Close

TOP: 5 sencillas maneras de usar la miel como producto de belleza natural

De acuerdo con numerosos archivos históricos, Cleopatra solía usar la miel como único método para enaltecer su belleza natural. Este hecho intrigó a numerosos científicos, por lo que se lanzaron a estudiar las propiedades de la miel.

La miel, especialmente la cruda y sin pasteurizar, es un producto natural increíblemente versátil: contiene una increíble cantidad de antioxidantes que ayudan a reducir los efectos de la edad, como, por ejemplo, las arrugas; es un excelente antibacterial que funge como un tratamiento efectivo contra el acné; brinda cuidados a la piel para reducir la irritación y heridas, dejando el área sorprendentemente suave y limpia.

Existen múltiples maneras de usar la miel como producto de belleza natural, por lo que te compartimos algunas opciones para consentir a tu piel:

  • Como máscara humificadora. Tu piel se sentirá limpia y suave después de usar una máscara de miel. Lo único que necesitas hacer es verter una cucharada de miel en tus manos para expandirlas por tu rostro. Deja reposar el líquido sobre tu piel durante 30 minutos. Después enjuaga con agua caliente. Otra opción es combinar una cucharadita de mantequilla, una cucharadita de miel y una yema de huevo; aplica la mezcla sobre la piel y deja reposar durante 20 minutos antes de enjuagar con agua caliente.
  • Como un limpiador facial con miel. La miel es un desmaquillante efectivo, en especial cuando se mezcla con aceite. Combina la miel con aceite de coco para crear una mezcla fácil de esparcir. Coloca la mezcla sobre tu piel –evitando el área ocular– para limpiar el maquillaje. Enjuaga con agua caliente.
  • Exfoliante de miel y almendras. Combina dos cucharaditas de almendras en polvo y dos cucharaditas de miel. Coloca la mezcla sobre tu piel haciendo un movimiento circular con tus dedos. Enjuaga con agua caliente.
  • Tratamiento capilar con miel. Existen dos alternativas. La primera puedes combinar una cucharada de miel y 1/4 de agua caliente. Colócalo en tu cabello después de enjabonarte el champú. Deja reposar durante una hora y después enjuaga. La segunda es combinar 1 1/2 cucharaditas de miel con cinco tazas de agua caliente. Colócalo en el cabello y déjalo. Seca y peina tu cabello como usualmente lo haces.
  • Baño de miel y leche como el de Cleopatra. Combina 1/4 taza de miel con dos tazas de leche y unas cuantas gotas de aceite esencial. En la tina, vierte la mezcla con agua caliente y… relájate en ella.
Ver Más
Close