¿Tienes mucha ansiedad? quizá este mineral te está haciendo falta

Muchas personas se han sorprendido al encontrar que sus conflictos de ansiedad son más tratables de lo que esperaban.

Hoy la celeridad de la vida ha hecho que estemos más concentrados en el trabajo y otras exigencias del sistema capitalista que en nuestras dietas. Pero como milenariamente se conoce, la salud comienza con tus alimentos.

En tiempos ancestrales los antepasados tenían acceso a una alimentación más natural y sana; y de algún modo, el estrés de la vida actual ha hecho que millones de personas caigan en enfermedades anteriormente no tan comunes como la depresión.

La Dr. Emily Deans, experta en la relación ente psicología y nutrición apunta a que quizá, si tienes mucha ansiedad, tengas una deficiencia de magnesio. Este mineral es esencial no solo para el buen desarrollo y crecimiento celular y la apropiada función de los músculos y tu sistema nervioso, también está encargado de mantener los óptimos niveles de serotonina en tu cerebro.

La deficiencia de serotonina, causa depresión y ansiedad, y se convierte en un círculo vicioso, porque cuando tienes estrés, tu organismo consume más magnesio. Así, si te está haciendo falta este último, es también mayormente consumido.

¿ Cómo saber si te está haciendo falta magnesio?

Generalmente los test se hacen vía sanguínea, pero la mayor parte de tu magnesio no se encuentra en tu sangre, lo que hace poco eficiente esta prueba. Por ello, es necesario que ubiques si tienes los siguientes síntomas:

Insomnio

Irritabilidad

Calambres o espasmos musculares

Depresión

Ansiedad

Ritmo cardíaco irregular

Desbalances hormonales

Es importante que comas los alimentos que más tienen magnesio y que son los siguientes, pero en caso de sufrir los síntomas anteriores, y de ser diagnosticado con déficit de este mineral, que asimismo tomes suplementos de este.

Nueces y semillas: de girasol, almendras, anacardos, nueces de brasil, semillas de calabaza.

Sandía

Mariscos

Pescados

Cereales

Acelgas

Espinacas

Alcachofas

Perejil

Aguacate

Kiwi

Plátano

Cerezas

Papaya

Piña



Cura tus emociones con estas hierbas: guía de aromaterapia (Infográfico)

Los olores pueden llevarnos a estados que posteriormente nos ayudan a afrontar mejor lo sentimientos negativos.

Foto:isioterapiaencasa.webnode.es

Por milenios el hombre ha hecho adecuaciones a sus espacios para propiciar ciertos estados emocionales. Como el estar más concentrado, el tener más paz, el detonar algunos tipos de hormonas para conseguir resultados. Desde ejercicios con un fin espiritual hasta simplemente intelectuales, la herbolaria ha formado un papel crucial en ello, sobre todo desde sus cualidades aromáticas.

Así como muchas hierbas medicinales podrán ayudarte con problemas de salud física, también pueden hacerlo con tus emociones y todos conocemos aquellas que no necesariamente nos hacen bien: como el estrés, la ansiedad, etc.

Presentamos un infográfico publicado por ecogreenlove que  resume algunas populares hierbas y sus efectos sobre las emociones.

Que los olores sean también tu medicina.

 

Traducción:

Lavanda:

Calma  la paranoia de ser visto o escuchado; calma las inseguridades. Ayuda a aliviar la tensión, dificultad para comunicarse, constricción, miedo.

2. Romero:

Asociado al desarrollo del intelecto y el conocimiento, ayuda a las personas a ir más a fondo.  Disminuye la confusión, ayuda con dificultades para la adaptación, cambios, y con dificultades de aprendizaje.

3.Naranja:

Inspira tu creatividad restaurando tu energía psíquica y mejorando el humor. Disminuye el aburrimiento, seriedad y rigidez. Aumenta la energía.

4. Geranio.

Facilita la confianza, sobre todo cuando esta se ha perdido hacia otro. Disminuye el sentimiento de abandono, distancia con los otros y desprotección.

5.Menta:

Revigoriza la mente incrementando el gozo. Da una sensación de libertad hacia la vida. Disminuye el pesimismo, pesadez y confusión.

6. Bergamota:

Aumenta la autoaceptación y amor. Disminuye la negatividad. Alivia la desesperación, baja autoestima, juicios severos sobre uno mismo y desesperanza.

7. Pachulí:

Ayuda a sentir satisfacción con el propio cuerpo. Es un estabilizador. Aumenta la autoconsciencia y disminuye la tensión en el cuerpo.

8. Cedro:

Fortalece los lazos sociales, crea un sentimiento de comunidad; disminuye también un sentimiento de dependencia social. Ayuda con tristezas, inseguridad. Ayuda a formar y afianzar lazos con otros, desalienta la desconexión, soledad, antisocialidad.

9.Eucalipto:

Ayuda con emociones muy profundas aumentando el coraje para enfrentarlas. Ayuda a disminuir la tristeza, sentimiento de derrota, desesperación, desempoderamiento, etc.

10. Citronela:

Reduce la desesperación y el aletargamiento, distancia al individuo de la negatividad. Disminuye la desesperación y el sentimiento de aprehensión al pasado.

Your-aromatherapy-guide-to-managing-emotions-V1



El magnesio y la salud humana (II)

Esta es la segunda entrega escrita por Andrés Sierra sobre la importancia vital del magnesio y ahora ahonda en su uso terapéutico.

Según vimos en una entrega anterior el magnesio reviste una importancia capital para la vida y la salud humanas. En el presente artículo  describo otras  funciones de este mineral y abundo en torno a su uso terapéutico.

PRODUCCIÓN DE ENERGÍA.

Es bien sabido por los practicantes de la medicina ortomolecular  que la suplementación con magnesio contribuye a combatir el cansancio. Este mineral interviene de diversas maneras en los procesos bioquímicos de producción de energía en nuestro cuerpo: juega un papel esencial para la producción de ATP, la molécula básica de energía producida a nivel celular. No casualmente, decíamos, las mayores concentraciones de magnesio las encontramos en los órganos metabólicamente más activos (cerebro, riñón, hígado y corazón) y el magnesio resulta fundamental para el músculo más activo de nuestro cuerpo (el músculo cardiaco). Numerosas reacciones químicas dependientes del  magnesio intervienen en la utilización de grasas y carbohidratos para producir energía; se han identificado más de 300 reacciones enzimáticas en las cuales interviene el magnesio, en su mayoría involucradas en la producción de energía.

SÍNTESIS DE PROTEÍNAS Y OTRAS MOLÉCULAS.

El magnesio se requiere en numerosas reacciones químicas involucradas en la producción del ADN y el ARN, así como también es esencial para la síntesis de proteínas. También participa en la actividad de enzimas necesarias para la producción de grasas y carbohidratos.

PROCESOS A NIVEL CELULAR.

Ya comentamos que este mineral participa en la síntesis del material genético y en la producción de energía a nivel celular, pero también regula el transporte del calcio y el potasio  a través de la membrana celular, por lo cual el magnesio participa en la regulación del ritmo cardíaco,  la conducción de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.

SÍNDROME METABÓLICO Y DIABETES.

Una baja ingesta de magnesio ha sido correlacionada con mayor riesgo de sufrir inflamación silenciosa y síndrome metabólico. En un artículo publicado en el 2005, un grupo de investigadores revisó los datos de 11686 mujeres de 45 años o mayores. Descubrieron que en el grupo con mayor consumo de magnesio el riesgo de sufrir síndrome metabólico era 27% menor. También observaron que las mujeres que consumían mayor cantidad de magnesio presentaban niveles hasta 12% menores de proteína C reactiva, un marcador de  la inflamación silenciosa. Diversos estudios han confirmado esto(1).

DIABETES.

El magnesio juega un rol esencial en el metabolismo de la glucosa. Si tenemos niveles bajos de magnesio en nuestras células resulta imposible un buen control de la glucosa El magnesio participa en la secreción, la acción y la respuesta celular a la insulina. La Asociación Americana para la Diabetes, conformó en 1996 un panel de científicos para revisar la información hasta entonces existente sobre el magnesio y la diabetes; los expertos concluyeron que sin lugar a dudas la información revisada demostraba  que la deficiencia de magnesio puede jugar un papel en el desarrollo de la resistencia a la insulina,  la intolerancia a los carbohidratos y la hipertensión. Por lo demás, hay que señalar que en los diabéticos es frecuente la deficiencia de magnesio y que dicho mineral puede ayudar también a proteger su salud cardiovascular y la retina. Los diabéticos con retinopatía severa presentan los más bajos niveles de magnesio,Señalemos también que la administración de insulina incrementa la excreción de magnesio.

Diversos estudios han correlacionado una elevada ingesta de magnesio con un riesgo menor de sufrir diabetes. Citemos, por ejemplo, un amplio estudio que revisó 13 estudios observacionales que  incluyeron 540000 personas y notificaron 24500 nuevos casos de diabetes. Los autores de esta revisión encontraron que un consumo mayor de magnesio se asociaba con un menor riesgo de sufrir diabetes y que dicha protección era más significativa en personas con sobrepeso. Según los autores esta diferencia puede ser debida a que en los individuos con sobrepeso el magnesio expresa mejor su rol protector debido al mayor riesgo de este grupo poblacional: los protege de la resistencia a la insulina a la cual ya son propensos. A diferencia de otros minerales como el calcio, estos investigadores encontraron que para el caso del magnesio se confirmaba ese rol protector de manera independiente, inclusive al compararlo con factores tan importantes como el tabaquismo y el ejercicio (2).

OSTEOPENIA Y OSTEOPOROSIS.

El magnesio representa el 1% de los minerales óseos y contribuye no solo a mejorar la densidad mineral del tejido óseo, sino que además actúa también sobre el tejido matriz del hueso ( la estructura compuesta por proteínas y carbohidratos sobre la cual se depositan los minerales, y que le da flexibilidad a los huesos). En la osteoporosis se ven afectadas la densidad mineral y la matriz ósea.

Existen diversas evidencia de la importancia del magnesio para la prevención y tratamiento de la osteopenia y la osteoporosis:

. Se sabe que los niveles bajos de magnesio generan fragilidad en los huesos y alteran la forma de los cristales minerales que conforman al hueso,

. Algunos estudios han confirmado niveles bajos de magnesio en mujeres con osteoporosis,

. Niveles bajos de magnesio interfieren con algunos mecanismos básicos de la regulación del metabolismo del calcio en nuestro organismo (activación de la vitamina D y actividad de la hormona paratiroidea) y conducen a un incremento de la excreción urinaria del calcio. 

Diversos estudios han asociado una mayor ingesta dietética de magnesio con un menor riesgo de sufrir osteoporosis y fracturas de cadera. Destaca un estudio recientemente publicado, llevado acabo en Noruega, país en el cual la población presenta un alto índice de osteoporosis y  fracturas de cadera. El estudio consideró el contenido promedio de calcio y de magnesio del agua potable utilizada por un 64% de la población de dicho país, lo cual equivale a 3200000 personas. Los autores del estudio llevaron a cabo un seguimiento del contenido de minerales del agua potable de 1986 a 1991 ( el contenido de calcio y magnesio era bajo) y correlacionaron estos datos con la incidencia de fracturas de cadera, considerando  reportes hospitalarios de fracturas de cadera de 1994 al 2000. Durante dicho período fueron reportados 13604 casos femeninos y 5472 casos masculinos,  en personas con edades de 50 a 85 años. Los autores  encontraron una clara correlación entre consumo de magnesio y fracturas de cadera: tanto en mujeres como también en varones a mayor consumo de magnesio menor riesgo de sufrir fracturas. No ocurrió lo mismo para el calcio. Por otra parte, los autores descubrieron que la población urbana presentaba un riesgo de sufrir fracturas de cadera 23% mayor, algo no relacionado con la ingesta de magnesio (3).

COMPLICACIONES DEL EMBARAZO.

Las necesidades de magnesio se incrementan un 50% durante el embarazo ( de 300mg/día a 450mg/día) . La deficiencia de dicho mineral durante el embarazo se asocia con preeclampsia ( un padecimiento grave, no muy frecuente, en el cual se presenta hipertensión, retención de líquidos, y pérdida de proteínas a través de la orina,  y cuando no se trata correctamente  puede conducir a la eclampsia, potencialmente mortal para la madre y el bebé), bajo desarrollo del feto y nacimiento prematuro. El consumo oral  de suplementos de magnesio durante el embarazo reduce estos riesgos, como lo han demostrado varios estudios. Dado que se trata de un suplemento muy seguro y económico, con grandes beneficios para la salud durante el embarazo, vale la pena tomarlo, en dosis de 500 mg al día.

Altas dosis de sulfato de magnesio por vía intravenosa, se han utilizado regularmente para prevenir las convulsiones ( eclampsia) que pueden presentarse en etapas tardías del embarazo en mujeres con síntomas de peeclampsia. En un metanálisis  publicado en 2010, que revisó los datos reunidos por 7 estudios que en total involucraron 972 mujeres, los autores compararon el uso del sulfato de magnesio ( intravenoso o inyectado) para el tratamiento de mujeres con preeclampsia, comparado contra el diazepam, un sedante usado como el tratamiento farmacológico indicado en estos casos. Los autores encontraron una nítida superioridad del magnesio en el control de las convulsiones y varios beneficios más en comparación con el diazepam: menor riesgo de muerte de la madre, menor riesgo de sufrir neumonía por parte de la madre y de la necesidad de recibir cuidados intensivos tanto por parte de las madres como de los bebés y menor riesgo de muerte para los bebés. Los autores concluyeron el estudio señalando que: “ El uso del diazepam debe ser abandonado [para el tratamiento de la preeclamcia/eclampsia]”(4).

Por si fuera poco , el magnesio también protege a los bebé nacidos prematuramente de daño neurológico. Algunos estudios han demostrado que la administración de magnesio a las madres con riesgo de parto prematuro o a los bebés prematuros, contribuye a prevenir algunos de los daños neurológicos del neonato asociados con esta situación. También se ha confirmado en varios estudios que la administración intravenosa de magnesio a neonatos que han sufrido asfixia perinatal contribuye a disminuir el daño neurológico.

MIGRAÑAS.

Algunos estudios han demostrado que las personas que sufren migrañas presentan niveles bajos de magnesio en sangre  y también existe evidencia en este mismo sentido para mujeres que sufren de migraña asociada al síndrome premenstrual. Como se sabe que el magnesio contribuye a mantener el tono de las vasos sanguíneos ( la migraña se asocia con dilatación de los vasos sanguíneos) , a partir de estos estudios se ha establecido la correlación entre déficit de magnesio y migraña. Algunos estudios han confirmado que resulta eficaz para combatir las migrañas el consumo de suplementos de magnesio por vía oral ( 500 mg al día). Otros estudios no han podido corroborar esto. También se ha demostrado que la infusión intravenosa de 1 gr de magnesio puede hacer que desaparezca un ataque de migraña en un 90% de los casos. Pero asimismo otros estudios no han podido confirmar estos hechos. De todas maneras, podemos decir de nuevo lo mismo: dada la inocuidad del magnesio, y la posibilidad de que funcione para combatir la migraña, vale la pena intentarlo, sobretodo tomando en cuenta que los fármacos analgésicos recetados en estos casos presentan diversos efectos secundarios nocivos.

ASMA Y ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA.

El magnesio (MG) es un eficiente broncodilatador, facilita la respiración y diversos estudios han demostrado su eficacia ( aplicado por vía intravenosa) en el tratamiento del asma. La mayoría de los estudios confirman la utilidad de la infusión intravenosa de magnesio para optimizar el tratamiento de emergencia en los ataques agudos y severos de asma, presento alguna de esta evidencia  en el cuadro siguiente:

DISMINUCIÓN DE LA AGUDEZA AUDITIVA .

Tanto el la pérdida súbita de la agudeza auditiva ( sin causa aparente), como también en el tratamiento de aquella generada por exposición a altos niveles de ruido,  la suplementación con magnesio ha demostrado ser eficaz.

En un estudio publicado en 2004, los autores encontraron que en el grupo de los paciente tratados con Mg, combinado con esteroides, hubo mayor cantidad de pacientes que  mostraron  una mejoría en comparación  con aquellos tratados sólo con esteroides, y que la mejoría era mayor en los pacientes tratados con Mg, (8). En otro trabajo publicado en 2003, el Dr Michael J Cevette , del Departamento de Otorrinolaringología y Cirugía de cuello y Cabeza, de la Clínica Mayo, señala que en las últimas décadas se ha reunido información decisiva que demuestra que la deficiencia de Mg contribuye al deterioro de los mecanismos de la audición. Hoy sabemos que la deficiencia de Mg incrementa la posibilidad de que el ruido, la hiperexitabilidad o factores tóxicos ( por ejemplo la aspirina en dosis altas, o la gentamicina) lesionen el oído. Además, comenta el DR Cevette,  se sabe que dicha deficiencia  disminuye la microcirculación en el oído y favorece los depósitos de calcio en los microvasos sanguíneos y un incremento del deterioro de los mismos por oxidación (9).

SÍNDROME PREMENTRUAL.

La deficiencia de magnesio está relacionada con el Síndrome Premenstrual ( SMP). En este padecimiento se presentan síntomas como : alteraciones emocionales ( tristeza, depresión, ira, irritabilidad, hipersensibilidad, etc.), dolor e inflamación de los senos, fatiga, alteraciones del sueño, que pueden ser leves o severos, al grado de alterar el rendimiento laboral y las relaciones sociales de la mujer.  Se han encontrado niveles bajos de Mg en la mujeres que sufren de SPM y algunos estudios han demostrado que la suplementación con dicho mineral es eficaz para mejorar los malestares del SPM, especialmente si se combina con vitamina B6. Los estudios realizados han mostrado que la suplementación con dicho mineral mejora sobretodo los síntomas emocionales.

PIEDRAS EN LOS RIÑONES.

Niveles bajos de Magnesio se asocian con la formación de los  cálculos (piedras) en los riñones. El magnesio inhibe la formación y la precipitación de cristales de calcio en los riñones. La suplementación con magnesio es una forma efectiva de reducir el riesgo de que se repita la formación de los cálculos renales en pacientes que ya han sufrido de dicho padecimiento.

DÓSIS Y EFECTOS SECUNDARIOS NOCIVOS.

La dosis usual de magnesio recomendada como suplemento de uso oral para personas que desean prevenir el conjunto de patologías asociadas con la baja ingesta dietética de dicho mineral, algo muy común en la actualidad, es de 500 mg por día. Para cualquier condición patológica en cual dicho suplemento está indicado pueden usarse 1000 mg por día durante un período inicial y después reducir a la mitad.

El magnesio es un suplemento muy seguro, salvo en condiciones particulares como la insuficiencia renal, o enfermedad cardiaca severa. Altas dosis de magnesio por vía oral, más de 350 mg al día, pueden producir diarrea. Para el uso del magnesio por vía intravenosa o inyectado debe contarse con la supervisión de un médico o alguien capacitado en el tema.

CONCLUCIÓN.

El magnesio puede ser y ha sido utilizado con éxito en muchas otras patologías. La lista ofrecida por Paul Mason, comprende 52 patologías. En su página www.watermg.com, el lector interesado puede encontrar una enorme cantidad de literatura científica sobre el magnesio, asimismo les recomiendo revisar la monografía del  Linus Pauling Institute, utilizada para la elaboracion del presente artículo.

Como en otros casos, la investigación sobre los usos terapéuticos del Mg, la deficiencia nutricional de dicho mineral en la actualidad y la resistencia de la Medicina moderna para implementar su utilización a gran escala, son una clara ilustración de la crisis actual de la salud a nivel mundial.

.BIBLIOGRAFÍA.

Song Y, Ridker PM, Manson JE, Cook NR, Buring JE, Liu S. Magnesium intake, C-reactive protein, and the prevalence of metabolic syndrome in middle-aged and older US women. Diabetes Care. 2005;28(6):1438-1444.

Dong JY, Xun P, He K, Qin LQ. Magnesium intake and risk of type 2 diabetes: meta-analysis of prospective cohort studies. Diabetes Care. 2011;34(9):2116-2122. 

Dahl C1, Søgaard AJ, Tell GS, Flaten TP, Hongve D, Omsland TK, Holvik K, Meyer HE, Aamodt G, .Nationwide data on municipal drinking water and hip fracture: could calcium and magnesium be protective? A NOREPOS study,   Bone. 2013 Nov;57(1):84-91

  Duley L1, Henderson-Smart DJ, Chou D, Magnesium sulphate versus phenytoin for eclampsia, Cochrane Database Syst Rev. 2010 Oct 6;(10).

Rowe BH, Bretzlaff JA, Bourdon C, Bota GW, Camargo CA Jr.;Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2).Magnesium sulfate for treating exacerbations of acute asthma in the emergency department.

Cheuk DK, Chau TC, Lee SL. A meta-analysis on intravenous magnesium sulphate for treating acute asthma. Arch Dis Child. 2005;90(1):74-77.

Shan Z, Rong Y, Yang W, et al. Intravenous and nebulized magnesium sulfate for treating acute asthma in adults and children: a systematic review and meta-analysis. Respir Med. 2013;107(3):321-330.

Nageris BI1, Ulanovski D, Attias J., Magnesium treatment for sudden hearing loss, Ann Otol Rhinol Laryngol. 2004 Aug;113(8):672-5.

Michael J. Cevette, Jürgen Vormann, Kay Franz, Magnesium and Hearing, Journal of the American Academy of Audiology/Volume 14, Number 4, 2003).



El magnesio y la salud humana (I)

El magnesio (Mg) es un mineral esencial, es decir: nuestro organismo no lo produce, debe obtenerlo de los alimentos y su deficiencia afecta a nuestra salud.

El magnesio (Mg) es un mineral esencial, es decir: nuestro organismo no lo produce, debe obtenerlo de los alimentos y su deficiencia afecta a nuestra salud. 

Fue aislado en 1810 por un químico británico llamado Sir  Humphrey David. 

Un dato que nos permite subrayar su gran importancia para nuestra vida y salud: aunque el magnesio está presente en todas nuestras células, y el 60% se encuentra en los huesos, los tejidos con mayor concentración del mineral son los más activos metabólicamente: cerebro, corazón, hígado y riñones ( 1). Por si fuera poco, digamos que el magnesio es el segundo elemento más abundante a nivel celular. 

El magnesio está involucrado en numerosas reacciones enzimáticas y el proyecto sobre el genoma humano descubrió que 3751 proteínas tienen receptores para el magnesio(2). Hoy sabemos que el magnesio es crítico para la salud celular, que interviene en el equilibrio del ADN, el la manutención de la membrana celular, en el balance oxidativo de las células y diversos procesos reguladores de la vida y la reproducción celulares. De echo, su deficiencia se ha asociado con diversos tipos de cáncer (colon, próstata y mama). 

Este mineral es muy importante para prevenir y/o tratar múltiples padecimientos como: enfermedades cardiovasculares ( hipertensión, infarto cardíaco agudo, hemorragia cerebral, angina de pecho, arritmias cardíacas, fallo cardíaco congestivo,  prolapso de la válvula mitral, claudicación intermitente) osteopenia y osteoporosis, síndrome metabólico, hipoglucemia y diabetes, asma, fibromialgia, salud fetal y complicaciones durante el embarazo, migrañas y dolores de cabeza, fatiga, síndrome premenstrual, piedras en los riñones, glaucoma, , bajos niveles del colesterol bueno, enfermedades neurodegenerativas como esclerosis múltiple, Parkinson y Alzheimer, etc.  

 

FUNCIONES. 

Como ya dijimos son numerosas las funciones de este mineral en nuestro organismo, y cada día la ciencia descubre algunas más.  

  • SALUD CARDIOVASCULAR: de acuerdo con algunos autores el magnesio puede ser considerado como el nutriente mineral más importante para el corazón  y simplemente esta función lo sitúa entre los campeones del mundo de los suplementos, sin embargo muy pocos cardiólogos lo recomiendan a sus pacientes; yo le sugiero comenzar a consumir cantidades adecuadas de magnesio para no llegar a necesitar al cardiólogo. A decir del afamado Dr. Atkins (3) el magnesio puede: 
  • Regularizar el ritmo cardiaco, 
  • Combatir la hipertensión, 
  • Impedir la formación de coágulos sanguíneos, 
  • Relajar los vasos sanguíneos -l magnesio es un poderoso vasodilatador- mejorando así la circulación, 
  • Incrementar la capacidad del corazón para bombear la sangre, 
  • Combatir los dolores de la angina de pecho, 

-Señalemos también que el magnesio resulta esencial para mantener el equilibrio sodio/potasio a nivel celular, lo cual resulta crítico no sólo para la salud cardiovascular sino también para la salud en general.  

-Se sabe que la deficiencia de magnesio genera, a largo plazo un agrandamiento anómalo del corazón. 

-Se ha reportado que el uso de magnesio intravenoso contribuye a disminuir las complicaciones ( arritmia) que pueden presentarse después de una cirugía cardiovascular ( otros estudios han negado este beneficio).  

-También se ha reportado una asociación entre niveles bajos de magnesio y evento cerebrovascular ( hemorragia cerebral). 

 

No es de extrañar que un estudio publicado en Junio del 2011 en  la revista ATHEROESCLEROSIS haya encontrado que las personas con niveles bajos de magnesio tengan 200% mayor riesgo de morir por enfermedad cardiovascular (ECV) , en comparación con quienes tiene niveles normales, y también ¡un riesgo 7 veces mayor de todo tipo de causas de muerte (hay que señalar que no todos los estudios han encontrado una correlación tan abrumadora entre déficit de magnesio y muerte por ECV) ( 4). 

HIPERTENSIÓN. 

Numerosos estudios han señalado los beneficios del uso de magnesio ( en promedio 400 mg al día por vía oral) en paciente hipertensos. Consumir suplementos de magnesio puede ser muy importante si usted ha sido tratado de su hipertensión con fármacos diuréticos, mismos que pueden generar una deficiencia de magnesio potencialmente lesiva para su salud cardiovascular.  

La mayoría de los estudios realizados en está área se basan en la medida de los niveles sanguíneos de magnesio, sin embargo el magnesio sanguíneo representa solo el 1% del magnesio corporal. En un estudio  basado en la excreción urinaria de magnesio como medida de los niveles de ingesta de magnesio, los investigadores revisaron datos de la observación durante 7.6 años de 5511 varones y descubrieron que los niveles más altos de excreción urinaria de magnesio se correlacionaban con un 25% menor riesgo de presentar hipertensión, pero los niveles de magnesio en sangre de estos individuos no permitían establecer dicha correlación (5). 

El magnesio actúa de varias formas para ayudarnos aprevenir y/o tratar la hipertensión arterial: 

  • Actúa como vaso dilatador por sus efectos relajantes sobre los pequeños músculos que envuelven a las arterias, 
  • El magnesio incrementa la producción de oxido nítrico, un potente vasodilatador, 
  • Mejora el funcionamiento del endotelio. 

DISFUNCIÓN DEL ENDOTELIO. 

El endotelio, HOY CONSIDERADO COMO UN ÓRGANO PRICIPALÍSIMO POR SUS FUNCIONES DE REGULACIÓN GLOBALES, tiene como función principal regular el  equilibrio de nuestro sistema vascular. Está constituido por una sola capa de células que recubren las paredes internas de nuestros vasos sanguíneos ( unos 300 mil km) y nuestra sangre está en contacto directo con el endotelio. En total el endotelio pesa unos 3.5 kg. Las células que lo conforman tienen la capacidad de recibir y enviar señales que regulan la respuestas del sistema circulatorio. Las células del endotelio conforman una capa que protege a las paredes de los vasos sanguíneos impidiendo el depósito en las mismas de macromoléculas potencialmente lesivas ( colesterol y otras),  y tiene la capacidad de detectar cambios físicos ( ejercicio, por ejemplo) o químicos (presencia de sustancias, hormonas del estrés, etc.) y generar las respuestas adaptativas necesarias por parte del sistema circulatorio. El endotelio es la glándula más grande del cuerpo: secreta infinidad de sustancias para regular las respuestas adaptativas de la circulación a los estímulos percibidos. Se sabe que el endotelio regula funciones críticas para la salud cardiovascular: 

  • funciones de coagulación: puede activar o inhibir los procesos de coagulación, 
  • respuesta inflamatoria a nivel de las paredes vasculares ( hoy sabemos que la formación de las placas en las arterias es un proceso inflamatorio de larga evolución ), el endotelio puede inhibir o promover la adhesión de moléculas, proteínas y otras sustancias en las paredes de las vasos sanguíneos, 
  • controla el tejido muscular liso que envuelve a los  vasos sanguíneos, 
  • secreta factores vasodilatadores y/o vasoconstrictores , según sea necesario. 

Hoy sabemos que tanto los factores de riesgo clásicos en la salud cardiovascular, como la vida sedentaria, el alcohol y el tabaco dañan el endotelio, como también que los factores terapéuticos restablecen su función. De suerte que la salud endotelial surge en los años recientes como una de las claves de la salud cardiovascular. 

La disfunción endotelial, es pues una de las manifestaciones tempranas de la enfermedad cardiovascular: implica un incremento de los procesos inflamatorios, permeabilidad de la capa endotelial con agresión-oxidación  continua sobre las paredes vasculares y lesión e inflamación de las mismas, constricción de los vasos sanguíneos, incremento de la formación de coágulos y otros mecanismos ( acumulación de grasas, acumulación de plaquetas, crecimiento celular anómalo, depósitos de calcio, inflamación progresiva, etc.) que de conjunto representan una ruptura de la capacidad bioreguladora del  del endotelio a favor de un proceso inflamatorio crónico ( inflamación silenciosa).  

¿ Y QUÉ PODEMOS DECIR DEL MAGNESIO Y LA DISFUNCIÓN ENDOTELIAL? 

Diversos estudios han demostrado que la suplementación con magnesio en pacientes con padecimientos cardiovasculares mejora la función del endotelio. La suplementación con magnesio mejora la tolerancia al ejercicio y el flujo circulatorio, también disminuye la propensión a la formación de coágulos sanguíneos y los niveles de una sustancia llamada E-selectina, marcador de la disfunción endotelial. Se ha señalado que el magnesio podría actuar también inhibiendo el depósito de calcio en las arterias. Las dosis usadas en estos estudios, en promedio, son de 500 mg de magnesio por vía oral 2 veces por día, durante 4 a 6 meses ( 6)  

FUENTES. 

En la actualidad el aporte de magnesio tiende a ser deficitario, debido al empobrecimiento de los suelos, al alto consumo de alimentos refinados (que además de ser muy pobres en magnesio desplazan el consumo de los alimentos ricos en magnesio) y el consumo de agua potable baja en minerales. 

El caso de los EEUU. Puede servir para ilustrar la situación actual a este respecto: 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Nutrición 2005/06, realizada en dicho país, el consumo dietético de magnesio es bajo, variando mucho según los grupos de edad, resumo algunos datos en el cuadro siguiente:  

GRUPO DE EDAD 

(los ordeno de mayor a menor deficiencia en la ingesta de magnesio) 

% del grupocon un consumo de Mg inferior a la EAR(requerimiento promedio diario) 

   

Mujeres de 14-18 años 

89%. 

Hombres de 71 años o más 

80% 

Mujeres de 71 años o más 

70% 

Hombres de 14-18 años 

69% 

Mujeres de 14-18 años 

65% 

Hombres de 55-70 años 

58% 

Mujeres de 51-70 años 

55% 

Hombres de 19-30 años 

51% 

Mujeres de 31-50 años 

48% 

Mujeres embarazadas 

46% 

Hombres de 31-50 años 

45% 

Mujeres de 9-13 años 

30% 

Hombres de 9-13 años 

22% 

 

(este % se refiere a la cantidad de personas dentro del grupo de edadcuyo consumo promedio diario de Mg es bajo). 

   
   

(“ What we eat in America”, NHANES 2005-2006. En los EEUU, el EAR  de   Mg es de 350 mg para hombres adultos y 300mg para mujeres adultas ) 

¡ VERDADERAMENTE CATASTRÓFICO¡ es la expresión que viene a la mente al observar dichas cifras, sobretodo si tomamos en cuenta la importancia de un buen aporte de Mg para nuestra salud. No cuento con datos sobre el consumo alimentario de Mg en México, pero puedo citar, como botón de muestra, el estudio publicado por el Dr. Galván y sus colaboradores, quienes encontraron una asociación entre bajo consumo dietético de Mg y mortalidad por cáncer de mama en nuestro país (7).  

Como ya lo expliqué, esta situación deriva del alto consumo de alimentos refinados  bajo consumo de cereales integrales, frutas y verduras en la dieta moderna, entre otros factores.  

Las principales fuentes dietéticas de magnesio son los cereales integrales, los vegetales verdes (ricos en clorofila), las legumbres y las nueces y semillas. Las carnes y la leche son pobres en magnesio. 

Si a esto le añadimos el echo de que algunas situaciones comunes en la actualidad ( alto consumo de calcio, consumo de bebidas alcohólicas,  uso de diuréticos, uso de anticonceptivos, consumo de antibióticos, cirugías y enfermedades renales o hepáticas, diabetes, etc.) pueden reducir la absorción o aumentar la excreción de magnesio, es comprensible que la deficiencia de este mineral sea algo muy frecuente en la actualidad.  

 

BIBLIOGRAFÍA. 

  1. Michael T. Murray, Encyclopedia of NutritionalSupplements, Prima Health, USA; 1996.
  2. DamianoPiovesan, Giuseppe Profiti, Pier Luigi Martelli, Rita Casadio. 3,751 magnesiumbindingsiteshavebeendetectedon human proteins. BMC Bioinformatics. 2012 ;13 Suppl 14:S10.Sep 7).
  3. Robert C. Atkins, Los Vita Nutrientes, Grijalbo, México, 1998.
  4. ThorstenReffelmann, TillIttermann, Marcus Dörr, Henry Völzke, MarkusReinthaler, Astrid Petersmann, Stephan B Felix. Lowserummagnesiumconcentrationspredict cardiovascular and all cause mortality.Atherosclerosis. 2011 Jun 12. Epub 2011 Jun 12.
  5. Joosten MM, Gansevoort RT, Mukamal KJ, et al. Urinarymagnesiumexcretion and risk of hypertension: theprevention of renal and vascular end-stagediseasestudy. Hypertension. 2013;61(6):1161-1167.
  6. “Magnesium”, Linus Pauling Institute, Oregon State University.
  7. Galván et al, Consumo de micronutrimentos y mortalidad por cáncer mamario en mujeres premenopáusicas mexicanas, Cancerología 2, (200.7): 345-350.)


En qué alimentos encuentras el magnesio y cómo te beneficia (Infográfico)

Estas semillas son una fuente rica de este crucial elemento.

El magnesio se encuentra tanto en la naturaleza, en forma de metal o sales, como en los alimentos. Es esencial en la función de la vida y en tu organismo. 

Algunos de los síntomas más importantes cuando le hace falta magnesioa tu cuerpo es demasiada excitabilidad, debilidad muscular, somnolencia, irritabilidad, fatiga, entre otros.

Para tu cuerpo algunas de los beneficios del magnesio, y sus esenciales efectos son: fortalece los huesos y dientes, mejora el aparato circulatorio, combate la depresión, y mejora tu sistema digestivo. 

Te presentamos este práctico infográfico que te ayudará, con suerte, a memorizar algunas semillas donde se encuentra el magnesio que debes consumir constantemente. 

Tal y como aparecen de izquierda a derecha en el infográfico los productos son: almendras, castaña de cajú, pasa, nueces de brasil, pepitas, semillas de sésamo, semillas de girasol y semilla de lino.

af9b6367ea02b2afdb91201d02a778c1



7 remedios naturales para la depresión

Alicientes cotidianos que están al alcance para hacerte sentir mejor

La depresión va de la mano con los tiempos que vivimos. Aunque es una enfermedad que siempre ha existido, los valores promovidos, por ejemplo, desde la publicidad o desde el mismo sistema capitalista, han hecho que cada vez más personas padezcan este mal, pues hay un inagotable sentimiento de insatisfacción.

Aspectos como el éxito o la premura de la vida citadina han provocado que las personas carguen pesos psicológicos en aumento: como el estrés, la constante insatisfacción que busca saciarse con el reconocimiento social o con el infinito consumismo, van mermando la calidad de vida en pro de supuestos que darán la felicidad. Curiosamente, según los más sabios místicos de todos los tiempos, en realidad esta va de la mano con el desapego y el disfrute del momento presente, es decir, aprender a valorar lo que se tiene.

Algunos otros remedios naturales y milenarios, como los que enlistamos a continuación, también podrán ayudarte si crees tener indicios de depresión, aunque siempre será recomendable ver a un especialista si consideras que se ha salido de tus manos:

Vitamina D: está presente en alimentos como el huevo, las setas y puedes obtenerla también a través del Sol.

Hierba de San Juan: esta planta trepadora se emplea en el tratamiento de afecciones nerviosas como la melancolía y la tristeza. Eleva el ánimo y combate la depresión leve a moderada. 

Ejercicio: ejercitarte genera un cúmulo de increíbles reacciones en tu cerebro que te harán producir serotonina.

Selenio: lo encontrarás en alimentos como las lentejas, cacahuates, semillas de girasol, frijoles, huevo, té negro, plátanos, bayas, aguacate, kiwi, sandía, uvas y  fresas.

Ácido fólico: este tipo de vitamina la encontrarás en alimentos como las espinacas, acelgas, lechuga romana, lentejas, frijoles, espárragos, brócoli y naranja.

Evita aislarte: uno de los impulsos más usuales cuando se tiene depresión es el aislamiento social; sin embargo, este te llenará de sentimientos con los que te apabullarás y dejarás de escuchar otros tipos de vista sobre la vida que, en realidad, podrían ayudarte.

Luz solarestar expuesto a ella te brinda vitamina D que, como mencionábamos antes, es vital para el estado de ánimo.

 

 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca