Conoce la ventana que te permite ver el cielo más que ninguna (FOTOS)

Es un artefacto desplegable para devolver la importancia contemplativa en la vida ajetreada de las ciudades.

Foto: Aldana Ferrer

Es una verdad, cada vez es más complicado ver las estrellas en la ciudades por el exceso de luz eléctrica. Si a ello añadimos que los espacios están construidos también sin una lógica que nos permita observar los cielos estratégicamente, nuestro disfrute de ellos es cada vez más escaso. Asimismo, si a lo anterior sumamos que cada vez más vivimos en espacios reducidos, la contemplación del cielo pareciera improbable.

Consciente del mix anterior, la arquitecta argentina Aldana Ferrer García ha creado una ventana movible para observar el cielo desde los departamentos. Un artefacto, que desde su simpleza, podría hacer una diferencia contemplativa en tu vida cotidiana de gran importancia.

Su ventana es capaz de desplegarse hacia afuera, formando una especie de sillón desde donde, cómodo y prácticamente recostado, puedes observar las nubes, estrellas o aquello que se alcance a vislumbrar en los cielos de las ciudades. Su diseño es además tan sobrio, que prácticamente no irrumpe con la estética de los edificios.

Un invento que podría parecer irrelevante, pero que sin embargo nos devuelve la importancia de avistar, aún en los centros urbanos, esos pedazos de naturaleza que aún nos quedan.

Fotos: Aldana Ferrer

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-20

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-14

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-18

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-23

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-1

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-2

[Boredpanda]

 



Comunidades menonitas deforestan más de 1 440 hectáreas de selva en Quintana Roo, Campeche y Yucatán

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo.

De acuerdo con la data brindada por la Comisión Nacional Forestal –Conafor–, el casi 90 por ciento de la deforestación del país sucede en zonas selváticas, principalmente en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Chiapas. Entre las principales causas de la deforestación en México se encuentra el cambio de uso de suelo en zonas forestales, con el objetivo de dedicarlo a actividades agrícolas, habitaciones o de infraestructura de comunicaciones y servicios. Recientemente, por ejemplo, se anunció que En Bacalar, Quintana Roo, se han apreciado huellas de deforestación: alrededor de 1 440 hectáreas devastadas de la selva mexicana. 

Una parte de la comunidad menonita se ha señalado como responsable de dicha deforestación, los cuales, según la Profepa, realizaron la devastación ambiental sin poseer los permisos correspondientes para cambiar el uso de suelo. Frente a esto, la Profepa presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República –PGR– contra integrantes de la comunidad que se encuentran en el municipio de Bacalar, como San Fernando, El Bajío y Paraíso. 

En palabras de Ignacio Millán, subprocurador de Recursos Naturales de Profepa, “Al haber deforestado las superficies, y por selva, se tipifica como un delito de carácter penal; hasta el momento no han exhibido ningún tipo de autorización.” De este modo que aún se pueda salvar la zona para ayudar a reducir hasta 20 por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero –GEI–. 

Esta no es la primera vez que se realiza una denuncia penal en contra de los menonitas asentados al sur de México: en 2010, fue en Campeche; en 2013 y 2017, en Quintana Roo. Estas comunidades utilizan estas tierras para cultivar maíz, soya, entre otros productos, para así venderlos en las regiones locales. 

 

Desde el 2010, la Conafor estableció un esquema, la REDDPLUS, que reduciría la deforestación en distintas zonas de México. Se asumían como “responsables del cambio climático por su manejo forestal, tema que podría convertirse en una forma de cumplir obligaciones ecológicas, y al mismo tiempo impulsar el desarrollo económico.” Por esta razón, cuando numerosas comunidades de diferentes ejidos –salvo la de la comunidad de Salamanca– han deforestado sin permiso de las autoridades, la Conafor ha implementado actividades de planeación, conservación, manejo forestal para preparar tanto a la sociedad como a organismos gubernamentales, realizar arreglos legales y políticas necesarias para fortalecer los esfuerzos en materia de coordinación del cambio climático.

 



Escucha la sinfonía de la vida de un árbol (VIDEO)

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia?

Las artes y la naturaleza son partes indispensables en la vida del ser humano; pues son dos elementos que llegan hasta la profundidad de las dendritas de nuestras neuronas cerebrales. Sin embargo pocas son las ocasiones que al juntarlos, se alcanza un nivel de interconexión que facilita la comprensión de la unidad histórica entre ambos. Un ejemplo de estas contadas ocasiones es la creación del artista Bartholomäus Traubeck, quien desarrolló una pieza que captura el paso del tiempo y lo traslada a un territorio musical: una tornamesa que lee las líneas y texturas de los anillos del os árboles. 

La pregunta que surge de este instrumento es la historia que un árbol, ¿qué tiene que contarnos después de años, quizá siglos, de vivencia? La edad de los árboles se descubre al interior de sus troncos en forma de anillos, las cuales se forman y se acumulan pasando los años de vida: fuerte y hermoso, con surcos y deformaciones que ostenta la resiliencia “de años flacos y años frondosos, los ataques superados y las tormentas sobrevividas” (Hermann Hesse).

El resultado, además de conmovedor, es una sinfonía de la vida, implacable, coherente, hermoso, cuyo compositor es la naturaleza misma. Conócelo: 

 



Nunca viste el cielo de esta manera tan hipnotizante (FOTOS)

asta con alzar la vista al cielo para observar atentamente la iluminación fractal del universo, y así dejarnos llevar por el deseo de la trascendencia hacia lo divino y cósmico.

El universo no es más que una reacción energética que hipnotiza las barreras espaciotemporales, la cual crea cada uno de los complejos principios causales que apenas comienzan a descubrirse.

Si bien los astrónomos y físicos describen todos los aspectos del universo, la realidad es que muy pocos científicos han podido capturar la esencia fractal y hermosa del universo. Su lado artístico a través del cúmulo de estrellas, planetas, galaxias y otros universos.

Basta con alzar la vista al cielo para observar atentamente la iluminación fractal del universo, y así dejarnos llevar por el deseo de la trascendencia hacia lo divino y cósmico. Sin embargo, ¿cómo es que podremos hacerlo si nuestros cielos están infestados de los gases de carbono que inundan las ciudades?

Como una manera de tomar consciencia al respecto, Joni Niemelä ha decidido inmortalizar cada detalle de la noche para que nos encandilarnos, y así tomar acciones para el cuidado del medio ambiente. Night Sky, la serie fotográfica, toma como escenario principal el cielo nocturno de Finlandia. ¿Te imaginas ver una noche así en tu ciudad?

starrynight-4-900x1358 starrynight-7-900x800 starrynight-10-900x854 starrynight-9-900x910 starrynight-12-900x964 starrynight-8-900x902 starrynight-11-900x596 starrynight-6-900x1243 starrynight-1-900x1045 starrynight-2-900x996 starrynight-0-900x607 starrynight-3-900x599



Los 3 mejores lugares para ver las estrellas en México

Aún existen espacios lo suficientemente oscuros y alejados del hombre para descubrir, incluso, la Vía Láctea.

Hoy, la oscuridad se ha convertido en un lujo, así como los espacios sin ruido. La densidad de población así como la energía eléctrica que fue haciéndose cada vez más común han inundado de luz los cielos nocturnos; desde el espacio de hecho puede verse cómo, por las noches, los sitios completamente oscuros son escasos.

Esos espacios completamente oscuros solían hacer un contraste natural con la luz de las estrellas en el cielo; y hubo épocas en las que desde la Tierra era prácticamente posible ver la Vía Láctea en casi cualquier sitio. Hoy algunos de estos sobreviven aunque hay que saber investigarlos.

En México existe una curiosa ley llamada “del Cielo” que busca preservar los lugares más predilectos para ver el cielo estrellado, aunque existe únicamente en el estado de Baja California.  Fernando Ávila, astrónomo de a cargo de la Oficina de la Ley del Cielo, entrevistado por el Universal, ha hecho un recuento de los mejores lugares en México para recorrer las constelaciones y galaxias desde el espacio terrestre:

*Los mejores lugares son los que se encuentran más apartados y son más altos sobre el nivel del mar.

Parque Nacional San Pedro Mártir

Aquí se encuentra la sede del Observatorio Astronómico Nacional, está en Baja California a 2 mil 800 metros sobre el nivel del mar. Es un bosque de cipreses, pinos y abetos donde es posible acampar, aunque también hay cómodas cabañas al interior del parque. Uno de los organizadores de visitas guiadas es Cucapah que hace tres días de tours a la sierra. Puedes conocer más información en cucapah.com

Sierra Negra

Está en el Parque Nacional Pico de Orizaba; se trata de un volcán apagado en Puebla. Este hermoso escenario está a 4 581 m sobre el nivel del mar y cuenta con el telescopio más grande en su tipo en México, el Gran Telescopio Milimétrico. En el lugar pueden hacerse exquisitas acampadas. Uno de los organizadores de tours es Mi Escape.

El Pianacate

En la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, este territorio compartido con Arizona. Por las profundidades del desierto, tiene uno de los cielos más oscuros del mundo. En su sierra hay elevaciones de hasta mil 290 m sobre el nivel del mar; las zonas de acampamientos son Cono Rojo y El Tecolote.

* En este enlace puedes encontrar más sitios ideales para empaparte de estrellas en México. 



¿Cómo serían los cielos de las ciudades si fueran visibles las estrellas?

Dos fotógrafos han hecho un proyecto para regalarnos los cielos que hemos perdido de vista en las ciudades.

Ahora que por primera vez en la historia de la humanidad la mayor parte de la población vive en las ciudades, la oscuridad se ha convertido en un lujo, incluso cuando esta es necesaria para tu salud. 

La luz eléctrica y la polución en los cielos citadinos han hecho que perdamos de vista el espectáculo del cielo; el pedazo de universo que era asequible en otros tiempos por las noches. Para darte una idea, en el campo, al rededor de unas dos mil quinientas estrellas son visibles como mínimo; en la ciudad, cuando el cielo está más despejado, podemos ver un máximo de trescientas. 

Por lo anterior, un par de fotógrafos Gavin Heffernan y Harun Mehmedinovic, han hecho un proyecto para ilustrar cómo se verían las afueras de las ciudades y su mancha de luces sin contaminación; también  cómo se verían los cielos nocturnos de ciudades como Los Ángeles o Miami, si las luces no opacaran el cielo estrellado: el resultado es increíble.

3045328-inline-i-3-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic3b-copy

 

3045328-slide-s-12-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic5

 

3045328-slide-s-1-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic1

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca