Las misteriosas piedras deslizantes de Racetrack Playa

Como si fueran patinadoras de otra realidad, las piedras de Racetrack Playa, en el Death Valley, de California dejan rastros de un movimiento que nadie nunca ha visto.

En el Valle de la Muerte de California hay un lago seco en el que ocurre un misterioso fenómeno: una serie de grande piedras que dejan huellas en zig-zag de cientos de metros de manera un tanto inexplicable. Es como si estas piedras se movieran cuando nadie las ve para jugarle una broma a los seres humanos –y nadie las ha visto nunca moverse, pese a tener una enorme cola que traza un sendero fantasmagórico.
 
Conocidas como las Piedras Deslizantes de Racetrack Playa, numerosos científicos han investigado este fenómeno sin lograr descifrarlo completamente. Estas piedras viajeras se mueven a lo largo del suelo liso del valle sin intervención humana o animal en ocasiones viajando claramente en paralelo con otra piedra como si fueran queridas compañeras. Investigaciones no han logrado encontrar patrones que determinen como funciona el movimiento de las piedras deslizantes. Como demuestra el caso de la piedra “Karen” que, con sus más de 300 kilos de peso, no se movió por 7 años y había desaparecido un año después cuando los investigadores regresaron (luego Karen fue identificada a más de medio kilómetro de donde se había localizado cuando se realizó el estudio).
 
Runningrock2
 
Entre las teorías que se manejan, menos poéticas que lo que evoca en primera instancia el fenómeno, la más aceptada es versión de que las piedras sólo se mueven en invierno, cuando las capas de hielo que se forman debajo de las piedras podrían ayudar a que el viento las desplace. En inviernos más fríos las piedras se mueven más distancia  Sin embargo, este desplazamiento no ha podido explicarse cabalmente y sin habiendo dudas sobre cómo ocurre bien a bien. Esta vacío cognitivo a hecho que algunas personas invoquen un extraño fenómeno magnético o cosas aún más extrañas.  Por lo pronto lo único claro es que, dentro del imponente paisaje del Valle de la Muerte, las piedras deslizantes son otra de las múltiples manifestaciones de la naturaleza que alía a la belleza con el misterio.
 



El lago de Cuitzeo, en Michoacán, está desapareciendo

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.”

En Michoacán, entre los municipios de Copándaro, Huandacareo, Chucándiro y Cuitzeo, se encuentra el lago de Cuitzeo, cuya superficie total ha quedado casi seca. Ahí, el paisaje se ostenta entre nubes de polvo y remolinos ocasionando numerosos padecimientos gastrointestinales, respiratorios, cutáneos y oculares en los habitantes de los cuatro municipios. Incluso el nivel del agua de más de la mitad de su superficie no llega al metro de altura. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático –INECC–, el lago de Cuitzeo ha enfrentado una “alteración extrema”, pues se ha reducido su extensión, ha aumentado los niveles de salinidad así como la proliferación de malezas acuáticas en la parte oriente. Este cambio comenzó a partir de la construcción de la autopista Morelia-Salamanca, la cual dividió al lago e impidió las aguas de la zona oriente del lago. 

Esta situación ha impactado de manera tal que, en palabras de los lugareños, “da miedo que empiece el aire porque de plano se oscurece con tanto polvo.” Y pese haber pedido apoyo a la presidencia municipal, no se cuenta con la cantidad suficiente de agua para “regar tanta tierra”; por lo que se solicitó abrir las compuertas que separan las dos partes del lago con el fin de que entre agua a la laguna mientras caen las lluvias, pues “los niños están casi siempre enfermos. Desde la mañana comienza el polvo y por la tarde la nube de tierra llega hasta Moroleón –Guanajuato, a unos 15 km–.” 

Desgraciadamente, desde el 2003, las lluvias han sido insuficientes: aún con precipitaciones abundantes, el nivel del agua no rebasa 20 centímetros de profundidad.  Esto, inevitablemente, ha provocado nubes de polvo que, a su vez, ocasionan una serie de padecimientos tanto en niños, adultos y personas de la tercera edad; así como una alteración en las actividades agropecuarias de la zona, ya que alrededor de unos 1 200 pescadores ha visto su trabajo afectado frente a esta situación. 

Frente a esto, el Congreso de Michoacán aprobó la propuesta del diputado Jaime Hinojosa Campa, la cual exhorta a la Comisión Nacional del Agua con el fin de revisar la situación causada por el bloqueo de las aguas en la tenencia de Mariano Escobedo, en el municipio de Cuitzeo. Además se solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales una serie de acciones de protección, restauración y conservación de los ecosistemas y recursos naturales, bienes y servicios ambientales; mientras que en la Secretaría de Salud se solicitó que emita tanto una alerta epidemiológica en la zona, como una gestión integral de los recursos hídricos y el combate al cambio climático. 

 



La tristeza de perder un perro se equipara a la de perder a un ser querido, estudio

Los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro.

Para Frank McAndrew, psicólogo y profesor del Knox College, en EE.UU., los perros dejan de ser, en ocasiones, mascotas para convertirse en algo más cercano a su dueño: un ser querido. Por esta razón, cuando el can se pierde o fallece, el proceso de duelo en su duelo es largo y difícil de pasar. Es decir que al ser personajes importantes de la vida cotidiana, perderlos resulta en un proceso doloroso equiparable a perder a un pariente. 

A lo largo de la investigación de McAndrew, el experto mencionó que “aquellos que quieren a su can saben la verdad: su mascota no es ‘solo un perro’. […] Tal vez si la gente se diera cuenta de lo fuerte e intenso que es el vínculo entre las personas y sus perros, el dolor [que causa su muerte] sería más ampliamente aceptado.” Y esto podría ayudar, en gran medida, a los dueños de los perros a aceptar el deceso y elaborar el proceso de duelo. 

Esto se debe a que los humanos y perros se han adaptado a la convivencia en los últimos 10 000 años, evolucionando en conjunto del uno y del otro. Esta teoría se ve apoyada con las propuestas por el antropólogo Brian Hare, quien sugirió que la domesticación de los canes comenzó con la socialización del lobo gris haciendo las interacciones más satisfactorias y estrechas. En especial al ser retroalimentada de manera positiva e incondicional: “Los perros han sido criados selectivamente durante generaciones para prestar atención a los seres humanos.” 

De hecho, los científicos han demostrado que los cerebros de los perros responden positivamente a los elogios de sus dueños tanto como lo hacen ante la comida; e incluso son capaces de reconocer a las personas para aprender a interpretar los estados emocionales de los humanos mediante la expresión facial, a entender las intenciones humanas para ayudar a sus propietarios y a evitar a la gente que trata mal a sus dueños. Mientras que los seres humanos responden al afecto y la lealtad de los perros con altas dosis de dopamina, serotonina y oxitocina, generando una serie de bienestar a los dueños. 

Por esta razón, la pérdida de un perro altera gravemente la rutina diaria así como la neurofisiología de su dueño. Esto provoca que el proceso de duelo en torno a un can implique una elaboración igual de compleja que con seres queridos; cuyo tratamiento psicoemocional más funcional es el tiempo y la aceptación de las emociones negativas.  

 



10 dogmas de la ciencia que necesitan ser reevaluados

La ciencia funciona mediante la observación y el cuestionamiento, incluso de sí misma.

Para la ciencia, si algo existe es posible medirlo —si no es posible medirlo, bueno, entonces no existe. En una metáfora simplista y ligeramente fuera de contexto, este es el equivalente a decir que para los ciegos el mundo no existe debido a que no pueden verlo. Lo que la ciencia no ha cuestionado sobre sí misma son las condiciones mismas en las cuales observa los fenómenos del universo, perpetuando así su sobrevivencia como práctica económica y política, pero paradójicamente, no científica.

El paradigma materialista —el estándar a partir del cuál la ciencia puede producir respuestas en nuestros días y desde hace por lo menos 200 años—, con todo, no puede dar cuenta de la experiencia humana más simple: ¿qué es nuestra conciencia? ¿Nuestros sentimientos y sueños son solamente químicos fluyendo a través de una computadora orgánica? Y si fuera así, ¿por qué no puede producirse un sentimiento en un matraz de laboratorio?

Pensar y medir el universo a partir de constantes hace el trabajo mucho más sencillo; sin embargo, las constantes en ciencia varían. Tomemos como ejemplo la fuerza de gravedad, una constante empírica difícil de medir; un número que “mide” la fuerza que atrae o repela dos cuerpos. Este número se extrae del promedio de diversas mediciones hechas alrededor del mundo. El problema es que en años recientes la gran “G” ha tenido variaciones tan considerables como de 1.3%.

Con los estándares actuales no parece que haga falta volver a medir la gravedad o desarrollar instrumentos que permitan medirla con mayor precisión, y así conocer, por ejemplo, si eventos como la relación del planeta con otros cuerpos celestes lo afectan, o el movimiento de rotación mismo. No: la gravedad es una constante, no importa que varíe. Este comportamiento científico se parece más a una creencia —a la fe, si les parece, convirtiendo así la ciencia en dogma de fe— de que el universo nació del Big Bang, una vez y para siempre, con todas sus leyes listas para usarse. Universos pret-à-porter.

Mentes como la de Carl Sagan pudieron explicar fácilmente a través de la divulgación científica cómo es que un ser de dos dimensiones (en un mundo hipotético) no podría percibir un universo tridimensional. ¿Es posible que en nuestra dimensión actual no podamos ni siquiera suponer que el universo tal como lo conocemos no está dado de una vez y para siempre, sino que, como los seres vivos, evolucione a través del tiempo?

Investigadores considerados prácticamente herejes como el doctor Rupert Sheldrake han propuesto teorías que desafían no a la ciencia como tal, sino que piden que la ciencia sea verdaderamente científica, es decir, que se pregunte por la certeza de sus propios postulados e instrumentos. En su libro Science Set Free, Sheldrake aporta 10 dogmas científicos que deberían ser revisados.

1. La naturaleza es mecánica: Todas las creaturas y sistemas de la naturaleza no son sino robots hechos para seguir un programa genético dado.
2. La materia es inconsciente: Las plantas, estrellas, animales y elementos son cosas materiales que no son y no pueden tener conciencia de sí mismas.
3. Las leyes de la naturaleza están fijas: En el momento del Big Bang se establecieron todas las constantes necesarias hasta el fin del tiempo. Los hábitos de la naturaleza no evolucionan.
4. La cantidad de la materia y energía en el universo es siempre la misma.
5. La naturaleza no tiene propósito: No existe diseño en la naturaleza en términos de intención, y el proceso evolutivo es mecánico.
6. Herencia biológica: Los planos para producir un ser vivo están compuestos de materia física alojada en sus genes.
7. La memoria se almacena en el cerebro como huellas materiales: La memoria está hecha de proteínas y terminaciones nerviosas organizada como una gaveta dentro de sí misma.
8. La mente está en la cabeza: La mente tiene una conexión física con la cabeza y el cerebro, relegando a la subordinación intelectual el resto del cuerpo.
9. Fenómenos como la telepatía son imposibles: Los pensamientos no tienen ningún efecto en el mundo debido al punto número 8 (la mente está en la cabeza).
10. La medicina mecánica es la única que funciona: Es simplemente casualidad o efectos placebo el que prácticas de sanación tradicional o remedios naturales tengan algún efecto en la salud de la gente.

¿No es posible, digamos, de manera hipotética, que la versión del universo que tenemos actualmente no sea sino la que nuestros instrumentos y sobre todo nuestra imaginación nos permitan comprender? Si la ciencia no puede dar cuenta, en su estado actual, de fenómenos de la conciencia tan cotidianos como la memoria o la sincronía, o incluso fenómenos producidos por experiencias cercanas a la muerte o epifanías espontáneas, ¿no es su papel, en tanto ciencia, reevaluar sus propios postulados?

Afortunadamente, la ciencia no es un ente inmóvil que se desarrolla por sí misma: está hecha día a día por hombres y mujeres concretos, con experiencias personales y posibilidades únicas, que tienen la capacidad de decidir por sí mismos si las convenciones dogmáticas de sus respectivas disciplinas realmente son capaces de decirnos algo sobre el misterio y el asombro del universo. Integrar el asombro al proceso científico permitirá que nuestro entendimiento del universo sea algo más que un discurso; uno que, de hecho, parece tener demasiado miedo de ser ciencia: una ciencia que necesita urgentemente algo de pasión.



9 misterios naturales irresueltos por la ciencia (FOTOS)

Pareciera que hasta hoy entendemos el comportamiento de la energía y la materia; pero algunos casos se salen de toda explicación.

Foto: radiocandela.cl 

Hace apenas un siglo, fenómenos que se atribuían a lo sobrenatural han ido develándose con alguna explicación lógica por la ciencia; pero aún no hemos recorrido esta brecha tanto como quizá solemos pensar. 

Hoy hay numerosos fenómenos en la misma Tierra que no han sido explicados a pesar de los intentos persistentes de algunos estudiosos; y el hecho de que sean tan aparentemente familiares como las tormentas eléctricas.

Acá algunos ejemplos interesantes. 

Las esferas de Kleksdorp

Nadie sabe que son; han sido encontradas en Sudráfrica. Estas pequeñas esferas no parecen pertenecer a ninguna clase de semilla o pieza orgánica existente. Se cree que provienen del espacio.

klerksdorp-sphere-

Foto: espaciosocultos.com

¿Cómo hacen  los desiertos para sonar como música?

Aunque muy pocos lo sepan, los desiertos en el mundo, sobre todo los más arenosos y que forman dunas exquisitas, forman un concierto de música impresionante. Se trata de uno de los ecosistemas que más sonidos generan, sin embargo los científicos no han logrado explicar cómo es que los granos de arena volando pueden emitir tal sonido.

Gelatina de estrellas

Es una sustancia viscosa blanco-transparentosa que comúnmente aparece en los campos. Se tienen registros de ella desde el siglo XIV; aunque está asociada con la lluvia de meteoros se desconoce exactamente qué es; se cree que es una sustancia que se forma cuando este fenómeno se da en el cielo.

Star-jelly.jpg.638x0_q80_crop-smart

Foto: James Lindsey

Balones de luz

La luz suele viajar en forma de zig zag, sin embargo hay un fenómeno muy extraño no predecible: las bolas de luz. Estas llegan solo por un segundo en forma de círculo; son tan rápidas que los científicos no han podido estudiarlas realmente, algunas teorías apuntan a que cuando la luz choca con algo explota en nanopartículas.

balones

Foto: theparadigmshifter/Flickr

La tormenta eléctrica eterna de Catatumbo

Por siglos, sobre un pantano venezolano, ocurre por las tardes una tormenta de luz que nunca termina; el espectáculo de rayos puede prolongarse hasta por diez horas y en ocasiones cada golpe de luz ocurre cada segundo; lo más curioso es que no produce sonidos. No tiene una explicación oficial hasta ahora pero el viento y la topografía del sitio podrían ser los causantes de esta tormenta perfecta eterna.

Catatumbo-lightening-Vene-009

    Foto: Alan Highton

Bosque torcido de Polonia

En el oeste de este país ha ocurrido un fenómeno de lo más extraño. 400 pinos, que forman parte de un bosque normal, han crecido desde que cumplieron 10 años con el tallo curvo. La respuesta no se conoce realmente, aunque existen muchas especulaciones.

lola-derek-crooked-forest-polonia-descubriendo-el-bosque-torcido-02

Foto: editorialmaraustralis.com

La señal Wow en el espacio

En 1977 el astronauta Jerry Ehman encontró una señal radial que parecía provenir de la constelación de Sagitario; la codificación de dicho sonido fue la palabra wow, desde entonces, con esa frecuencia se intentaría encontrar una respuesta en el universo; a la fecha jamás a vuelto a repetirse esa extraña señal.

wow

Las cascadas del Hervidero del Diablo

En Minnesota, el río Brule en su trayecto hace muchas cascadas, pero hay un sitio especialmente donde su agua se bifurca y en una de esas divisiones el agua cae pero no se conoce a dónde. El sentido común apunta naturalmente a que va a algún lado pero los científicos, hasta ahora, no han logrado encontrar exactamente a dónde.

vlcsnap-2011-09-16-13h46m00s85

Foto:saroni5.blogspot.mx

Luces de Hessdalen

En el valle central de Noruega aparecen unas luces centelleantes en el horizonte, que cuando presentan una actividad más concurrente pueden presentarse hasta de 10 a 20 veces por semana. Los registros sobre estas han aparecido desde el siglo IXX y aún se desconoce cuál es su fuente de energía.

Hessdalen

 Foto: scaredyet.net



10 razones por las cuales los delfines son increíbles

El delfín es considerado el animal marino más amigable del mundo, sus hazañas demuestran valentía, inteligencia y enorme nobleza.

Todos hemos oído de las múltiples hazañas de los delfines, aquellos mamíferos que se han vuelto famosos por su caracterización en el cine, la literatura y otras manifestaciones culturales como animales amigables y hasta compañeros entrañables del ser humano. Les presentamos aún más razones por las cuales los delfines son dignos de su reputación y de nuestra admiración:

1-Les gustan los perros.

No sólo nosotros amamos a nuestros compañeros caninos, extrañamente los delfines también lo hacen. En Irlanda, hay un labrador que disfruta nadar al lado de un delfín. Por las mañanas el labrador se tira al mar donde lo espera su amigo y juntos disfrutan jugar en el agua. El vídeo captura la increíble relación entre Dougie, el delfín y su peludo compañero Ben.

2- Juegan con ballenas

Cerca de Hawai, en la isla de Kauai así como en Maui se ha documentado un extraño fenómeno, delfines que juegan con ballenas. Al parecer a estos mamíferos marinos les gusta jugar juntos, los delfines se recuestan sobre las cabezas de las ballenas jorobadas (Megaptera Novaeangliae) y ellas los levantan para que los delfines se deslicen por su espalda -una especie de resbaladilla de ballena.

3- Hasta los Cachalotes los aman

Los cachalotes (Physeter macrocephalus) son ballenas grandes que carecen de depredadores naturales, dado que su tamaño los hace una presa casi imposible. Los machos crecen hasta rebasar los 20 metros de longitud y son animales que aunque viajan en grupo se separan entre hembras con crías y manchos. A pesar de ser animales intimidantes, en lo que se considera un extraño suceso, un grupo de ellos adoptó a un delfín deforme. Una expedición en el mar del Atlántico Norte capturó imágenes del inusual grupo que se trasladaba lentamente para no dejar al delfín atrás.

4- Cuidan a sus amigos

Biólogos estudiando el comportamiento de delfines cerca de la costa de Corea del Sur presenciaron una cautivadora escena: un grupo de delfines estaba cuidando a uno de sus compañeros que parecía estar enfermo o lastimado. El grupo formó una especie de balsa con sus cuerpos para ayudar a su compañera a mantenerse a flote y así evitar que ésta se ahogara. Los lazos afectuosos entre estos animales demuestran que son seres extremadamente complejos.

5- Hacen aros de burbujas

Así cómo algunos fumadores saben hacer aros de humo, los delfines hacen aros de burbuja utilizando su espiráculo. El espiráculo fue un desarrollo evolutivo que permite que los delfines suban a la superficie por aire mientras se mantienen alerta y en busca de predadores. Algunos delfines los usan para divertirse con burbujas como se puede apreciar en el vídeo:

Los delfines sin lugar a dudas son criaturas maravillosas, dignas de nuestro afecto y asombro.

 

Conoce el resto de estas sorprendentes cualidades en este enlace.

 

[treehugger]

 

 

 

 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca