Estudiante crea increíble dispositivo para ahorrar agua de la ducha

Como una medida de prevención y contención de esta crisis acuífera, el joven Alberto Vásquez diseñó Gris, el dispositivo con la capacidad de reutilizar el 90 por ciento del agua de una ducha.

La escasez de agua es un fenómeno que ha afectado ya a cada uno de los continentes. De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano de Tecnología de Agua (IMTA), cerca de 1 200 millones de personas –lo que equivale a la quinta parte de la población mundial–, sufren de la escasez física de agua, mientras que 1 600 millones de personas –1/4 de la población mundial–, se enfrentan a la escasez económica de agua.

Mientras que en numerosos lugares rige la escasez de agua, en otros lados existe un derroche de cuantiosos litros de agua. Inclusive se estima que en las duchas y baños se pierde un total de 12 por ciento del total de agua que se consume en un hogar; en jalar la palanca del WC, 10 litros por día; y una ducha, 30 litros.

Por esta razón se ha fomentado la idea de ahorrar el agua como un estilo de vida. Se trata de generar consciencia ante esta desigualdad de abastecimiento del agua, la cual está distribuida irregularmente ya que es desperdiciada, contaminada o gestionada de forma insostenible. Entre las alternativas más promovidas se encuentra el reutilizar el agua usada para la cocina, el baño y la lavadora. Si bien es una practica que requiere rigurosidad y constancia, la realidad es que en muchos lugares del planeta no se lleva a cabo.

Como una medida de prevención y contención de esta crisis acuífera, el joven Alberto Vásquez diseñó Gris, el dispositivo con la capacidad de reutilizar el 90 por ciento del agua de una ducha. A través de cuatro células modulares interconectadas y desmontables, se almacenan diez litros de agua –equivalente a un balde promedio–.

568bceeaae047_crop 568bceea130fc_crop

Con este invento, el agua recolectada puede emplearse en el inodoro o en otras actividades domésticas como la limpieza; y de este modo ahorrar cerca de 80 litros de agua por persona y día en un hogar promedio. Esto significaría que, en un país de 50 millones de habitantes, se estaría ahorrando 1.5 millones de litros de agua por día.

Este diseño de Vásquez fue premiado por Braun Prize 2015 Sostenibilidad, en la categoría de estudiantes, pues es un sistema simple, económico y fácil de adoptar. De este modo se podrá mejorar la vida de muchas personas que también requieren de este recurso natural tan vital.

 



¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia.

“De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive.

Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.”

– Thomas Carlyle.

Todos los días somos testigos de crisis mundiales, nacionales, familiares, individuales. Muchas veces nos cuestionamos ¿cómo es que llegamos a esto? ¿en qué momento dejamos que las cosas se fueran en esta dirección? Todas estas preguntas podrían convertirse en una invitación hacia nosotros mismos de tomar acciones para cambiar esos escenarios; en una invitación a ser agentes de cambio en el mundo, es decir, en nuestras propias vidas.

Dar un paso al frente, estar dispuestos a entregarnos a una causa para realmente influir en la balanza. No hay que perder de vista que todo empieza por uno, querer ser parte de algo más grande. Es ahí donde es más visible el espíritu de los voluntarios quienes cuentan con la intención genuina de hacer algo más por todo lo que les rodea.

Ser voluntario nos llama a querer cambiar al mundo, no escatimemos en la entrega y las ganas, son pautas que marcan la diferencia. Por supuesto, que se debe de pensar de manera estratégica, de modo que las acciones que se realicen sean claras, contundentes y con impacto.

Existe un abanico inmenso de voluntariado. Seleccionar una causa puede ser complicado. Se puede determinar la causa en la que se quiere participar de acuerdo a los talentos que se poseen, de tal modo que se vuelve una experiencia gratificante y de suma relevancia de adquisición de aprendizajes. Teniendo presente que el potencial de cada persona y de cada proyecto con la finalidad de construir una nueva realidad.

Las opciones de voluntariado en el sector forestal son diversas, lo cual nos permite involucrarnos con diferentes causas. Por ejemplo, en Reforestamos México A.C. hay una oferta muy interesante ya que tienen diferentes planes para que personas con diferentes perfiles se puedan unir a la causa.

Sus proyectos están alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (OSD) para contribuir a la estrategia global, especializándose en el aseguramiento de los bosques para su desarrollo. Dependiendo de los perfiles y del avance de los proyectos se hacen las convocatorias, por lo cual las posibilidades de participación son muy altas. El objetivo es encontrar talento para acercar los bosques a las ciudades y viceversa; desde la analogía filosófica, hasta lo más tangible: la experiencia de las personas que viven tanto en los bosques como en las ciudades.

Como organización, trabajan para transformar la realidad económica, social y ambiental de la gente que vive en los bosques. El reto es: demostrar que los bosques son sinónimo de riqueza y bienestar. Razón que ilustra el gran empuje del voluntariado que promueve Reforestamos México, el talento al servicio de los bosques logrará que se transformen para ser competitivos, multiplicando su riqueza y conservando su biodiversidad.

Con esta propuesta podemos replantearnos la primera pregunta: ¿Cómo estás dispuesto a cambiar la realidad en la que vivimos?

Autora: Mariana Sordo Moro

Coordinación de Personal

Reforestamos México, A.C.



Sistema Trappist-1: los siete planetas descubiertos por la NASA (VIDEO)

Esta es la primera vez que astrónomos logran identificar un sistema solar similar al nuestro con siete planetas.

En una conferencia de prensa, la NASA reveló el pasado miércoles 22 de febrero el descubrimiento de nuevos siete planetas, del tamaño de la Tierra, orbitando alrededor de una estrella. Este nuevo sistema se encuentra a tan sólo 40 años luz de nosotros, lo cual facilitaría tanto su exploración como investigación. Por el momento, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE.UU. intuye que tres de los planetas recién descubiertos cuentan con características similares a nuestro planeta, haciéndolos habitables para vida humana. 

Esta es la primera vez que astrónomos logran identificar un sistema solar similar al nuestro con siete planetas. Por ejemplo, los planetas cuentan con un tamaño y condiciones atmosféricas –oxígeno, metano, ozono y dióxido de carbono– similares a los nuestros, facilitando incluso una superficie acuífera en cada uno de ellos.  

El autor de esta investigación, llamada TRAPPIST, Michael Gillon, ha considerado que este descubrimiento es una pieza clave para el rompecabezas del universo, en donde los ambientes habitables eran pensados como sueños fallidos. Pero parece ser que este sistema, el cual está asociado con el de Acuario a tan sólo 235 billones de kilómetros del nuestro, cuenta con planetas terrestres como la Tierra y una estrella solar más pequeña y ligera que nuestro Sol. De hecho, las órbitas de los planetas más cercanos a la estrella son de aproximadamente 1.5 y 2.4 días, mientras que el del sexto planeta, 12 días. Se cree que el último planeta tiene una órbita de 20 días. 

 Al nuevo sistema solar se le nombró “Sistema Trappist”, en honor al telescopio Transiting Planets and Planetesimals Small Telescope en Chile que ayudó a encontrar a tres de los siete planetas en mayo del 2016. Con el apoyo de otros telescopios del telescopio de la NASA Spitzer y el European Southern Observatory’s Very Large Telescope, se consiguió descubrir los otros planetas del sistema. Y fue a partir de este año que los investigadores notaron que uno de los planetas cuenta con la presencia de agua, facilitando la sospecha que los demás tienen condiciones similares. 

 

 



¿Cómo mejorar el aprendizaje? Consejos de la neurociencia para lograrlo

De acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día.

El aprendizaje, junto con la atención y la memoria, ayuda al ser humano a desarrollar numerosas herramientas para la supervivencia y la cotidianidad. Y de acuerdo con un reciente estudio de Nature Neuroscience, se requiere un poco de manipulación de los neurotransmisores, forzado por la práctica, para fortalecer el aprendizaje en el día a día. 

Para los investigadores, el comprender el efecto del sobreaprendizaje sobre el desarrollo de un nuevo recurso, fue un proceso vital para un mejor entendimiento del cerebro. Para lograrlo dividieron en dos grupos a los voluntarios. 

El primero fue expuesto a ejercicios de aprendizaje sobre un tema, al haber mejoría en la habilidad en práctica tomaban un descanso de 30 minutos y regresaban para más ejercicios de aprendizaje sobre otro tema. Al día siguiente realizaban una post-prueba, en donde los individuos tenían buenos resultados en último tema practicado y pésimos en el primero. Estos resultados fueron como si el grupo no hubiese sido entrenado en nada.  En palabras de Takeo Watanabe, profesor de Ciencias Cognitivas, Lingüísticas y Psicológicas en Brown University, en EE.UU., y autor del estudio, “Cuando uno deja de entrenar inmediatamente después de haber adquirido una habilidad nueva, el área del cerebro asociada con esta habilidad aún es plástico”. Es decir, débil. El cerebro es flexible y se adapta en función del aprendizaje de nuevas herramientas; por lo que si uno se detiene justo después de haber adquirido una de ellas, el cerebro está en un estado plástico, en un estado “preparado-para-el-aprendizaje”, y absorberá la información del segundo conocimiento –y no del primero–. 

El segundo grupo practicó el tema por más tiempo y más repeticiones, un descanso de 30 minutos y un nuevo tema que aprender. Al día siguiente, en el post-test, los individuos obtuvieron mejores resultados en aquellos temas que pasaron un poco más de 20 minutos extras en practicar, sin que un tema pudiese interferir con el otro. 

De modo que aunque el primer grupo no “sobreaprendió”, tuvo un mejor resultado en el último tema; el segundo mostró un una mejoría global con un lapso mayor de práctica y aprendizaje. Para comprender las causas, Watanabe y sus colegas realizaron fMRI, escanografías del cerebro mediante el registro de oxígeno; es decir que requirieron ver las áreas cerebrales que se activaban usando más oxígeno, carbono y nitrógeno –traducido en la presencia de neurotransmisores– permitiendo deducir cuáles químicos incrementan en niveles durante el proceso de aprendizaje.

Fue así que repitiendo el experimento con la máquina MRS, con dos cambios principales –uno, que los dos grupos estarían entrenando la misma cantidad de veces sin el segundo entrenamiento; dos, antes y durante tanto del entrenamiento como la prueba se estaría escaneando la actividad cerebral. El resultado fue sorprendente: si uno no “sobreaprende”, el cerebro consigue niveles altos de glutamato-dominante –el cual facilita al cerebro a entrar en modo plástico o “preparado-para-el-aprendizaje”–; pero si se sobre carga de información, los niveles de glutamato disminuyen y los de GABA incrementan –encargado de estabilizar el cerebro–. Para Watanabe, “Si se sobreaprende la habilidad, el estado del cerebro cambia muy rápido de ser plástico a estable”, lo cual significa que el cerebro tiene más tiempo de “congelar” la habilidad previniendo de olvidarla. 

Es decir que para aprender un tema es recomendable “sobreaprender” –repetir y repetir– la base para comprender así lo complejo. Si bien se dice que hay un riesgo del olvido con el paso del tiempo, la realidad es que existen numerosas técnicas para mantener el conocimiento en un periodo a largo plazo; como por ejemplo, dar tiempo a que suceda el aprendizaje sin necesidad de mezclar los temas. 



Greenpeace te da 10 consejos sencillos para cuidar el agua en nuestro hogar

El objetivo no sólo es crear consciencia sobre una nueva cultura del agua que permita el desarrollo y acceso justo a este recurso primario, también implementar todo tipo de acciones que reduzcan los efectos negativos de la falta de agua.

La campaña #NoWalking4Water, de We are Water Foundation, manda un mensaje importante sobre el acceso al agua en diferentes partes del mundo. De acuerdo con ellos, existen dos maneras de beber agua: la primera, tomar un vaso, abrir el grifo y beber; la segunda, tomar un garrafón, caminar 5 km, llenar el garrafón, regresar 5 km con un garrafón lleno de agua, llenar un vaso y beber. “La única diferencia entre ambos: el acceso.”

El objetivo no sólo es crear consciencia sobre una nueva cultura del agua que permita el desarrollo y acceso justo a este recurso primario, también implementar todo tipo de acciones que reduzcan los efectos negativos de la falta de agua. Estas acciones incluyen mejorar las infraestructuras, la educación y la salud o el desarrollo de las regiones más marginadas del planeta.

Captura de pantalla 2016-03-23 a las 4.48.12

Son acciones grandes que sólo instituciones, asociaciones y ONG tienen la capacidad informativa y práctica para lograrlo. Sin embargo, ¿cómo podemos “poner nuestro grano de arena” para esta situación tan crítica? A continuación te compartimos 10 acciones que, según Greenpeace, son las ideales para cuidar el agua en nuestro hogar:

– Elige alimentos locales y de temporada. Los productos procesados requieren una cantidad grande de agua debido a sus conservantes.

– Procura consumir productos sostenibles. Por ejemplo, productos de mar que sean utilizados con métodos de pesca artesanal. La sobrepesca y la acuicultura intensiva son de los principales riesgos para el equilibrio de los océanos. 

– Reduce el consumo de carne. No sólo es bueno para la salud, también para disminuir el consumo enorme de agua destinado a la alimentación del ganado. Hoy en día, los pastos y cultivos destinados a la alimentación del ganado son las principales causas de la deforestación mundial. ¿Sabías que el consumo de carne rojo acelera el desarrollo sexual de las mujeres? 

– Disminuye el consumo de plástico en alimentos, cosméticos y ropa. La mayoría de estos productos terminan en los océanos. Este plástico no desaparece, sólo impacta en las especies que viven en el medio marino, y se incorpora a la cadena alimenticia. Reduce, reutiliza y recicla para evitar que los océanos se llenen de plástico para el 2050.

– No tires aceite de guisos, líquido de frenos o anticongelante al desagüe. Son sustancias contaminantes que terminan en ríos y mares. Aquí te compartimos alternativas sustentables.

– Usa un detergente biodegradable –sin fosfatos–, bicarbonato o vinagre para lavar. Pon la lavadora y la lavavajillas con la carga completa.

– Usa fertilizantes orgánicos y naturales. Así ahorras agua sin contaminar la tierra.

– Forma parte del reto Detox al elegir prendas libres de sustancias tóxicas que contaminan el agua de producción y de su destino. Conoce más sobre el reto Detox.

– Dúchate en vez de darte un baño. Cierra el grifo mientras te enjabonas. Calcula el límite de una canción, y cuando termine, sal de la ducha. Ahorra cientos de litros de agua al mes. También está este dispositivo ahorrativo de agua para la ducha. Dale click aquí.

– Si vas de viaje, deja el entorno tal como lo encontraste. Escoge deportes náuticos que no usen motor de gasolina. Fomenta el ecoturismo. Aquí te compartimos 5 hoteles ecosustentables en México.



11 recomendaciones básicas para ahorrar agua en tu hogar

Si incorporas estas sencillas recomendaciones a tu vida diaria, en un año habrás ahorrado una cantidad de agua inimaginable (con los beneficios económicos y medioambientales que esto implica)

Aunque muchas de estas recomendaciones te parecerán obvias, otras te recordarán los consejos que te daban en la escuela cuando niño, y unas más incluso ya las practiques ocasionalmente –en cuyo caso, más que sugerencias serán recordatorios–; lo cierto es que el llevarlas a cabo en conjunto implica un ahorro considerable de agua, sobre todo si lo multiplicamos por cada uno de los días que comprenderá tu existencia. 

Dicho lo anterior, a continuación enlistamos 11 sencillas medidas para economizar agua y avanzar, al menos unos pasos, en tu camino a la autosustentabilidad (por cierto, el estado al cual todos los seres vivos debiésemos estar orientados):

1. Acompaña tu ducha con una cubeta para almacenar el agua extra que cae. Con un poco de cuidado puedes evitar que caiga en ella jabón o champú y te puede servir para regar tus plantas o lavar los trastos. 

2. Coloca una botella de un litro llena de tierra o arena en la caja de tu WC y así la carga de agua en cada uso será menor. 

3. Cierra el agua mientras estés lavando tus dientes o los trastos. Vuelve a abrirla sólo para enjuagarte o enjuagarlos.

4. Espera a activar tu lavadora de trastos o de ropa hasta que esté completamente llena. No la actives con medias cargas; es un gran desperdicio. 

5. Invierte con inteligencia. En la medida de tus posibilidades, contempla la adquisición de un WC ahorrador o de un sencillo sistema para filtrar el agua de tu ducha y que puedas reutilizarla en regar.

6. Reutiliza el agua que usas para cocinar por ejemplo una pasta o para cocer tus verduras. Espera a que el agua se haya enfriado y aprovéchala para regar (tus plantas te lo agradecerán aún más, ya que esta agua incluye nutrientes extra).

7. Trata de recolectar, aunque sea a escala micro, agua de lluvia. Y si está dentro de tus posibilidades, incluso podrías invertir en un sencillo sistema de captación.

8. Evita cualquier fuga visible y pon atención para detectar probables fugas que no sean tan evidentes.

9. Tal vez te horrorice la idea pero, ¿realmente tienes que descargar tu WC cada vez que vas al baño? 

10. En la ducha, trata de ser conciso y breve (guarda esas duchas largas para momentos en los que realmente necesitas una sesión terapéutica). 

11. Riega tus plantas por la noche, así el agua será absorbida antes de que se evapore con el Sol. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca