¿Comiste en exceso? Prueba esto

En las festividades es casi natural que pierdas noción de cuánto alimento estás ingiriendo. Si te ha sucedido, puebla esto.

Cuando estamos en celebraciones colectivas la presencia de la comida desde tiempos milenarios ha sido como indispensable; la alimentación y la celebración van de la mano casi indisociablemente.

En esos días de celebración es normal que pierdas la noción del tiempo y también de la cantidad de comida que ingieres, pues se trata de un estímulo esencial. Lo mejor es que hagas consciente la alimentación que ingerirás, pero si ya comiste en demasía, lo mejor es que dejes de culparte y sigas los siguientes consejos. u otros remedios.

  1. Evita las siestas:

Quizá lo más normal es que solo quieras tirarte a dormir, lo cierto es que la posición horizontal no es benéfica para la digestión.

  1. Toma té:

De raíz de endivia, menta o manzanilla, por ejemplo, el té suele tener buenos efectos para la digestión. Si el té no te gusta, el agua natural hace el mismo efecto.

  1. Haz una caminata:

Aunque no lo creas te hará sentir mucho mejor y también mejorará tu metabolismo.

  1. Haz yoga:

Algunos asanas son excelentes para la digestión. Estira, actívate y verás, como en estos ejemplos doyouyoga.com .

[mnn]



4 apps ecológicos que te ayudarán a descubrir la vida salvaje

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia.

En primavera la naturaleza revive y con ella viene la oportunidad de realizar numerosas excursiones a bosques, selvas y zonas habitadas por la biodiversidad del campo. Es sorprendente descubrir numerosas especies de animales y plantas que nos obligan a prestar atención en el camino: ¿cómo se ve?, ¿tiene aroma?, ¿a qué suena?. Es, de alguna manera, un excelente ejercicio para aprender a estar en el aquí y en el ahora, en perfecta unión en el aquí y el ahora.

Si bien el internet y gadgets electrónicos pueden ser considerados como distractores, también pueden usarse de manera adecuada para realizar esta conexión hacia la trascendencia. Mediante apps que ayudan a conocer el entorno, no sólo nos ayudan a mantenernos informados sobre lo que vemos, olemos, oímos, también a tomar consciencia de nuestras emociones en el momento en que surgen. Estas apps son algunas que te ayudarán durante las excursiones:

ArbolApp

Avalada por el Real Jardín Botánico de Madrid, una institución científica de primer orden que se encarga de educar sobre botánica, esta app contiene 143 especies descritas en 122 fichas. Las fichas ofrecen información completa que se enriquece con fotografías, dibujos, mapas de distribución, aspectos culturales de cada especie y datos históricos de sus procedencias.

PlantNet

Creado por un grupo de investigadores franceses, la app funciona tomando una fotografía de la planta comparándola con las de la base de datos de Tela Botánica. Se puede incluir nuestras aportaciones como si fuera Wikipedia, desarrollándose por científicos de instituciones galas como CIRAD, INRA, INRIA o el IRD. Para más información, dale click aquí.

Map of Life

Es una app mundial que localiza las especies de animales y plantas basándose en la geolocalización. Su base de datos es extensa y sucede en cualquier parte del mundo, permitiendo compartir los propios hallazgos con otros usuarios naturalistas y que puede contribuir la monitorización de algunas especies en investigación.

Setas y plantas comestibles

La app muestra las especies que aparecen cada mes del año y ofrece un acceso directo a Google Maps para situar las zonas de recolecta. Si bien se muestras especies comestibles, se advierte que es una colección meramente informativa que debe extremar las precauciones a la hora de ingerir plantas silvestres para evitar toxicidades.

 



Las Cataratas de sangre: ¿Por qué el Antártico se tiñe de rojo?

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos […]

Blood Falls, o las Cataratas de sangre, tiñen de rojo la blancura de uno de los acantilados de la Antártida, en el Polo Sur. Se trata de una mancha que recuerda al flujo sanguíneo recorriendo las venas sobre una piel blanca de la Naturaleza. El origen de este fenómeno perteneció desconocido desde 19911, cuando unos exploradores lo avistaron por primera vez, hasta ahora: las causantes, parecen ser, unas algas rojas. 

Un grupo de científicos de la Universidad de Alaska Fairbancks realizó una expedición en las profundidades del glaciar Taylor, ubicado al este de la Antártida. Fue así que descubrieron un camino que sigue la salmuera roja a 300 metros debajo del glaciar. El flujo de agua salada está rica en hierra, abriendo paso al interior del glaciar y oxidando la entrada al contacto con el aire. De acuerdo con los registros, el glaciar solía extenderse por la Antártida hace más de un millón de años atrapando un pequeño lago de agua salada , que al contener grandes cantidades de salinidad no pudo congelarse. 

 

 

En palabras de uno de los investigadores, Erin Pettit, “aunque suene contraintuitivo, el agua libera el calor a medida de que se congela, y ese calor calienta el hielo más frío que la rodea. El calor y la temperatura de congelación más baja del agua salada hacen posible el movimiento del líquido, por lo que el glaciar Taylor es ahora el glaciar más frío conocido que tiene agua que fluye constantemente.” Esto ha indicado que es un hábitat vivo, que es hogar de bacterias extremadamente resistentes y que han conseguido sobrevivir atrapados durante milenios alimentándose de sulfato, dando como resultado el flujo oxidativo hacia el exterior. 

 



La razón científica por la cual te sientes tan lleno luego las fiestas (además de comer demasiado)

Un mecanismo que tu mente es capaz de hacer conlleva el que comas y comas y comas más.

En las fiestas de fin año, donde la navidad y el Año Nuevo convergen, las cenas son quizá la más común manera de celebración. Curiosamente incluso los nutriólogos suelen dar un pase de permiso a sus pacientes cuando están a dieta por estos días.

Sabemos que comemos demasiado en estas fechas, pero ¿cuál es el fenómeno que nos permite comer a pesar de que estamos llenos?

El  ha hecho un análisis en el que nos muestra cómo es que una ración en una cena en un día normal, en un plato, incluye unas 700 calorías. En una navidad por ejemplo, en un mismo plato las raciones que te sirves ascienden y entonces las calorías pueden llegar hasta 2000.

El motivo por el que ocurre esto es porque nuestra mente es capaz de ignorar las señales de tu cuerpo de que ya has comido demasiado.

Otro de los motivos por los cuales comes mucho más en las fiestas es por el uso de aperitivos antes de la cena, tales como un par de  copas de vino. Según algunos expertos, entre estos aperitivos, la cena en sí, y las botanas, llegan a consumirse hasta 4500 calorías por noche en las fiestas.

Y aunque no te pondrás obeso por una sola cena; una ingesta tal de tantas calorías puede ocasionar lo siguiente:

 

Falta de oxígeno

Somnolencia

Hinchazón y flatulencias

Pesadez temporal

Mareo y náusea

Enfriarte; pues la irrigación de tu sangre suele irse a trabajar mayormente a tu sistema digestivo.

Pesadez



¿Por qué comer con las manos es benéfico en la sabiduría ayurveda?

Para muchos podría sonar primitivo, pero de hecho, al comer con las manos se forma un mudra que, según esta tradición, hará que digieras mejor los alimentos.

Foto: fundacioneomaia.org

El ayurveda es un sistema medicinal tradicional de la India, y también es una filosofía. Sus términos significan āyuh; duración de la vida y veda; verdad, conocimiento. Esta tradición de más de 5000 años ha tenido como búsqueda, primero el entendimiento de la vida, y luego la aplicación de ese conocimiento para prolongarla pero también para hacerla más llevadera.

Es así, un sistema para mejorar la calidad de vida. Su sistema medicinal consiste en prácticas tan antiguas como el uso de hierbas, la práctica del yoga, la meditación y por su puesto, la alimentación. Y en esta última, la usanza es ingerirlos con la manos, no de una manera primitiva, sino, de hecho, bajo los preceptos más minuciosos de conocimiento.

Cono sabrás, en el yoga son usados los mudras, posiciones de los dedos y las manos con efectos energéticos comprobados; hay posturas en las manos que te dan más equilibrio con el entorno y tu organismo que otras. Curiosamente, al comer con las manos, estas hacen un tipo de  mudra.

Para la cultura ayurvédica, en las manos se concentran las divinidades, y en la extensión de cada dedo los cinco elementos. A través del pulgar se hace un enlace con el espacio, del dedo índice con el aire, con el dedo medio con el fuego, a través del dedo del anillo con el agua y del dedo pequeño con la tierra.

Cuando se come con las manos, los alimentos entonces pasan por la conexión con los cinco elementos, que llevan a Agni, el dios védico del fuego. Más allá de la creencia religiosa en este sentido, está comprobado que los mudras producen resultados benéficos en el cuerpo.

Aún con los efectos de los globalización, en la cultura India aún millones de personas continúan comiendo con las manos; en Occidente, mientras tanto, la ciencia nos está comprobando cómo culturas milenarias ya conocían aspectos internos y externos del funcionamiento de la mente a los que acá apenas vamos acercándonos, con cautela pero, asimismo, con increíble asombro.

[hinduhumanrights]



Este popular libro online te dice cómo comer sano y barato

Su creadora consiguió 90 mil descargas (gratuitas) en 4 semanas. Un manual práctico para ahorrar y mejorar tu salud

A veces cuando el flujo de información sobre lo que es bueno para tu cuerpo y mente corre rápidamente, muchos de los insumos sanos y de moda suben de precio por el aumento de demanda y porque, evidentemente, es un buen negocio. Sin embargo, no hay razón para que todo lo bueno tenga que verse únicamente con ojos de redituabilidad; por ello, una chica ha hecho un proyecto que ha atraído a más de 90 mil personas en poco tiempo. 

Leanne Brown creó para su titulación de maestría en la Universidad de Nueva York un práctico libro titulado Good and Cheap, con recetas y alimentos que cuestan menos de 4 dólares diarios para demostrar, y con ello, permear la cultura con la idea de que es fácil, mucho más de lo que solemos creer, alimentarnos sanamente con poco dinero y a partir de ingredientes que son muy sencillos de conseguir. 

En sólo 4 semanas, su proyecto de 130 páginas fue descargado por más de 90 mil personas. Aunque en un inicio Brown creó este concepto para personas del mundo con escasos recursos, pronto entendió que, en realidad, hay mucha gente deseosa de ahorrar dinero en su alimentación diaria. 

Para ampliar este práctico manual a personas que no tienen acceso a internet, Brown lo llevará al plano físico, y para ello subió su iniciativa  a Kickstarter, recaudando más de lo esperado.

Para descargar su libro gratuito online, puedes hacer clic aquí. El objetivo de su texto es, además de correr una cortina que nos empape de una nueva cultura, que también encontremos la delicia en el acto de cocinar cuando se hace de manera rápida (por el tipo de época que vivimos) sin que necesariamente tengamos que recurrir a la engorrosa comida chatarra. 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca