Si recoges la comida del suelo antes de 5 segundos ¿las bacterias la alcanzarán?

El mito dice que no, pero ¿qué tan cierto es?

Foto:latercera.com

Existe un mito sobre la comida que dicta que si un alimento se ha caído al suelo, pero lo recoges antes de 5 segundos, entonces las bacterias no lo alcanzarán. ¿Qué tanto es cierto? The Guardian hace un interesante recuento de algunos estudios para llegar a una conclusión sobre ello.

En la Universidad de Illinios, en el 2003, la primera en investigar este mito fue la estudiante  de preparatoria Jillian Clarke; ella y su equipo llenaron los azulejos del sitio con bacterias E coli y colocaron gomas y galletas durante 5 segundos en el suelo; notaron que las bacterias habían sido transferidas a las gomas antes de este tiempo pero solo de aquel suelo más rugoso, no así del de las áreas más lisas.

Por su parte, otro estudio de Paul Dawson, profesor de la Universidad Clemson, publicado en el Journal of Applied Microbiology, encontró que más que el tiempo, la transfusión de bacterias depende de qué tan limpio se encuentre el suelo.

Otro estudio de la Universidad de Aston, encontró que tan pronto el alimento toque el suelo, estará contaminado, pero más en superficies rugosas. ¿Qué hacer? Una vez recogida tu comida, mira al suelo, y luego analiza que tan sucio está el espacio; después resuelve si comerlo o no, aunque quizá lo óptimo sería no hacerlo…



Los alimentos que favorecen la energía de tus distintos chakras (Infográfico)

Cada uno de ellos está vinculado a distintas emociones, y por ello la alimentación es una vía de influir en su energía.

Hace unos meses, el investigador Livio Vinardi de la Universidad Estatal de San Francisco descubrió que los humanos contamos con focos de energía llamados plexos o vórtices. Vinardi además encontró que estos presentan una rotación energética y que tienen una similitud extraordinaria con los chakras propuestos por el hinduismo (chakra significa, coincidentemente, “rueda”).

La ciencia actual curiosamente está descubriendo principios a los que hace milenios la cultura oriental había llegado ya: como los beneficios en la salud como resultado de la meditación practicada en el budismo, por ejemplo.

Volviendo a los chakras, cada uno de estos representa distintas cualidades, sobre todo emocionales. Es por ello que es posible hacer un ejercicio para cotejar qué alimentos favorecen ciertas emociones y por lo tanto podrían favorecer el bienestar y equilibrio energético de tus chakras.

El sitio foodandspirit ha hecho este ejercicio y este es el resultado. 

 

Raíz

Asociado con

Familia
Comunidad y tribu

Instinto

Habilidad para mantenerte conectado a la Tierra

Estructura

Supervivencia

Alimentos

Proteína

Vegetales de raíces

Minerales

Alimentos que crecen dentro de la tierra de fibra insoluble

Alimentos para el sistema inmunológico, óseo y suprarrenal

 

Fluir

Asociado con

Movimiento

Flujo

Creatividad

Relaciones personales

Emociones

Sensualidad

Alimentos

Grasas y aceites

Frutas tropicales

Alimentos de mar y pescado

Alimentos para el sistema reproductivo y el tracto urninario

Alimentos de coloración naranja

 

Poder

Asociado con

Transformación

Autoestima

Poder y empoderamiento

Energía sostenida

Balance

Voluntad

Determinación

Alimentos

Carbohidratos

Endulzantes sanos

Leguminosas

Granos

Alimentos para el metabolismo y digestión como las especias

Frutas amarillas

 

Amor

Asociado con

Sanación

Crianza

Expansión en el amor y respiración

Compasión

Devoción

Empatía

Gratitud

Perdón

Alimentos

Vegetales verdes frondosos

Fitonutrientes

Alimentos para el pecho y sistema linfático, cardiovascular y respiratorio

Frutas verdes

 

Verdad

Asociada con

Integridad

Autenticidad

Armonía

Verdad individual

Elección

Comunicación

Alimentos

Plantas de mar

Sopas

Salsas

Frutas jugosas

Tés

Alimentos para la mucosa, tiroides y garganta

 

Interior

Asociado con

Intuición

Sabiduría

Concentración y atención

Humor

Meditación

Imaginación

Auto realización

Alimentos

Alimentos para el humor

Bayas

Alimentos para el buen funcionamiento del cerebro

Cafeína

Especias picantes

Chocolate negro

Frutas azules y moradas

 

Espíritu

Asociado con 

Claridad

Pureza

Intención

Simplicidad

Higiene

Interconexión

Espiritualidad

Alimentos

Desintoxicantes

Ayuno

Oxígeno

Luz del sol

Alimentos orgánicos

food--spirit-chakra_526572ab4a41a_w1500

Aquí puedes ver el infográfico.

 



Esta empresa convierte los desperdicios de comida en trabajo y apoyo para los más necesitados

Community Shop utiliza la comida desperdiciada y las vende en un ambiente típico minorista (específicamente en personas desempleadas o con alguna dificultad financiera).

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede con la comida que los supermercados no pueden usar por errores de etiquetado o por haber pasado la fecha límite de consumo? Normalmente, se tira; lo cual termina por afectar tanto al medio ambiente, a la economía de un país como a una población en condiciones de pobreza extrema.

Pocas empresas han intentado reducir las consecuencias negativas de este desperdicio masivo de comida; entre ellas se encuentra Community Shops, en Londres, la cual convierte los desperdicios de comida en comida costeable, en internships y desarrollos de habilidades.

Esta empresa modelo utiliza la comida desperdiciada y las vende en un ambiente típico minorista (específicamente en personas desempleadas o con alguna dificultad financiera). Los precios se encuentran hasta en un 70 por ciento menor de los precios ya de por sí minorista, mientras que los miembros se pueden inscribir para recibir servicios de apoyo, tales como talleres para cocinar, escribir, administración o entrenamiento para alguna carrera.

El modelo de esta empresa pretende evitar el impacto negativo de las tiendas minoristas y mantenerse enfocado en el apoyo a la minoría afectada, por tanto instituye que la afiliación se limite a 750 individuos en cualquier tiempo, la cual es examinada dos veces al año por el staff de Community Shop.



Estas especias tienen impresionantes propiedades antioxidantes para tu cuerpo

La vitamina A, C y E, el selenio, el licopeno, la luteína y el beta caroteno son algunas de las sustancias que cuentan con antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que protegen las células contra los efectos de los radicales libres, los cuales son producidos cuando el cuerpo degrada los alimentos o está expuesto a la radiación o al tabaco, por lo que fungen como factores indispensables para prevenir enfermedades cardíacas y cáncer, entre otros.

La vitamina A, C y E, el selenio, el licopeno, la luteína y el beta caroteno son algunas de las sustancias que cuentan con antioxidantes. Se encuentran en frutas, vegetales, granos, algunas carnes, aves y pescados e inclusive, en especias: 

Orégano. Es una fuente rica en polifenoles, los cuales neutralizan los radicales libres conformados por la constante exposición al Sol y a agentes microbiológicos. De ese modo, el orégano optimiza el funcionamiento del sistema inmune, reduciendo la inflamación celular, creando un balance entre los buenos y malos microbios que viven en los tractos intestinales.

Romero. Además de ser un ingrediente esencial para los platillos espectaculares, esta especia ayuda a neutralizar los radicales libres generados por agentes ambientales, tales como la contaminación. Pruébalo en vegetales y carnes marinadas, o rocíalo en el pescado recién asado. Úsalo como saborizante para tu limonada o tu té.

Tomillo. Es una especie muy popular del Mediterráneo. Es extremadamente versátil, por lo que tiene diferentes fines, como el cuidado de las heridas y de la piel. Ideal para usarse en la salsa de las ensaladas, sopas, estofados, platillos con base en el huevo, pasta, salsas o pan de ajo.

Cúrcuma. Esta especia se asocia con la cocina india, usándose en vegetales, carne, pescado, huevos o lentejas.

Salvia. Agrega esta especia a platillos con papas dulces, papas blancas, vegetales de invierno y rutabagas.



¿Por qué las barras nutritivas no son tan saludables como suele creerse?

Es verdad que las barras nutritivas son más rápidas de conseguir; no obstante, existen alternativas más saludables que mejoran los efectos de energía a un costo más económico

Las barras nutritivas se han convertido en el almuerzo más común en las escuelas, oficinas y gimnasios. Estas barras se popularizaron con la idea de ser alimentos dulzones aparentemente nutritivos, ya que proveen de la suficiente cantidad de carbohidratos, proteína y energía que el cuerpo usualmente requiere.

Sin embargo, la mayoría de estas barras, que remplazan en ocasiones a los alimentos sólidos, ocasionan más problemas a la salud de los que se llega a imaginar. Sin duda alguna, estas barras fáciles de conseguir son una alternativa conveniente para aquellas personas que quieren librarse de los carbohidratos del pan dulce o las garnachas. No obstante, estos productos de granola con sabor a chocolate o vainilla, cuentan normalmente con la misma cantidad de grasa que aquellos alimentos que intentamos dejar.

De acuerdo con Dawn Jackson, profesora de medicina dietética en la Ohio State University, las barras son convenientes para tu dieta siempre y cuando te mantengas en actividad constante. “No pondrías un sándwich con pechuga de pavo en tu bolsillo mientras vas con la bici”. Sin embargo, algunas de estas barras cuentan con altas cantidades de grasa saturada y azúcar, como un dulce macizo, por lo que es importante consumirlas con moderación.

Además es importante tomar en consideración el objetivo con que se consumen estas barras, ya que de ese modo se pondrá especial atención a sus composiciones nutricionales. Por ejemplo, en caso de que desees más energía en tu desempeño diario, algunas barras lo logran al incrementar el nivel de glucosa en la sangre, mientras que otras producen un sugar rush que desaparece rápidamente. Esto se logra gracias a que aportan calorías, como el pan dulce procesado o el plátano…

Por lo que, en caso que quieras “matar el hambre” o proveerte de energía, lo mejor es consumir una manzana o un plátano. Pero para una competencia atlética, lo mejor es un bagel o galletas integrales, los cuales producen niveles de glucosa similares a los de una barra energética, a un menor costo. 

Es verdad que las barras nutritivas son más rápidas de conseguir; no obstante, existen alternativas más saludables que mejoran los efectos de energía a un costo más económico, como por ejemplo las frutas y verduras, un yogurt blanco con cereal integral o un bagel integral con jitomate y una rebanada de queso cottage.



TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros de la familia, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables

La cena navideña es una de las reuniones más emblemáticas e importantes que congregan a la mayoría de los integrantes de una familia. Es un tiempo en que la compañía y el placer de la comida se mezclan, logrando una sensación de comodidad y bienestar.

Pasta, ensalada dulce o salada, bacalao, romeritos, pavo y postres son los platillos típicos que se sirven en esta cena tan particular. Sin embargo, ¿qué pasaría si algunos integrantes de la familia son vegetarianos?

Para disfrutar de esta época navideña respetando y validando las creencias de cada uno de los miembros, te compartimos estas 10 recetas de platillos vegetarianos y saludables:

 

Morrones rellenos de verdura 

Ingredientes: 4 pimientos morrones, 2 pimientos verdes, 4 cebollas, 2 zanahorias, 1/4 de berza, 150gr de chícharos, 300gr de setas, 4 dientes de ajo, 1 copa de vino blanco, agua y aceite de oliva extra virgen. 

Instrucciones: Una vez lavados los pimientos, sazónalos con un poco de aceite y sal para colocarlos en una bandeja para hornear. Mételos al horno durante 1/2 hora. Pica la berza y cócela durante 8 minutos en una cazuela con agua y sal. En cuanto a la salsa, pica la cebolla y 2 dientes de ajo, las setas, y colócalos en una cazuela. Vierte en ella el vino blanco con agua. Sazona y cocina durante 10 minutos. A continuación pica 3 cebollas, los pimientos y los chícharos; pela las zanahorias, 2 dientes de ajo en láminas y ponlos a dorar en una sartén con aceite. Rellena los pimientos con las verduras, añadiendo la salsa de setas; después mételos al horno durante 6 minutos. 

 

Guiso de verduras, legumbres y champiñones

Ingredientes: 200gr de chícharos, 120gr de soya verde, 300gr de champiñones, 3 cebollas, 1 rodaja de calabaza, agua, aceite de oliva extra virgen, sal y perejil picado. 

Instrucciones: Remoja durante 3 horas la soya verde y a continuación cócela durante 5 minutos en una olla con agua y sal. Retira los hilos de los chícharos y coce los restos en una cacerola con agua y sal durante 8 minutos. Pica las cebollas y ásalas con aceite. Cuando empiecen a tener color, agrega la calabaza cortada en gajos. Deja que se cocinen, agregando a la cacerola los chícharos y la soya remojada. Cocina todo junto. Limpia y corta los champiñones, dorándolos en una sartén con aceite. Sazona y rocía con perejil picado.

 

Lasagna de hongos Portobello

Ingredientes: 340gr de lasaña seca, 4 tazas de leche, 1 y 1/2 barras de mantequilla sin sal, 1/2 taza de harina, 700gr de hongos Portobello, 1 taza de queso parmesano, 1 cucharada de pimienta negra, 1 cucharada de nuez moscabada, aceite de oliva y sal gruesa. 

Instrucciones: Precalienta el horno a 180°C. Hierve en una olla grande agua con 3 cucharadas de sal y 1 de aceite. Agrega la lasaña y cocina por 10 minutos. Cuela y guarda. Para la salsa blanca pon a hervir en una olla la leche, retirándola del fuego. En otra olla derrite 1 barra de mantequilla, agregando la harina y cocina por 1 minuto a fuego bajo mezclando con una cuchara de madera constantemente. Agrega la leche, calienta y mezcla. Sazona con la sal, la pimienta, la nuez moscada y con un batidor globo bate mientras se cocina por 5 minutos, hasta que se espese. Retíralo del fuego. Quita los palos de los hongos Portobello para cortarlos en rebanadas. Calienta 2 cucharadas de aceite y 2 cucharadas de mantequilla en una sartén, agregando los hongos y sazonándolos con sal. Cocina durante 5 minutos. Para formar la lasaña, coloca la salsa blanca en un refractario para hornear; sobre la salsa, una capa de lasaña, otra de salsa, luego 1/3 de champiñones y 1/4 de parmesano. Repite el paso dos veces más y en la capa final coloca la lasaña, salsa y el sobrante del queso parmesano. Hornea la lasaña durante 45 minutos, hasta que la cubierta esté dorada y burbujeando. 

 

Terrina navideña vegetariana

Ingredientes: 1 cebolla finamente picada, 1 cucharada de aceite de oliva, 3 dientes de ajo picados, 300gr de proteína vegetal texturizada, 2 cucharadas de pasta de curry, 30gr de pan rallado, 3 gotas de esencia de almendras, 2 cucharadas de agua, 1/2 cucharadita de romero seco, 50gr de nueces tostadas, 250gr de ciruelas picadas, 4 huevos batidos, 1 naranja sin cáscara rebanada, 1 lata de ajíes asados, sal y pimienta. 

Instrucciones: Enciende el horno para precalentarlo a temperatura media. Forra un recipiente de terrina con papel manteca o de aluminio. Saltea las cebollas en aceite de oliva durante 5 minutos, agregando el ajo y la proteína vegetal texturizada. Cocina durante 10 minutos. Agrega la pasta de curry, el pan rallado, la esencia de almendras, el agua, el romero, la mitad de las ciruelas y las nueces, revuelve un poco y apaga el fuego. Deja enfriar durante 10 minutos y luego agrega los huevos batidos. Condimenta con sal y pimienta. En la base del molde de terrina coloca las naranjas rebanada,; luego una capa de ajíes asados, y encima el resto de la preparación. Por último, una capa de ciruelas y nueces. Cubre con papel antiadherente y mételo al horno durante 40 minutos. Desmolda con cuidado la terrina y ¡listo!

 

Lasagna vegetariana con pan italiano

Ingredientes: 4 zucchini medianas, 1 paquete de champiñones, 1 cebolla mediana, ajo fresco, 280gr de espinaca congelada cortada, 790gr de salsa para pasta, 680gr de queso mozzarella, 227gr de fetas de queso, aceite de oliva y fideos de lasagna.

Instrucciones: Hierve los fideos de lasagna hasta conseguirlos al dente. Pica las zucchini, los champiñones, la cebolla y el ajo. Calienta un sartén con el aceite de oliva, salteando las verduras hasta que queden tiernas. A continuación añade la espinaca y agrega la salsa para pasta. Cubre la lasagna con las verduras en capas y añade queso mozzarella en cada capa. Cubre con las fetas de queso. Después hornea la lasagna hasta que esté dorada y burbujeante. 

 

Parrillada de verduras a las brasas

Ingredientes: 8 papas pequeñas, 2 cebollas, 2 tomates, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta. 

Preparación: Lava las papas y los tomates, secándolos con papel absorbente. A continuación corta las cebollas y los tomates en gajos, para colocarlos en una parrilla precalentada 

Paso 1: Lavar las papas con su piel y los tomates. Secarlos con papel absorbente. Cortar las cebollas y los tomates al medio o en gajos. Tener la parrilla precalentada y con poca brasa porque se va a usar para una cocción lenta ya que algunos vegetales, como los tomates, son muy sensibles al calor directo. Primero colocar las papas con su cáscara y enteras.

Paso 2: Cuando los vegetales estén tiernos de un lado, darlos vuelta y agregar las cebollas, con el corte para abajo y continuar la cocción hasta que estén tiernos. En el caso de los tomates hay que tener cuidado, ya que su interior es casi todo líquido. Cocinarlos sólo 2 minutos de cada lado.

Distribuir los vegetales en una fuente, rociar con aceite de oliva, sal y pimienta y servir.

Se puede experimentar con otro tipo de vegetales y sumar a la parrilla batatas con su piel o choclos en su chala. ¡A animarse!

 

Budín de verduras

Ingredientes: 2 huevos, 1 taza de espinaca cocida, 1 taza de coliflor cocida, 1 atado de espárragos cocidos, 4 zanahorias tiernas cocidas, 1 cebolla picada, 1 taza de mayonesa, 1 taza de miga de pan, leche, sal, pimienta, nuez moscada, una pizca de azúcar y aceite.

Instrucciones: Corta la espinaca, coliflor y espárragos previamente cocidos en trozos no demasiado pequeños, para que puedan percibirse su color y textura en la preparación final. Coloca los vegetales picados en un recipiente. Reserva. Toma la mitad de la cebolla cortada y marchítala un poco en una sartén con unas gotas de aceite. Déjala cocinar hasta que esté tierna. En otro bowl, moja la miga de pan con leche. Déjala reposar unos minutos y exprímela; puedes ayudarte con un colador. Adiciona la miga de pan humedecida a los vegetales cortados. Agrega los huevos y la cebolla cocida. Toma un molde para budín y cúbrelo con papel encerado. Distribuye los espárragos en el fondo del molde junto con la zanahoria picada. Vierte sobre esto la mezcla preparada. Cocina en el horno en baño maría, esto es, coloca el molde dentro de otro más grande con un poco de agua, a 350°F, hasta que luzca firme y al introducir un palillo en el centro salga limpio. Deja reposar hasta que se enfríe un poco. Desmolda, corta en tajadas más o menos gruesas y sirve con la mayonesa mezclada con el resto de la cebolla cortada como aderezo.

 

Receta de canelones de acelga

Ingredientes: 12 hojas grandes de acelgas bien lavadas, 4 tazas de espinacas, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla pequeña cortada en cubos, 5 dientes de ajo, 15 onzas de queso ricotta, 1 taza de queso mozzarella rallado, 1/2 taza de queso parmesano rallado, 1/4 taza de hojas frescas de albahaca cortadas, una pizca de nuez moscada, sal y pimienta al gusto, 3 hojas de pasta de 9×12 pulgadas (fresca o seca, ya cocida), 2 tazas de salsa de tomate tipo napolitana y 1 taza de queso mozzarella rallado para espolvorear al final.

Instrucciones: Precalienta el horno a 190°C. Corta la acelga y/o espinaca en trozos grandes. Reserva. En una sartén mediana, calienta el aceite. Saltea las cebollas hasta que se suavicen. Agrega el ajo y saltea durante 3 minutos. Agrega la acelga y/o espinaca. Baja la llama y saltea removiendo constantemente hasta que las hojas se reduzcan y el líquido que produzcan se evapore (unos 7 minutos). Retira del fuego y deja enfriar. En un bowl grande combina los tres quesos, la albahaca, la nuez moscada, la sal y la pimenta. Agrega las hojas cocidas y mezcla muy bien. Coloca la mezcla en una bolsa tipo Ziploc y corta una de las esquinas para crear una manga para rellenar. Pon las láminas de pasta cocidas en el mesón y traza una línea con la mezcla de quesos y acelgas a lo largo de los lados más largos de cada lámina. Enrolla cada extremo hacia la mitad, creando 2 canelones. Corta por el medio y luego por la mitad, para crear 4 canelones con cada lámina. En caso de que hayas usado la pasta tipo canelón que viene ya enrollada, simplemente rellena con la mezcla. Engrasa una fuente de hornear. Coloca una capa delgada de salsa de tomate en el fondo de la bandeja. Pon los canelones sobre la salsa de tomate y rocíalos con la restante. Espolvorea el queso mozzarella sobre ellos. Hornea sin cubrir durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que veas el queso derretido y la salsa de tomate burbujeando.

 

Tian de vegetales al horno

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla cortada a la mitad y luego en rodajas, 2 dientes de ajo picados, 1 o 2 papas sin pelar, 1 zucchini, 1 zapallo anco, 3 tomates redondos grandes, sal y pimienta al gusto, tomillo seco al gusto y 1/2 taza de queso parmesano rallado.

Instrucciones: Precalienta el horno a temperatura moderadamente fuerte (190ºC). Cube un recipiente (plato o fuente) apto para horno con spray vegetal. Calienta 1 cucharada de aceite de oliva en una sartén grande a temperatura media. Una vez que esté caliente, agrega la cebolla y saltéala hasta que esté translúcida -unos 8 minutos. Agrega el ajo y cocina 1 minuto más. Desparrama la mezcla de ajo y cebolla en el fondo del recipiente para horno. Corta las papas, el zucchini, el zapallo anco y los tomates en rodajas de 0.50cm de ancho. Disponlos en capas apretadas en el recipiente para horno sobre las cebollas, de modo que formen una sola capa en forma de espiral. Condimenta con sal, pimienta y tomillo. Rocía la cucharada restante de aceite de oliva por encima. Cubre el recipiente con papel de aluminio y hornea unos 35 minutos o hasta que las papas estén tiernas. Destapa y espolvorea el queso parmesano y regrésalo al horno por otros 25-30 minutos, o hasta que se dore.

 

Espárragos en hojaldre y salsa blanca

Ingredientes: 1/4 de taza de vino blanco, 1/4 de taza de vinagre de vino blanco, 2 cucharadas de chalote, 1/3 de taza de crema para batir, 1/4 de cucharadita de sal, 1/8 de cucharadita de pimienta blanca, 2 barras de mantequilla sin sal cortada en trozos de 1cm cada uno, pasta de hojaldre (la necesaria), 1 kilo de espárragos verdes y 1 huevo para barnizar el hojaldre.

Instrucciones: Precalienta el horno a 180ºC, estira la pasta de hojaldre y recorta 12 rectángulos (de unos 5x7cm). Barniza con huevo y coloca en una charola para hornear. Mete al horno entre 25-30 minutos, hasta que estén dorados e inflados. Reserva. Prepara los espárragos: corta los tallos, y ponlos en agua con sal hirviendo. Saca después de unos 15 minutos (o hasta que estén cocidos en su punto). Seca y reserva. Prepara la salsa: pon los chalotes finamente picados, el vino blanco y el vinagre en una olla a fuego medio. Reduce hasta que quede como un jarabe, dejando que se cocine por 5 minutos. Añade la crema, sal y pimienta y deja hervir por 1 minuto. Reduce el fuego a bajo y añade unos trozos de mantequilla, moviendo constantemente con un batidor de globo. Antes de que la mantequilla esté totalmente derretida, sigue añadiendo los otros trozos de mantequilla, moviendo sin parar (TIP: usar mantequilla fría). Para evitar que la salsa se corte, se puede sacar del fuego un poco. Saca la salsa de la olla y salpimenta si es necesario. Prepara cada plato poniendo un rectángulo de hojaldre, unos espárragos, salsa blanca y otra pieza de hojaldre. Sirve inmediatamente.

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca