Las playas de México: una zona restringida

Erick Alberto Rodríguez nos cuenta cómo es que es tu derecho transitar por cualquier playa del país.

A escala mundial, México ocupa el lugar número trece respecto a la longitud de costa con casi doce mil kilómetros, contemplando sus islas. En la carta magna de nuestro país, específicamente en el artículo 27, se establece que todos los recursos naturales (incluidas las costas) son de dominio público. Las especificaciones de este decreto están inscritos en el artículo 119 de la Ley General de Bienes (LGB), donde se especifica que: “Cuando las costas presenten playas, la zona federal marítimo terrestre (ZOFEMAT) estará constituida por la faja de veinte metros de ancho de tierra firme, transitable y contigua a dichas playaso, en su caso, a las riberas de los ríos, desde la desembocadura de éstos en el mar, hasta cien metros río arriba” y agrega que: “son bienes de dominio público de la Federación, inalienables e imprescriptibles”. Esto quiere decir que no se puede enajenar, es decir, ni transmitir, ni ceder, ni vender legalmente y este atributo no pierde vigencia.  En otras palabras, si tú quisieras bordear las costas del país caminando podrías hacerlo sin ningún impedimento.

 Esta ley también contempla la posibilidad de concesionar estos espacios a cualquier interés privado y contempla tres diferentes tipos de concesión para tal efecto:

Protección y Ornato: Se considerará como uso de protección, el que se dé a aquellas superficies ocupadas que mantengan el estado natural de la superficie concesionada, no realizando construcción alguna y donde no se realicen actividades de lucro; y uso de ornato, el que se dé a aquellas superficies ocupadas en las cuales se hayan realizado obras cuya construcción no requiera de trabajos de cimentación, y que estén destinadas exclusivamente para el embellecimiento del lugar.

General: Se considera como uso general el que se dé a aquellas superficies ocupadas en las cuales se hayan realizado construcciones u obras con cimentación o estén vinculadas con actividades de lucro.

Actividades primarias: Agricultura, ganadería, pesca, acuacultura y la extracción artesanal de piedra bola.

La federación obtiene un beneficio económico a través del pago de derechos por las concesiones. La tarifa a pagar varía dependiendo de la zona, por ejemplo el municipio de Cozumel en Quintana Roo tiene la tarifa más alta ($112.00 pesos/m2 para una concesión general) en comparación con el municipio de Guasave en Sinaloa ($1.12 pesos para una concesión del mismo tipo). Este ingreso permite a los municipios costeros de México poder ser autosuficientes, siempre y cuando se administren los litorales de manera eficiente y transparente.

Un error en el que han caído diversos “concesionarios” es pensar que el pago de derechos les otorga la capacidad de excluir al transeúnte el acceso a las playas. Sin embargo, esto no es posible ya que la misma LGB señala que: “Los propietarios de los terrenos colindantes con la zona federal marítimo terrestre, terrenos ganados al mar o a cualquier otro depósito de aguas marítimas, deberán permitir, cuando no existan vías públicas u otros accesos para ello, el libre acceso a dichos bienes de propiedad nacional y será obligación de las autoridades locales hacer respetar este derecho colectivo.

De manera inmediata este conflicto está legalmente solucionado; sin embargo, del papel a la realidad preside la incertidumbre, y es que, el conflicto deviene en la carencia de facultades administrativas que padece gran parte de los municipios costeros. Sin una buena administración no existe una correcta implementación de las leyes. Empero, la presencia de una institución encargada no garantiza que se cumpla el reglamento. Por ejemplo, los municipios con mayor ingreso por concepto de zona federal marítimo terrestre, como Los Cabos, Cozumel o Solidaridad (Playa del Carmen), presentan conflictos de restricción al acceso de playas. Esta restricción es de dos tipos:

in situ: cuando tú vas transitando por la zofemat y de pronto llegas a la concesión de un hotel y un guardia te impide el paso argumentando que “no tienes derecho a acceder”.

ex situ: En términos generales se presenta cuando no puedes acceder a la zofemat y ocurre cuando no existe una planeación del crecimiento urbano costero. Por ejemplo, cuando se está edificando de un consorcio de hoteles o condominios, pocas veces se procura dejar un acceso a la zofemat. Esto genera una barrera impenetrable para todos los mexicanos que, por derecho, deberían de tener la oportunidad de acceder a sus litorales.

En la antigua Roma, cuando una propiedad privada impedía el acceso a un recurso de bien público (por ejemplo un río), se creaba una “servidumbre de paso” para permitir el libre acceso al recurso. Esto garantizaba el derecho colectivo y protegía los intereses de las mayorías ante el bien privado. Este concepto ha prevalecido hasta la actualidad y consiste en abrir un camino con las medidas “suficientes” para permitir el libre tránsito de las personas a las playas. Sin embargo, solo puede constituirse previa indemnización al propietario. Con ello se procura de manera imparcial el bienestar público y privado.

Finalmente, ante la falta de una administración eficiente que haga cumplir el reglamento, la sociedad civil organizada e informada es la única vía para proteger de manera colectiva los derechos de todos los mexicanos. El crecimiento urbano costero es una realidad que está sucediendo a cada instante, es imprescindible que las autoridades y la sociedad colaboren de manera conjunta para impedir que este crecimiento se vuelva una barrera que nos impida acceder a uno de nuestros más preciados recursos: Las playas.

Twitter del autor: @Erick_ARS

Erick Alberto Rodríguez estudia la maestría en el Laboratorio Nacional de Ciencias de la Sostenibilidad en la UNAM

 

Referencias:

Ley General del Bienes

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/267.pdf

Reglamento de la Zona Federal Marítimo Terrestre

http://www.ordenjuridico.gob.mx/Federal/Combo/R-355.pdf

Ley Federal de Derechos

http://www.cfe.gob.mx/negocio/4_Informacionalcliente/SiteAssets/Paginas/Pago-de-derechos/Leyfederaldederechos2014.pdf

 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 



Oaxaqueño tiene un plan para salvar a las abejas de su extinción

A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas.

Siendo tan sólo un adolescente, el actual doctor oaxaqueño Ernesto Guzmán-Novoa, supo que las abejas eran seres vivos cuya importancia trasciende fronteras nacionales o culturales. A él no sólo le gustaba la miel que estos polinizadores realizan, también la precisión que tienen para desarrollar sus hogares y organizar sus poblaciones. Por esta razón, 30 años más tarde y sabiendo que la población de las abejas se encuentra en peligro de extinción, Guzmán-Novoa decidió encontrar una manera de salvarlas. 

Ahora el mexicano es el líder del Centro de Investigación de la abeja melífera de la Universidad de Ontario, en la cual se investigan las principales causas que empeoran la salud de las abejas. A lo largo de sus estudios, ha descubierto que son algunos hongos, ácaros y el neoniconitoide –químico de los pesticidas– que promueven el debilitamiento de las abejas. En otros artículos en Ecoosfera hemos hablado al respecto de cómo se busca reducir el consumo y el uso de estos químicos tóxicos en el mercado agroquímico –las cuales poseen unas ganancias de 200 miles de millones de euros–, sin embargo empresas como Monsanto y Pfeizer han salteado los juicios pese a la mayoría de los esfuerzos. 

 

En los últimos años Guzmán-Novoa se ha dedicado a denunciar las compañías argoquímicas, gobiernos e incluso granjeros convencionales que, defendiendo a los pesticidas por interés económicos. Sin embargo, el ambientalista no se da por vencido: “Tenemos partes del puzzle, pero todavía no tenemos la imagen completa de lo que causa la muerte de las abejas.” Y paso a paso, resguardado en la provincia de Ontario, Canadá, está buscando la manera de prohibir este tipo de pesticidas que obligue a los granjeros a rendir cuentas si los usan a partir del 2017. En caso de lo contrario, advierte Guzmán-Novoa, esto pondrá en riesgo la seguridad de las cosechas, “ya que uno de cada tres alimentos que consumimos dependen de la polinización de estos pequeños animales. O lo que es lo mismo: más de 500 miles de millones de euros por año.”



Mancha de residuos fecales podría afectar biodiversidad en Los Cabos

Si bien en una primera instancia trataron de encubrir el hecho señalando que se trataba tan sólo de “un líquido derramado por alguna embarcación”, las muestras recabadas comprobaron que eran realmente residuos fecales.

 

Cerca del municipio de Los Cabos, en Baja California Sur, se comenzó a reportar la presencia de una creciente mancha café que parecía simple agua sucia. Sin embargo, tras solicitar –y demandar– la investigación de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios –Coepris–, se confirmó la presencia de desechos fecales. 

Si bien en una primera instancia trataron de encubrir el hecho señalando que se trataba tan sólo de “un líquido derramado por alguna embarcación”, las muestras recabadas comprobaron que eran realmente residuos fecales. Frente a esto, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente –Profepa– y la Marina se encuentran haciendo uso de sus recursos para disolver la mancha que está afectando al ecosistema marino de la región, mientras tanto las autoridades han empezado a realizar averiguaciones sobre los responsables de la gran mancha y sus consecuencias en el medio ambiente. 

La mancha de color café, actualmente con una capa blanca, amarillenta y espumosa, muestra un proceso de decomposición orgánica, lo cual contiene coliformes fecales que pueden estar afectando a la biodiversidad marítima de la zona. Se cree que la mancha, que va desde la entrada de la marina de Cabo San Lucas hasta Migriño, se originó cuando algún barco descargó ahí sus desechos. Se ha considerado un hecho ilegal. 



Capturan en video a uno de los más exóticos y hermosos peces del mundo (VIDEO)

Un video de un regaleco, inusual y extravagante pez, fue documentado en las playas de Baja California; se trata una especie poco vista y caracterizada por su larga complexión.

Se cree que aún hay cientos de especies acuáticas que desconocemos. Algunas son estudiadas en el mundo científico pero poco afamadas en la cultura colectiva por su vida discreta, son peces que salen poco a la superficie y viven en profundidades casi inalcanzables por el hombre. El regaleco (Agrostichthys Regalecus) es un ser que causa conmoción: su amplia longitud y peculiar forma plana, cara curiosa y “peinado” estilo punk, hacen de esta especie una hipnótica.

Un video de un regaleco ha causado asombro en internet, donde este animal recorre apacible las orillas de una playa en Baja California México. El equipo de un parque acuático de Chicago que transitaban las poco profundas con sus canoas, ven nadar esta extraña especie debajo de sus naves. La sorpresa de los espectadores es notable y las claras imágenes que permiten las aguas cristalinas del lugar son deleitables.

Son dos minutos de video donde disfrutarás de este regaleco nadando graciosamente, no dejará de emocionarte su tamaño, curioso semblante y peculiar forma. Apenas en el 2008, un grupo de científicos logró grabarlos por primera vez en su ámbito natural,  un animal espectacular y envidiablemente sereno.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca