Cafetales mexicanos, abandonados durante 20 años por cambio climático

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular.

La roya, un viejo enemigo de la producción cafetera en Centroamérica, continúa propagándose por los cafetales de Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua y el sur de México. Se trata de una enfermedad producida por un hongo que ataca principalmente a las hojas del café, provocando que el fruto caiga antes de su maduración y afectando, en consecuencia, a su producción.

De acuerdo con el Presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala (Anacafé), el hongo apareció por primera vez en Guatemala en 1982, debido al cambio climático que favoreció a la difusión de la plaga: “En los últimos tres años las condiciones climáticas han favorecido la propagación del hongo, debido a una combinación de altas temperaturas y lluvias: Humedad más calor, fatal combinación”.

En México, principal exportador cafetalero, ha sufrido un grave impacto socioeconómico de dimensiones aún sin calcular: la falta de atención al cultivo y los efectos del cambio climático vulnerabilizaron a la cosecha, generando un costo que la mayoría de los cafetaleros no pueden pagar con los precios determinados por el libre mercado. En otras palabras, para cubrir los costos de producción del café en Guerrero, se necesita vender el quintal en 265 dólares –cuando el precio actual en el mercado mundial es de 130–.

articulo9

El mercado mexicano del café está en desventaja: los productores no cuentan con el apoyo del Estado para impulsar su desarrollo, y sólo el 18 por ciento de las plantaciones están en condiciones óptimas de producción, el 9 por ciento son plantas nuevas, y el 73 por ciento ya están viejas. En palabras de Armando García Olid, consultor externo del Consejo Estatal del Café –Cecafé–, “el resultado de ese abandono, de la falta de cultivo, porque ante los bajos precios de venta, los productores dejan de limpiar sus huertas, la fertilización y el combate a las plagas es parcial, y la renovación de los cafetos no se hace; en consecuencia hay una baja sostenida en la productividad de las hectáreas sembradas con café en Guerrero.”

De manera que a falta de medidas preventivas, contados organismos cafetaleros esperan actuar lo antes posible para reducir los efectos del daño. Si bien se espera que los gobiernos financien los agroquímicos preventivos y curativos que los productores necesitan, el cuidado tanto de los productores y los ciudadanos son indispensables también. Basta, en lo más mínimo, comprar productos locales que apoyen económicamente a los cafetales mexicanos.

[SurAcapulco]



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



¿Qué son las manos que surgen del mar y sostienen un edificio veneciano?

El calentamiento global, causado por el desequilibrio ecológico en numerosas regiones del mundo, ha provocado varias consecuencias: desastres naturales, sequías, inundaciones, descongelamiento de los polos, renacimiento de bacterias prehistóricas, guerras, entre otras más.  Frente a esta situación, numerosos activistas y estudiosos en la materia han tratado de frentar el calentamiento global. Para lograrlo han procurado […]

El calentamiento global, causado por el desequilibrio ecológico en numerosas regiones del mundo, ha provocado varias consecuencias: desastres naturales, sequías, inundaciones, descongelamiento de los polos, renacimiento de bacterias prehistóricas, guerras, entre otras más. 

Frente a esta situación, numerosos activistas y estudiosos en la materia han tratado de frentar el calentamiento global. Para lograrlo han procurado generar consciencia en la población mediante la reeducación, promulgación de experimentos ambientales, búsqueda de derechos humanos y de la biodiversidad o arte.  

Un ejemplo de ello son las manos que aparecieron en Venecia. Se trata de un proyecto artístico de Lorenzo Quinn, en donde dos manos, que surgen del fondo del mar, detienen un edificio italiano a punto de hundirse. Esta escultura se llama ApoyoSupport, en inglés– y tiene el objetivo de transmitir empoderamiento. En palabras de Quinn, “Las manos sostienen mucho poder –el poder de amar, odiar, crear o destruir.”, y el poder que un individuo tiene para salvar al planeta –y reducir los efectos del calentamiento global. Compartimos sus imágenes: 

 



4 causas de las canas prematuras y alimentos que ayudan a prevenirlas

Desde la genética hasta el estilo de vida estresante puede provocar la presencia de estos cabellos blanquecinos

Las canas, valoradas o temidas, pueden aparecer en nuestra cabellera de manera tanto prematura como tardía. Desde la genética hasta el estilo de vida estresante puede provocar la presencia de estos cabellos blanquecinos; sin embargo, también por enfermedades o carencias que valen la pena prestar atención:  

– En muchos hombres, por ejemplo, la presencia prematura y excesiva de las canas puede marcar signos de un problema cardíaco. De acuerdo con un estudio publicado en European Society of Cardiology, las canas pueden mostrar signos de la enfermedad arterial coronaria, hipertensión, diabetes, entre otros. En palabras del cardiólogo Dr. Irini Samuel, en Cairo University, “Envejecer es un factor de riesgo de las enfermedades coronarias, las cuales se encuentras relacionadas con signos dermatológicos que incrementan el riesgo. Si nuestra investigación se confirma, la estandarización de las canas podría usarse como predictor de una enfermedad coronaria arterial.”

 

– Otra enfermedad que se relaciona con la incidencia de las canas es la deficencia de vitaminas. Cada folículo del cabello contiene un pigmento llamado melanina, el cual se encarga de darle color tanto a la cabellera como a la piel; y conforme avanza la edad, el cuerpo produce menos pigmento –lo cual resulta en las canas–. En caso de que la presencia de canas sea prematura, puede derivarse a la baja de melanina –y por tanto, de vitaminas B12 y D3– y a un desbalance nutricional en el cuerpo. 

– También pueden representar las consecuencias prematuras del estrés. La oxitocina, el neurotransmisor promovido por un estilo de vida estresante, genera una reacción entre los folículos del cabello y un peróxido de hidrógeno causando de manera inevitable las canas. 

– Otra de las posibles causas de las canas prematuras se asocia con el tabaco. Los fumadores son dos veces más proclives a desarrollar una cabellera blanquecina e incluso a la caída del cabello.

Para prevenir  la incidencia de las canas es recomendable reducir los niveles de estrés y consumir cierto tipo de alimenos ricos en vitaminas y nutrientes. A continuación te compartimos una lista con los alimentos que ayudarán a prevenir la incidencia de las canas: 

– Moras azules; ricas en vitamina C. 

– Salmón; rica en ácidos grasos omega 3.

– Ostras; ricas en zinc. 

– Hojas verdes; ricas en vitamina C, beta carotina y hierro. 

– Aguacate; rico en vitamina B, C, E y K, así como en ácidos grasos omega 3 y antioxicadentes. 



Té VS Café ¿Qué te conviene?

Más que irnos a los antagónicos peor-mejor, se trata de hacer una foto de dos de la bebidas más populares de la época.

Sobre todo el siglo pasado, por la globalización, el café ganó más popularidad y auge que nunca; este y el tabaco. Sin embargo, aunque existen muchos estudios que en realidad enaltecen sus propiedades positivas para la salud, también abundan los que nos avisan que podría no ser tan saludable…

En este contexto, y quizá por la propagación creciente de filosofías orientales expandidas con prácticas como el yoga o la meditación, el té va creciendo mucho también en consumo. Lo cierto es que este tiene efectos en el sistema nervioso mucho más tenues que el café. Pero, en un comparativo, ¿Qué nos conviene?

En este infográfico publicado por lifehacker, la carrera de la salud la gana el té; los datos son interesantes porque el café también tiene muchos beneficios…

+Esta es la traducción de la parte de abajo, el apartado de el café y té en hechos.

Columna izquierda (de izquierda a derecha).

Positivo

Tomar té puede prevenir la diabetes y aminorar su progreso cuando ya se tiene.

Beber 3 o 4 tazas de té al día puede disminuir las posibilidades de un ataque al corazón.

El té contiene fluoruro (el cual protege los dientes)

Los hombres que toman 10 tazas de té verde al día disminuyen las posibilidades de desórdenes en su hígado

El té puede proteger contra enfermedades del corazón y algunos cánceres.

Las personas que beben 4 tazas de té negro al día durante seis semanas probaron producir menos cortisol, la hormona del estrés.

Según algunos estudios, el té verde puede proteger del cáncer del pulmón.

Contrario a la cafeína, el té hidrata, más que deshidratar como se cree de la primera.

Negativo

El té puede contener pesticidas, incluso si ha sido etiquetado como orgánico.

El té contiene tanino, el cual reduce la absorción de hierro en el cuerpo, lo cual podría incentivar la anemia.

El té contiene cafeína la cual ha probado elevar la ansiedad y aumenta la presión en la sangre.

Agregar leche al té puede truncar los beneficios que este tiene contra el cáncer.

Columna Derecha:

Positivo:

Estudios han probado que el café ayuda a prevenir 2 tipos de diabetes.

Tomar café ha demostrado disminuir los peligros en los hombre de sufrir gota después de los 40 años.

Su cafeína incrementa la efectividad de los analgésicos.

El café es un gran protector del hígado, especialmente contra la cirrosis y el cáncer.

Mejora la memoria a corto plazo, y también mejora la velocidad de reacciones; sobre todo el personas adultas.

Negativo:

El café provoca la decoloración de los dientes.

Un estudio danés prueba que beber más de 8 tazas al día aumenta los riesgos de sufrir nacimientos prematuros.

Estudios han probado que el café debilita el flujo de la sangre al corazón.

18ixk6n428mnmjpg-1

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca