Ecoosfera - La difusión de información es nuestra forma de contribuir a la eco revolución

Close

Remedios caseros para aliviar exitosamente el reflujo gástrico

El reflujo gástrico es causado por un exceso de acidez del estómago que se filtra al esófago, el cual, a su vez, se deriva de una disfunción en la válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior –EEI–. Si bien el EEI puede abrirse con frecuencia, puede también no cerrarse bien y en consecuencia permitir que los ácidos del estómago se filtren.

Una persona víctima de este malestar tiende a sufrir, más de dos veces a la semana, de un ardor en el pecho o la garganta, tos seca, síntomas de asma o problemas para pasar la comida. Entre los factores de riesgo más comunes que pueden desarrollar el reflujo, se encuentra un excesivo consumo de alcohol, obesidad, embarazo, esclerodermia, tabaquismo e inclusive hierna de hiato –una afección del músculo que separa el tórax y la cavidad abdominal–.

Para prevenir y reducir los efectos de esta afección, hemos reunido una serie de remedios caseros. Te los compartimos:

Cambiar la manera de comer. Al reducir la cantidad de comida, se bajará la presión del estrés estomacal. Por lo que no comer dos o tres horas antes de irse a la cama puede reducir el riesgo de que los alimentos ejerzan presión en el EEI. Además, procurar comer lentamente permite digerir más fácil y rápidamente.

Jugo de sábila o aloe vera. Gracias a sus propiedades curativas, ambas plantas medicinales reducen el riesgo de contraer reflujo gástrico. Se puede beber poco a poco varias veces al día, sin exceder dos tazas al día.

Vinagre de manzana. Añade una cucharada de vinagre de manzana orgánica a 180 ml de agua. Revuélvelo y bébelo.

Manzana. Comer por lo menos una manzana al día mejora la salud y ayuda a calmar el reflujo gástrico.

Té de jengibre. El efecto antiinflamatorio del jengibre permite usarse como agente calmante para el estómago, reduciendo las náuseas y vómitos. Para hacer el té, corta un jengibre fresco, añadiéndole agua hirviendo. Deja que se mezcle durante cinco minutos, viértela en una taza agregándole miel. Bebe el té alrededor de unos 20 minutos antes de las comidas.

Ver Más
Close