Jamás viste los copos de nieve de esta manera (FOTOS)

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear.

Los hipnotizantes destellos fractales de los copos de nieve son realmente un reflejo de la perfección de la naturaleza. Se trata de unos pequeños cristales de hielo con diseños que recuerdan a la belleza de la precisión y la geometría.

Sin embargo, en lugares cada vez más cercanos al ecuador es inusual contemplar y aprehender este tipo de belleza natural. Por lo que en ocasiones sólo nos dejamos maravillar cuando el planeta nos brinda la ocasión de presenciarlo en el aquí y en el ahora.

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear. Entre ellos se encuentra el artista Alexey Kljatov, oriundo de Moscú –Rusia–, quien se especializa en los copos de nieve y ha tenido publicaciones en Wall Street Journal, Daily Mail, The Week, Esquire, Liberation, entre otras. 

Su insólito trabajo lo ha realizado con una macro técnica de lente reversal. Usando una cámara Canon Powershot A650IS a su máxima capacidad de zoom, este artista revela dramática y sutilmente los perfectos detalles de la nieve.



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Así fue como algunas zonas de la ciudad de México quedaron cubiertas de nieve (FOTOS)

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m.

Pequeños cristales de hielo que adoptan formas geométricas con características fractales, estos son ejemplos de lo que inunda actualmente la zona del Ajusco, Cuajimalpa y la carretera México-Toluca, en México.

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m. Si bien el Servicio de Urgencias del Estado de México implementó un operativo con más de 20 paramédicos en caso de accidentes, la realidad es que este fenómeno de la naturaleza es realmente inusual en esta zona del territorio mexicano.

La ciudad de México ha registrado numerosas nevadas a lo largo de la historia; como por ejemplo en 1967 cuando la Catedral Metropolitana y el Bosque de Chapultepec estuvieron cubierta de una capa de nieve de hasta 5 cm de espesor. Esto dio pauta a que niños y adultos tuvieran un acercamiento, real y valioso, a esta faceta de la naturaleza.

Ahora te compartimos las imágenes de este hermoso fenómeno natural que Santiago Arau Pontones inmortalizó con su visión fotográfica: 



White Horizon, las sutiles y fantasmagóricas fotografías de nevadas perfectas

Documental fotográfico de la nieve del oeste nos permite recorrer la prístina inmensidad de un sueño blanco.

Tomadas en el curso de un viaje al oeste americano, Michael G. Zimmerer documenta la nostálgica nieve que cubre el panorama. Estas fotografías de gran formato son testimonio de los mil tonos de blanco que velan la naturaleza en invierno, y solo algunos árboles o rocas aquí y allá dan muestra de la hibernación, o el sueño en el que está inmersa la naturaleza.

Aquí no hay línea que marque el horizonte entre la Tierra y el cielo, sino un velo silencioso sin interrupciones.

Zimmerer nació y creció en Florida, por lo que no tuvo mucho contacto con la nieve su juventud. Define White Horizoncomo una celebración “simple, casi ingenua” de la naturaleza del lugar.

Encuentro que la fotografía me ha ayudado a amar el paisaje y el lugar más que ninguna otra cosa. Mi trabajo va desde contar la historia de una tierra elegante vuelta oscura y decrépita, al descubrimiento del yo, y qué fácil perdemos muchos de nosotros eso que parece imposible realmente perder.

Uno de los objetivos de esta serie podría ser reemplazar o incluir la nieve en sus memorias de la infancia. Como si la experiencia de estos paisajes nevados infundieran una suerte “nostalgia de lo no vivido”. La idea de incluir imágenes nuevas en el archivo de los recuerdos es también encantadora. “Y ningún blanco (perdido) es tan blanco como el recuerdo de lo blanco”, decía William Carlos Williams. 

941c1f05b13068365a564cf170f12ab4

960d8ab331f11aa40c4137fa2c4b69a1

3364d5aae6e22527a03314d1dfe54755

039268191a77c0e40ef1e6975409f2cb

b0900d3c25d38f33c3a3af3ee6b4c4ac

horizon-22-680x455

7f0138b9667224b7203714a5ce2fae6e

 

 
 
 
 

        



Alquimia visual: la sublime formación de un copo de nieve (VIDEO)

Snowtime es un timelapse que en dos minutos de hipnótica hermosura nos muestra el proceso de formación de un cristal de hielo.

La geometría es sin duda un lenguaje universal. Además, representa uno de los recursos retóricos más hermosos de la naturaleza, y se manifiesta bajo miles de formas: fractales que florecen en las caídas de agua, complejas formaciones minerales, coreografías de aves volando, entre otras. Y probablemente una de las manifestaciones más delicadas de este lenguaje es la impresa en los cristales de hielo y su coqueta configuración geométrica.

Estas estructuras, y su hexagonal elegancia, ocupan un lugar privilegiado en el imaginario colectivo –en parte gracias a las invariables representaciones que han protagonizado. Y es que sus propiedades visuales son francamente encantadoras: son frágiles, translucidos, diminutos, y perfectos, estimulo ideal para desdoblar la imaginación o favorecer la introspección poética.

En términos muy simples, un cristal de hielo emerge a partir del ensalzamiento entre moléculas de hidrógeno y oxígeno: las primeras se colocan a los costados, y sirven de enlace con otros ‘oxígenos’, mientras que estos últimos se ubican en las puntas, dinámica que termina por dar vida a la forma de seis ‘brazos’.

Snowtime es un sublime timelapse, creado por Vyacheslav Ivanov, que a lo largo de dos minutos nos lleva por un recorrido microscópico al proceso de formación de un cristal de hielo –un suceso tan elocuente que difícilmente dejará de imprimir algo nuevo en tu relación consiente con la naturaleza. Por cierto, la pieza está musicalizada con un track de Aphex Twin que complementa deliciosamente la experiencia.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis



La nieve rosa, un fenómeno raro y excéntrico de colaboración natural

De entre las maravillas de la naturaleza está la nieve rosa: un tipo muy raro de nieve que se da en altitudes extremas y en regiones árticas.

Aunque parezca difícil de creer, a pesar de las temperaturas cercanas a cero, la acidez, la irradiación solar y el mínimo valor nutricional, en la nieve habitan varios seres vivos. Más de 60 especies de alga residen ahí, y por mucho la más común es la Chlamydomonas nivalis, que colorea la nieve de rojo o rosa.

El verano es el mejor momento del año para verlas, pero sólo se ven en regiones elevadas o climas árticos con bancos de nieve se rehúsan a rendirse ante al Sol. Lo sorprendente es que las c. nivalis no son rosas si se observan bajo un microscopio; son más bien bastante verdes (aquí un video donde se pueden apreciar). Lo que las hace rosas es una suerte de bloqueador de sol que se ponen para proteger su clorofila.

Sin este bloqueador, que es un carotenoide (el mismo que proteje nuestros ojos de los rayos UV), las nivalis no sobrevivirían por mucho tiempo. Así que cuando ocurre derretimiento, erosión o evaporación, y las algas se concentran en la superficie, la nieve se sonroja.

“Por razones obvias, la nieve rosa a veces es llamada “nieve sandía”, apunta la científica Jennifer Frazer, “¿Entonces por qué no deberías averiguar si también sabe a sandía? Hay una muy buena razón para no hacer esto”, concluye, “es un laxante”.

Chlamydomonas_nivalis_sun_cups_wiki_cc_Will_Beback

[Scientific American]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca