¿Por qué con solo 7 minutos de yoga te sentirás más feliz?

Sentirte bien no es solo una emoción pasajera; es el principio para ver tu vida en perspectiva en contraste con las emociones nocivas.

Foto: melodijolola.com 

¿Cuándo comienza una vida más placentera? quizá la respuesta es cuando comienzas a tener emociones que te hacen sentir bien. Probablemente, aparentemente tienes todo; una familia, seguridad económica, vida social activa, pero, ¿te ha pasado que no te sientes bien por más que intentas?

Sentirte mejor es la clave para comenzar a estar bien, y la serenidad, quizá, ese estar bien, sea lo más cercano a la felicidad: recordemos que tal cosa como la alegría perenne es una utopía en parte propagada fuertemente por la publicidad. Ser feliz es aprender a estar bien; es de hecho, una manera de inteligencia emocional, no el hecho de que tu vida sea perfecta.

Es curioso, porque desde el momento en que presentas emociones buenas para ti te cambia la perspectiva de la vida, es como si te pusieras otros lentes, y al experimentar emociones benévolas, entonces cambia tu mundo: un principio del bienestar.

Así, si algún día tienes un estrés que está nublando tu perspectiva de la vida y pareciera que todo en ella está mal o vacío, entonces hacer algunos ejercicios que cambien tu humor pueden darte una especie de receteo para ver la vida desde otra perspectiva, así de trascendental e importante.

La yoga en este sentido se ha convertido no solo en un acto de fe, la ciencia ha ido comprobando cada vez más sus beneficios, sorprendiendo incluso a los más escépticos. Antes de ahogarte en pensamientos y humores negativos, esta puede ayudarte a ver con claridad y perspectiva una vez más.

La especialista Dana Santas, entrevistada para CNN sostiene, con estudios como respaldo, cómo tan solo 7 minutos de yoga diarios pueden cambiar completamente tu estado de ánimo.

Aquí algunos argumentos:

Respiración

Solo 90 segundos de respiración profunda y diafragmática es capaz de poner en marcha tu sistema parasimpático, el mismo que se encarga de disminuir el cortisol, la horma del estrés. Asimismo, este corto tiempo es capaz de disminuir la presión en la sangre, y el ritmo del corazón, incrementando además la oxitocina y endorfinas, las hormonas de la felicidad.

Posturas

Solemos creer que nuestro estado de ánimo es el causante de ciertas posturas, pero también ciertas posturas son capaces de provocar algunos estados de ánimo. Algunas posturas de yoga pueden producir emociones positivas para tu psique, cambiando tu perspectiva.

Numerosas posturas de yoga en tan solo dos minutos reducen los niveles de cortisol y aumenta la testosterona.

Pasar solo 30 segundos en la pose del guerrero puede llevar a tu mente al momento presente.

Emociones positivas

Estudios han mostrado que con solo una hora de yoga se elevan los niveles de ácido γ-aminobutírico, el neurotransmisor que equilibra el sistema nervioso central.

La yoga reduce la fatiga, ansiedad y enfado, según estudios.



Yoga para niños, ¿cuáles son las posturas para iniciarlos en esta práctica ancestral?

Yoga para niños es una especie de terapia ideal para niños, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional.

Yoga es una de las prácticas que fusionan mente y cuerpo, más antiguas de la Humanidad. Gracias a esta práctica, es posible mantener la línea basal lejos del estrés y emociones que afectan al estado de ánimo; pues de hecho, ayuda a dominar dichos estímulos sin eliminarlos ni rechazarlos. Por ello es una especie de terapia ideal para niños, adultos jóvenes y adultos de la tercera edad, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional. 

En caso que te interese a ti y a tus hijos comenzar a practicar yoga, a continuación te compartimos cuatro posiciones que a tus hijos los divertirán y ayudarán a su salud plena: 

– Saludo al sol.

Esta postura ayuda a mantenerse en forma, estirando todo el cuerpo y jugando un poco con el cuerpo. Puede ser una forma divertida de no sólo introducirlos al yoga, también de conocer la elasticidad y flexibilidad de su cuerpo.

 

– La vela. 

Es una postura que representa confianza y equilibrio en el cuerpo. Es ideal que el niño esté acompañado de un adulto para trabajar este ejercicio, y así evitar caídas o dolores incómodos. Esta posición ayuda a mejorar el estado de ánimo, confianza y fuerza, descansan los pies y las piernas. 

la vela yoga para ninos

– Pinza.

Esta postura ayuda a reducir los trastornos digestivos, pues ayuda a estirar la musculatura posterior del cuerpo. Ayuda a ganar flexibilidad, fortaleza y confianza. 

pinza yoga para ninos

 

– La rueda.

Este ejercicio fortalece piernas y brazos, expandiendo el tórax y aumentando, en consecuencia, la capacidad pulmonar. 

la rueda yoga para ninos

 

– Postura de la relajación o savasana. 

Ayuda a calmar tanto el cuerpo como la mente, facilitando el prestar atención a la respiración, al movimiento y la imaginación. 

savasana yoga para ninos



5 posiciones de yoga para dominar el estrés y la ansiedad

Realmente existen seis asanas que pueden ayudar a fomentar la calma y el empoderamiento frente a numerosas circunstancias complejas de la vida.

En el 2014, la Organización de las Naciones Unidas –ONU– proclamó el 21 de junio como el Día internacional de yoga, esta práctica ancestral que fomenta el equilibrio entre el cuerpo, mente y espíritu. Desde sus orígenes sánscritos hasta su popularidad en Occidente, la yoga ha incentivado la unicidad a través de la experiencia consciente de lo corporal. 

Para Narendra Modi, el primer ministro de India, el yoga es un regalo invaluable de una tradición ancestral, el cual incorpora la unidad entre mente y cuerpo, pensamiento y acción: “[Es] un acercamiento holístico valioso para nuestra salud y nuestro bienestar. No es sólo una actividad física; es una manera de descubrir el sentido de unicidad con uno mismo, con el mundo y la naturaleza.” Se trata de un a práctica milenaria que reconoce la corporalidad de la unidad entre mente y cuerpo, trayendo armonía entre la acción y el pensamiento. 

Y es que a diferencia de otro tipo de actividad física, la yoga es un deporte que ayuda a contribuir al desarrollo y la sensación de paz, liberando toxinas y estrés no sólo durante la actividad, también en la vida diaria. Se trata de un cultivo de actitudes en balance y una dotación de herramientas de conducta y acciones.  

La yoga ha generado un impacto significativo, principalmente en trastornos emocionales como la ansiedad y el estrés –las enfermedades más comunes de la modernidad–. Entre los factores que mayor influyen en la incidencia de estos malestares emocionales –que fomentan, así mismo, condiciones físicas como obesidad, Alzheimer, enfermedades cardíacas, diabetes, depresión, problemas gastrointestinales, asma y problemas sexuales–, se encuentra la incapacidad de regular los excesos de estímulos en la vida diaria; tales como los bombardeos del mundo digital, la sobreinformación que va cambiando en la inmediatez y un estilo de vida laboral muy ocupado. La manera en que la práctica de la yoga ha aminorado los síntomas de la ansiedad y el estrés ha sido a través de la toma de consciencia del cuerpo y la respiración, liberando la tensión emocional y física a través de las posiciones. De hecho, y según la data científica, los beneficios de la yoga permiten usarla como tratamiento y medida preventiva de malestares físicos y emocionales. 

Realmente existen seis asanas que pueden ayudar a fomentar la calma y el empoderamiento frente a numerosas circunstancias complejas de la vida. Te las compartimos

Padangusthasana.

Toma una posición recta, separando las piernas a la altura de la cadera. Eleva tus brazos, toma un respiro profundo y, cuando vayas exhalando, dirige tu cuerpo hacia enfrente hasta tocar tu frente con las piernas. Procura mover el torso y la cabeza como una unidad, evitando encorvar la espalda. Con tus dedos índices y de en medio, toma los dedos gordos de tus pies; si no puedes lograrlo, entonces coloca las palmas de tus manos sobre tus pies –o metatarsos–. Asegúrate de no generar mayor presión de la necesaria en la espalda. Con una inhalación, eleva tu torso lentamente hasta alcanzar la posición inicial; con una exhalación, vuelve a bajar. Repite la asana cuatro veces o las que sean necesarias. 

 

padangusthasana, yoga, dia internacional del yoga
Padangusthasana

Prasarita Padottanasana.

Es una extensión del Padangusthasana. Separa más tus piernas, generando un balance con la tierra. Conforme inhalas y fortaleces la espina, estira los brazos hacia el techo. Exhala, y dirige la parte superior del cuerpo hacia el suelo. Coloca tus manos en el suelo, bajando lo más que puedas. Sostén tus pies para doblar más hacia enfrente. Exhala suavemente cuando regreses a la posición inicial. 

Prasarita Padottanasana, yoga, dia internacional de yoga
Prasarita Padottanasana

Supta Baddha konasana.

Estando sentadx, presiona ambas plantas de los pies doblando un poco las rodillas. Mantén la espalda lo más recta posible colocando las manos encima de los pies. Ahora, conforme exhalas baja lentamente hasta colocar la espalda en el suelo. Coloca los brazos en los costados para abrir el chakra del corazón y cierra los ojos y respira normalmente. Mantén esta posición durante un minuto hasta alcanzar diez minutos. 

Supta Baddha konasana, yoga, dia internacional de yoga
Supta Baddha konasana

Balasana. 

La posición de niño es una de las posiciones que mayor tranquilidad proveen. Al llegar a la posición de Vajrasana, inhala y levanta las manos hacia arriba. Estira lo más que puedas, hasta que la frente alcance el suelo. Continúa estirando hasta sentir que la espalda se relaja, y vuelve a sentarte manteniendo una posición recta. 

Posicion de niño, yoga, dia internacional de yoga
Posicion de niño

Viparita Karani. 

Antes de que empieces, asegúrate de tener dos bases firmes para tu soporte. Coloca la espalda en el suelo y lleva las piernas hacia la pared, llevando los pies en punta. Adapta el cuerpo hacia la pared para evitar que tu espalda duela. El objetivo es lograr un ángulo de 90º. Coloca las manos a los lados, con las palmas hacia el techo. Cierra los ojos y toma respiraciones largas. Mantén esta posición alrededor de 15 minutos. 

Viparita Karani



¿La yoga y meditación son capaces de prevenir el Alzheimer?

Si bien no hay medicamento para disminuir el progreso de la enfermedad neurodegenerativa, la yoga y meditación promueven el óptimo funcionamiento de las habilidades cognitivas, como el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

Al principio se puede sentir una constante confusión cargada de olvidos cotidianos – los cuales asociamos con el envejecimiento–. Después, con el paso del tiempo, gradualmente se comienzan a cambiar algunos patrones de conducta, partes de la personalidad o incluso disminuir las habilidades cognitivas. Se deja de reconocer a familiares, amigos o inclusive pareja. Para la ciencia, esto es sólo principios de Alzheimer, una enfermedad en la que dejan de haber conexiones neuronales hasta causar la muerte. 

Si bien no hay medicamento para disminuir el progreso de la enfermedad neurodegenerativa, existen fármacos que promueven el óptimo funcionamiento de las habilidades cognitivas, como el pensamiento, la memoria y el lenguaje.

Sin embargo, de acuerdo con un pequeño estudio del Health & Social Care Institute en Teesside University, en Reino Unido, existe una alternativa para dominar los síntomas neurodegenerativos de la memoria a través de un programa holístico que incluye yoga, meditación y otras intervenciones. Este programa, de acuerdo con Yvonne J-Lyn Khoo, investigadora del estudio, es útil tanto para los cuidadores como los pacientes pues permiten liberar el estrés mientras se hace ejercicio. 

Este estudio, que fue apoyado por U.K. Alzheimer’s Society y publicado en Journal of Bodywork and Movement Therapies,  reunió a ocho pacientes con demencia, cinco de sus cuidadores y dos investigadores voluntarios. Los participantes tenían un rango de edad entre 52 y 86 años de edad, y participaron en el estudio durante seis semanas con sesiones de 45 minutos. En estas sesiones hubo terapia en grupo, estiramiento, ejercicios de respiración, tai chi, yoga, meditación, qigong y danza. 

Pese a que la impresión general es que la gente con demencia no se ejercita –porque no quiere o no puede–, los resultados de la investigación demuestran todo lo contrario: “De hecho, en las entrevistas póstumas al programa, tanto pacientes como cuidadores fueron más sociales buscándose entre sí.” 

Una paciente con demencia dijo: “Me siento mejor después de cada sesión. Es una buena compañía. Buenas personas. Somos parte de un equipo.”

tumblr_o6yfrfGmvF1skj9x2o1_1280

Khoo reportó una mejoría psicoemocional por parte de los cuidadores, quienes comenzaron a crear un equilibrio entre su propio bienestar así la sensación de seguridad y apoyo de una comunidad. Esto inclusive permitió que brindaran una mayor familiaridad al paciente.  

Mientras que para The University of California, Los Angeles –UCLA–, realizó una investigación neurocientífica en que la práctica de estas actividades holística minimizaba los problemas emocionales y cognitivos. De esta manera, encontraron que la yoga y meditación son más eficientes y efectivas que los ejercicios de fortalecimiento de la memoria: “El entretenimiento de la memoria es comparable con la meditación y la yoga, pero son estas dos últimas las que permite también mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y las habilidades de retención de información. 



La yoga libera dosis de DMT al estimular la glándula pineal

Los investigadores encontraron que el DMT, derivado natural del amino ácido triptofano, está estrechamente relacionado con la segregación natural de la serotonina.

La yoga es una práctica milenaria que ha adquirido una mayor popularidad en el mundo occidental como método para reducir el estrés de la vida cotidiana. Uno de sus principales objetivos del yoga es aprender a regular la energía que fluye tanto en el espíritu como el cuerpo, y así expandir el ser con la unidad del todo. Se trata de una experiencia mística que trasciende la lógica de la ciencia y farmacología.

De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Wisconsin-Madison, la yoga estimula cada glándula del cuerpo, principalmente la pituitaria y la pineal. Esto provoca una experiencia similar al alucinógeno dimetiltriptamina –DMT, por sus siglas en inglés– de la ayahuasca.

Carrie_Yoga_shoot_002_8328572519

Los investigadores encontraron que el DMT, derivado natural del amino ácido triptofano, está estrechamente relacionado con la segregación natural de la serotonina. Esto significa que el proceso biológico de las moléculas naturales pueden estar conectadas a una actividad alucinógena como un método autoregulatorio frente al estrés.

A pesar de que el estudio se encuentra a niveles preliminares, esto abre la oportunidad de comprender, a profundidad, la asociación entre la mente y el cuerpo a través de la yoga y la consciencia. ¿Será que el DMT liberado por la yoga se vuelva la clave para nuestro peregrinaje espiritual en la búsqueda de una realidad superior al agobio y estrés cotidiano?



10 apps de yoga que debes tener

Muchísimos espacios como la playa o algunos sitios naturales son increíbles para hacer yoga; una app podría ser la mejor aliada en este tipo de ocasiones o en el hogar.

 Foto:cdn.techpp.com

Las apps son una de las bondades de la época. Desde su simpleza nos permiten acceder a datos e información de una manera tan práctica que nos servirá en el momento. También muchas de ellas conjugan lo mejor de la tecnología, como sensores, ¿Quién diría, por ejemplo, que con solo tomar una fotografía de un árbol un programa podría decirnos todo sobre él, desde su nombre, hasta información más a fondo?

Compartimos las 10 apps seleccionadas por stylecraze para que conozcas más sobre el yoga e incluso puedas tener sesiones con asanas especiales, sin necesidad de un profesor, con música además ad hoc al tipo de yoga que estarás haciendo, entre otras bondades:

1. Yoga Studio:

Ofrece clases asesoradas que varían en los niveles de principiante, intermedio y avanzado en términos de atención, duración y habilidad.

Acá puedes bajarlo.

 

2.Daily Yoga:

Es una de las más completas y te dejará hacer 5 sesiones gratuitamente. La manera en que han traducido los asanas, por ejemplo, es muy accesible para entender.

 

3. Pocket Yoga:

Por solo 3 dólares comprende 3 distintas prácticas en 3 niveles de dificultad distintas. En total lleva 27 tipos de sesiones.

  

4. Universal Breathing:

Tiene además de una guía de yoga, una de meditación. La app te termite graduarte de ciertos niveles.

 

5. Yogify:

Guarda hasta 275 asanas disponibles. Con la aplicación puedes, además, conectarte con otros usuarios que la ejecutan. Tendrás 35 sesiones gratuitas.

 

6.All In Yoga App:

Ofrece hasta 300 asanas, 30 tipos de trabajo de respiración y 25 programas prediseñados. Puedes incluso obtener asesoría según tu peso, sexo, edad, y condicionamiento físico.

 

7. i Yoga +:

Es una de las apps de yoga gratuitas más queridas. Contiene videos que te darán lecciones dede el inicio.

 

8. Simply Yoga:

Puedes personalizar la sesiones de acuerdo a tus necesidades. Si ya conoces un poco de yoga, incluso te permite iniciar con el asana de tu elección.

 

9.Airplane Yoga:

Ideal para los viajes en avión. Los asanas que muestra son sencillos de hacer en tu viaje y harán, que sobre todo si es largo, sea mucho menos estresante.

 

10. Yoga para perder peso:

Es una aplicación de Hatha Yoga la cual tiene un programa para quemar grasa y tonificación.

 

*Siempre recuerda el no frivolizar la práctica del yoga, pues es un camino espiritual más allá que un simple desestresante.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca