Señales de tu cuerpo que no debes pasar por alto

Aprende a descodificar los signos que tu organismo envía cuando existe un problema mayor.

Una de las máximas en la filosofía y tradiciones místicas es el “conócete a ti mismo”. Y este axioma no solo es en cuanto a personalidad o patrones de conducta, también abarca el que sepas leer a tu propio organismo.

Tu cuerpo está enviándote señales todo el tiempo, las más notorias y comunes son, por ejemplo, los signos de deshidratación, pero debes estar muy atento, sin obsesiones, de algunas de las señales en las que habrás de poner más cuidado pues podrían tener implicaciones para la salud un poco más complicadas que lo común de los malestares.

 

Dolores de cabeza fuertes y repentinos

Pon atención sobre todo a los que son muy severos. Los demás suelen estar asociados a un estilo de vida de estrés muy vinculado al estilo de vida capitalista. Un dolor de cabeza muy fuerte podría estar relacionado, por ejemplo, a un descompensación sanguínea.

 

Pérdida de peso inesperada

Cuando atravesamos problemas emocionales es muy común la pérdida de peso, sin embargo, si esto sucede de pronto, y drásticamente, lo mejor es que veas a un médico pues podría estar asociado a un tumor o algún órgano fallando, por ejemplo.

 

Dolor de pecho

Si este dolor es intenso debes poner mucha atención. Como seguramente sabes, está muy asociado a los problemas cardíacos; no importa tu edad, si comienzas a tener problemas en esta zona, debes hacer algo al respecto.

 

Un potente dolor abdominal

En el abdomen habitan numerosos órganos, por ello, si presentas un dolor intenso lo mejor es que vayas directo con un médico, pues alguno de tus órganos podría no estar funcionando correctamente. 

 

Sensaciones de ardor en las manos y pies

Si esto pasa frecuentemente y con mucha intensidad, es probablemente señal de que estás teniendo mala circulación y lo mejor es que veas a un médico.



Cuida tu corazón con estos hacks saludables

Las enfermedades cardiovasculares se desarrollan a partir de la constante de inactividad física, una dieta malsana, el abuso del consumo tanto del tabaco como del alcohol.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares representan el 30 por ciento de las causas de mortalidad en el mundo. Estos padecimientos vulnerabilizan principalmente el corazón y los vasos sanguíneos, resultando en cardiopatías coronarias, enfermedades cerebrovasculares, arteriopatías periféricas, cardiopatías reumáticas, cardiopatías congénitas, trombosis venosas y embolias pulmonares.

Este tipo de enfermedades se desarrollan a partir de la constante de inactividad física, una dieta malsana, el abuso del consumo tanto del tabaco como del alcohol. Por lo que, para prevenirse, Ecoosfera te comparte algunos hacks saludables:

– Es indispensable reducir los kilos de más; por lo que, para lograrlo, establece metas y planes. Esto ayudará a reducir la presión sanguínea, así como a incrementar los niveles de endorfinas encargadas del funcionamiento óptimo del cuerpo.

¿Cuándo se debe bajar de peso? La cadera y la cintura son dos parámetros accesibles a considerar. Tu salud está en riesgo si sobrepasas ciertas medidas en función a tu sexo: en hombres, si su cintura mide más de 102 cm; en mujeres, más de 89 cm.

– El tiempo del ejercicio necesita durar entre 30 y 60 minutos al día. Sólo así podrá disminuir la presión sanguínea por 4 a 9 mililitros de mercurio. Sin embargo, es importante tomar en consideración que, si se es propenso a la prehipertensión (presión sistólica) el ejercicio puede provocar una crisis derivada a la hipertensión. Por otro lado, si ya eres hipertenso, la actividad física ayudará a equilibrar los niveles sanguíneos. Para definirlo, se invita a desarrollar un programa de ejercicio físico con un doctor.

– Considera una dieta saludable rica en granos, frutas, verduras, baja en grasas saturadas  y colesterol malo. Basta con mantener una rutina alimenticia monitoreando qué, cuánto, cuándo y por qué comes lo que comes. Para reducir los niveles de sodio en la sangre, se invita a consumir más potasio, que podrás encontrar en la albahaca, canela, cardamomo, ajo, apio, lavanda…

También, monitorea cuánta sal hay en tu dieta. Por lo que, para hacerlo, necesitarás leer las etiquetas de las comidas, reducir el consumo de la comida procesada, no añadir más sal de la que ya está,  entre otros.

– Limita las bebidas alcohólicas que consumes. Hazlo al monitorear los patrones de consumo, y a partir de entonces plantea objetivos que ayuden a reducir poco a poco el consumo.

– Evita el consumo del tabaco (y procura estar lejos de fumadores activos). La nicotina de los productos de tabaco puede incrementar la presión sanguínea hasta 10 mm Hg o más.

– Reduce el estrés a través del ejercicio, la meditación y otras actividades. Varios estudios científicos han señalado que hay un factor psicológico que influye en la presión sanguínea. Así que, al reducir el estrés, probablemente también se reduzca el riesgo de enfermedades cardiovasculares.



Tener perros podría reducir riesgo de enfermedades cardiacas

La American Heart Association publicó un reporte acerca de la reducción del riesgo de enfermedades cardiacas ligado a tener perros.

pets

La American Heart Association, designó a algunos expertos la tarea de revisar datos sobre los beneficios cardiovasculares que podría traer tener un perro.

Los dueños de perros se ven obligados a hacer caminatas para pasearlos, y estudios muestran que la mayoría de los dueños forman lazos tan cercanos con sus mascotas que estar con ellas disminuye el estrés, dijo Dr. Glenn N. Levine, quien dirige el comité que escribió el estudio.

“No queremos hacer del estudio una sentencia definitiva pero sí podemos decir que hay razones plausibles psicológicas, sociológicas y fisiológicas para creer que tener mascotas puede tener incidencia sobre la salud cardiovascular.”

En el estudio se reportó que los dueños de mascotas tienen menores niveles de triglicéridos y de colesterol. Algunas investigaciones también mostraron que es más común que personas con mascotas sobrevivan a ataques cardiacos.

La Heart Association publica cerca de tres artículos al mes, generalmente sobre aspectos técnicos, pero el grupo ha decidido poner especial atención al asunto de las mascotas por el creciente número de reportes y estudios médicos que relacionan tener mascotas con mejora a la salud.

Dr. Levine apunta que la mayoría de los métodos tradicionales de reducción del riesgo de enfermedades cardiacas han resultado efectivos y ahora es un buen momento para investigar métodos alternativos.

 [The New York Times]



Dieta rica en grasas y azúcares desata círculo vicioso de ansiedad y depresión

Estudio de la Universidad de Montreal revela una relación entre una dieta rica en grasas y cambios en la química del cerebro que provocan síntomas de ansiedad y depresión, sobre todo cuando dejan de consumirse, un círculo vicioso que al parecer pueden presentarse antes de la obesidad.

Comer comida chatarra puede convertirse, si uno se descuida, en un hábito que ya jamás se abandona, sin embargo, esto podría ser tanto una cuestión de educación y conciencia, como un efecto de la composición química de este tipo de alimentos, que al parecer desencadenan síntomas cerebrales relacionados con la ansiedad y la depresión cuando dejan de consumirse.

Lo anterior según una investigación realizada por científicos de la Universidad de Montreal, quienes mantuvieron a ratones en una dieta rica en azúcares y grasas al tiempo que examinaban los cambios en la química cerebral suscitados por esta circunstancia.

De entrada, este tipo de alimentación generó una actividad química distinta, en comparación con quienes consumían alimentos más saludables, pero, paradójicamente, si los azúcares y las grasas se quitaban de la dieta, entonces algunos síntomas dejaban de observarse pero se presentaban otros cambios químicos relacionados con la depresión.

“Un cambio en la dieta provoca la retirada de los síntomas y una gran sensibilidad a situaciones estresantes, lanzando un círculo vicioso de dieta empobrecida”, dijo al respecto Stephanie Fulton, la investigadora responsable del estudio.

Los ratones utilizados se dividieron en dos grupos que estuvieron en observación durante 6 semanas: uno con una dieta baja en grasas (estas integraban solo el 11% de las calorías en su comida diaria) y otro de rica en grasas (58% de las calorías consumidas).

En cuanto a la química específica, los investigadores notaron en los cerebros de los ratones del segundo grupo altos niveles de la molécula CREB, de la cual se sabe que cumple una función crucial en la producción de dopamina, la hormona de la sensación de recompensa. También la corticoesterona, asociada con el estrés, mostró niveles por encima de lo normal. “Esto explica tanto la depresión como el ciclo de comportamiento negativo”, dijo Fulton.

Asimismo, para la investigadora resultó sorprendente que estos cambios preceden a la obesidad, lo cual quizá ayude a entender la relación entre dieta, cuerpo y mente.

También en Ecoosfera: Alimentos ricos en serotonina contra la depresión.

[Huffington Post]



Top: 5 formas de mantenerse optimista en los días más oscuros de invierno

Como los días son cortos, fríos, grises y con poca luz en invierno, muchas personas sufren depresión estacional. Aquí hay algunos remedios para no dejarse vencer por ella.

Nuestro humor depende en gran medida de la luz de sol. Por eso, los días grises, cortos y fríos de invierno pueden incluso conducir a una depresión estacional. Podemos dejarnos llevar por ello, o podemos tratar de mantenernos optimistas, pues la clave para una vida larga es el optimismo, incluso más que la salud, encontró un estudio). Así que aquí hay 5 tips para adoptar durante el ya casi invierno.

1. Sube el volumen a tu música favorita. Comienza el día con tus artistas favoritos, los que te ayudan a sonreír, cantar o bailar. Si quedas atrapado(a) en el tráfico, sube el volumen a una música relajante, o bien, a una explosiva, que te ayude a sacar la energía negativa (total, estás en tu coche, sin que nadie te moleste tras las ventanas). Tómate algunos minutos durante el trabajo para escuchar una buena canción. Y de regreso a casa reproduce algunas canciones que te llenen de optimismo. Tendrás que ordenar tu música, un buen proyecto para el punto 2.

2. Comienza un nuevo proyecto. Planea un proyecto a corto o mediano plazo, tal vez de aquí a que termine el año, o uno que dure tres meses para combatir todo el invierno. La idea es mantener tu mente ocupada, enfocada, por supuesto contenta y sin que tenga motivos para aburrirse y luego caer en depresión.

Comienza haciendo listas, organiza tu tiempo para dedicarle un poco todos los días y para que no se convierta en un motivo más de estrés.

3. Come frutas y verduras. Aunque lo que más se te antoje sea comer pan y chatarra, a la larga te harán sentir y ver peor. Un buen coctel de frutas para comenzar el día o una buena ensalada para la tarde (no olvides agregarle proteínas: queso, huevo, carne o tofu). Y para acompañar, una buena taza de té verde te ayudará increíblemente a levantar tu humor.

4. Ejercítate. Aunque sea lo que menos quieres hacer, inténtalo. Aprovecha la luz del sol, si te tomas un descanso en el trabajo camina un poco, o si puedes, trata de caminar más de regreso a casa. Puedes inscribirte a una clase de yoga, baile o spinning (una idea para el punto 2).

También puedes sólo salir a correr, pero trata de realmente elevar tu ritmo cardiaco. Intenta decirte a ti mismo: “sólo caminaré 20 minutos”; una vez fuera sentirás las ganas de correr un poco más. Especialmente con una buena música (de nuevo, hay que tenerla ordenada, punto 2).

5. Llora. A veces llegamos a un punto de enorme impotencia, que sólo puede ser liberada a través del llanto. Estudios han encontrado que llorar es increíblemente liberador de emociones negativas. Así que déjate ser, abraza tu sentimiento. Una vez que te sientas mejor, lávate el rostro y prepárate una taza de té (o sólo un vaso de agua; llorar deshidrata). Consiéntete un rato.

[MNN]



Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio

Un estudio realizado por la Universidad de Stirling en Escocia, ha demostrado que caminar ayuda a combatir algunos síntomas de la depresión, debido a que representa un real distractor de las preocupaciones y ayuda a liberar hormonas de bienestar.

Caminar es una actividad cotidiana y sencilla que sirve como remanso para la depresión, afección cada vez más recurrente en la actualidad: se estima que 1 de cada diez habitantes del planeta la sufre por lo menos una vez en su vida.

Esta actividad que no implica ningún costo, puede implicarse fácilmente en las rutinas diarias y es recomendada incluso para personas que sufren afecciones cardíacas o presión arterial a las que se les complican las actividades físicas más elaboradas.

El estudio es una revisión conjunta de ocho micro estudios que contemplaron un total de 341 pacientes y fue publicada en la revista ‘Mental Health and Physical Activity’. Dicha investigación busca corroborar el papel que puede jugar el caminar como parte de un tratamiento natural para superar la depresión. Los autores del informe sostienen que “caminar es una intervención efectiva que tiene un efecto similar a otras formas más enérgicas de ejercicio”.

Aún debe revisarse su potencial terapéutico a largo plazo, dado que falta considerar variables como el tiempo en que debe realizarse la actividad y si hay mejores resultados cuando se lleva acabo en lugares cerrados o bien en abiertos, contemplando que uno

Uno de los 8 estudios relacionados contempla que pasar tiempo en lugares abiertos es benéfico para la salud mental. Asimismo, el médico Paul Farmer ha reconocido que “lo importantes es encontrar un tipo de ejercicio con el que disfrutar una pausa de dinámicas agobiantes”.

Caminar, andar en bicicleta o nadar son actividades que crean un efecto favorable en el estado mental y anímico de las personas, mismo que puede verse maximizado con la compañía para así brindar la posibilidad de socializar, reír y relajarse un rato.

Más en Ecoosfera

Ocho beneficios extraordinarios de salir a caminar

Algunos beneficios de caminar descalzo en el pasto

¿Por qué caminar te hace más inteligente?

Pasear y caminar entre los árboles alivia el cansancio del cerebro y mejora la concentración

Caminar ayuda a aliviar algunos síntomas de la depresión, afirma estudio

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca