El increíble contraste de la parte urbana y el Central Park otoñal de Nueva York

Las ciudades situadas en los hemisferios norte y sur del planeta nos dan un espectáculo sublime cada que llega el otoño.

Cuando llega otoño, los días comienzan a acortarse, y por ello la disminución de horas de luz hace que cambien los pigmentos de las hojas de los árboles: clorofila, carotenoides y antocianinas. No todos los tipos de árboles cambian sus pigmentaciones al mismo ritmo y de la misma manera, por ello, el otoño en ocasiones pinta, en un mismo espacio, una paleta de colores que puede ir desde el amarillo chillante hasta un ocre elegantísimo.

Y quizá este contraste se ve más polarizado que nunca en las ciudades, sobre todo aquellas ubicadas en el hemisferio norte o sur del plantea y que cuentan con amplios espacios verdes en su interior. Nueva York es un ejemplo que embona en las anteriores cualidades, y una fotografía tomada por Kathleen Dolmatch ha atraído singularmente.

El contraste de colores es espectacular y a la vez apacible como lo es el otoño.

tumblr_nty7ycWnVN1riijaro1_1280



México, abierto a la inversión en energías limpias de Tesla

México cuenta con recursos geotérmicos abundantes que se distribuyen a lo largo del territorio; un total de 3 000 manifestaciones terminales en 27 estados.

De acuerdo con los datos de la empresa internacional Bloomberg Energy Finance –BNEF–, durante el primer trimestre del año hubo una inversión en energías limpias de 53,5 mil millones de dólares, la cual incluye la emisión de 1.4 mil millones de dólares en acciones públicas por parte de la empresa de vehículos electrónicos Tesla y el financiamiento del proyecto de Enel en su complejo fotovoltáico en Zacatecas. Hasta ahora, este complejo posee una capacidad de producción de 754MW y es el proyecto solar más grande del mundo. 

Desgraciadamente la posición frente al calentamiento global del nuevo gobierno de EE.UU., ha impactado negativamente en la inversión de los dos mercados más grandes, China y EE.UU., en torno a los proyectos eólicos cuesta-fuera. De hecho, durante el primer trimestre del 2017, EE.UU. presentó una caída del 24 por ciento y China, del 11 por ciento. En palabras de Jon Moore, director general de BNEF, explicó: “Este año, el primer trimestre refleja, una vez más, las caídas en los costos de capital promedio por megawatt para la energía eólica y solar. Esta tendencia significa que año con año es posible financiar capacidades de generación equivalentes con estas tecnologías por menos dólares.”

Si bien la inversión global en energías limpias cayó durante el primer trimestre, los analistas de BNEF esperan que tanto “la energía solar y eólica alcancen cifras similares de nuevos megawatss este año contra el año pasado”. Mientras tanto, México ha invertido en energías limpias mediante cuatro plantas: “En el Valle de Mexicali, Baja California, opera la planta de Cerro Prieto, la mayor central de energía geotérmica a nivel mundial, con una capacidad de 720 Megawatts (MW); Los Azufres en Michoacán (188 MW),  Las Tres Vírgenes en Baja California Sur (10MW) y Los Humeros  en Puebla (40 MW). En un futuro  los Humeros II, fase A, y Humeros II, fase B, generarán 25 MW y 21 MW, respectivamente.”

Gracias a ello, México se ha convertido en el tercer líder mundial como productor de energía geotérmica, generando con el vapor derivado del agua del subsuelo que alcanza altos grados de temperatura para hacer mover una turbina y así producir electricidad. Si bien lo más costoso es la etapa de exploración, México es considerado como país con potencial para una fuente limpia en la generación de electricidad pese a producir sólo el 3 por ciento de total nacional de energía. 

México cuenta con recursos geotérmicos abundantes que se distribuyen a lo largo del territorio; un total de 3 000 manifestaciones terminales en 27 estados. Al menos 20 zonas geotérmicas podrían tener un buen potencial para su explotación; como por ejemplo Tulecheck y Piedras de Lumbre en el norte; El Ceboruco y Cerritos Colorados en la zona central; y Acoculco, Tacaná y Chichonal en el sur, tienen un alto potencial para producir energía eléctrica. Para ello es indispensable, primero, identificar las barreras regulatorias que impiden avanzar a la industria; segundo, elaborar una propuesta legislativa que dé seguridad a los inversionistas y a las comunidades indígenas cercanas a las fuentes de energía; tercero, establecer un mecanismo financiero para la cobertura de riesgo de la explotación de fuentes geotérmicas. Se trata de proyectos que requieren una mayor atención pero implican un fuerte potencial. 

 

 



6 consejos efectivos para curar a los bonsáis de plagas y enfermedades

Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes.

Los bonsáis son una especie de pequeños árboles cuyos métodos de cuidado provienen de tiempos inmemoriales. Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes; pueden sufrir de anomalías por exceso o defecto de riego, falta de luz o humedad ambiental. En especial si se trata de una plaga o enfermedades. 

Para cuidar a un bonsái es importante considerar, desde un principio, sus características; por ejemplo, en el caso que sea del exterior, necesitas saber si requiere protección de las heladas, realizar las podas en las fechas señaladas, etcétera. De modo que si empiezas a notar que hay una plaga afectando al bonsái, es importante tomar en consideración la siguiente información: 

– El pulgón, los ácaros, la mosca blanca o cochinillas, son las plagas más comunes en los bonsáis. 

– Cuando el bonsái se enferma por hongos, la base del tronco posee podredumbre, las hojas se vuelven amarillas y no hay síntomas de ningún otra plaga. Hay hongos que atacan la base del tronco, el cuello y las raíces de las plantas y árboles produciendo podredumbre en sus tejidos. 

– Los fungicidas sistémicos ayudan a controlar este tipo de enfermedades; sin embargo, cuando los hongos se encuentran bajo el suelo, es indispensable hacer uso de sustratos sanos y aireados. En el caso de que la enfermedad sea por un exceso de riego, su sanación se realiza con fungicidas a base de oxicloruro de cobre, pues además funge como tratamiento preventivo a principios de primavera y a mediados de otoño. El fosfito potásico también es un buen inhibidor y fertilizante, el cual puede usarse como parte del riego para el bonsái. 

– El bonsái necesita un tiempo para adaptarse y desarrollar su belleza como parte del reflejo de su sabiduría.  

– El riego de los bonsáis es ideal cuando la tierra se encuentra ligeramente seca. Para controlar el grado de humedad de la superficie –y del interior– de la tierra se puede usar los dedos. No es recomendable regarlos con una rutina diaria. 

– Encuentra la mezcla del suelo adecuada. La mayor parte de los bonsáis requiere una mezcla de akadama, pomice y roca volcánica en una proporción de 1/2 – 1/4 y 1/4. También se puede usar una mezcla que retenga más agua, usando una mayor proporción de akadama. 

 



¿Por qué es mejor dejar tiradas las hojas otoñales de tu jardín?

Parece ser que las hojas de otoño en el suelo son capaces de reestructurar el piso y apoyar la salud de la tierra.

Otoño es hermoso. Se trata de una temporada de ensueño en donde la naturaleza se encarga de renovar sus cabellos a través del follaje. Sin embargo, ¿qué tan bueno son las hojas revueltas en el suelo de los jardines y terrenos?

Desde hace años ha permeado un mito acerca de cómo las hojas secas caídas de los árboles matan la yerba del terreno. Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado por David Mizejweski del National Wildlife Federation Naturalist, las hojas caídas brindan un beneficio doble a la tierra: “Las hojas son un mantillo natural que ayuda a eliminar las malas hierbas de la tierra. Por lo que, ¿para qué gastar el dinero en fertilizantes cuando se puede usar uno natural?”

Parece ser que las hojas de otoño en el suelo son capaces de reestructurar el piso y apoyar la salud de la tierra. Esto se debe gracias a que las hojas fungen como una capa física de materiales orgánicos que proveen cobijo a una variedad de vida salvaje de la zona; tales como los insectos. El suelo, por sí solo, recibe una serie de beneficios gracias a las hojas pues también se encargan de alimentar a una gran cantidad de microbios, dandole oportunidad a que crezcan más plantas según la biología del piso. En otras palabras, las hojas generan que la tierra sea fértil, ayudándola a que se vuelva fuerte y llamativa.



¿Por qué las hojas cambian de color en otoño?

Conforme los días comienzan a acortarse, la ausencia de luz de sol en las hojas de los árboles provoca que cambie la producción de tres de sus pigmentos más importantes.

Cada otoño, los árboles se tiñen de tonalidades rojas, amarillas y marrones. ¿Por qué sucede esto?

Conforme los días comienzan a acortarse, la ausencia de luz de sol provoca que cambie la producción de tres de los pigmentos más importantes de las hojas: clorofila, carotenoides y antocianinas.

Clorofila

Se encuentra en las hojas de las plantas, es el compuesto encargado de realizar la fotosíntesis (convertir el CO2 en oxígeno y carbohidratos) y es quien absorbe los rayos rojos y azules de la luz del sol (y refleja las ondas verdes, de ahí el color).

La clorofila es el motor de las plantas, por eso en periodos de crecimiento como la primavera y verano es el pigmento más abundante. Sin embargo, es un compuesto no muy estable. Cuando los días se acortan y las temperaturas bajan, la clorofila se descompone y los pigmentos verdes se comienzan a deslavar.

Carotenoides

Los carotenoides también absorben los rayos de sol y ayudan a la fotosíntesis, sólo que lo hacen a menor escala, absorbiendo una diferente gama de rayos de luz (absorben los azules y verdes, así que reflejan los amarillos). Cuando la clorofila comienza a descomponerse, queda el amarillo de los carotenoides. Cuando éstos también comienzan a desaparecer, queda el color marrón, por ejemplo el de los robles.

Antocianinas

Finalmente, las antocianinas absorben rayos azules y verdes y reflejan una gama de colores como escarlatas, o incluso púrpuras, por eso árboles como los maples o los zumaques (los de las fotos), se ven de color rojo.

Por supuesto hay muchos otros factores que contribuyen al cambio de color de las hojas de los árboles, como la temperatura, humedad, pH y las condiciones del suelo. Pero es la luz (y su ausencia) la que juega el papel más importante en el cambio de colores que adorna cada otoño.

[io9]




Detente: mira arriba, mira abajo. Hay maravillas naturales en tu ciudad

No necesitas salir de viaje para encontrarte maravillas de la Naturaleza: las hay en tu propia ciudad, en el cielo, en los árboles, a cada paso. Sólo es cuestión de saber mirar.

Muchos sueñan con salir de viaje a las playas de Bahamas, al gran Cañón de Colorado, a las montañas del Himalaya. Pero no sólo ahí se pueden encontrar maravillas naturales. Las hay en todo lugar, en toda ciudad, a cada paso, en los árboles, en el pasto, en el cielo, en las nubes. Sólo hay que saber detenerse y mirar.

El cielo estrellado

Pocos espectáculos como el cielo: las estrellas, el cambio de la luna, las nubes nocturnas. Y aunque está a disposición de todos, muy pocas personas se detienen a mirar hacia arriba. Tú mismo(a), ¿cuándo fue la última vez que contemplaste la luna? ¿Sabes en qué fase está?

Si vives en medio de rascacielos, un día tómate un descanso: vete lo más lejos posible de las luces, espera unos 10-15 minutos a que tus ojos se acostumbren a la oscuridad y contempla cómo el tapiz negro se llena de puntos blancos. Piensa en cuántas estrellas, cuántos sistemas solares, cuántas galaxias existen afuera. El humano es un ser diminuto frente a toda esa inmensidad.

El suelo

Nuestra tierra se ha movido por millones de años. Es resultado de terremotos, del movimiento de placas y continentes, de explosiones volcánicas. Tal vez el suelo donde vivas proviene de lava ya fría, el fondo de un lago ya seco, de grava, o de arena. Disfruta los matices de los distintos puntos por donde pisas. O la próxima vez que tomes tu bicicleta, pregúntate dónde el camino es de subida o bajada.

Las aves

La próxima vez que regreses de un largo día de trabajo, pasa por un parque o un lugar arboleado. A las horas de la puesta del sol, las familias de aves buscan un lugar para dormir por lo que se arremolinan en los árboles. Disfruta el concierto de cientos de voces.

También, cuando es temporada de migrar a tierras más cálidas, disfruta de las figuras que trazan las alas en el cielo.

 

La primavera, el otoño

Para aquellos en el hemisferio sur, la primavera comienza. Toma un camino que cruce por un parque o camellón y contempla cómo, poco a poco, las flores brotan en los árboles, en los arbustos y caen a las calles. Además, conforme pasen los días la tierra comenzará a entibiarse.

Empieza el otoño para los que viven en el hemisferio norte. La tierra se pinta de colores cobrizos y las calles se cubren de hojas secas que truenan a cada paso. 

No hay excusa. El mundo, en cualquier parte del globo, es hermoso y tiene tanto que ofrecernos. Sólo es cuestión de saber contemplar.

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca