10 frutas ideales para ayudarte a bajar de peso

Mejorando tu sistema digestivo quemas grasa e incrementas tu metabolismo; hazlo de una manera saludable con las siguientes frutas.

Las recetas infalibles y mágicas para bajar de peso en realidad no existen. Lo que sí existe son algunos alicientes que te ayudarán a hacerlo, uno de los más conocidos: comer mucha fibra.

La fibra mejora tu digestión y asimismo hace que tu metabolismo mejore y quemes más grasa. Las frutas, por su parte, además de tener azúcar buena para tu cuerpo y ser un excelente snack suelen tener fibra, algunas mucho más que otras.

Te presentamos las frutas con mayor fibra y por lo tanto increíbles aliadas en tu búsqueda para bajar de peso:

Frambuesas:

Consideradas como una súpercomida. Es de las que más proporción de fibra tienen, con una relación de 8 gramos por porción.  También son una buena fuente de vitamina C, K y manganeso.

Manzanas:

Solo la mitad de una manzana contienen entre 4 y 5 gramos de fibra gracias a su cáscara, así que no se la quites.

Caqui:

Además de que disminuye riesgos cardiacos, cada una tiene hasta 6 gramos de fibra.

Naranjas:

Una sola naranja contiene entre 2 y 3 gramos de fibra y solo 45 calorías. Si la quieres tomar en jugo solo recuerda dejarle la pulpa para obtener los beneficios de la fibra.

Fresa:

Por copa obtendrás 3 gramos de fibra, son deliciosas y es una de las frutas que puedes comer congelada y completa pero licuada en smoothies, por ejemplo.

Guayaba:

Es de las frutas con más fibra, con 9 gramos.

Zarzamora:

Aunque la mayoría de las bayas tienen mucha fibra, las negras son las que más, con 7 gramos por pieza.

Pera:

Cada pedazo de pera contiene entre 5 y medio gramos de fibra.

[m.skinnym]

 



¿Comer agua? Estos son los alimentos que más la contienen (Infográfico)

Si no te encanta beber agua natural, conoce las frutas y verduras que te aportarán más este líquido.

Somos muchas sustancias y procesos, pero sobre todo, somos agua. Este líquido es el principal componente en el organismo humano con un 70% del total. El cerebro humano, por ejemplo, es un 70% de agua, la sangre un 80% y los pulmones un 90%.

Tomar 2 litros de agua al día es lo recomendado, y puedes hacerlo directamente con agua natural o, si no te gusta el sabor, dándole un toque con cítricos, por ejemplo; aunque también es poco conocido que también podrías “comer” tu agua ingiriendo los alimentos que son más ricos en esta sustancia.

Compartimos este infográfico elaborado por skinnyms para que conozcas loa alimentos más ricos en agua y la cantidad en porcentajes de este líquido contenido:

 

Traducción:

Columna izquierda:

Lechuga iceberg; 96% de agua

Tomate rojo: 94% agua

Piña:87% agua

Pepino: 96% agua

Durazno: 88% agua

Chabacano: 86% agua

Naranja: 87% agua

Arándano: 87% agua

Coliflor: 87% agua

 

Columna derecha:

Carbage verde: 93% agua

Rábano: 95% agua

Calabacín: 95% agua

Fresas: 92% agua

Sandía: 92% agua

Pimientos dulces: 92% agua

Tomate verde: 93% agua

Toronja: 91% agua

Melón: 90% agua

Espinaca: 96% agua

Apio: 96% agua

744a4eb1b0b230f0b9a49d7b4e304f3c



¿Por qué te conviene consumir más verduras que frutas durante el invierno?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva

En las últimas semanas hemos sido testigos de los fríos que inundan los paisajes tanto urbanos como rurales de México. Salimos de casa cubiertos con cualquier vestimenta que nos ayude a mantener el calor y así evitar que virus como el de la gripa alcancen a nuestro organismo. Para lograrlo necesitamos primero procurarnos herramientas que protejan al cuerpo como, por ejemplo, la alimentación.

¿Qué tipo de alimentos son los ideales para esta temporada invernal? ¿Qué tan seguido debemos consumirlos? ¿Cuál es la dieta indispensable?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, es recomendable consumir cinco piezas de frutas y verduras al día; sin embargo, es importante tomar en consideración la dieta que la persona lleva.

En ocasiones, con una dieta alta en proteínas (en especial de animales) es necesario equilibrar y alcalinizar el organismo por medio de las frutas. Por otro lado, con una dieta basada en verduras y cereales integrales no es recomendable consumir tanta fruta, ya que puede inclusive debilitar al organismo.

Si se desea tener una dieta con mayor cantidad de frutas lo mejor es consumir frutas de la temporada, ya que “la naturaleza es sabia y nos da lo que necesitamos allí donde estemos”. Esto sucede puesto que consumir frutas tropicales en un país frío (y en pleno invierno) favorece la pérdida de calor del cuerpo. Existen algunas frutas de temporada ideales para el invierno, tales como manzanas, peras, plátanos y cítricos.  

En cambio, de acuerdo con los nutriólogos, es recomendable aumentar el consumo de verduras ya que son una fuente rica de vitaminas y minerales, en especial el brócoli, la col y el perejil. Inclusive, las fuentes de vitamina B, A y E se centran en cereales, legumbres y verduras verdes (y no tanto en frutas).



Recetas deliciosas con frutas asadas a la parilla

Disfruta de estos nuevos sabores fáciles de preparar con sandía y melocotones.

¿Te gustaría renovar tus platillos de manera saludable? En estos días calurosos, puedes probar asar a la parrilla frutas como la sandía, melocotón o durazno; luego esparcir un poco de miel y limón.

Con este proceso, tienes opciones para disfrutar de estos postes: añade un poco de helado de vainilla y voilà: tienes un postre cuyo sabor remite al placer de los dioses; o también puedes convertirlo en el relleno de unas deliciosas crêpes.

En caso que desees utilizar las frutas a la parilla en ensaladas, estas son dos opciones que podrás disfrutar:

Ensalada de arúgula con melocotones a la parrilla y pistaches.

10recipehealth-jumbo

 

Ingredientes: 4 tazas de arúgula. ¼ taza de pistaches, ligeramente cortados y tostados; 1 cucharada de hojas de albahaca cortadas; 1 cucharada de vinagre de jerez, 1 cucharada de vinagre balsámico, sal y pimienta, 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, 56g de queso de cabra o queso feta, 8 duraznos pequeños o 6 melocotones grandes.

Preparación: Calienta la parilla. Combina la arúgula, la mitad de los pistaches y la albahaca en un tazón. Mezcla los vinagres, la sal, la pimienta y tres cucharadas de aceite de oliva. Corta los duraznos a la mitad y remueve los huesos. Esparce una cucharada de aceite de oliva a la parte cortada de los duraznos. Ásalos durante dos minutos hasta que estén dorados. Remuévelos del calor. Mezcla la arúgula, los melocotones, añadiendo el queso y los pistaches como cubierta. Disfruta.

 

Ensalada de sandía a la parrilla y queso feta.

08recipehealth-jumbo

 

Ingredientes:  1 pequeña cebolla morada en pedazos; 4 rebanadas de sandía, 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, 2 cucharadas de vinagre de jerez, sal al gusto, 2 cucharadas de menta fresca y cortada, 56g de queso feta, entre ¼  y ½ cucharaditas de chile en polvo.

Preparación: Coloca la cebolla en rebanadas dentro de un tazón y cúbrela con agua y una cucharada de vinagre. Deja que se remoje durante cinco minutos, luego déjalas escurrir en un papel. Prepara la parrilla a fuego medio, esparciendo una cucharada de aceite de oliva en las rebanadas de sandía. Asa las rebanadas durante tres minutos por lado, o hasta que se marquen. Colócalas, con todo y el juego, en un tazón. Mezcla las cebollas y los demás ingredientes, dejando reposar durante algunos minutos (hasta una hora); vuelve a mezclar y sirve. 



Descubre los increíbles beneficios de las semillas de la papaya

Esta fruta es ideal para mejorar el funcionamiento del tracto intestinal y del sistema inmunológico.

La papaya, esa deliciosa fruta anaranjada, se ha utilizado en casi toda América desde hace varios siglos. Rica en fibra, calcio, fósforo, hierro, papaína, tiamina, niacina y vitaminas, esta fruta es ideal para mejorar el funcionamiento del tracto intestinal y del sistema inmunológico.

Antes de la llegada de los españoles, en México solía apreciarse el fruto ya que se relacionaba con la fertilidad; después, durante la conquista, las semillas se distribuyeron a lo largo de Sudamérica, llegando eventualmente a Malasia, Filipinas, China y Hawái.  

Desde entonces, podemos disfrutar de la papaya en jugos, dulces o directamente, ofreciendo increíbles beneficios a la salud. No obstante, tendemos a dejar a un lado a las semillas…

Consumir las semillas de la papaya te ayuda a proteger el riñón de problemas de insuficiencia renal y afecciones posteriores. Es recomendable masticar siete semillas de papaya, tres veces al día.

También ayudan a mejorar la salud intestinal, gracias a su alto contenido de enzimas antiparasitarias: cuentan con alcaloide antihelmíntico, el cual es eficaz exterminando las amebas. En este caso, seca las semillas y muélelas; después, añade el polvo con un poco de miel a agua hirviendo. Bébelo entre dos y tres veces al día.

Si quieres aliviar los síntomas de la cirrosis hepática, muele cinco semillas de papaya y el producto mézclalo con una cucharada de limón. Consúmelo dos veces al día, durante un mes.

Además, gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, varios estudios muestran que el extracto de las semillas combate a la salmonella, estafilococos, entre otras infecciones. Para este tipo de casos, es recomendable masticar muy bien siete semillas, tres veces al día.

Finalmente, impiden que el organismo absorba exceso de grasa y azúcares, acelerando el proceso de digestión (y así perdiendo algunos gramos de sobrepeso). Es recomendable tomar un jugo de toronja, con 20 semillas frescas sin masticar.

 

 



Consume frutas y no jugos para prevenir la diabetes

Un estudio demuestra que consumir jugos contribuye al desarrollo de diabetes tipo 2 mientras que ciertas frutas previenen esta enfermedad.

Un estudio reciente apunta a que consumir frutas enteras es mucho más saludable que consumir jugos naturales de las mismas. Investigadores del Reino Unido, Estados Unidos y Singapur estudiaron a casi 200 mil personas a lo largo de 25 años para determinar la manera en la que consumir ciertas frutas contribuye o previene el desarrollo de Diabetes tipo 2.

De las 187 mil personas que participaron en el estudio, 12, 198 (el 6.5%) desarrollaron diabetes tipo 2. La investigación seguía el consumo de ciertas frutas como lo son: uvas, duraznos, ciruelas, chabacanos, ciruelas pasa, melocotones, melones, manzanas, peras, naranjas, toronjas, fresas y arándanos de los sujetos. Cada cuatro años se les preguntaba qué tan seguido consumían una porción de cada fruta.

Los resultados indican que comer arándanos, uvas, manzanas peras y pasas reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Los investigadores determinaron que esto se debe a los beneficiosos niveles de Antocianina y Polifenoles en estas frutas.

Por otro lado el efecto de consumir jugo es lo opuesto: contribuye a un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2. De manera que remplazar una porción de jugo por una de arándanos reduce el riesgo de padecer diabetes por un 33% y remplazar el jugo por otras frutas tenía un efecto menor pero similar.

El investigador principal Qi Sun explica que al hacer jugo “nos deshacemos de la fruta y nos quedamos con líquidos que absorbemos rápidamente, llevando a un aumento de azucares en la sangre y en los niveles de insulina”. Por lo que nos recomiendan consumir frutas enteras en vez de jugos.

El estudio completo “Fruit consumption and risk of type 2 diabetes: results from three prospective longitudinal cohort studies” se publicó en BMJ el 29 de agosto del 2013.

También en Ecoosfera: ¡A disfrutar los mangos! Propiedades nutricionales y curativas de esta deliciosa fruta.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca