Ciclistas exigen redes de monitoreo del aire en el D.F.

Existe una norma incumplida que dicta que las ciudades con más de 500 mil habitantes deberán instalar centros de monitoreo de la calidad del aire.

Los ciclistas en las ciudades no solo enfrentan una cultura que es producto de años en los que el automóvil ha sido privilegiado en las ciudades. Ello implica el peligro de que la importancia del ciclista aparentemente lleva un valor menor en relación al automovilista. Además de los obstáculos y la mala cultura, naturalmente también los ciclistas enfrentan los estragos de una mala calidad del aire de una manera más directa en comparación con los automovilistas.

En días pasados decenas de ciclistas en el D.F han hecho una protesta muy puntual. Lejos de las generalizaciones, como el mejorar las condiciones para los ciclistas, exigieron que se cumpla la Norma Oficial Mexicana 156 con el fin de que existan redes de monitoreo del aire en las más de 34 ciudades del país con más de 500 mil habitantes.

En México cada año la mala calidad del aire causa la muerte, directa o indirectamente, de hasta 14 mil 700 personas en el país.

Esta protesta es considerada una de las más directas respecto a los derechos, tanto del peatón como de los ciclistas, como miembros de una cuidad que habría de ser pensada en relación a todos.

[La Jornada]

Fotografía principal: indeporte.mx



El hielo del Ártico está más vulnerable de lo que creíamos

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares.

En los últimos años ha surgido la preocupación ante el deshielo de los polos debido al calentamiento global. Poco a poco se ha tratado de investigar a profundidad las causas, consecuencias y medidas de prevención para enfrentar esta crisis global. Un ejemplo de ello es la investigación realizada por The Earth Institute de Columbia University, desde el siglo XX, en la cual se surgiere que la Antártica es más vulnerable ante los próximos aumentos de temperatura de lo que se solía creer. 

Para llegar a esa conclusión, los científicos grabaron los canales de agua deshielada para tratar de encontrar la distancia que recorrían y el tiempo que hacían para llegar a los océanos. Los resultados no fueron gratos. En palabras de Jonathan Kingslake, glaciólogo y miembro de la investigación, “Esto no es el futuro. Se está expandiendo ahora mismo y ha sido así en las últimas décadas.” 

Anteriormente se creía que el agua deshielada se quedaba en la zona; sin embargo la investigación demostró que estas aguas se mueven a lo largo de la superficie de la Antártica recorriendo grandes áreas. En total, hay 700 canales y lagunillas que recorren desde 121 km hasta 604 km a 1 300 metros sobre el nivel del mar. Suponen sitios en donde se pensó que era imposible el flujo acuífero y que, pese a la lógica física, pueden llegar a formar cascadas; como la que se encuentra en Nansen Ice Shelf, con una altura de 122 metros. 

Estas aguas deshieladas usualmente se congela de nuevo en invierno, sin embargo en los últimos años se ha vivido una pérdida considerable de hielo debido al calentamiento global. Esto quiere decir que hay ahora más agua deshielada de la que se vuelve congelar, y conforme las temperaturas aumenten, continuará el mismo curso de deshielo ocasionando numerosas crisis en el planeta. 

 

El problema del flujo de las aguas deshieladas es que desprotegen la zona polar de los océanos más cálidos, provocando fracturas y derretimiento de la mayoría de los glaciares. En otras palabras, estas aguas deshieladas dejan expuestos y en vulnerabilidad a los polos; como muestran las zonas rojas de la imagen a continuación:

 Más en Ecoosfera: 

¿Qué está pasando en el Ártico? Conoce la campaña para proteger esta zona de las voraces petroleas

Un albúm lleno de recuerdos: el mundo Ártico que pronto dejará de ser (FOTOS)

Victoria ciudadana: Shell se va del Ártico indefinidamente



Correr una hora prolonga la vida siete horas, estudio

Según un nuevo estudio realizado por el profesor de kinesiología en la Iowa State University, Duck-chul Lee, correr durante una hora prolonga la esperanza de vida incluso siete horas.

Salir a correr es una de las actividades físicas con mayor número de beneficios tanto corporales como psicoemocionales: incrementa los niveles de endorfinas y serotonina, brindando mayor estabilidad en cada uno de los sistemas corporales y en la salud psicológica de la persona que lo practica; ayuda a la digestión, y por tanto a absorber con mayor facilidad los nutrientes de los alimentos y a desechar todas las toxinas que se encuentran en el cuerpo; entre otros. Según un nuevo estudio realizado por el profesor de kinesiología en la Iowa State University, Duck-chul Lee, correr durante una hora prolonga la esperanza de vida incluso siete horas y previene tanto enfermedades como muerte prematura. 

Para llegar a esta conclusión tan específica, Dr. Lee realizó un análisis en el que comparaba la esperanza de vida entre no corredores y corredores, encontrando que los últimos tendían a vivir tres años más que los primeros –aún si corren lento o esporádico y fuman, beben o tienen sobrepeso–. Lee retomó un estudio elaborado hace aproximadamente tres años en el que se indicaba que correr diario durante cinco minutos se correlacionaba con la prolongación de vida. De modo que para analizar la relación necesitaba primero que nada establecer los factores de mortalidad y ejercicio, y luego recolectar la información de los voluntarios a una grande escala. 

Conforme se fue realizando el análisis, Lee encontró que una persona corredora –frecuente o no– disminuía el riesgo de una muerte prematura hasta un 40 por ciento, controlando factores como el tabaco, bebidas alcohólicas, problemas de salud como hipertensión u obesidad, de ataques cardíacos en un 25 por ciento y de muertes en un 16 por ciento. Y no sólo eso: los investigadores calcularon que correr regresaba estadísticamente más tiempo en la vida de las personas que la que les hacía consumir. Estimaron que un corredor típico pasa menos de seis meses en correr dos veces a la semana durante 40 años, y poseía un incremento en la esperanza de vida de 3.2 años; es decir que una hora de correr alarga la esperanza de vida siete horas. 

Dr. Lee agrega en su estudio que estas adiciones “no son infinitas”; correr no vuelve inmortal a las personas pero reduce los efectos de la vejez y mejora la calidad de vida. 

 



Conoce la red de ciudadanos pro bici más grande de México: BICIRED

Decenas de colectivos en apoyo al uso de la bicicleta agrupados en esta iniciativa

En México, especialmente durante la última década, ha estado formándose un movimiento importante de ciclistas. Lo anterior ha resultado en que en grandes ciudades como Guadalajara o el DF ya hayan sido instalados, por primera vez, sistemas de bicicletas públicas (cabe apuntar, gracias a la exigencia ciudadana). 

Las personas van descubriendo no sólo beneficios para la salud y el estado emocional como resultado de usar la bici; también, lo idílico que resulta este medio de transporte para llegar más rápido y sin estrés a los lugares que se necesita. Entre este descubrimiento social han emergido en cientos de ciudades, pequeñas y grandes, colectivos que impulsan acciones para promover el uso de las bicicletas en sus respectivos lugares, que van desde la promoción de una cultura de la bicicleta hasta la exigencia a las autoridades para el desarrollo de infraestructura vial pro bici.

De entre estas iniciativas quizá la de mayor alcance, justo porque agrupa en un mismo organismo a numerosos colectivos pro bicicleta, es la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BICIRED). Aquí se coordinan acciones para generar cambios en pro del uso de la bicicleta y también se crea una cohesión de información sobre esta cultura, a su vez generada por cada una de las organizaciones. 

En la página de esta organización encontrarás campañas, conferencias, congresos, campamentos, artículos y pronunciamientos. Se trata de una iniciativa para hacer crecer el movimiento de la bicicleta; además, su vinculación hace que se potencien otras  iniciativas similares en objetivos. 

Como ejemplo, una de las campañas más significativas de los últimos meses fue la de “Hazla de Tos”,donde ciclistas de 30 ciudades mexicanas hicieron simultáneamente actos para exigir una mejor calidad del aire y la promoción del uso de la bicicleta. Si estás interesado en unirte a un colectivo pro bici o ser parte de esta fusión de colectivos, puedes buscar mayor información aquí.

El uso de la bicicleta como un medio de activismo silencioso para con el medio ambiente y con uno mismo está creciendo, afortunadamente, aun en un país como México, donde el automóvil llegó a ser un equivocado símbolo de estatus.



Activistas se encargan de mejorar las condiciones para ciclistas en Seattle

Al ver las condiciones viales a las que se exponían, un grupo de ciclistas de Seattle decidió usar activismo “cortés” para proteger su carril en una vía pública.

DIY_Safer_bike_lane.png.662x0_q100_crop-scale

En abril, un admirable grupo de ciclistas de Seattle decidió tomar acciones para remarcar lo importante que es garantizar la seguridad de ciclistas, y a la vez, lo fácil que es hacerlo. El grupo, que se hace llamar los Reasonably Polite Seattleites, invirtió $350 USD y un poco de trabajo manual gratuito para instalar torres reflectantes a lo largo del carril para bicicletas de Cherry Street.

La intención de este grupo no era dedicarse a mejorar las calles de Seattle al hacerlas más seguras para los ciclistas y conductores, más bien, era llamar la atención del gobierno —cosa que lograron. Después de instalar las torres con almohadillas desmontables, el grupo escribió una carta al Departamento de Transporte de la ciudad, explicando que las torres eran necesarias ya que mejoraban el tránsito al advertir a los conductores que debían respetar el carril para bicicletas, y además, prevenían que autos y camiones se estacionaran en él.

El gobierno respondió a dicha manifestación pacífica y removió las torres de los ciclistas para instalar unas permanentes de menos altura (ya que estás les ofrecían a los ciclistas más espacio).

Los Reasonably Polite Seattleites ejemplifican el potencial de una iniciativa ciudadana; demostraron que el papel de toda persona es mejorar el espacio en el que viven, e inspiraron al gobierno a actuar, siguiendo su ejemplo.

[Treehugger]



Ciclistas desnudos en la Ciudad de México, una manera peculiar de crear conciencia

Un grupo de ciclistas desnudos recorrieron la Ciudad de México a manera de protesta.

cliclistas

En la Ciudad de México miles de ciclistas se desnudaron para captar atención en un intento por crear conciencia sobre la importancia de suplir el uso de automóviles por bicicletas.

Este movimiento tuvo origen en Canadá y se lleva a cabo cada año en varias ciudades del mundo.

Los organizadores también dijeron que montar bicicletas desnudos resalta la fragilidad del cuerpo humano y la necesidad de que los automovilistas sean más cuidadosos cuando manejan.

La caravana de ciclistas desnudos pasó por varios importantes de la ciudad y terminaron el recorrido en la plaza del Zócalo.

Los ciclistas mexicanos afirman que aunque en la ciudad ya existen varias políticas en pro de los ciclistas y poco más de infraestructura, los automovilistas siguen hacen del ciclismo un proeza.

Una ciclista llamada Mila dijo que desnudarse era una buena forma de enviar el mensaje: “En México es una pesadilla montar una bicicleta. Es casi como si uno no existiera, eres como un fantasma.”

Se estima  que 300 ciclistas formaron parte de este evento.

[BBC]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca