jurídicas al ausentarse este instrumento, teniendo como caso de estudio en el ANP Yum-Balam, ubicada en Quintana Roo.

El Programa de Manejo (PM) tiene como premisa básica lograr la conservación de los ecosistemas y su biodiversidad en las Áreas Protegidas. En su estructura debe contener componentes de carácter social, económico, ecológico y un marco legal, que permitirá la generación de estrategias para cumplir con su objetivo mediante la protección, manejo incluyendo su uso y aprovechamiento, y restauración de los mismos, además debe incluir el apoyo a actividades productivas, que promuevan el incremento en la calidad de vida o bienestar de la población con énfasis en las comunidades rurales e indígenas asentadas dentro o cerca de las áreas protegidas (CONANP, 2016).

A la fecha, México ha integrado 25, 628, 239 hectáreas en una red de 177 áreas naturales protegidas, de las cuales cerca del 42% carecen de un PM (CONANP, 2016), lo que significa que cerca de la mitad de las ANP se encuentra potencialmente vulnerables.

Entre las ANP se encuentra el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, ubicada en el norte del estado de Quintana Roo (Municipio Lázaro Cárdenas), con una extensión de 154,042 hectáreas. Es un área que presenta ecotonos y ecosistemas con una gran biodiversidad neotropical, con especies endémicas, raras y en peligro de extinción. Sin embargo a más de 20 años de su decreto y aun no se ha establecido su respectivo programa, situación que se ve reflejada en la presencia de diversas problemáticas como la modificación del entorno con asentamientos irregulares, sobrepastoreo por ganado, zonas con fuerte perturbación por quemas no controladas, explotación forestal y pesca sin manejo adecuado, además de presentar un uso de recursos inadecuados (tráfico ilegal de especies, cacería furtiva, saqueo de nidos de tortuga) (Remolina-Suárez y Poot, 2008).

Zona Turística
Fuente: Zona Turística

Recientemente en el área se pretendió realizar un desarrollo hotelero con hasta 3390 habitaciones para una cantidad total estimada de 10,644 turistas, casi el doble de cuartos hoteleros que de habitantes actuales. El establecimiento de este megaproyecto vulneraba distintos acuerdos para la cooperación internacional, así como la protección de especies en riesgo reconocidas en México, tales como la Convención de Ramsar, el Tratado de Cooperación Ambiental de Norteamérica, en el cual se encuentran en México, Estados Unidos y Canadá, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica (Duno de Stefanoet al., 2013). La propuesta era un turismo de bajo impacto, sin embargo de acuerdo a Zambrano et al., (2012) desde todos los ángulos dicho proyecto no era viable pues no cumplía con los objetivos planteados para el Área de Protección de Flora y Fauna “Yum Balam”, pues de realizarse, incidiría directamente en los ecosistemas de manglar y en las poblaciones de las especies enlistadas bajo categorías de riesgo, se descargarían contaminantes a los ecosistemas marinos, provocaría la intrusión salina en el acuífero, crearía un nuevo centro poblacional, entre otras consecuencias. De acuerdo a organizaciones no gubernamentales y asociaciones civiles la ausencia del PM es una forma de favorecer el desarrollo de proyectos como este, que aunque ya fue cancelado temporalmente gracias a la organización de sus habitantes y a organizaciones civiles, mientras la zona siga sin programa de manejo no existe la certeza jurídica de las actividades que puedan o no realizarse en esta región, y por tanto no hay limitantes para cualquier desarrollo que se pretenda construir (Vázquez y Cordero, 2014).

Aunque se ha hecho consulta pública en dos ocasiones, conforme a lo dispuesto en la LGEEPA para la elaboración del PM, el tiempo en que se ha prolongado su publicación refleja el incumplimiento de la ley y fomenta que la normatividad ambiental sea invalidada.

Fuente: Animal Político
Fuente: Animal Político

De acuerdo a lo anterior podemos concluir que es indiscutible el esfuerzo que se ha realizado en México al decretarse un número amplio de Áreas Naturales Protegidas, sin embargo para cumplir con el objetivo de esta estrategia es indispensable de que todos sus complementos incluyendo los programas de manejo se establezcan. Éste garantizará la protección de las ANP al establecer las bases jurídicas de las actividades que pueden realizarse, regulando el uso suelo y aprovechamiento de los recursos naturales, con la finalidad de que dichas actividades se conduzcan hacia el desarrollo sustentable. Por tanto, sí es necesario el decreto de más ANP considerando que somos uno de los países mega-diversos o de alta diversidad biológica, pero es principalmente importante que las áreas existentes tengan el respaldo jurídico y no solo queden registrados en papel. Además de que en su elaboración se cuente con la participación de la comunidad, y no se considere éste como un elemento aislado si no como parte de la planificación del ANP, y por tanto de su manejo, que al final de todo son los que están presentes en el área y hacen uso de los recursos presentes.

Por último, solo queda mencionar que las autoridades o dependencias encargadas deberían cumplir con la responsabilidad encomendada siendo así un paso clave para lograr la protección y conservación de los ecosistemas y su biodiversidad.

 Autor: Centro Latinoamericano de Estudios Ambientales

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca