Conoce la ventana que te permite ver el cielo más que ninguna (FOTOS)

Es un artefacto desplegable para devolver la importancia contemplativa en la vida ajetreada de las ciudades.

Foto: Aldana Ferrer

Es una verdad, cada vez es más complicado ver las estrellas en la ciudades por el exceso de luz eléctrica. Si a ello añadimos que los espacios están construidos también sin una lógica que nos permita observar los cielos estratégicamente, nuestro disfrute de ellos es cada vez más escaso. Asimismo, si a lo anterior sumamos que cada vez más vivimos en espacios reducidos, la contemplación del cielo pareciera improbable.

Consciente del mix anterior, la arquitecta argentina Aldana Ferrer García ha creado una ventana movible para observar el cielo desde los departamentos. Un artefacto, que desde su simpleza, podría hacer una diferencia contemplativa en tu vida cotidiana de gran importancia.

Su ventana es capaz de desplegarse hacia afuera, formando una especie de sillón desde donde, cómodo y prácticamente recostado, puedes observar las nubes, estrellas o aquello que se alcance a vislumbrar en los cielos de las ciudades. Su diseño es además tan sobrio, que prácticamente no irrumpe con la estética de los edificios.

Un invento que podría parecer irrelevante, pero que sin embargo nos devuelve la importancia de avistar, aún en los centros urbanos, esos pedazos de naturaleza que aún nos quedan.

Fotos: Aldana Ferrer

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-20

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-14

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-18

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-23

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-1

extending-window-more-sky-aldana-ferrer-garcia-2

[Boredpanda]

 



Mineras en Colombia están provocando trastornos mentales y enfermedades graves en habitantes

Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.”

La contaminación de recursos naturales como el agua, suelo y aire, es sólo una de las consecuencias más comunes de la actividad minera; otra se asocia con el abuso, acoso y violencia ejercidas por las empresas hacia las comunidades indígenas que no pueden defender sus tierras. Sin embargo, muy poco se habla acerca del impacto mortal que conlleva la liberación de vapores y líquidos en las minas en Colombia, China, Indonesia, México y más; como es el caso que se enfrenta la población de Segovia, en Colombia, a la intoxicación por mercurio. 

Para Natalio Cosoy, de la BBC Latinoamerica, Segovia es “el municipio con más casos de intoxicación por mercurio en Colombia, […] que es a su vez la tercera nación que más mercurio libera al medio ambiente en el mundo –75 toneladas al año–, detrás de China e Indonesia.” Este fenómeno que pone en riesgo la salud física y mental de los habitantes se debe a décadas de explotación aurífera y de uso del mercurio para extraer oro de las piedras. 

La intoxicación por mercurio comienza con náuseas, mareos; continúa destruyendo a los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, los pulmones, los riñones, la piel, los ojos; y termina con la muerte. Si bien en Segovia nadie ha fallecido por mercurio, alrededor de 45 000 personas están sufriendo los efectos de la intoxicación. 

Ahí, en donde se quema el mercurio en una especie de horno con una puerta abierta y los extractores empujan los vapores hacia los caños de la máquina, el riesgo continúa afectando a cada miembro de la población. Para Carlos Federico Molina Castaño, médico toxicólogo y especialista tanto en salud ocupacional como epidemiología, “el riesgo sigue presente siempre que se manipule mercurio, un metal que se evapora, por otra parte, a bastante baja temperatura, en torno a los 40 grados. Si en la orina hay más de 20 microgramos por gramo de creatinina, la persona se considera intoxicada. Es difícil encontrar a algún minero segoviano por debajo de 20. Uno me contó que llegó a tener 500. […] El máximo que me ha tocado ver a mí fue uno de 3 000.” Inclusive, bebés lactantes se encuentran bajo los efectos de la intoxicación: “Aunque en bajas cantidades, las mujeres pasan el tóxico a sus hijos a través de la leche materna. Ninguna de mis madres trabajaba con mercurio en el momento, llevaban un año sin exponerse en forma directa al mercurio, o sea que es una exposición ambiental.”

Más que la muerte, explica Molina Castaño, el mercurio “genera más discapacidad que mortalidad.” Afectaciones que implican el aspecto mental, las cuales pueden ir desde la psicosis hasta la bipolaridad. Los trastornos mentales son una consecuencia de la exposición a largo plazo al mercurio: “Es como cuando a usted le dice el nutricionista que si come mucha carne le va a producir enfermedades, o si come mucha harina; es igual, digo que si una persona está evaporando el mercurio, lo está aspirando, más adelante le puede traer efectos, pero eso no es muy común aquí”.



Los polos se están llenando de musgo como hace 3 millones de años (VIDEO)

“Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.”

El descongelamiento de los polos ha sido un tema alarmante en los últimos años. Investigadores y ambientalistas continúan buscando múltiples maneras de prevenir una catástrofe ambiental que someta a un riesgo significativo la biodiversidad del planeta. A lo largo de estas investigaciones, colegas de University of Cambridge, British Antartic Survey y University of Durham encontraron que en las tierras antárticas están creciendo increíblemente rápido cepas de musgos.

Esto ha evidenciado, comentan, el impacto irreversible del calentamiento global. En palabras de Matthew Amesbury, investigador de University of Exter en Reino Unido, “Nuestro trabajo está mostrando que partes [de la Antártica] se están volviendo verdes cada vez más. Incluso esos ecosistemas que eran relativamente remotos, aquellos que eran intocables por la humanidad, están mostrando los efectos del humano inducido por el cambio climático.” Es decir que si en los últimos 50 años, se había percibido un crecimiento anual de menos de un milímetro de estas cepas; ahora el crecimiento anual supera los tres milímetros. Las cepas están creciendo en el suelo congelado en los suelos deshielados de la Antártica. 

Se trata de una superficie de las cepas están construyendo una capa delagada en el verano, la cual termina eventualmente por congelarse durante el invierno. Estas capas que se van formando han preservado las temperaturas y por tanto su existencia en climas tan fríos. Frente a esto, Amesbury y Rob DeConto, de la Universidad de Massachusetts, explican, el suelo de esta región se está enfrentando a cambios dramáticos en torno a patrones de crecimiento de los últimos 150 años, e incluso de los últimos milenios:

Este es otro indicador que la Antártica está regresando a tiempos geológicos –lo cual tiene sentido, considerando los niveles atmosféricos de CO2 se han elevado a un grado que el planeta no había obtenido desde el Plioceno, hace 3 millones de años, cuando la capa de hielo Antártico era muy pequeña y los niveles de los mares eran más altos. Si los gases de efecto invernadero continúan, la Antártica tendrá un regreso a tiempos previos a la época geológica. Quizá la península se convertirá algún día en bosque de nuevo, como lo fue durante los climas de invernadero del Cretáceo y Eoceno, cuando el continente estaba libre de hielo. 

Los autores concuerdan que estos cambios recientemente observados son sólo el principio: “Estos cambios, combinados con una tierra libre de hielo, desencadenará una alteración en el funcionamiento biológico, en la apariencia, en los paisajes de la península Antártica por el resto del siglo XXI y más allá.” 

 



Nunca viste el cielo de esta manera tan hipnotizante (FOTOS)

asta con alzar la vista al cielo para observar atentamente la iluminación fractal del universo, y así dejarnos llevar por el deseo de la trascendencia hacia lo divino y cósmico.

El universo no es más que una reacción energética que hipnotiza las barreras espaciotemporales, la cual crea cada uno de los complejos principios causales que apenas comienzan a descubrirse.

Si bien los astrónomos y físicos describen todos los aspectos del universo, la realidad es que muy pocos científicos han podido capturar la esencia fractal y hermosa del universo. Su lado artístico a través del cúmulo de estrellas, planetas, galaxias y otros universos.

Basta con alzar la vista al cielo para observar atentamente la iluminación fractal del universo, y así dejarnos llevar por el deseo de la trascendencia hacia lo divino y cósmico. Sin embargo, ¿cómo es que podremos hacerlo si nuestros cielos están infestados de los gases de carbono que inundan las ciudades?

Como una manera de tomar consciencia al respecto, Joni Niemelä ha decidido inmortalizar cada detalle de la noche para que nos encandilarnos, y así tomar acciones para el cuidado del medio ambiente. Night Sky, la serie fotográfica, toma como escenario principal el cielo nocturno de Finlandia. ¿Te imaginas ver una noche así en tu ciudad?

starrynight-4-900x1358 starrynight-7-900x800 starrynight-10-900x854 starrynight-9-900x910 starrynight-12-900x964 starrynight-8-900x902 starrynight-11-900x596 starrynight-6-900x1243 starrynight-1-900x1045 starrynight-2-900x996 starrynight-0-900x607 starrynight-3-900x599



Los 3 mejores lugares para ver las estrellas en México

Aún existen espacios lo suficientemente oscuros y alejados del hombre para descubrir, incluso, la Vía Láctea.

Hoy, la oscuridad se ha convertido en un lujo, así como los espacios sin ruido. La densidad de población así como la energía eléctrica que fue haciéndose cada vez más común han inundado de luz los cielos nocturnos; desde el espacio de hecho puede verse cómo, por las noches, los sitios completamente oscuros son escasos.

Esos espacios completamente oscuros solían hacer un contraste natural con la luz de las estrellas en el cielo; y hubo épocas en las que desde la Tierra era prácticamente posible ver la Vía Láctea en casi cualquier sitio. Hoy algunos de estos sobreviven aunque hay que saber investigarlos.

En México existe una curiosa ley llamada “del Cielo” que busca preservar los lugares más predilectos para ver el cielo estrellado, aunque existe únicamente en el estado de Baja California.  Fernando Ávila, astrónomo de a cargo de la Oficina de la Ley del Cielo, entrevistado por el Universal, ha hecho un recuento de los mejores lugares en México para recorrer las constelaciones y galaxias desde el espacio terrestre:

*Los mejores lugares son los que se encuentran más apartados y son más altos sobre el nivel del mar.

Parque Nacional San Pedro Mártir

Aquí se encuentra la sede del Observatorio Astronómico Nacional, está en Baja California a 2 mil 800 metros sobre el nivel del mar. Es un bosque de cipreses, pinos y abetos donde es posible acampar, aunque también hay cómodas cabañas al interior del parque. Uno de los organizadores de visitas guiadas es Cucapah que hace tres días de tours a la sierra. Puedes conocer más información en cucapah.com

Sierra Negra

Está en el Parque Nacional Pico de Orizaba; se trata de un volcán apagado en Puebla. Este hermoso escenario está a 4 581 m sobre el nivel del mar y cuenta con el telescopio más grande en su tipo en México, el Gran Telescopio Milimétrico. En el lugar pueden hacerse exquisitas acampadas. Uno de los organizadores de tours es Mi Escape.

El Pianacate

En la Reserva de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, este territorio compartido con Arizona. Por las profundidades del desierto, tiene uno de los cielos más oscuros del mundo. En su sierra hay elevaciones de hasta mil 290 m sobre el nivel del mar; las zonas de acampamientos son Cono Rojo y El Tecolote.

* En este enlace puedes encontrar más sitios ideales para empaparte de estrellas en México. 



¿Cómo serían los cielos de las ciudades si fueran visibles las estrellas?

Dos fotógrafos han hecho un proyecto para regalarnos los cielos que hemos perdido de vista en las ciudades.

Ahora que por primera vez en la historia de la humanidad la mayor parte de la población vive en las ciudades, la oscuridad se ha convertido en un lujo, incluso cuando esta es necesaria para tu salud. 

La luz eléctrica y la polución en los cielos citadinos han hecho que perdamos de vista el espectáculo del cielo; el pedazo de universo que era asequible en otros tiempos por las noches. Para darte una idea, en el campo, al rededor de unas dos mil quinientas estrellas son visibles como mínimo; en la ciudad, cuando el cielo está más despejado, podemos ver un máximo de trescientas. 

Por lo anterior, un par de fotógrafos Gavin Heffernan y Harun Mehmedinovic, han hecho un proyecto para ilustrar cómo se verían las afueras de las ciudades y su mancha de luces sin contaminación; también  cómo se verían los cielos nocturnos de ciudades como Los Ángeles o Miami, si las luces no opacaran el cielo estrellado: el resultado es increíble.

3045328-inline-i-3-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic3b-copy

 

3045328-slide-s-12-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic5

 

3045328-slide-s-1-these-stunning-photos-of-the-night-sky-show-skyglowpic1

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca