La sala de observación estelar en los bosques de Escocia que hizo una artista

La artista Kaffe Matthews invitó a la gente a sentarse a mirar las estrellas en el punto más oscuro de Galloway.

 

Foto: McIntosh

A veces basta que nos inviten a sentarnos en un lugar abierto, oscuro, para recordar lo imprescindible que es mirar al firmamento. Yird Muin Starn (“Tierra Luna Estrella” en escocés antiguo) es la pieza que la artista y compositora inglesa , en colaboración con el cineasta McIntosh, creó en el bosque de Galloway. Un lugar de reunión para la contemplación astronómica.

La pieza consistió sencillamente de algunas sillas de madera con respaldo reclinado y trajes espaciales acolchonados: suficiente para que cualquiera recupere el asombro por la observación del universo. Además, Yird Muin Starn va acompañada de un vinil de música compuesta por los artistas, inspirada desde luego en el espacio exterior. El disco no paró de sonar mientras el público estuvo vestido de astronauta (algo así como una pijama de astronauta) mirando el cielo. La pieza completa pretendió fomentar la contemplación del cielo desde el bosque, donde la contaminación de luz es mínima y la naturaleza misma se dispone para que sea posible ver mucho más de lo que se ve típicamente cuando miramos al cielo nocturno.

A veces necesitamos un poco de producción –aunque sea alegórica- simplemente para mirar el cielo. Aquí nos recuerdan la importancia de la contemplación de la naturaleza profunda.

Skies1_Gazers

 

Acá puedes ver la intervención documentada.

 



En Rusia, un volcán en erupción se encontró con un cometa (FOTOS)

Cambiando el ángulo con un lente de 35mm, la imagen consiguió precisar la sorprendente iluminación de la lava durante el proceso en que la niebla inundaba el espacio.

Los habitantes de Kamchatka, al este de Rusia, fueron testigos de fenómenos naturales y astronómicos congeniándose entre sí: a mitad de una erupción volcánica apareció un cometa que deslumbraba los cielos. Se trata de una maravilla natural que muy pocos han logrado capturar en cuestiones de segundos, como lo hizo el fotógrafo de Tomas vdW Photography al embarcar un camión Kamaz visitando la región. 

Cambiando el ángulo con un lente de 35mm, la imagen consiguió precisar la sorprendente iluminación de la lava durante el proceso en que la niebla inundaba el espacio. De alguna manera, estos 15 segundos lograron ser perfectos para el paisaje del invierno ruso debajo de los cometas. Un fenómeno único en la vida, y este es el testigo que lo evidencia: 

 



Si la Madre Naturaleza tuviera una voz, este sería su estremecedor mensaje (VIDEO)

Nature Is Speaking es una campaña de International Conservation que busca generar consciencia sobre el cuidado del medio ambiente. En esta ocasión, la Madre Naturaleza nos habla a través de la voz de la famosa actriz Julia Roberts.

La Naturaleza ha estado aquí 4.5 miles de millones de años, 22 500  veces más que el humano mismo. Esto es sólo una pequeña muestra de que ella puede sobrevivir sin nosotros, pero, ¿podríamos nosotros hacerlo sin ella?

No. 

Es ella, la madre naturaleza, la que nos alimenta o nos deja morir de hambre; la que nos protege como si fuera una madre cuidando a un bebé o la que nos abandona hasta la extinción de una o varias especies. Y aunque nosotros nos encarguemos de consumir sus bienes, maltratarla hasta debilitarla, ella está preparada para evolucionar –aún si se trata a costa de la existencia humana–. 

Conservation International se ha encargado de realizar un simulacro en el que la Naturaleza nos habla y se encarga de dejar en claro la responsabilidad del humano sobre la preservación del Patrimonio natural de la Tierra, de su biodiversidad y la harmonía entre especies. Para ello, ha utilizado la voz de la famosa actriz Julia Roberts como si fuese la de la Naturaleza y nos ha advertido sobre cómo nuestro estilo de vida y nuestras decisiones, sólo marcarán nuestra supervivencia –y no la de ella–. El resultado es sencillamente hipnotizante

 



Hipnotizantes capturas de la naturaleza desde un drone (FOTOS)

Pocos artistas son capaces de transmitir este poderoso mensaje de la naturaleza. Y todavía menos, aquellos que lo logran hacer desde los cielos.

 La naturaleza enamora; se expande en cada milímetro de la piel hasta erizarla, impacta con su majestuosidad y brinda una sensación de plenitud y bienestar. Sin importar el ecosistema, la naturaleza se encarga de colarse hasta la raíz provocando una especie de sensación de unidad con el universo –en que todo está donde debe estar–. 

Pocos artistas son capaces de transmitir este poderoso mensaje de la naturaleza. Y todavía menos, aquellos que lo logran hacer desde los cielos. Quizá por esta razón, valga la pena reconocer a aquellos personajes que han logrado cautivar al espectador capturando la invaluable belleza de la naturaleza; como lo hizo National Geographic y Dronestagram. 

 NG y Dronestagram convocaron por tercer año consecutivo al concurso de International Drone Photography Contest, en donde fotógrafos profesionales del mundo capturaron alrededor de 6 000 imágenes de la naturaleza. El concurso contaba con tres categorías: Viajes, Naturaleza / Vida Salvaje y Deportes/Aventura. Para ello, Guillaume Jarret, cofundador de Dronestagram, dio un sólo criterio para las fotografías aéreas en drones: 

Una buena fotografía en drones es una imagen que inmediatamente la identificas como una foto desde un drone. Está tomada a baja altitud, muy cerca del punto objetivo, pero lo suficientemente alto para que el espectador vea que fue imposible sacarla con otro artefacto. Los drones pueden capturar imágenes en lugares que parecen imposibles de alcanzar con otros instrumentos de vuelo.

A continuación te compartimos algunas de las imágenes que formaron parte de este concurso y obtuvieron premios de primeros lugares: 



Este artista usa las cuevas para crear deslumbrantes figuras (FOTOS)

Con hilos y luces ultravioleta Julien Salaud nos recuerda con impactantes imágenes la importancia de las cuevas en la historia humana.

Algunas teorías apuntan a que el humano quizá comenzó el arte en las cuevas, hace unos 40 mil años, gracias a los efectos sonoros que producen y el misticismo que causaban. En las cuevas los hombres comenzaron a plasmar su vida cotidiana y sus más profundas creencias divinas. 

El arte de las cuevas, colmado de animales y naturaleza, así como fenómenos meteorológicos, es uno de los vestigios más importantes en la búsqueda del sentido en la vida humana.

El artista francés Julien Salaud ha usado estas formaciones naturales como sus escenarios para encuadrar unas imágenes por demás deslumbrantes. Las formaciones que hace con cordones, y que luego son iluminadas por luz ultravioleta, son además elaboradas con un juego visual que logra complejas alusiones en 3D. 

La idea del artista es regresar a estos parajes para hacer un tributo al papel que tuvieron en la historia. Las cuevas y su rocosidad como lienzo y hogar de los primeros humanos y de sus búsquedas místicas y ontológicas, siempre en relación con la naturaleza.

 

 



¿Por qué procurar que tu hijo tenga contacto con la naturaleza y se desapegue de la tecnología?

Desgraciadamente los niños están alejándose cada vez más de la naturaleza, perdiendo esa conexión básica con su instinto

En los últimos años el estrés, la famosa “enfermedad del siglo XXI”, ha impactado en gran parte de la población mundial. Tanto adultos como infantes se encuentran afectados por los síntomas del ir y venir de los caminos de concreto de las ciudades, de sus ruidos y temperamentos, de la tensión y frustración. Pareciera casi imposible escapársele a estas rutinas.

No obstante, la educación (ambiental) es una de las herramientas básicas para revertir los efectos del sedentarismo tecnológico y laboral. Pues esta disciplina aborda no sólo métodos para el mejoramiento en la salud física y emocional de las personas en contacto con la naturaleza, sino también alternativas para contribuir a la solución de problemas ambientales y ecológicos.

De modo que, al permitir que nuestro cuerpo regrese a su nostra mater, se empieza a valorar el medio ambiente, a cuidarlo y a respetarlo. Inclusive, se habla de un vínculo emocional directamente relacionado con la vida de cada uno, incluyendo la del planeta.

Desgraciadamente los niños están alejándose cada vez más de la naturaleza, perdiendo esa conexión básica con su instinto, la cual no se logra al leerlo en la computadora o en revistas, sino a través de conductas que generen consciencia y salud ambiental tanto en adultos como en niños. Un reciente estudio demostró que los niños que veían más televisión de pequeños (hábito comparable con el uso actual de iPads y dispositivos) tienen una salud notablemente peor cuando son adultos, en comparación con aquellos que en su infancia pasaron mayor tiempo al aire libre. También se probó que, generalmente, los hábitos adquiridos desde niños son patrones que se repiten en la edad madura.

El tiempo que los niños pasan afuera, al aire libre, puede ser renovador, ya que fomenta el estado de exploración a fin de que se generen habilidades físicas y emocionales para el mundo. El contacto con la naturaleza es la oportunidad para descubrir parte de uno mismo, formando un vínculo único con el medio ambiente.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca