Ciudadanos demandarán en La Haya a Monsanto por crímenes de lesa humanidad

Las pruebas sobre todo de los productos tóxicos y cancerígenos que nos peligran como humanidad son evidentes.

Foto: g.foolcdn.com

Cuando uno mira hacia la historia de algunas corporaciones del planeta, que como de película son los malos evidentes del relato contra la humanidad misma, la ficción-realidad es entonces sorprendente.

Es verdad, existen algunas corporaciones que como en una distopía descarada buscan privatizar el agua del planeta, por ejemplo, Nestlé. O el caso cada vez más famoso de Monsanto,  quienes han llegado al extremo de demandar a campesinos pobres de la India por un supuesto robo de semilla cuando estas contaminan los campos que se se encuentran a kilómetros, y la compañía lo sabe.

Han también bloqueado información que habla sobre el potencial cancerígeno de sus productos transgénicos, pero sobre todo, han creado productos, muchos insecticidas, probadamente tóxicos. Uno de ellos es el glisofato, calificado recientemente por la OMS como cancerígeno; este es el herbicida de Monsanto más usado en el mundo.

En el planeta han habido muchas protestas contra esta corporación pero jamás había sido usado un recurso legal internacional para frenar sus prácticas (recordemos que en muchos países, como México, las luchas legales han sido una buena manera de frenar los abusos ambientales, por ejemplo).

Organizaciones como las siguientes han anunciado que interpondrán en el Día Mundial de la Comida (16 de octubre de 2016) ante La Haya un recurso por crímenes de lesa humanidad: The Organic Consumers Association (OCA), IFOAM International Organics, Navdanya, Regeneration International (RI), y Millions Against Monsanto.

Estos son los productos más nocivos creados por Monsanto y en parte por los que interpondrán esta demanda:

PCBs (biofileno policlorinado): es uno de los contaminantes que afectan la fertilidad de los animales.

Ácido tricolorofenoacético: este componente de los desfoliantes fue usado en la guerra de Vietnam, conocido por su color naranja, y aún continúa causando defectos de nacimiento y cáncer.

Lasso: este herbicida ahora está prohibido en Europa.

RoundUp: es categorizado por la OMS como un posible cancerígeno, es un herbicida tóxico que ha protagonizado algunos de los escándalos ecológicos más escandalosos.



Es oficial: herbicida de Monsanto puede causar cáncer

El glifosato es el herbicida más usado en el mundo para el cultivo de transgénicos: la Organización Mundial de la Salud advierte de sus efectos.

Monsanto es una de las empresas con peor reputación en la faz de la tierra. Es precursora de los cultivos transgénicos y también le pertenece el herbicida glifosato, que recientemente fue calificado por la Organización Mundial de la Salud como un cancerígeno: clasificado en su peligrosidad solo detrás del asbesto, un componente presente en la energía nuclear y los rayos X. 

El glifosato es el herbicida más usado en la tierra; es aplicado en más de 750 productos para la agricultura, forestales y urbanos. Figura además entre los agroquímicos más usado para los cultivos transgénicos. 

Hasta hoy, muchos argumentan que no existe suficiente evidencia para calificar como dañinos a los cultivos transgénicos, sin embargo, cada vez se publican más pruebas sobre cómo están relacionados con efectos nocivos para el organismo y el medio ambiente.

Los estudios que señalan al herbicida glisofato como cancerígeno encontraron que este componente dañó el ADN y las células analizadas. Se ha comprobado también cómo las personas que tienen contacto o viven aledañas a cultivos tratados con glisofato tienen la presencia de este químico en su orina y sangre. También, este agroquímico ha sido detectado en el aire durante la pulverización de los cultivos en los que fue  utilizado, en el agua y en los alimentos. 

Se trata de otro motivo más por el que los cultivos transgénicos y los agroquímicos son rechazados por muchos estudiosos; en esta ocasión, y como producto de estos estudios, Greenpeace y otras organizaciones están pugnando por su tajante prohibición.



Este documental sobre el campo en México te abrirá los ojos

Decenas de testimonios y pruebas que develan cómo el campo mexicano ha ido “secándose” desde que entraron las empresas biotecnológicas al país

En los años 50 del siglo pasado las empresas biotecnológicas ya habían acumulado un poder considerable y “entraron” a México vendiendo herbicidas que poco a poco han ido debilitando los suelos. Curiosamente, el uso de herbicidas va haciendo que las plantas cada vez necesiten más de estos químicos para crecer “sanas”. Así, se genera una dependencia pues los campesinos deberán comprar a estas empresas. 

El paradigma de la producción en masa, la “eficiencia”, la búsqueda por más kilogramos de cultivos por hectárea, ha permeado la ideología de los medianos productores, incluso de los pequeños, y el uso de los productos biotecnológicos son así un aliciente casi ineludible en la forma en que ahora en México se siembra el campo. 

En este contexto, el realizador Jorge Barbosa ha creado el documental El campo es como lo siembran, que narra cómo se han ido perdiendo la soberanía alimentaria y la biodiverisdad de semillas de cultivo en México, así como la fertilidad en la tierra, gracias a los agrotóxicos de las empresas biotecnológicas y sus semillas híbridas. Lo anterior sin mencionar que aún no está permitido legalmente el uso de maíz transgénico, lo que, seguramente, terminaría por agotar la diversidad de semillas en México. 

Muchos productores del campo (sobre todo los conocidos como medianos) creen que no existe una evidencia real para sostener que este tipo de aditamentos (agrotóxicos), semillas híbridas o en su caso transgénicas, representen una amenaza para el campo pues supuestamente, en términos de producción, el agrónomo puede obtener más producto por hectárea. Sin embargo, un documental como este muestra los efectos a largo plazo, que son devastadores. Esta recopilación de testimonios y evidencias es una prueba más de la necesidad de volver a las técnicas naturales, que incluso a largo plazo, serán más redituables para los productores.

 

El campo es como lo siembran, documental completo de Elementos Visuales en Vimeo.



Top 5: las compañías más malvadas sobre la faz de la tierra

Por sus métodos insustentables, prácticas dudosas y su explotación del mercado global, estas 5 compañías se merecen un lugar en el top de las más nocivas del planeta.

Estas compañías han hecho de todo: desde privatizar el agua, llevar especies al borde de la extinción para rematarlas después y hasta han contratado a mercenarios para infiltrarse en grupos opositores, han sobornado a gobiernos corruptos, y  han obligado a campesinos a comprar productos transgénicos. Su único propósito es acumular más riqueza, sus estrategias no tienen escrúpulos y se aprovechan de un paradigma que asegura la inequidad social en el mundo. Estas son algunas de las peores compañías del mundo:

5. Nestlé

Sector: Alimentación y salud.

Nestle-first-half-results-pros-and-cons

La página oficial de Nestlé describe a la compañía como “líder en alimentación, salud y bienestar en el mundo”.

Acto de injusticia: privatización y comercialización del agua del planeta

De acuerdo a un estudio de Hang The Bankers, Nestlé busca establecer un dominio sobre el recurso más preciado del mundo: el agua. Sus tácticas son tan despreciables como su fin: buscan comprar o invertir en regiones económicamente débiles, cuyos gobiernos dan la bienvenida a inversiones extranjeras,  y luego explotan los recursos acuíferos de la región para después venderlos a precios exorbitantes, en comparación al menos, al costo de extraer el precioso líquido.

4. Mitsubishi

tunaresized

Sector: Electrónica, pesca, sistemas industrializados, y combustibles.

La compañía se estableció al final del siglo XIX como una firma de transportes, y ahora es una marca que representa más de 200 negocios en diferentes campos.

Acto de injusticia: pesca y congelamiento de atunes para venderlos después de que se extingan.

Es bien sabido que la sobrepesca del atún, en especial el Cola Azul, está llevando a la especie directamente hacia la extinción, al grado que en las próximas décadas esta dejará de existir. En vez de contrarrestar esta sobrepesca, o invertir en métodos sustentables de pesca, Mitsubishi hace todo lo contrario: continúa explotando los mares con la esperanza de que se acaben los atunes y así ellos puedan venderlos a precios altísimos. Actualmente pescan el 40% del atún mediterráneo que se vende en Japón.

3. Walmart

walmart-DFR-082213-7.JPG

Sector: Cadena de supermercados más grande del mundo

La compañía actualmente emplea a 2.2 millones de trabajadores alrededor del mundo. En México se les involucró en un escándalo por haber sobornado a las autoridades del INAH y del gobierno para construir ilegalmente un supermercado cerca de Teotihuacán.

Acto de injusticia: venta de transgénicos, explotación de empleados, arrasa con pequeños negocios.

El 85% de los productos que esta enorme trasnacional vende vienen de China, y es por esto que son tan baratos. Sus trabajadores, que llaman “asociados” perciben el salario mínimo, mientras que el CEO de la compañía gana muchas veces más de lo que estos ganan en un año en tan solo una hora. Si un Walmart abre en la zona, los pequeños comercios y sus dueños quebrarán en cuestión de meses.

2. Academi (Blackwater)

blackwater

Sector: Mercenarios

Fundada en 1997, Academi entrena a ex-soldados y los renta como “agentes de seguridad especializados”. Participan en guerras y también trabajan para Monsanto, infiltrandose en grupos que se oponen al rey de los transgénicos.

Actos de injusticia: Se estima que cada año Academi (que antes se conocía como Blackwater) entrena a 40 mil mercenarios. El gobierno estadounidense los contrató para participar en Irak, y actualmente el 90% de los ingresos de grupo provienen del Pentágono.

1. Monsanto

Monsanto1

Sector: Alimentación

Actos de injusticia: Venta de OGMs, obligan a campesinos de todo el mundo a comprar sus semillas, control del gobierno de EUA.

Monsanto es una de las compañías más poderosas del mundo ya que controlan una enorme sección del mercado alimentario global. La venta de sus transgénicos y herbicidas, pesticidas y fertilizantes han sido apoyados por Bono y hasta Bill Gates. Para Monsanto la alimentación del mundo no es más que un negocio, pero afortunadamente hay pueblos y gobiernos que se oponen al gigante. Actos inspiradores como el de los campesinos de Colombia y la prohibición de OGMs en Europa demuestran que sí podemos oponernos a Monsanto y a otras trasnacionales.

Sin embargo, no todo está perdido, todavía podemos cambiar el planeta y derrocar a estas nocivas compañías, en este vínculo podrás encontrar algunas ideas aplicables para hacerlo.



Uso de pesticidas está provocando la muerte masiva de mariposas monarca

Los pesticidas utilizados en los campos de maíz y soya están acabando con las asclepias, que a su vez son el alimento de las mariposas monarca.

mariposasmonarca

Los habitantes de Adirondack  han plantado desde hace aproximadamente 50 años asclepias porque las mariposas monarca se alimentan de éstas, y llegan a Adirondack  para reproducirse, dejar sus huevos y morir. Las monarcas que nacen en Adirondack recorren 2 mil millas para llegar al Santuario de las Mariposas Monarca en México.

El verano pasado, por lo menos de 50 a 100 orugas de mariposa monarca fueron vistas comiendo las asclepias y dejando crisálidas. Por lo menos una de las orugas alcanzó con éxito la madurez y logró metamorfosearse. Pero este verano ni una sola mariposa fue encontrada.

Las mariposas de Adirondack son de un tipo llamado “super generación” que viven 9 meses, mucho más que las generaciones más tempranas y lo suficiente para viajar 2 mil millas para pasar el invierno en México y luego otras 750 millas de regreso hacia el sur de Estados Unidos para renovar su ciclo migratorio en Primavera.

Se cree que el herbicida glifosato “Round up ready” utilizado en los campos de maíz y de soya es uno de los factores que está afectando las poblaciones de mariposas, ya que las asclepias crecen alrededor de este tipo de cosechas en las granjas estadounidenses. Las cantidades industriales de herbicidas utilizadas en los campos están matando no sólo a las asclepias sino a otras especies de flores salvajes.

Un estudio de la Universidad de Minnesota estima que ha habido una reducción del 58% de las asclepias del paisaje del Medio Oeste estadounidense y  81% de las mariposas monarca de 1999 a 2010.

[disinformation]



Bill Gates abre las puertas de África para Monsanto

El magnate informático y accionista de Monsanto llevará los cultivos genéticamente modificados a nuevas fronteras.

La fundación Bill & Melinda Gates planea establecer un laboratorio de biotecnología en Nigeria, que podría comenzar a operar en diciembre de 2013. Amparado en la filantropía, Bill Gates en realidad está asegurándose una importante participación de mercado al aliarse con Monsanto para llevar cultivos modificados genéticamente (GMO) al África.

La estrategia colonizadora de la fundación es sutil pero efectiva: actualmente África se encuentra dividida por enfrentamientos militares y civiles en regiones como Egipto o el Touareg, pero alguien tiene que alimentar a ambos bandos.

Generar cultivos modificados genéticamente, hechos a la medida de las variedades endémicas de África, no sólo asegurará la eventual pérdida de biodiversidad (como ocurre en el continente americano desde hace años), sino que endeudará a los más pobres del mundo con un monopolio como Monsanto.

Como suele ocurrir, el personal de relaciones públicas se encargará de adornar y sopesar el peligro de los GMOs a la luz de algunas imágenes de mujeres africanas empoderadas, de niños corriendo y felizmente y campesinos cultivando la tierra; pero los GMO seguirán siendo un suicidio alimentario, y su consumo, un peligro para la salud.

[TechRights]

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca