Otra victoria: juez ratifica la suspensión del maíz transgénico en México

Monsanto interpuso un amparo que fue validado hace un mes, pero gracias a más de 20 organizaciones esta decisión fue revertida.

Foto:inecex.com.mx

Desde 2013, el colectivo Sin Maíz no hay País, entre otras organizaciones civiles, consiguieron un recurso legal para varar el cultivo del maíz transgénico. Naturalmente, este ha recibido casi un centenar de impugnaciones por parte de las empresas afectadas, como la impopular Monsanto.

Hace un mes, aproximadamente, un juez invalidó esta medida precautoria en lo que se resuelve el permiso en tribunales federales, sin embargo miembros de Acción Colectiva Maíz impugnaron la resolución y este 3 de noviembre se informó que un tribunal federal confirmó la suspensión provisional del cultivo de maíz transgénico.

El argumento del Tribunal consistió en que la ley ordena preservar la materia del juicio durante la tramitación de la apelación “puesto que si se siembran los transgénicos el daño sería irreversible”. Según René Sánchez Galindo, abogado del colectivo, en una declaración publicada por Sin Embargo.

En solo tres años, además de las 97 impugnaciones interpuestas por las corporaciones afectadas, han sido por ellas también solicitados 22 amparos, de los cuales 17 han sido resueltos en tribunales federales, todos ellos dando razón a la medida precautoria que aun sigue vigente para impedir la siembra del maíz transgénico.

Finalmente, en Abril de este año, se decidió que una autoridad federal será la que dictamine tajantemente si será permitido o no a largo plazo el cultivo de maíz transgénico en México. El argumento de las organizaciones ambientalistas en contra, es que esta práctica resultaría en la pérdida de la biodiversidad del maíz en el país, pues los cultivos transgénicos contaminan los campos circundantes. También, existe incertidumbre sobre los efectos de estos productos a la salud humana.



La historia de los 113 niños contra un desarrollo turístico en un manglar de Cancún

Luego de que estos menores firmaran y presentaran un amparo, por fin ha sido varado uno de los mega proyectos que destruirían el ecosistema de la zona.

 

 

Como sabrás, en las luchas ambientales de los últimos años los recursos legales han sido decisivos para encontrar vías de solución. Cuando el Estado no prioriza el bien común y más bien lo hace con las agendas de las corporaciones, suelen haber otros cauces, como el poder judicial, que pudiese estar más ajeno a esos intereses.

En México específicamente en los últimos años las luchas ambientalistas han ido volcándose al recurso de los amparos para detener megaproyectos que dañan el medio ambiente. Algunos de los casos más icónicos sobre victorias con este tipo de herramientas es la obstaculización del cultivo de maíz transgénico o de soya transgénica (por cierto uno de los sectores con más intereses puestos, y por parte de mega corporaciones muy poderosas).

Un nuevo caso está siendo muy sonado por su peculiaridad. Hace 10 años, algunas de las instancias que supuestamente velarían por el medio ambiente como la Semarnat autorizaron una propuesta de un mega proyecto ubicado a solo 1 km de la laguna de Nichupté, y por ello, una zona de manglares.

El tamaño de este es tan grande como 800 mil m2, equivalente a 114 campos de fútbol y de 5, 096 unidades de alojamiento. Desde que el proyecto está aprobado, 10 años, decenas de habitantes de Cancún han estado movilizándose para impedir el proyecto. Sin embargo hasta hace poco es que ha ido atrayendo la atención de la autoridad, cuando se tuvo la idea de que fueran menores los que firmaran también y presentaran el amparo en contra del proyecto.

151126060919_mexico_cancun_menores_624

Foto: BBC

Con este amparo firmado por los niños, por fin ha sido lograda la suspensión, aunque temporal, del las obras del proyecto Malecón Tajamar Cancún.

Cabe apuntarse que los permisos fueron otorgados en 2005, cuando era ya prohibido en la ley modificar la zona de manglares. Está documentado, también, como Fonatur (la instituución de turismo promotora del proyecto) había mentido al señalar que en realidad no se trataba de una zona de manglar.  Por lo anterior (argumentos por demás contundentes), bien podría conseguirse la suspensión definitiva por parte de estos niños y adultos activistas.

[BBC]

 



Atención: un juez invalida la prohibición de siembra de maíz transgénico en México y Ong apela

Es uno de los momentos más alarmantes en la lucha contra este tipo de cultivo, luego de 2 años en que su siembra estuvo varada.

Uno de los argumentos irrefutables en contra de los transgénicos es que aún no ha sido probada su seguridad para la salud. Algunos otros dirían que tampoco se ha comprobado que sean malos, sin embargo, el hecho de que se encuentre ya en el mercado sin las pruebas que demuestren su seguridad es un atentado contra la población.

Hay que recordar también que las corporaciones involucradas en el desarrollo de transgénicos han estado inmersas en oscuros capítulos como el boicoteo de estudios sobre la nocividad de los transgénicos o demandas a campesinos pobres cuando sus cultivos fueron contaminados por otras siembras; ello con el atroz argumento de la propiedad intelectual.

En México organizaciones como el Colectivo sin Maíz no hay País, lograron con un recurso legal que se prohibiera la siembra de maíz transgénico; la medida duró 2 años, pero ayer se informó que el Juez Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil del Primer Circuito, Francisco Peñaloza Heras, dejó sin efecto esta medida precautoria.

Esta decisión se tomó luego del amparo interpuesto por la impopular Monsanto, quien argumenta que para la suspensión no fueron consideradas medidas técnicas. Ahora, aunque la suspensión del juez implica la liberación de los permisos para la siembra de este tipo de maíz, la organización Acción Colectiva Maíz informó que de inmediato apelaron la decisión por lo que aún no es verdadero que la siembra de maíz transgénico se haya liberado.

“La apelación suspende la siembra de transgénicos, porque la ley dispone que debe tramitarse con efectos suspensivos y devolutivo, y nosotros apelamos desde las 9 de la mañana de hoy miércoles 19 de agosto”, precisó Galindo.

Este es uno de los momentos más alarmantes en la lucha contra la alimentación transgénica en México… hace poco se informó que un tribunal decidiría finalmente si se daría o no banderazo a la siembra de maíz genéticamente modificado y distintos expertos estuvieron presentando información para mostrar cómo este cultivo afecta la diversidad biológica. En el proceso, también fue descubierto como las autoridades mexicanas ocultaron información al tribunal.

[SinEmbargo]

 



Académico presenta más información en contra del maíz transgénico ante la Corte en México

Con la figura de Amicus Curiae, el Dr. José Antonio Serratos Hernández, ha entregado información en defensa del maíz criollo en mancuerna con Greenepace.

La comercialización y cultivo del maíz transgénico en México será decidida finalmente por una instancia federal. Lo anterior se decidió hace pocas semanas, y para las organizaciones sociales que están en contra del maíz transgénico, se trata de una buena noticia pues así podrá ser más sencillo seguir el proceso legal. 

Muchas organizaciones sociales sostienen que el cultivo y la comercialización del maíz transgénico terminaría con las 64 razas distintas del país. Si hoy los mexicanos importan el 30% del maíz que consumen como transgénico, entonces la siembra y comercialización de este en territorio nacional no solo acabaría con la diversidad en el consumo, también de las semillas, pues los cultivos suelen contaminarse a kilómetros de distancia. 

En un comunicado y como parte de la lucha legal que se hará en los próximos meses, quizá años, Greenpeace México y el  Dr. José Antonio Serratos Hernández, académico e investigador de la UNAM, en uso de la figura Amicus Curiae,  entregaron información relevante a la Corte “como contribución especial a la Acción Colectiva de Maíz, iniciada por organizaciones civiles, científicos y ciudadanos en Junio de 2013, con el fin de aportar elementos relevantes que contribuyan a resolver el controvertido asunto de la siembra o liberación de maíz transgénico o Genéticamente Modificado (GM) y los riesgos que traería en México, centro de origen y diversidad genética de este grano.”

“El tema central de esta lucha jurídica contra el maíz transgénico es el derecho humano de generaciones presentes y futuras a la diversidad biológica de los maíces nativos o criollos, en particular, y, en general, a la biodiversidad agrícola que se genera en la milenaria interacción entre las comunidades humanas y los ecosistemas agrícolas.”

Aquí puedes conocer más sobre la campaña que se está generando para defender el maíz nativo.



La lucha VS los transgénicos en México ha entrado en una nueva etapa (Mira porqué)

Un tribunal federal decidirá definitivamente si será posible sembrar y comercializar maíz transgénico.

Hace más de un año organizaciones sociales como el Colectivo Sin Maíz no Hay País lograron una medida cautelar que suspendió la siembra de maíz transgénico. 

Lo anterior fue un gran triunfo para la sociedad civil en contra de las grandes y oscuras empresas transgénicas como Monsanto, Dupont Pioneer, Syngenta y Dow Agrosciences, que buscan que el maíz modificado pueda sembrarse y comercializarse en territorio nacional. 

La semana pasada se decidió que una autoridad judicial de nivel federal será la encargada de resolver finalmente el caso: el derecho central que será discutido es el si se daña o no el derecho humano de generaciones presentes y futuras a la diversidad biológica de los maíces nativos o criollos.

Las empresas transgénicas justifican la siembra de maíz transgénico, entre otros argumentos, pues desde hace 15 años en México ha entrado maíz transgénico de importanción, que de hecho, están consumiendo los mexicanos (el 30% en total). Hoy entran 117 productos transgénicos, entre ellos 10 toneladas de maíz al año, principalmente de Estados Unidos. 

Para las organizaciones la estrategia será primero asegurar un candado definitivo para la siembra del maíz transgénico en el país, que condenaría a los mexicanos únicamente al consumo transgénico, y con el tiempo disminuir el maíz transgénico que ya se importa. 

La siguiente lucha legal en tribunales federales podría durar años pero la Colectividad en Defensa del Maíz ya ha conseguido antes un inesperado paréntesis en la siembra del maíz transgénico, por lo que consideran que podrían alcanzar un candado definitivo.

[Sinembargo]



David Schubert, eminencia contra los transgénicos, dirige carta a EPN contra el maíz genéticamente modificado

En la misiva incluye argumentos científicos que comprueban el riesgo para la salud humana.

David Schubert es un doctor en inmunología y profesor del Instituto Salk para Estudios Biológicos en San Diego, Baja California (uno de los mejores institutos de investigación médica en el mundo). En 2009 envió una carta al Ministro de Medio Ambiente y Bosques de la India mostrándole su preocupación por la incorporación de la berenjena transgénica en la India y Bangladesh con resultados asombrosos: el proceso se detuvo. 

Recientemente, este especialista en nuevas entidades químicas y biológicas, y quien ha publicado en prestigiadas revistas científicas sobre las plantas transgénicas y sus efectos en la salud, envió una carta dirigida al presidente de México Enrique Peña Nieto y los titulares de la Sagarpa y la Semarnat para exponer los peligros, con argumentos científicos, sobre la incorporación del maíz transgénico a México.

La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad ha reunido algunos fragmentos de esta misiva sobre los argumentos del porqué no al maíz transgénico:

La falta de necesidad: 

El maíz no es un cultivo severamente amenazado por ninguna plaga. 

El riesgo ambiental: 

El maíz es nativo de México y los transgenes degradarían, de manera incuestionable, sus poblaciones naturales. México es un centro mundial de variedades vegetales capaces de combatir enfermedades y el cambio climático. Esto no será así si se introducen semillas transgénicas en su territorio. Los rasgos genéticamente introducidos contaminarán todas las variedades locales. 

Más altos costos:

La compra anual de semillas, que sustituiría el guardado ancestral de semillas para la próxima cosecha, aumentará los costos en todos los niveles de la cadena alimentaria. Los pequeños campesinos y agricultores, los nodos más importantes del sistema de producción agrícola, serán los más afectados por los altos costos y los potenciales fracasos de cultivos debido a que algunas variedades de maíz transgénico no serán las más adecuadas en todos los tipos de siembras. 

Dependencia Social y Política: 

Una vez que las compañías extranjeras controlen el mercado de semillas de cualquier parte del planeta, seguirán introduciendo semillas genéticamente modificadas de otras especies y tendrán un poder enorme sobre los campesinos. Esto ya ha ocurrido en Estados Unidos donde las compañías semilleros son los principales apoyos de los principales partidos, y han colocado a personas que representan sus intereses en cargos de alto poder para dictar políticas agrícolas nacionales e internacionales. 

Riesgo a la Salud

Dado que el maíz transgénico expresa la proteína Bt, la mayoría de las variedades de maíz transgénico también se modifica para que sea resistente a herbicidas, la presencia de estos compuestos representa un riesgo para la salud humana.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca