Conoce a las luciérnagas azules (y la magia de no poder fotografiarlas)

De entre los tipos de luciérnagas, ya de por sí encantadoras, existe uno que emite una luz azul muy difícil de captar en imágenes.

Foto:atlasobscura.com

Quizá una de las características más polémicas de nuestra época es la obstinación por documentar todo; en fotos o videos. Las personas publicamos (en gran parte para otras personas) aquello que comemos, a donde vamos, nuestros gustos… En alguna medida las redes sociales han alimentado una obsesión por “atrapar” todo aquello que nos sucede.

Afortunadamente hay algunos fenómenos que no se dejan captar tan fácilmente; algunos de ellos de la naturaleza y entre estos elusivos casos se encuentran las luciérnagas azules. En inglés se conocen como “Blue Ghost Fireflies”, algo así como Luciérnagas Azules Fantasma.

Por el mismo tipo de luz que emiten, son muy difíciles de captar. Son también muy inusuales porque solo aparecen un mes durante el verano, sobre todo en los los bosques de Apalachia en Estados Unidos y su luz no suele ser tan intermitente; sino una clase de bioluminiscencia perenne que a veces parece diluirse en el cielo. Dicen los locales que son los espíritus de los soldados confederados muertos en batalla.

jimrichardson.typepadFoto:jimrichardson.typepad

1419774975_338478

 



Monsanto invertirá 3 mil millones de pesos en México en los siguientes cinco años

La multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”.

Monsanto, una de las empresas argoquímicas con mayor presencia en el mercado internacional, se le ha acusado de realizar prácticas antiéticas que han afectado tanto a la biodiversidad, al ecosistema como a la salud general de la población humana. Entre las acciones que se relacionan con el consumo de sus productos es la extinción masiva de las abejas mediante sus pesticidas, la extinción de numerosas subespecies de maíz y soya de regiones latinoamericanas, la incidencia de enfermedades, como cáncer y deformidades congénitas, debido al contacto o consumo de organismos genéticamente modificados –OGM–, etcétera. Pese a esta lista con impactos catastróficos sobre el medio ambiente y la población humana, así como las intervenciones legales en su contra, Monsanto continúa adquiriendo fuerza a lo largo de sus comerciantes y consumidores indirectos.

Ahora la multinacional anunció que planea invertir 3 mil millones de pesos en México a lo largo de los siguientes cinco años, con el fin de “mantener su estrategia de investigación y desarrollo en el país”. De acuerdo con el presidente y director general de Monsanto Latinoamérica Norte, Manuel Bravo, el objetivo es lograr un crecimiento en ingresos de entre 3 y 4 por ciento en el país, y así sumar 1 millón de hectáreas para uso productivo de transgénicos e híbridos. Actualmente la empresa posee ingresos cercanos de 10 mil millones de pesos anuales, 1 100 empleados que manejan el negocio para Centroamérica, Caribe, Ecuador, Perú, Venezuela y Colombia, siete centros de investigación y cuatro plantas de producción. 

En México tiene una presencia predominante mediante las marcas Asgrow y Dekalb, las cuales ofrecen una productividad de entre los 8 y 10 millones de pesos. Según Bravo, esta cifra incluyen los productos vegetales: “Es una operación relevante con semillas de maíz, de algodón, de sorgo y tenemos 23 variedades de vegetales, manejamos tomate y cebolla, entre otros. [Mientras que] en argoquímicos, nuestro producto más grande es Faena, que es la marca líder en glifosato, que es un herbicida selectivo de baja toxicidad que permite un manejo ágil para los agricultores.”

Si bien cada vez hay una creciente denuncia en contra de sus productos así como acusaciones de corrupción, abuso de poder e intimidación hacia comunidades indígenas, Monsanto continúa deseando invertir en México. Incluso Bravo defiende a la empresa estadounidense alegando que: 

Nunca se ha comprobado un caso que la ciencia lo soporte, en biotecnología, maíz y soya, que son para consumo animal y humano, llevamos 20 años de producción y los principales países productores están por arriba dle 90 y 95 por ciento de penetración de las tecnologías. 

En México importamos entre 10 a 15 toneladas de maíz, y 95 por ciento de la soya que comemos la compramos y es transgénica, pero en el país no hay ni un solo caso documentado de haber provocado una alergia. No hay un solo caso, a pesar de haber servido un millón de millones de comidas, que ligue la biotecnología con tema salud. Ha habido denuncias de parte del activismo, pero ninguna soportada por estudios académicos serios o por la autoridad. 

Por esta razón, presume, que se desea integrar el “paquete tecnológico, financiamiento, comercialización y asesoría técnica” en “un millón de las hectáreas que hoy no usan semilla de maíz mejorada” para que “puedan productir en lugar de una sola tonelada por hectárea que sean cinco o seis toneladas.” Es decir que ahora Monsanto quiere realizar una apuesta hacia una “ganadería intensiva a largo plazo” –en vez de una ganadería extensiva”, sin embargo sólo queda preguntarnos a costa de qué y de quiénes se planea realizar esta inversión. 



Aves de la CDMX comienzan a usar colillas de cigarros en sus nidos

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas.

Si bien los cigarros no son una herramienta saludable para el ser humano ni el medio ambiente, la vida salvaje ha comenzado a reutilizar las colillas que encuentra en las calles como mecanismo de defensa. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM–, las aves urbanas usan estos restos del cigarro como una “bomba” protectora contra insectos y pestes que puedan acercarse a sus nidos. 

Inteligencia o supervivencia, los pinzones Carpodacus mexicanus han empezado a agregar colillas de cigarro para protegerse en contra de las garrapatas, las cuales tienden a succionar sangre e incluso comerse las plumas de sus crías. De modo que al notar que estos parásitos se mantenían a distancia ante las colillas, las aves decidieron colocar las colillas en sus nidos. 

Los científicos suponen que esto se debe a que la nicotina posee propiedades antiparásitas, de lo contrario no hay razones sustentables para que las aves adquieran conductas distintas a su cotidianidad. Para asegurarse de su hipótesis, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México –UNAM– comenzaron a analizar el comportamiento de 32 pinzones en donde la peste de garrapatas estaría controlada. e

De acuerdo con Constantino Macías García, líder de la investigación, los padres pinzones suelen agregar fibras de las colillas de cigarro a sus nidos cuando éste contiene garrapatas. Sin embargo, este mecanismo de defensa no es del todo positivo: “Las colillas causan daño genético a los pinzones, pues interfieren con la división celular, lo cual pudimos notar al analizar sus células rojas.” De modo que las aves en la Ciudad de México continúan estando bajo un riesgo en un periodo a largo plazo. 



Déjate hipnotizar por las fantasmagóricas luciérnagas de Waitomo (TIME-LAPSE)

La bioluminiscencia de las luciérnagas han hipnotizado a sus visitantes; incluyendo, dos siglos después, los documentales de turistas y artistas.

Entre las maravillas naturales de Nueva Zelanda se encuentra la Cueva Waitomo, este sitio tan hipnotizante que ha llamado la atención desde hace más de dos siglos. Cuenta la leyenda que fue apenas en 1887 cuando el jefe maori Tane Tinorau, acompañado por el inglés Fred Mace, exploró el interior de la cueva mientras flotaban clandestinamente en una balsa iluminada por velas.

Conforme fueron introduciéndose a la cueva, descubrieron una gruta con una miríada de destellos azulados reflejados en el agua en su techo. Al subir la mirada, hacia el techo, se dieron cuenta que la oscuridad estaba siendo iluminada por la sorprendente alquimia de las luciérnagas. Pese a que troncos y escombros inundaban el camino, los primeros visitantes lograron explorar los niveles más bajos de la cueva…  

Desde entonces (1889), la bioluminiscencia de las luciérnagas han hipnotizado a sus visitantes; incluyendo, dos siglos después, los documentales de turistas y artistas. Tal como el trabajo de Jordan y Jenna de Adventures Blog, el cual tardó alrededor ocho meses y 60 horas de estar dentro de la cueva. ¿El resultado? Un time-lapse que reúne no sólo la belleza de la naturaleza, también la inmensidad de la perfección. 

  

La cueva contiene tres niveles, vinculados por el Tomo: un eje vertical de 16 metros de piedra caliza; un segundo eje que, en caso que haya un exceso de visitantes, se acumula monóxido de carbono; y el tercero, “La Catedral”, es un área cerrada con superficies rugosas y una gran acústica. Y mientras que las personas recorren el sitio, se pueden ver hilos tendidos de la larva que producen una luz fantasmal en el extremo de su cola, y así atraer a todo mosquito o pequeño insecto que deambula por la cueva. 

luciernaga de nueva zelanda



Consejos para atraer luciérnagas a tu jardín

El espectáculo que nos dan es único en su especie; atráelas y con ellas sus beneficios para la biodiversidad.

Las luciérnagas son quizá los insectos luminiscentes más conocidos. Según la latitud del planeta suelen llegar más en verano o en invierno, dependiendo. En las partes más nórdicas lo hacen en las noches de verano, mientras en los países que más se acercan al ecuador, lo hacen en las noches de invierno.

Las luciérnagas aman la humedad, por ello viven en sitios cercanos a pantanos o en zonas boscosas. Su poética intermitencia lumínica es una danza hermosa en busca de pareja, y encontrarlas es siempre una experiencia estética importante.

Hoy te compartimos algunos consejos para atraerlas a tu jardín:

  • Una fuente o un estanque: a las luciérnagas les gusta el agua, suelen vivir en lugares donde hay estanques, arroyos, ríos, pantanos, o incluso lugares donde hay poca agua como charcos.
  • Deja el lodo: a las larvas les es muy útil para inmovilizar a sus presas.
  • Siembra flores: aunque hay más de 2000 variedades de luciérnagas, diversificar el polen y néctar del que se alimentan es muy atinado.
  • Árboles, madera o leña cerca de una fuente de agua: en estos sitios les encanta colocar sus huevecillos.
  • Pasto crecido: lo prefieren así para que puedan esconderse de sus depredadores.
  • Lugares altos como arbustos y árboles son deseables
  • Poca luz en tu jardín: mientras menos luz artificial haya, más se acercarán.
  • Usa los menos pesticidas posibles.


6 datos sobre las luciérnagas que te van a encantar

Todos sabemos que las noches de verano no serían lo mismo sin estas bellezas bioluminiscentes, pero pocos sabemos cómo se sincronizan y cómo hacen alquimia para generar luz.

Hay pocas cosas más encantadoras, en todo el sentido de la palabra, que las luciérnagas en la noche. El recuerdo de luciérnagas cuando éramos niños puede ser uno de los más fantásticos: pequeñísimos insectos emitiendo luces aquí y allá, alucinadamente. Pero además de su carismático show de luces, las luciérnagas son insectos maravillosos. Considera lo siguiente:

 

1. Son alquimistas (al menos poéticamente):

No es que trasmuten metales en oro, pero sí crean luz como por arte de magia. Cuando un químico llamado luciferina (nótese la misma raíz latina que Lucifer) dentro de su abdomen/cola se combina con el oxígeno, el calcio y el trifosfato de adenosina, ocurre una reacción química que genera una luz espectacular.

 output_hd1280

2. Crean la luz más eficiente que existe en el mundo:

La luz producida por las luciérnagas es la luz más eficiente que jamás se ha hecho. Casi el 100 por ciento de la energía en la reacción química es emitida como luz; en comparación, un foco sólo emite el 10 por ciento de su energía como luz, el otro 90 por ciento se pierde como calor.

 

3. Usan su luz como coquetería:

Cada especie tiene un patrón específico de flashes de luz, y los machos usan este patrón para avisar a las hembras de la misma especie que serían un buen partido para ellas. Cuando una hembra encuentra un partido prometedor, responde con su propio patrón de intermitencias.

 

4. Algunas especies sincronizan sus luces:

La ciencia no está segura de por qué sucede esto, pero algunas especies se sincronizan en un hermoso juego de luminiscencias. En este video puedes ver un ejemplo:

 

5. Saben horrible:

Ahora que se ha puesto de moda comer insectos, al menos las luciérnagas estarán a salvo porque, al parecer, saben horrible. Su sangre contiene una sustancia llamada lucibufagina que es un esteroide de defensa que tiene un sabor insoportable. Los predadores asocian el mal sabor con la luz de la luciérnaga y aprenden a no comer bichos que brillan.

 

6. Están desapareciendo del mundo:

Si cada verano ves menos luciérnagas, no estas solo. Las poblaciones están en declive debido a la combinación de contaminación de luz, uso de pesticidas y destrucción de hábitats. De acuerdo al Smithsonian, si pavimentas un campo donde viven las luciérnagas, estas no emigrarán a otro campo, simplemente desaparecerán para siempre. La extinción de su luz es la extinción de su especie.

 

Un mundo sin luciérnagas sería, sin duda, un mundo más triste.

Para ayudar a preservarlas puedes ahorrarte los químicos; dejar que los caracoles y gusanos vivan en tu jardín (algunas se alimentan de estos); proporcionar refugio en setos o plantas frondosas; plantar flores (algunas se alimentan de estas); reducir la luz de tu casa (se confunden con la luz artificial y mueren quemadas); no capturarlas.

 

 

 

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca