Artista transforma las vallas de publicidad en oasis de bambú

El paisaje citadino es en su mayoría heterogéneo, pero el abundante despliegue publicitario puede resultar abrumador. La solución puede estar en transformarlos jardines flotantes

El paisaje citadino es en su mayoría heterogéneo, pero el abundante despliegue publicitario puede resultar abrumador. La solución puede estar en transformarlos jardines flotantes.

La mayoría de los anuncios publicitarios aportan poco al paisaje citadino, y generalmente pueden asociarse más a cualidades como la contaminación visual y una extraña sensación de saturación. ¿Pero qué pasaría si los utilizáramos de manera distinta?

El artista Stephen Glassman pretende transformar ese monótono ingrediente urbano en algo más orgánico, más sustentable y verde. Es decir, algo más parecido a un paisaje natural y más alejado del panorama de concreto que acostumbra ver en la ciudad de Los Ángeles.

Fuera del glamour que nos ofrece Hollywood, L.A. es una gran ciudad con dos de los rasgos metropolitanos más comunes: embotellamientos y altos niveles de contaminación. Por lo tanto, la propuesta de Urban Air es una bocanada de aire fresco, literalmente, para la ciudad.

El proyecto consiste en transformar el acero y el hierro de los anuncios publicitarios en una infraestructura de bambú, capaz de combatir al calentamiento global y de proveer un sumidero de dióxido de carbono para las grandes, medianas y pequeñas urbes.

Glassman se asoció con la compañía de anuncios publicitarios Summit Media y, junto con la firma de ingeniería Arup, recaudaron 100 mil dólares vía Kickstarter para llevar a cabo el cambio de los anuncios tradicionales a los nuevos oasis de bambú, que incluiría una sofisticada estructura de irrigación y un sensor capaz de monitorear las condiciones ambientales de la ciudad.

Esta iniciativa puede resultar en un posible cambio de paradigma en la manera de generar publicidad y repercutir así, de manera positiva, en un desarrollo urbano más saludable dentro de un futuro compartido.

 

jardin colgante sobre una autopista 3

jardin colgante sobre una autopista 2

 

 



La madera del futuro podría estar hecha de bambú sustentable para salvar los bosques

El bambú, dado su rápido crecimiento y las condiciones adversas en las que puede brotar, tiene mayor grado de sustentabilidad y producción que la madera arbolar.

Una nueva organización de plantaciones de bambú le da un respiro a los refugiados de Kenya y a los bosques del lugar al proporcionarles plantíos de éste pasto como material de trabajo y sustituto de la madera.

En un campo de refugiados en África, el bambú está formando las bases de una nueva economía. Miles de personas desplazadas de la Región Forestal Mao, uno de los últimos y más importantes bosques en Kenya, han recurrido al bambú para ganarse la vida, en lugar de talar los bosques.

El Bam Craft project, administrado por las Naciones Unidas, el Instituto de Investigación Forestal de Kenya y apoyados por Japón son los responsables de iniciar una transformación económica que beneficiará tanto a los trabajadores como a la ecología. El bambú, dado su rápido crecimiento y las condiciones adversas en las que puede brotar, tiene mayor grado de sustentabilidad y producción que la madera arbolar. Esta planta gigante, sorprendentemente de la familia del pasto, proporciona comida, casa, biogasolina, medicina y filtros de desalinización a quines la cosechan.

Aunque las virtudes del bambú no sean nuevas, el interés en estas sí lo es. El bambú se ha dejado de considerar la “madera de los pobres” para convertirse en el sustituto de madera más prometedor, y con más posibilidades de generar empleos rurales.

Los muchos trabajadores refugiados en Kenya tienen hasta ahora alrededor de cuatro hectáreas de plantación de bambú para construir mesas, sillas, canastas, escobas, collares, platos, pipas o incluso copas de vino.

La organización aun es pequeña pero podría ser la vía para fomentar el trabajo rural y los programas de reforestación en tierras infértiles o baldías, y mostrarle al mundo los muchos usos y ventajas que tiene el bambú.   



Lecciones del bambú: ¿qué nos enseña esta admirable planta sobre nuestra propia vida?

El bambú posee características que, como un código secreto escondido entre sus líneas y sus formas, puede enseñar valiosas lecciones al ser humano.

En el Prólogo a El informe de Brodie (1970), Borges sostiene que “no hay en la Tierra una sola página, una sola palabra” que sea sencilla, pues “todas postulan el universo, cuyo más notorio atributo es la complejidad”.

Como sabemos, a Borges le gustaban las paradojas y el infinito, pero más allá de estos juegos intelectuales es posible encontrar un germen de realidad en su dicho y decir, por ejemplo, que de verdad cada elemento de este mundo lleva cifrado en sí mismo su propio mundo peor también el mundo entero, como si una esencia recorriera secretamente todas las cosas de esta realidad uniéndolas y codificándolas, de tal modo que, al tomarlas y leerlas, podemos descubrir una suerte de mensaje inscrito en su naturaleza.

En otro tiempo, así fue como procedieron tantas y tantas culturas que elaboraron sus sistemas cosmogónicos a partir de la metaforización de la realidad, el entendimiento de esta a partir del sentido figurado, de la posibilidad de ver no lo que no está ahí para, pese a todo, obtener algo, una dialéctica creativa en la que mundo e individuo se sintetizan entre sí para provecho de uno y otro (en el mejor de los escenarios).

Siguiendo esta premisa, ¿por qué no pensar que hay elementos de la naturaleza que, en su solo existir (pero no simple ni sencillo), nos ofrecen valiosas lecciones que pueden ayudar a mejorar nuestra propia vida?

En el sitio Waking Times, Christina Sarich nos ofrece una serie de características del bambú que pueden interpretarse como enseñanzas.

El bambú es más resistente que muchas aleaciones de acero y posee una fuerza comprensión mayor a la de algunas mezclas de concreto, aunque es mucho más ligero en peso.

Bosques de bambú han soportado terremotos de magnitud 9.0

El bambú se puede utilizar para cercas, muros, techos, pisos, sillas, cubiertos e incluso ropa.

Como filtro de dióxido de carbono (CO2), el bambú supera a muchas plantas y filtros artificiales, una característica particularmente útil en sociedades que, como casi todas las de Occidente y Oriente, basan su actividad industrial en el carbón, el petróleo y otros combustibles fósiles similares.

Según Sarich, estas características nos permiten destacar la notable adaptabilidad del bambú. También su resistencia al cambio, pero no en un sentido de negación, sino en el de mucho más positivo de recibirlo para después salir avante, fortalecido. Como dijera Goethe:

La vida es de los vivos, y quienes viven tienen que estar preparados para el cambio.



Joven afgano diseña dispositivo para detectar y destruir minas explosivas (VIDEO)

La Mine Kafon es una bola rodadora hecha con bambú, de 1.90 de diámetro, que rueda con el aire y desactiva las minas. El proyecto de Massoun Hassadi tiene un objetivo humano: salvar vidas y reparar el daño que se le ha hecho a Afganistán.

Colocar minas es fácil y barato, pero removerlas es costoso, tanto en un aspecto financiero como humano. Tan sólo en 2008, se reportaron 51 muertes en Afganistán, de personas que trataban de retirar minas. Entre los años 1999 y 2008, se han contado más de 12 mil bajas, lo que coloca a este país como el de más muertes relativas a las minas.

El joven afgano Massoun Hassad, estudiante de la Academia de Diseño de Eindhoven, Holanda, diseñó la Mine Kafon. Una bola rodadora que avanza con el aire y desactiva las minas. El diseño es muy orgánico, y de tamaño humano, pues cada uno de sus brazos está hecho con bambú, y del tamaño de una pierna. Mide 1.90 y pesa 70 kilos, lo suficientemente grande y pesada como para activar las minas. Pero ligera para ser llevada por el aire.

Con cada explosión, la Mine Kafon perderá algunos brazos, pero seguirá su camino hasta que se destruya por completo. En su centro lleva un GPS que permitirá conocer su recorrido y así encontrar los caminos ya libres.

Hassadi estima que el costo de la Mine Kafon estará entre 51 y 65 dólares, cuando el costo actual por limpiar la misma área es de 1,200 dólares. Sin contar las bajas humanas que dejarán de ocurrir. Además, se aumentará drásticamente la velocidad.

El diseño de la Mine Kafon se remonta a la infancia de Hassadi, en las fronteras de Kabul, donde los niños crecen con el conocimiento de que hay zonas que no pueden pisar. La Mine Kafon es una mezcla entre uno de sus juguetes y el diseño aerodinámico de una bola del desierto.

“Hasta ahora todo el presupuesto ha salido de mi bolsillo, y he trabajado con mi hermano. Estamos tratando de conseguir patrocinadores y dinero, para reproducir el prototipo y enviarlo a Afganistán”, dice Hassad.

Por ahora, el cineasta Callum Cooper está produciendo un pequeño corto acerca del camino recorrido por Massoun Hassad, desde el nacimiento de la idea hasta su producción.

Mine Kafon | Callum Cooper from Focus Forward Films on Vimeo.

 

[Wired]




¿Por qué tener bambú en tu casa puede no ser una buena idea?

En apariencia puede parecer una buena opción tener una planta de bambú en casa, pero hay razones por las que es preferible optar por otro tipo de vegetación hogareña.

Gracias a sus distintas aplicaciones, el bambú es quizá la planta predilecta en la construcción sustentable. Por su rigidez y maleabilidad, resulta una excelente opción para reemplazar a algunos productos contaminantes, pero, ¿qué tan adecuada es su uso en jardines y espacios domésticos? ¿Es realmente una buena opción? En Ecoosfera te decimos 5 buenas razones por las que deberías considerar o restringir su uso:

  • 1. Podría invadir a tus vecinos

Muchas personas forman vallas a fin de proteger su privacidad, pero Ted Jordan Meredith, autor de “El bambú para los jardines”, señala que algunas especies de esta planta llegan a crecer más de tres metros por día, por lo que es muy probable que en algún momento terminen por invadir el jardín de tu vecino.

Algunas especies incluso se clasifican como maleza nociva, es decir, un vecino, por la vía legal, podría obligarte a retirar todo el bambú que lo esté invadiendo.

  • 2. Amenaza a la biodiversidad

El bambú que se propaga y escapa de tu jardín puede causar problemas ecológicos por desplazar a las especies originarias del lugar en el que se plante.

La mejor manera de contener su rápido crecimiento es mediante diversos métodos que resultan muy costosos y que a la larga no servirán de mucho, y que no inhiben su crecimiento, sino que sólo lo controlan mediante la poda.

  • 3. Deshacerse de él puede tardar años

Resulta muy difícil exterminar, literal, de raíz al bambú. La rápida propagación subterránea hace que tiempo después rebrote la planta. No importa lo mucho que excaves, los brotes regresan.

  • 4. Deshacerse del bambú requiere  bastantes aplicaciones de herbicida

Una sola aplicación no basta, es necesario poner continuamente a las plantas que se pretenden eliminar. Se recomienda el uso de Quick Kill Hierba y otros herbicidas con glifosfato. Este agente de amplio espectro no resulta contaminante y no es nocivo para la salud .

  • 5. Puede resultar difícil elegir un buen bambú

Para saber cuál te conviene y cuál no, se necesita saber cómo agruparlo de acuerdo a su especie, y esto requiere tiempo que quizá no tengas.

El bambú puede parecer una opción bastante atractiva pero, a largo plazo, sólo te traerá problemas si decides plantarlo en tu jardín.

[MNN]


Exquisitez sustentable: la arquitectura de Vo Trong Nghia

Vo Trong Nghia es un arquitecto de Vietnam que utiliza el bambú no sólo como material exclusivo para sus obras, también como un medio para acceder estéticamente a la sustentabilidad arquitectónica

Según algunas ancestrales reflexiones el verdadero paraíso esta en el ahora… y quizá este idílico lugar este construido con bambú. Al menos es una de las sensaciones que inspira el contemplar los espacios que resultan del trabajo arquitectónico del vietnamí Vo Trong Nghia.

La hegemonía del sueño verde (“el verde es vida”) ya no esta únicamente en las manos de la marihuana. Ahora ese orgánico y risueño trono es compartido también por el bambú, un material que poco a poco se ha convertido en una de las materias primas más seductoras para la arquitectura contemporánea, y cuyas mieles pocos explotan con mayor maestría que Vo Trong.

En esta planta se combina la magia de la clásica parábola oriental: el ser flexible, ligero y, a la vez, super resistente. Pero no sólo eso, el bambú además parece alinearse a la perfección con las nuevas tendencias de la arquitectura sustentable ya que crece rápidamente y su cultivo es accesible, para crecerlo localmente, en prácticamente cualquier lugar del mundo. Por si fuera poco, su flexibilidad y limpieza estética hacen de este material un elemento cuasimágico para las nuevas propuestas arquitectónicas.

Cuando era joven, Vo Trong fue becado para estudiar arquitectura en Japón. Ahí aprendió esta noción de avant design que modelaría su contacto originario con el bambú. Cuenta que en los pequeños pueblos de su natal Vietnam absolutamente todo esta hecho de este material: desde pisos, paredes y techos, hasta utensilios para la cocina, el trabajo en el campo, e incluso las armas para protegerse en las profundas selvas.

Vo Trong levanta majestuosas edificaciones sin necesidad de varillas ni clavos, simplemente ensambla todas sus construcciones a partir del bambú, fusionando milenarias técnicas orientales con diseño contemporáneo, y a la vez tomando en cuenta influencias y patrones arquitectónicos de otros lugares del mundo, como África.

Su intimidad con esta planta es tal que Nghia incluso construyó una fábrica de tratamiento de bambú, donde se acopia, se corta a diferentes medidas y se barniza. También promueve múltiples plantaciones que puedan proveer cualquier necesidad de este material que puedan tener sus compatriotas.

Aparentemente la innovación estética en la arquitectura jamás ha alcanzado un grado tan refinado de sustentabilidad como el plasmado en los espacios levantados de la mano de este virtuoso del bambú.

Sitio oficial Vo Trong Nghia

Nota cortesía de Pijama Surf

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca