Jamás viste los copos de nieve de esta manera (FOTOS)

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear.

Los hipnotizantes destellos fractales de los copos de nieve son realmente un reflejo de la perfección de la naturaleza. Se trata de unos pequeños cristales de hielo con diseños que recuerdan a la belleza de la precisión y la geometría.

Sin embargo, en lugares cada vez más cercanos al ecuador es inusual contemplar y aprehender este tipo de belleza natural. Por lo que en ocasiones sólo nos dejamos maravillar cuando el planeta nos brinda la ocasión de presenciarlo en el aquí y en el ahora.

Existen artistas que en la búsqueda de expandir la belleza fractal de la naturaleza, deciden perpetuar a través de la fotografía los espléndidos diseños que sólo la Madre Tierra es capaz de moldear. Entre ellos se encuentra el artista Alexey Kljatov, oriundo de Moscú –Rusia–, quien se especializa en los copos de nieve y ha tenido publicaciones en Wall Street Journal, Daily Mail, The Week, Esquire, Liberation, entre otras. 

Su insólito trabajo lo ha realizado con una macro técnica de lente reversal. Usando una cámara Canon Powershot A650IS a su máxima capacidad de zoom, este artista revela dramática y sutilmente los perfectos detalles de la nieve.



La situación del maíz transgénico en México se decide esta semana

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México.

Este jueves 26 de enero un Tribunal Colegiado resolverá si se permite o no la siembra de maíz transgénico en México. En julio de 2013 se presentó una demanda de acción colectiva encabezada por científicos, campesinos y consumidores para detener la siembra de maíz transgénico en México. El tema central de esta demanda es la defensa de los derechos de las generaciones presentes y futuras de aprovechar la diversidad de los maíces nativos. En lo que va del juicio, tanto las empresas transnacionales (Monsanto, Syngenta Agro, Dow Agrosciences, PHI-Pioneer Dupont) como el Gobierno Federal (Semarnat y Sagarpa) han impugnado esta demanda al menos 97 veces. Sin embargo, desde septiembre de 2013 se logró por mandato judicial que se suspendiera la siembra de maíz transgénico en todo el territorio nacional. Esta suspensión es la que ha mantenido durante tres años y medio al maíz transgénico lejos de nuestra tierra. Esta suspensión fue impugnada por las empresas transnacionales y será en el transcurso de esta semana que el Primer Tribunal Colegiado en materia Civil del Primer Circuito con sede en la Ciudad de México resuelva si se mantiene la suspensión hasta que el juicio termine.

De acuerdo con el informe de la Demanda Colectiva Maíz, tanto el Gobierno como la industria tratan de evitar a toda costa que se genere un debate científico en los tribunales. Asimismo, se ha comprobado que durante el juicio la Semarnat le ha ocultado información al juez, entre ésta, un informe del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) que demuestra la presencia ilegal de maíz transgénico en México. Además, la misma industria ha reconocido que el polen de los maíces transgénicos puede dispersarse a lo largo del país, por lo que, una vez que se autorice la siembra, su dispersión sería incontrolable. Por otro lado, dentro del juicio, el Gobierno ha reconocido que los transgénicos no aseguran una mayor producción y que no hay evaluaciones sanitarias posteriores a la siembra. Así, la situación del maíz transgénico en México quedará en manos del Tribunal Colegiado en los siguientes días.

MÉXICO, D.F., 29SEPTIEMBRE2014.- Integrantes de diversas organizaciones, se manifestaron frente a Palacio Nacional al celebrarse el Día Nacional del Maíz.
FOTO: ENRIQUE ORDÓÑEZ /CUARTOSCURO.COM

El maíz se originó y diversificó en México, esta plata se domesticó hace cinco mil años y actualmente tenemos 64 razas de maíz y miles de variedades, que son el resultado de la interacción de las comunidades y sus sistemas agrícolas. Se estima que para los mexicanos, el maíz representa el 53% del total de calorías que consumimos y el 39% de todas las proteínas, siendo así el cultivo más importante para el país. Lamentablemente, desde el 2001 se empezó a detectar contaminación de maíces nativos con genes transgénicos. Esto es extremadamente grave porque la diversidad genética de las razas nativas es uno de los más grandes legados de México. Considerando que las condiciones climáticas en todo el mundo están cambiando, la diversidad genética de los maíces nativos mexicanos será una pieza clave para garantizar la seguridad alimenticia de las siguientes generaciones.

Ahora bien, imaginemos que los maíces de un campesino se han contaminado por el polen de los maíces transgénicos que se siembran cerca de su parcela. Debido a que la contaminación genética no se puede detectar a simple vista, es imposible que el campesino sepa que su maíz ha sido contaminando. Por lo tanto, esta persona seguirá sembrando el maíz contaminado y compartiendo sus semillas con otros campesinos como siempre lo ha hecho. Esto generaría una dispersión incontrolable y un daño irreversible, pues a largo plazo perderíamos las variedades nativas de maíz, uno de los legados bioculturales más importantes de México.

Es importante saber que el maíz transgénico tiene una tolerancia al herbicida glifosato y al mismo tiempo produce una sustancia tóxica que funciona como insecticida. Por lo tanto, cuando se rocían grandes cantidades de glifosato sobre los cultivos, todas las plantas mueren excepto las transgénicas, pues son resistentes. El glifosato es una sustancia catalogada como posible cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Comúnmente, el glifosato se rocía utilizando avionetas en grandes extensiones de tierra. Este herbicida se dispersa con el viento, el riego y la lluvia y llega a otros cultivos, ecosistemas y cuerpos de agua tanto en la superficie como en el subsuelo. Evidentemente, esto pone en riesgo tanto a las poblaciones humanas como a la biodiversidad. Por ejemplo, ya se ha detectado glifosato en al agua subterránea en Chiapas y se tiene evidencia de que la mariposa monarca ha disminuido su población debido al aumento de glifosato en su ruta migratoria.

La industria de los transgénicos se ha caracterizado por disfrazar los peligros de soluciones. Sin duda, México debe unirse a la creciente lista de países que prohíben la siembra de organismos transgénicos en sus territorios. Pues no hay argumento que justifique poner en juego nuestra soberanía alimentaria.

Para mayor información sobre la Demanda Colectiva Maíz, puedes visitar su página en Facebook.

– Dr. Fernando Córdova Tapia

(@FerCordovaTapia)



Así fue como algunas zonas de la ciudad de México quedaron cubiertas de nieve (FOTOS)

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m.

Pequeños cristales de hielo que adoptan formas geométricas con características fractales, estos son ejemplos de lo que inunda actualmente la zona del Ajusco, Cuajimalpa y la carretera México-Toluca, en México.

Entre lluvias ligeras en la madrugada, la nieve se dejó caer en la zona centro del país alrededor de las 8:00 a.m. Si bien el Servicio de Urgencias del Estado de México implementó un operativo con más de 20 paramédicos en caso de accidentes, la realidad es que este fenómeno de la naturaleza es realmente inusual en esta zona del territorio mexicano.

La ciudad de México ha registrado numerosas nevadas a lo largo de la historia; como por ejemplo en 1967 cuando la Catedral Metropolitana y el Bosque de Chapultepec estuvieron cubierta de una capa de nieve de hasta 5 cm de espesor. Esto dio pauta a que niños y adultos tuvieran un acercamiento, real y valioso, a esta faceta de la naturaleza.

Ahora te compartimos las imágenes de este hermoso fenómeno natural que Santiago Arau Pontones inmortalizó con su visión fotográfica: 



White Horizon, las sutiles y fantasmagóricas fotografías de nevadas perfectas

Documental fotográfico de la nieve del oeste nos permite recorrer la prístina inmensidad de un sueño blanco.

Tomadas en el curso de un viaje al oeste americano, Michael G. Zimmerer documenta la nostálgica nieve que cubre el panorama. Estas fotografías de gran formato son testimonio de los mil tonos de blanco que velan la naturaleza en invierno, y solo algunos árboles o rocas aquí y allá dan muestra de la hibernación, o el sueño en el que está inmersa la naturaleza.

Aquí no hay línea que marque el horizonte entre la Tierra y el cielo, sino un velo silencioso sin interrupciones.

Zimmerer nació y creció en Florida, por lo que no tuvo mucho contacto con la nieve su juventud. Define White Horizoncomo una celebración “simple, casi ingenua” de la naturaleza del lugar.

Encuentro que la fotografía me ha ayudado a amar el paisaje y el lugar más que ninguna otra cosa. Mi trabajo va desde contar la historia de una tierra elegante vuelta oscura y decrépita, al descubrimiento del yo, y qué fácil perdemos muchos de nosotros eso que parece imposible realmente perder.

Uno de los objetivos de esta serie podría ser reemplazar o incluir la nieve en sus memorias de la infancia. Como si la experiencia de estos paisajes nevados infundieran una suerte “nostalgia de lo no vivido”. La idea de incluir imágenes nuevas en el archivo de los recuerdos es también encantadora. “Y ningún blanco (perdido) es tan blanco como el recuerdo de lo blanco”, decía William Carlos Williams. 

941c1f05b13068365a564cf170f12ab4

960d8ab331f11aa40c4137fa2c4b69a1

3364d5aae6e22527a03314d1dfe54755

039268191a77c0e40ef1e6975409f2cb

b0900d3c25d38f33c3a3af3ee6b4c4ac

horizon-22-680x455

7f0138b9667224b7203714a5ce2fae6e

 

 
 
 
 

        



Alquimia visual: la sublime formación de un copo de nieve (VIDEO)

Snowtime es un timelapse que en dos minutos de hipnótica hermosura nos muestra el proceso de formación de un cristal de hielo.

La geometría es sin duda un lenguaje universal. Además, representa uno de los recursos retóricos más hermosos de la naturaleza, y se manifiesta bajo miles de formas: fractales que florecen en las caídas de agua, complejas formaciones minerales, coreografías de aves volando, entre otras. Y probablemente una de las manifestaciones más delicadas de este lenguaje es la impresa en los cristales de hielo y su coqueta configuración geométrica.

Estas estructuras, y su hexagonal elegancia, ocupan un lugar privilegiado en el imaginario colectivo –en parte gracias a las invariables representaciones que han protagonizado. Y es que sus propiedades visuales son francamente encantadoras: son frágiles, translucidos, diminutos, y perfectos, estimulo ideal para desdoblar la imaginación o favorecer la introspección poética.

En términos muy simples, un cristal de hielo emerge a partir del ensalzamiento entre moléculas de hidrógeno y oxígeno: las primeras se colocan a los costados, y sirven de enlace con otros ‘oxígenos’, mientras que estos últimos se ubican en las puntas, dinámica que termina por dar vida a la forma de seis ‘brazos’.

Snowtime es un sublime timelapse, creado por Vyacheslav Ivanov, que a lo largo de dos minutos nos lleva por un recorrido microscópico al proceso de formación de un cristal de hielo –un suceso tan elocuente que difícilmente dejará de imprimir algo nuevo en tu relación consiente con la naturaleza. Por cierto, la pieza está musicalizada con un track de Aphex Twin que complementa deliciosamente la experiencia.

Twitter del autor: @ParadoxeParadis



La nieve rosa, un fenómeno raro y excéntrico de colaboración natural

De entre las maravillas de la naturaleza está la nieve rosa: un tipo muy raro de nieve que se da en altitudes extremas y en regiones árticas.

Aunque parezca difícil de creer, a pesar de las temperaturas cercanas a cero, la acidez, la irradiación solar y el mínimo valor nutricional, en la nieve habitan varios seres vivos. Más de 60 especies de alga residen ahí, y por mucho la más común es la Chlamydomonas nivalis, que colorea la nieve de rojo o rosa.

El verano es el mejor momento del año para verlas, pero sólo se ven en regiones elevadas o climas árticos con bancos de nieve se rehúsan a rendirse ante al Sol. Lo sorprendente es que las c. nivalis no son rosas si se observan bajo un microscopio; son más bien bastante verdes (aquí un video donde se pueden apreciar). Lo que las hace rosas es una suerte de bloqueador de sol que se ponen para proteger su clorofila.

Sin este bloqueador, que es un carotenoide (el mismo que proteje nuestros ojos de los rayos UV), las nivalis no sobrevivirían por mucho tiempo. Así que cuando ocurre derretimiento, erosión o evaporación, y las algas se concentran en la superficie, la nieve se sonroja.

“Por razones obvias, la nieve rosa a veces es llamada “nieve sandía”, apunta la científica Jennifer Frazer, “¿Entonces por qué no deberías averiguar si también sabe a sandía? Hay una muy buena razón para no hacer esto”, concluye, “es un laxante”.

Chlamydomonas_nivalis_sun_cups_wiki_cc_Will_Beback

[Scientific American]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca