13 sorprendentes beneficios del ajo

Desde para tips de belleza hasta como plaguicida para el jardín.

Como un condimento el ajo ha crecido su popularidad conforme ha aumentado la globalización. Su sabor es tremendamente fuerte, y asimismo da una sutilidad a la comidamuy elegante.

Las abuelas sabían que era un buen antibiótico y con el regreso del interés colectivo hacia lo natural, el conocimiento sobre sus múltiples beneficios va expandiéndose.

La popular Reader´s Digest nos muestra cómo sus beneficios son verdaderamente sorpresivos. Además de sus conocidos beneficios para la salud como la prevención de enfermedades cardíacas (como la presión alta), de arterioesclerosis, de cáncer del colon,etc, es también excelente para crecerlo en casa.

Las siguiente virtudes del ajo son, al menos, inesperadas:

 

Tu cabello crecerá hermoso

Antes de bañarte frota algunos dientes de ajo a tu cuero cabelludo. Lo anterior es muy benéfico contra la pérdida de cabello y su fortalecimiento, esto porque contiene alivian y sulfuro.

 

Contra el acné

Es muy efectivo para eliminar marcas, y en el caso del acné, por sus propiedades antibióticas, hará que estén libres de infecciones y limpiará los granos y el resto de la piel. Frota los gajos de ajo sobre los granos.

 

Previene y controla tus resfriados

Por sus propiedades antibióticas comer un pedazo cada día puede prevenirte de pescar resfriados. Si ya lo tienes hazte un té de ajo. Deja en el agua hirviendo por algunos minutos reposar ajo molido o picado.

 

Para enfermedades crónicas en la piel

Sus virtudes antiinflamatorias ayudarán a que las áreas irritadas por algún tipo de problemas en la piel mejoren. Puedes colocarlo como aceite.

 

Para perder peso

Cocinar con ajo molida podrá ayudarte a que quemes ácidos grados.

 

Para remover astillas

Desde hace milenios el ajo ha sido usado para remover espinas o astillas encajadas. Coloca un pedazo de ajo sobre la astilla por unos minutos y luego intenta sacarla.

 

Para combatir el pie de atleta

Remoja tus  pies en agua caliente con ajo molido por unos quince minutos. Sus propiedades antihongos te ayudarán a combatir este molesto hongo.

 

Aleja a los mosquitos

Por algún motivo los mosquitos rehuyen a este olor. Rasca un poco los dientes de ajo y pásalos por tu piel. También puedes colocar en un contenedor cercano a donde estés un poco de este.

 

Para fuegos

Coloca un pedazo en el fuego directamente. Además de reducir la hinchazón el dolor también será reducido.

 

Es un pegamento natural

Es usado comúnmente para pegar vidrio. En una solución con poca agua coloca ajo molido y con la pasta generada pega los pedazo de cristal.

 

Para remover hielo

Muchas personas usan sal de ajo para remover el hielo de sus puertas o cocheras.

 

Protege tus plantas

A las plagas no les gusta el ajo. Hazte un pesticida natural usando ajo, aceite mineral, agua y jabón líquido.



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



Cómo crecer ajo en tu casa

Es cada vez más común e imprescindible en la cocina de todo el mundo; tenerlo a la mano de manera orgánica puede ser un paso sencillo.

El ajo, este delicioso condimento para cocinar es de los más apreciados en todo el mundo. Su sabor nos da la sensación de comer algo mucho más gourmet aunque esté acompañado de lo más sencillo, como una pasta.

Sus propiedades antibióticas además son ampliamente conocidas Hoy, en una cocina globalizada, podría decirse que una sin ajo no lo es. No necesitas comprarlo, puedes crecerlo en tu jardín, incluso en uno que esté adentro de tu casa, como una maceta, es de lo más sencillo.

Compartimos algunos tips y los pasos para cultivar este delicioso sazonador desde la delicia de tu hogar:

 

La mejor época para crecerlo es a finales del otoño o inicios del invierno.

Colócalo en un lugar donde le de sol pleno.

 

Debes sembrarlo al menos 6 semanas antes de que desees cosecharlo.

Tus semillas serán justamente los gajos de ajo que usas para cocinar. Selecciona los más largos.

Adhiere composta a la tierra de tu jardín o maceta.

Separa los gajos de la vulva. Hazlo cuidadosamente sin romper su piel.

Entierra los gajos unos 4 inches bajo tierra: la parte más puntiaguda deberá ir hacia arriba.

Cada gajo deberá ir separado asimismo unos 4 inches.

Quita las weed para que no quiten espacio ni nutrientes a tu ajo.

Riégalo regularmente.



El aceite de coco es de los mejores productos naturales para bajar de peso por estos motivos

Sus propiedades provocan que tu organismo queme energía fácilmente.

Cuando la obesidad pareció asentarse como una plaga en los noventa, gracias a la propagación de los alimentos chatarra, con este fenómeno también surgieron las soluciones fast track para bajar de peso, que han ido cayendo como mitos. Miles de productos anunciados en los medios de comunicación eran solo una farsa para que con un poco esfuerzo ( que por cierto vendía mucho) las personas recobraran su peso ideal. 

Luego, desde la década pasada la moda de las mujeres extra delgadas llegó a su cúspide, por ello, todo lo encaminado a lograr la delgadez se ha diseminado como un gran mercado exitoso. Entre esta nociva tendencia, algunos remedios naturales son realmente sanos, y lejos del oportunismo, realmente han probado ayudar a bajar de peso por tener efectos propicios para ello en el organismo. 

Como un ejemplo de lo anterior la ciencia ha probado que el aceite de coco posee propiedades espléndidas para bajar de peso y ello se explica por que, después de la leche materna, es el segundo producto natural que tiene una cadena de ácidos grasos mediana (la mayoría de los alimentos posee una larga).

Mientras estas cadenas largas se instalan en el organismo como grasa, la de de los ácidos grasos medianas, en cambio, se convierten en energía que se quema rápidamente. También incrementan los ritmos metabólicos, lo que hace que se  queme aún más energía y ello tiene un efecto de pérdida de peso. 

Recuerda que además cocinar con aceite de coco cuando uses altas temperaturas, como para cocer o freír algo, es más saludable que hacerlo con aceite de oliva, por ejemplo, que suele quemarse más rápido. El aceite de coco también tendrá efectos positivos en tu organismo como reducir el riesgo de una enfermedades cardiovasculares.



Conoce cómo aprovechar los beneficios del ajo

El ajo cuenta con altos niveles del compuesto organoazufre (o organosulfurado), el cual protege al cuerpo de ciertas enfermedades, como cáncer o del corazón.

El ajo goza de la reputación de ser un alimento saludable para quien lo consuma. De acuerdo con Natural Medicines Comprehensive Database, entre sus beneficios están la prevención de enfermedades cardíacas (como la presión alta), de arterioesclerosis, de cáncer del colon, del recto y del estómago; para el cuidado de mordeduras de garrapatas, y de la infección por hongos o bacterias en la piel, entre otros.

Por ello, encontramos numerosas personas que cocinan con esta hierba; aunque se corra el rumor que, al guisarla se pierden sus poderosos beneficios. Por consiguiente, Dr. Ernest Hawk, vicepresidente de Cancer Prevention & Population Sciences en el Centro de cáncer MD Anderson, explica que hay evidencia científica demostrando que “al amasar o cortar la hierba y dejarla reposar durante un periodo de tiempo, se puede aprovechar el potencial benéfico de sus compuestos de organoazufre.”

El ajo cuenta con altos niveles del compuesto organoazufre (o organosulfurado), el cual protege al cuerpo de ciertas enfermedades, como cáncer o del corazón. Y aunque se desconoce el modo en que se genera este mecanismo de defensa del compuesto, la investigación señala que este compuesto orgánico no sólo inhibe alteraciones en la plaqueta del organismo, sino también que cuenta con propiedades antioxidantes. Incluso, se intuye que está relacionado con cualidades antiinflamatorias; por consiguiente, con el control del colesterol en la sangre.

Una de las enzimas primordiales en el funcionamiento del organosulfurado es la alliin lyase, la cual es liberada al momento de cortar o amasar el ajo. No obstante, se cree que al calentar el ajo, se bloquea esta enzima. Un estudio publicado en Journal of Nutrition, en 2001, aclaró que al calentar el ajo durante 60 segundos (en un microondas), éste parecía perder su cualidad preventiva; sin embargo, una vez que se cortó y se dejó reposar durante diez minutos antes de calentarlo, la hierba pudo retener sus efectos benéficos. Incluso, en otro estudio del Journal of Agricultural and Food Chemistry, en 2007, demostró que calentar un ajo (intacto) durante seis minutos, suprimía su función inhibidora de alteración plaquetaria.

No obstante, el Dr. Hawk puntualiza que aún es muy pronto para recomendar que el ajo se deje en reposo durante diez minutos antes de cocinarlo. Las investigaciones fueron exclusivas en grupos de ratas; por consiguiente, es necesario hacer un estudio en humanos para confirmar o refutar la hipótesis. Aunque, ¿cuál podría ser la consecuencia de hacerlo?

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca